Menú principal

Viernes Octubre 22, 2021

La encuesta Gallup revelada hoy por El Espectador, Caracol Radio y Caracol Televisión demuestra que a algunos partidos le pesan sus candidatos mientras que otros arrastran a sus movimientos.

Enrique Peñalosa, David Luna y Aurelio Suárez registran en las encuestas menos favorabilidad que la simpatía que demuestran los partidos que representan.

Mientras que Gustavo Petro, Gina Parody y en menor medida, Carlos Fernando Galán despiertan más simpatía que las filiaciones partidistas de quienes dicen que votarán por ellos.

Enrique Peñalosa

Aunque un 39 por ciento de los encuestados dicen que simpatizan con La U y con el Partido Verde –que avalan a Enrique Peñalosa- y un 7 por ciento con el Partido Conservador, que adhirió a su candidatura, solo el 21 por ciento del total de entrevistados manifiestan su intención de votar por este candidato, que va de segundo.

Dada su alianza con la U y Álvaro Uribe, que representan todo contra lo que creció La Ola Verde el año pasado, y la consiguiente salida de Antanas Mockus, Peñalosa no ha logrado conquistar a las bases de su partido (sólo el 54 por ciento de verdes votarían por él). Pero tampoco con el apoyo del ex presidente y la adhesión de varios movimientos cristianos, ha logrado convencer a los simpatizantes de La U.

Aunque, como lo explicó La Silla, la maquinaria de la U ha comenzado a moverse a su favor, lo está haciendo todavía con desgana y más que todo obligado por los congresistas. Varios ediles y concejales de la U, que son quienes pueden movilizar a ciertos votantes, siguen sin perdonarle a Peñalosa el desprecio que les manifestó cuando era Alcalde y les quitó la autonomía de gasto que tenían las Juntas Administradoras Locales.

Si finalmente la maquinaria o Uribe los mueven, podría convencer al 30 por ciento de estrato uno y dos que se declaran de la U. Pero no será fácil, pues la mitad de los estratos más bajos tienen una imagen desfavorable de Peñalosa. Le conviene a Peñalosa que el 20 por ciento de estrato uno y dos, donde es más impopular, ya decidió no votar, mientras que el 66 por ciento de los estratos altos dicen que definitivamente votarán.

David Luna

Aunque representa al Partido Liberal, que representa el 14 por ciento de los encuestados, David Luna mantiene una intención de voto del 7 por ciento. Sólo uno de cada cuatro liberales dicen que votarían por él, mientras que uno de cada tres lo hará por Petro.

Luna hizo un cálculo que le puede salir costoso al no aliarse con Carlos Fernando Galán. Probablemente estimó que si se le unía al candidato de Cambio Radical, terminaba fortaleciendo a su rival generacional y con quien seguramente se enfrentará de nuevo en cuatro años. Y que, en cambio, si se mantenía hasta el final, con 100 mil votos a su favor lograría constituírse en el jefe de facto del Partido Liberal en Bogotá, donde los ediles lo quieren mucho.

Sin embargo, es posible que a medida de que el concepto de ‘voto útil’ comience a imponerse, los ediles se le terminen yendo a las campañas con más posibilidad de ganar, como suele suceder en estos casos. Y que sus seguidores, salvo los más fieles, comiencen a evaluar si es mejor dar el voto definitivo a uno de los punteros. Con esto, es probable que Luna siga bajando y no llegue a la meta final con los 100 mil votos.

Aurelio Suárez

Según esta encuesta, es claro que los seguidores del Polo no le dieron la oportunidad a su candidato y que migraron en hordas hacia la candidatura de Gustavo Petro. Mientras que el 9 por ciento se sigue declarando del partido de izquierda, la intención de voto de Suárez está pegada al piso con el uno por ciento, al lado de otros candidatos como Gustavo Páez del PIN, Jaime Castro de Aico y Carlos Guevara del Mira.

El 68 por ciento de los seguidores del Polo dicen que votarán por Petro y solo el 14 por ciento dicen que lo harán por Aurelio.

Estas cifras lo que parecen indicar es que Suárez, pese a su inteligencia y preparación, ha quedado circunscrito al apoyo del Moir, el movimiento del senador Jorge Enrique Robledo. En realidad, el Moir se quedó con el Polo, con el Partido Comunista: los luchistas se fueron con Lucho Garzón; la Anapo, con sus líderes en la cárcel están reducidos a su mínima expresión y los petristas que, de acuerdo a los resultados de la última consulta interna del partido, eran mayoría, ya están en Progresistas.

La maquinaria del Polo (maestros, sindicatos, y algunos niveles más bajos de la Alcaldía), que podría haber salvado a Aurelio, está a favor de Petro. Y una prueba de ello es que Suárez sigue siendo un desconocido para el 68 por ciento de los estratos uno y dos y para el 69 por ciento del estrato tres.

Gustavo Petro

Si las elecciones fueran hoy y si esta encuesta acierta, Gustavo Petro ganaría las elecciones, pues está a seis puntos de Peñalosa, por encima del margen de error que es del 5 por ciento.

Los votos de Petro son mayoritariamente del Polo, pero también tiene al 37 por ciento de los liberales y, curiosamente, al 21 por ciento de La U y al 16 por ciento de los conservadores. Pero el 72 por ciento de los que no tienen partido o se declaran de ‘otro partido’ también están con él.

A medida que bajan los estratos, aumenta su favorabilidad y a medida que sube el estrato, sube su desfavorabilidad. Pero en términos generales, no ha aumentado su imagen negativa.

Esta composición partidista y por estratos hace improbable un escenario de mayor polarización. Petro tiene a su favor que el principal tema en la agenda de los bogotanos sigue siendo el problema de las obras y la infraestructura, que prácticamente dobla en preocupación el de la seguridad. Esto lo beneficia puesto que muchos bogotanos identifican el caos y falta de avance en las obras con la corrupción que denunció Petro y no con una falta de competencia gerencial.

Quizás por lo mismo, incluso alguna gente de derecha como los de la U y los conservadores, se inclinan más por él, porque lo ven como la persona que fue capaz de meter a Samuel Moreno a la cárcel, sin mencionar a decenas de parapolíticos. La estrategia de Petro será no embarrarla en los próximos días y transmitir la imagen de que con él todos pueden caber tranquilos dentro de su sombrilla.

Gina Parody

Aunque ninguno de los encuestados se declara ‘independiente’ y sólo el 14 por ciento dicen no tener ningún partido, el 18 por ciento manifiesta su intención de votar por Gina Parody. Parody mantiene el tercer lugar que le dio su alianza con Antanas Mockus y, aunque no ha logrado sumar más adeptos, tampoco los ha perdido pese a que ya pasó la emoción inicial causada por la decisión de Antanas de adherirse a su candidatura.

Un tercio de sus seguidores son del Partido Verde, 14 por ciento de La U y 12 por ciento de Cambio Radical y un 25 por ciento de los que no tienen partido. Gina ha aumentado su favorabilidad en los estratos uno y dos, lo que refleja su campaña y su alianza con Mockus no ha afectado su negativo a pesar que el de él sigue creciendo.

Su fuerte es el estrato tres, que es donde Mockus tiene más adeptos. Dado que el 12 por ciento de sus seguidores están en Cambio Radical y el 14 por ciento en la U, en los próximos días seguramente seguirá tratando de atacar a Carlos Fernando Galán para convencer a sus seguidores de la importancia del ‘voto útil’. La pregunta es si logrará convocar a los del centro, al 18 por ciento que aún quiere votar por Galán y por Luna.

 

Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Enrique Peñalosa Londoño
Gina Parody d Echeona
David Luna Sánchez
Aurelio Suárez
Carlos Fernando Galán Pachón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2011-10-19 18:39

Adhiero 100%

Mié, 2011-10-19 15:53

Petro ha venido en ascenso desde hace un par de meses y ha estado punteando las encuestas desde mediados de septiembre y así mismo ha aumentado la intensión de voto. Si nada irregular o extraño aparece, sin lugar a dudas, él será el próximo Alcalde de Bogotá.

Mié, 2011-10-19 15:51

La no coincidencia del nivel de favorabilidad entre los partidos y candidatos a la Alcaldía Mayor de Bogotá en la intención de los seguros votantes el próximo 30 de Octubre se debe a que los mismos partidos, movimientos o grupos políticos se fijan más en las las proyecciones de ímagen de una personalidad política que en la trayectoria del aspirante, su identificación ideológica y el nivel de disciplina determinado por su formación personal en lo ético y en lo académico.

Todos los partidos son así, incluido el POLO que radactó un ideario que muy poco, por no decir que en nada, coincide con la práctica de sus dirigentes, sumida al igual que otros personajes en el el clientelismo y en la corrupción, descontadas las excepciones que igualmente existen en los demas partidos. Ni siquiera las terquedades del MOIR hoy son fieles a sus iniciales postulados ideológicos anclados en un maoismo a la colombiana de corte liberal y partidario del capitalismo nacional utópico anti-TLC.

Mié, 2011-10-19 15:36

En Colombia cuentan más las personas que los partidos políticos. Ello estuvo más claro desde las elecciones presidenciales de 2002 en las que se escogió en primera vuelta a ÁLVARO URIBE VÉLEZ. No por una coalición política, sino por un movimiento llamado PRIMERO COLOMBIA en torno del cual se conformó un consenso más allá de lo liberal-conservador. En cambio, durante todo el lapso del Frente Nacional(1958-1974) predominaron las decisiones internas de las instancias u organismos internos de los dos principales e históricos partidos políticos de Colombia. Esto, tanto en las elecciones en las que se escogía Presidente de la República cada cuatro años y también parlamentarios, diputados y concejales, como en las de mitaca(cada 2 años). Los Alcaldes y Gobernadores fueron escogidos por elección popular a partir de 1988.

Una vez se resquebrajó la disciplina y la ideología de partido, comenzaron a pulular los grupos y movimientos en función de las personas y con criterio empresarial.

Páginas

Añadir nuevo comentario