Menú principal

Martes Octubre 22, 2019

Ya que el presidente Barack Obama anunció en la Cumbre de las Américas la entrada en vigor del TLC con Colombia a partir del 15 de mayo, el debate se centrará ahora el TLC con Corea, que desde ya ha generado una importante alianza opositora.

El TLC con Corea ya lleva cinco rondas de negociaciones y la próxima semana se hará una ronda más en Cartagena, que será la penúltima.

La Silla Vacía investigó quiénes ganarían y quiénes perderían con ese acuerdo, y quiénes han sido los voceros de lado y lado. Acá están.

Los sectores que ganarían

Los principales ganadores del TLC serían importadores y mineros.

Importadores de vehículos coreanos: Hyundai, Daewoo, Kia y SSangyong obtendrían una desgravación total, que se haría por etapas en un proceso que duraría entre 5 y 15 años. Eso permitiría bajar sus precios en el mercado de carros en Colombia, del que ya tienen un 40 por ciento.

Importadores de electrodomésticos coreanos: grandes empresas coreanas, como LG, Samsung y Daewoo, podrían importar productos con menores aranceles. Actualmente son grandes jugadores en este mercado, pues tienen más o menos el 40 por ciento de las ventas en Colombia, y con el TLC podrían crecer mucho más.

Minería: Corea está muy interesada en comprar carbón, ferroníquel y coltán de Colombia, pues son materias primas para su industria. Se beneficiarían empresas como Cerro Matoso, que explota los yacimientos de ferroníquel en Córdoba y es de propiedad de la multinacional estadounidense BHP Billiton, pues sus productos serían más competitivos en el mercado Coreano.

Chatarra: Colombia es un exportador de chatarra para Corea, y se prevé que con el TLC estas ventas puedan crecer porque, al no tener aranceles, sería una fuente barata de metales para la industria coreana.

Los sectores que no se sabe

No es claro cuál sería el efecto del TLC sobre el agro y algunos sectores de manufacturas. Estos son los principales.

Agroindustria: según un estudio del ex ministro de Comercio Carlos Ronderos, presidente del Consejo Económico Colombo-Coreano, el TLC abriría grandes oportunidades para exportar carne, lácteos, azúcar, café, frutas, hortalizas y flores, que son sectores en los que Corea es importador. El embajador en Corea, el ex presidente de Acopi y Cotelco Jaime Alberto Cabal, tienen una posición similar. En contraste, Guillermo Rodríguez, de Proindustria, le dijo a La Silla Vacía que existen dificultades sanitarias y fitosanitarias para lograr este objetivo, como la reticencia de Corea de importar carne de países donde haya habido brotes de fiebre aftosa. Y Colombia es uno de ellos.

Cueros y calzado: según la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, Colombia podría venderle productos de cuero a Corea, idea que comparte el gremio del sector, Acicam. En contraste, según Guillermo Rodríguez, de Proindustria, uno de los sectores más comprometidos  con el TLC sería precisamente el de marroquinería y calzado, por las posibles importacionesde Corea.

Autopartes: el presidente del gremio de los autopartistas, Camilo Llinás, le dijo a La Silla Vacía que ellos serían los grandes perdedores del TLC, pues los autopartistas producen para venderle a las ensambladoras locales. En cambio Oliverio Enrique García, de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos, ha dicho que el sector de autopartes ganaría con el TLC porque crecería todo el sector automotriz en su conjunto, que necesitaría más partes y repuestos, y podría llegar inversión coreana para modernizar esta industria.

Los sectores que perderían

El principal golpe del TLC estaría en la producción industrial, en la que Corea es un fuerte competidor.

Ensambladoras de automóviles: Colmotores, la Sociedad Colombiana Automotriz y Sofasa serían tres de los grandes perdedores, porque tendrían que competir con carros coreanos importados más baratos. El golpe sería más duro para las ensambladoras como tales que para las multinacionales (Renault, Nissan, Toyota, Mazda, General Motors), que podrían sencillamente terminar sus inversiones en el país (que, en casos como el de Sofasa, tienen con socios colombianos) y dedicarse a importar carros.

Fabricantes locales de electrodomésticos: fábricas locales de electrodomésticos como Haceb y Challenger quedarían muy golpeadas. La revaluación del peso hace que sus productos sean poco competitivos frente a los importados.

Siderúrgicas: la ex ministra de Comercio Marta Lucía Ramírez ha pedido que se protejan las industrias del hierro y del acero de la competencia coreana, ya que Corea es una potencia siderúrgica y ha sido objeto de muchos litigios por dumping en estos sectores.

Plásticos: Diógenes Ardila, directivo de la CUT, ha señalado que la industria del plástico sería una de las damnificadas con el TLC por la fuerza que tiene la industria coreana en este mercado.

Los empresarios que apoyan el TLC

Cámara de Comercio Colombo Coreana: El objetivo de esta entidad es promocionar el intercambio comercial y de inversión entre los dos países, por lo que es natural que apoye el acuerdo. Su presidente ejecutivo es el ex diplomático Miguel Durán Prieto, padre del Superintendente de Puertos José Miguel Durán. Guillermo Acevedo, Consultor de la Cámara, le explicó a La Silla Vacía que el tratado busca acercar a los dos países pero también que sirva para que Colombia se integre más al mundo y se haga más competitiva. “Corea del Sur es un gran importador de bienes agrícolas; sus altos estándares  fitosanitarios, nos exigirán modernizarnos y ser más competitivos, no sólo ante los coreanos, sino ante el resto del mundo”, explicó.

Carlos Mattos: El dueño de Hyundai Colombia sería uno de los grandes beneficiados de la liberalización comercial, hasta el punto de que algunos rumoran que es el verdadero motor detrás de la negociación. En cualquier caso, el poderoso empresario y uno de los grandes financiadores de la campaña de Juan Manuel Santos ha defendido públicamente el acuerdo.

Gustavo Alberto Lenis: el presidente de la multinacional Hyundai en Colombia también ha sido gran defensor del TLC, pues afirma que si se abrió al importación de carros de países como México y ahora Estados Unidos, no hacerlo con otros crea unas grandes asimetrías que son injustas y atentan contra la competitividad.

La Sociedad de Agricultores de Colombia: el presidente del gremio de la agroindustria, Rafael Mejía, dio la bienvenida al TLC una vez Corea aceptó el acceso, en la cuarta ronda de negociaciones, de casi la totalidad de los productos agropecuarios.

Fedegán: el Secretario Técnico de la Federación Nacional de Ganaderos, Fernando Moncada, ha defendido el acuerdo por la oportunidad que, en su opinión, produce de venderle carne a Corea.

La variopinta coalición que se opone

Los opositores al TLC incluyen emrpesarios, sindicatos y políticos.

Proindustria: es una coalición de varias empresas locales de los sectores de autopartes y electrodomésticos creada para oponerse al TLC con Corea. Está en conversaciones con compañías de otros sectores, como el de calzado, para hacerse más grande y tener mayor incidencia. Por el momento es un grupo informal pero tiene la intención de formalizarse y convertirse en una entidad sin ánimo de lucro. Su vocero, Guillermo Rodríguez, también ha buscado que Proindustria ayude a articular voces de otros sectores, como gremios afectados, sindicatos, políticos y academia, en una coalición más amplia, llamada “No TLC con Corea”.

Los sindicatos: centrales obreras como la CUT y la CGT se han opuesto a este TLC, como ya lo habían hecho con otros acuerdos de libre comercio.

Senadores de varios partidos: el senador del partido de La U Armando Benedetti se ha manifestado públicamente en contra del tratado, como se ve en su intervención en un foro contra el acuerdo del pasado mes de enero.  En el mismo también declararon su oposición el senador liberal Luis Fernando Velasco y el representante verde Carlos Andrés Amaya.

Jorge Enrique Robledo: el senador del Polo es un radical opositor de los tratados de libre comercio, y también ha sido elocuente en su oposición al tratado con Corea. Ha dicho que no ayuda al agro y que “destruye la industria”.

Acolfa: el gremio de los fabricantes de autopartes es uno de los más férreos opositores. Su presidente ejecutivo, Camilo Llinás Angulo, le dijo a La Silla Vacía que su posición es “que se excluya el sector automotor del acuerdo”. Afirma que la política coreana a su sector automotor incluye una especie de subsidios en puntos como la tasa de cambio o la compra de insumos, lo que hace que haya un gran desequilibrio con el colombiano. Además, señala que no en vano ningún otro país de América Latina tiene un acuerdo de libre comercio con Corea que incluya a ese sector.

Perfiles relacionados: 
Carlos Mattos
Jorge Enrique Robledo Castillo
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2012-04-25 22:55

En la actualidad no es posible pensar en una economía cerrada o aislada de los paises vecinos y mucho menos de quienes se muestran como las grandes fabricas o consumidores mundiales, un libre comercio hasta cierto punto puede verse como necesario, sin embargo cada deportista antes de una competencia de clase mundial entrena lo suficiente como para ser un digno competidor. Colombia de una menera afanada y diria desmezurada a insistido en las firmas....las firmas de estos TLC (EEUU y ahora Corea) que lo llevana uno casi al espanto. En estas epocas de invierno no se ve al menos la infraestructura por la que se moveran las mercancias a esportar. La última presidencia y la actual han procurado con toda diligencia la aprobación de tratados y ¿cómo es posible a estas alturas, escuchar voces desde todos los sectores sobre "Debemos, Tendriamos que..., hace falta...?
Inconcebible que estemos arriesgando el empleo, la industria, el alimento y hasta la educación de los colombianos a cambio de????

Sáb, 2012-04-21 09:19

Deseo hacer una precisión sobre el artículo.

BHP Billiton no es una multinacional estadounidense como se comenta en el artículo, es resultado de la fusión de dos empresas, una Australiana y otra Inglesa. Mayor información en http://es.wikipedia.org/wiki/BHP_Billiton.

Mié, 2012-04-18 23:32

El problema no es si los TLC son buenos o malos, el problema es que en general el aparato productivo colombiano, a excepción de las grandes empresas, no esta ni estará en el corto y mediano plazo preparado para competir con estas economías. Como se vio en Europa cuando se creo la euro zona, los países que no estuvieron preparados para competir, su aparato productivo quebró, y sobrevivieron solo las grandes empresas (se hicieron mas grandes-caso España telefónica, Santander ,etc) y la economía en general se volcó hacia los servicios y ahora están pagando las consecuencias.

Mié, 2012-04-18 23:32

Además de esto, los esfuerzos del gobierno enfocados a ayudar a los afectados en las negociaciones, es la cosa mas patética y triste (caso AIS), si al pequeño y mediano empresario el gobierno no lo apoya en temas claves como acceso a TI, gestión, mercadeo global y un sinnúmero de cosas en que los países desarrollados nos llevan años luz(además de enfocarlo en sectores en los que de verdad podamos competir en el largo plazo – a mi parecer deberíamos meterle todos los huevos al agro-), el resultados de los TLC serán solo un sinfín productos mas baratos pero gente sin trabajo para poder comprarlos.

Mié, 2012-04-25 23:07

Tiene razón moleo. Los pequeños productores a los que se les promete seran grandes beneficiados no se les ha preparado en temas tan básicos el uso tecnologico para la comercialización. ¿Cuantos pequeños productores a beneficiarse tienen una plataforma tecnológica que permitan a otras personas "desde el otro lado" conocer sus productos y hacer pagos en línea?
Caemos en lo mismo, selección natural, solo los más fuertes resisten y la industria naciente incluso la pequeña termina absorvida o desaparecida.
El fortalecimiento de los diferentyes sectores (inversión tecnologica, educativa y en infraestructura) debio iniciar hace unos 8 años antes de sentarse a insistir en las firmas de lso tratados.

Mié, 2012-04-18 19:08

La pregunta realmente importante es:

¿Vamos a comprar más barato?

Como indefectiblemente la respuesta es sí, el TLC con quien sea es beneficioso. Toda la lora acerca de "los sectores que perderán" es eso: lora.

¿Por qué se debería proteger a unos productores y no proteger a los consumidores?

Jue, 2012-04-19 09:34

A mí esto me parece convincente y no creo que el tipo quisiera abogar por "el imperio capitalista multinacional". Todo es muy interesante pero el capítulo 7 se refiere específicamente al proteccionismo.

Pero más allá de eso: ¿a quién se debe proteger? ¿al gremio que tenga más congresistas a su favor? ¿al que diga el HS Jorge Robledo ó al que diga el HS Juan Carlos Uribe?

Más sobre la protección.

Jue, 2012-04-19 10:28

caanalpe, creo que ese punto es realmente importante. Pero también hay que tener en cuenta si las otras economías se abren realmente o mantienen subsidios, barreras que impidan el ingreso real, etc. Es decir, al lado del debate teórico (o ideológico, si se quiere), hay posiciones contra este tratado en sectores que no están contra el libre comercio per se sino contra liberalizarse en puntos en los que la otra economía puede recibir subsidios (como lo que dice Acolfa frente al sector automotriz coreano).

Saludos.

Jue, 2012-04-19 10:44

Claro, a nadie le molesta abrir los mercados (todos menos en el que capturan rentas).

De nuevo:

¿A quién se debe proteger?

Mié, 2012-04-18 21:13

en principio hay una disminución de precios debido a la importación de mercancías extranjeras mas baratas que las nacionales, pero después de esto hay un aumento de precios debido a los monopolios de estas mismas empresas al asimilar o quebrar a las nacionales esto es conocido como dumping. http://www.monografias.com/trabajos11/alca/alca.shtml

Mié, 2012-04-18 15:50

Ya se ve claro que el TLC con Corea se va a firmar o se va a firmar, gústele quien le guste. NO habrá posibilidad de que el gobierno se eche para atrás, sobre todo cuando tiene de su lado a unos grandes empresarios que tienen un enorme interés en ganar mucha más plata de la que ordinariamente ganan. Como en el caso de las bajas equivocadas en la guerra, habrá efectos colaterales para muchos empresarios nacionales que no tienen capacidad o músculo financiero para competir. Habrá casos, pero la generalidad no podrán soportar la gran competencia. Es difícil predecir cuáles serán los efectos verdaderos de los TLCs que ha firmado este país...no, mejor, que estará firmando este gobierno. Cuando el crecimiento económico se estanque debido a que las utilidades y beneficios se vayan para afuera y que el desempleo empiece a subir, se incremente la tercerización y se incremente el empleo disfrazado, ahi ya no habrá manera de recuperar la economía.

Mié, 2012-04-18 08:36

Los que usted llama sectores que no se sabe por supuesto que si se sabe que Colombia no va a exportar nada, lease los tres primeros parrafos de este articulo http://www.grain.org/article/entries/677-normas-sanitarias-y-fitosanitar...

Mié, 2012-04-18 12:10

Lo único que produce este país es corrupción de alto nivel, es tipo exportación.

Mié, 2012-04-18 12:28

Adolf, edité los dos comentarios para ponerlo en minúsuculas. En estos foros las mayúsculas se usan como forma de gritar, y por ello pueden dar lugar a que eliminemos los comentarios.

Saludos,

Mié, 2012-04-18 09:57

Benito, muchas gracias poor el aporte que sirve para que todos nos ilustremos más. El artículo refleja este tipo de posiciones, pero también las contrarias (como la de Carlos Ronderos), que afirman que sí hay opciones. Saludos.

Mar, 2012-04-17 22:39

Me he olvidado la parte importante. Exelente trabajo del PERIODISTA!!! GRACIAS.

Mié, 2012-04-18 09:56

Muchas gracias

Mar, 2012-04-17 22:20

mal punto Orwelliano, la vieja contraposición de sindicatos contra empresarios, jamás ha conducido a algo positivo. Si no defendemos y apoyamos a los empresarios difícilmente habrá empresas y tanto menos clase trabajadora como Usted erróneamente la llama. El empresario y el trabajador son dos cosas inseparables de una misma realidad, y el querer dividirlas es solo fruto de una demagogia seudointelectual esteril, que sirve solo a generar confusión, y obstruir el desarrollo. No hay un pais del mundo donde ese este error dialectico haya podido properar...a no ser que...¿ queramos vivir de las limosnas del estado.? Como sucede hoy en Cuba y pocos más??

Mar, 2012-04-17 18:21

Uff, una pregunta compleja y muy buena. La verdad es que para este TLC los sindicatos se han agrupado junto con algunos empresarios en Proindustria, y la voz más fuerte es la de Guillermo Rdoríguez. Por eso, dadas las restricciones de tiempo y espacio, hablé y cité a Rodríguez.

Lo que siento que se me quedó por fuera y me llama mucho la atención es la historia de que haya una alianza entre empresarios y sindicatos. Eso es un hecho poco frecuente en Colombia, y creo que vale la pena mirarlo más en detalle para saber cómo surgió, cómo funciona, etc. Y, encima, tener a los sindicatos y a empresarios, y a Robledo y Benedetti, de un mismo lado, creo que es sorprendente. Vamos a ver si logro sacar una nota sobre el tema.

Saludos.

Mié, 2012-04-18 12:13

Éste es un buen punto, y bastante crítico como para analizarlo más a fondo.

Mar, 2012-04-17 18:24

Es cierto que el artículo se enfoca en los sectores económicos afectados y no en los trabajadores, ni en los trabajos que se perderían o ganarían (no es lo mismo un trabajo industrial que uno en una sala de ventas, por ejemplo). Eso hizo falta pero no por deseo de invisibilizarlo, sino por haber elegido otro enfoque. Igual la primera intención era ampliar el debate sobre este TLC, pero no necesariamente agotar el tema en esta nota.

Saludos.

Páginas

Añadir nuevo comentario