Menú principal

Lunes Octubre 18, 2021

??

La decisión del Procurador General de la Nación de ordenar la destitución del Alcalde de Bogotá y su consecuente inhabilidad para ejercer cargos públicos por quince años produjo varios efectos contrarios a los que Ordóñez esperaba. Él dirá que su decisión es jurídica –cosa que no cree nadie- y que por tanto no repara en las consecuencias políticas de sus decisiones.

Todos los efectos eran previsibles y obvios por lo que algunos creíamos que el Procurador no iba a cometer la torpeza de sancionar de la manera como sancionó a Petro. Veamos:

  1. Petro pasó de alcalde mediocre a víctima del establecimiento
  2. La Alianza Verde se ganó una lotería
  3. Robledo resultó ser el gran perdedor
  4. Revivió la reforma a la justicia con la Procuraduría como un capítulo urgente
  5. Se consolidó una alianza impensable: Ex EME y Partido Comunista

1. De Alcalde errático a líder nacional

La mayoría de los ciudadanos de Bogotá hemos calificado como mala la gestión del Alcalde Petro. Su imagen favorable rodeaba el 30 por ciento y el descontento, medido en las encuestas, se percibía en el ambiente. La arbitrariedad de Ordóñez se convirtió en una gran oportunidad para Petro y la ha aprovechado bien.

Los deseos incumplidos del Alcalde se alcanzaron como milagrosamente en un solo día. Quería ser protagonista en el proceso de paz y pasó de ser despreciado por las Farc - que afirmaban que “ni siquiera guerrillero fue”- a ser objeto de comunicados públicos y de apoyos expresos.

Quería ser reconocido internacionalmente y de haber logrado un par de premios menores otorgados por firmas tan cuestionadas como Siemens, pasó a pronunciamientos de alguna agencia del sistema de Naciones Unidas, una declaración del embajador de los Estados Unidos, una carta de un grupo de parlamentarios europeos, una carta de la asociación de alcaldes de América Latina, y la lista sigue.

Quería tener una imagen mayoritariamente favorable y de ser uno de los alcaldes con peor calificación pasó de la noche a la mañana a tener un 20 por ciento más de apoyo ciudadano de lo que tenía en promedio.

Petro es un gran ganador de todo esto. Probablemente tendrá que dejar la Alcaldía –la tutela es la única esperanza verdaderamente eficaz para que se quede, lo demás es retórica- pero en el mediano plazo ganará la pelea jurídica (Ordóñez las pierde casi todas), le levantarán la inhabilidad y será un candidato presidencial muy importante en el 2018, ya sin el recuerdo de su pésima gestión en Bogotá.

2. Los “Verdes” duplican sus expectativas electorales

Un día antes de la destitución de Petro, la Alianza Verde había logrado meter a “Raimundo y todo el mundo” en su lista al Senado. La Unión Patriótica, el Partido Comunista, la Marcha Patriótica, las dignidades, y un largo etc., además de tener a Antonio Navarro en la cabeza de lista. Eso solo les aseguraba el umbral, pero la expectativa de votos no pasaba de los 700.000. Ahora razonablemente piensan en superar el millón de votos y llegar a entre 8 y diez curules.

Aunque Navarro ha sido moderado en sus declaraciones no hay duda que la solidaridad que se ha generado a favor de Petro tendrá varios efectos en las elecciones del próximo 9 de marzo y uno de ellos será el aumento de la votación a favor del líder de los progresistas y especialmente del que se deposita solo marcando el logo del Partido. Sin tener mucho que ofrecer encontraron una “causa movilizadora”, algo que en política es dificilísimo de conseguir.

3. El Polo se margina de todo

A Jorge Robledo la gente lo califica como el mejor senador de Colombia. Su gestión en el Congreso genera admiración pero su actuación como político ha resultado, al menos por esta vez catastrófica. El Polo se ha marginado del proceso de paz por “michicatiarle” a Santos el apoyo. El Polo quedó descolocado en esto de Petro. El Polo perdió lo que parecía su mayor logro: las “dignidades”, esos movimientos que afectaron tanto al Gobierno en los paros de hace unos meses, los cuales ahora están en su mayoría con Petro y por tanto con los “verdes”.

4. La Procuraduría en la mira

Aunque académicos tan respetables como Rodrigo Uprimny llevaban meses señalando no solo los peligros, sino incluso la inutilidad de la Procuraduría, esas eran unas ideas sin ninguna viabilidad política de salir adelante. Se adelantó una “reforma a la justicia” que en realidad era una revisión al sistema de controles y no se incluyó a la Procuraduría, porque se creía que todo estaba bien.

Ordóñez ha abusado tanto de su poder que hay prácticamente un consenso de que hay que reformar las facultades de la Procuraduría. No habrá nueva “reforma” institucional, cualquiera que ella sea, que no incluya un capítulo sobre el Ministerio Público. El gran logro de este Procurador será haber demostrado los peligros de una especie de “monstruo dormido” ahora atizado por radicalismos de derecha.

5. Los EMES vuelven al redil

La historia es larga. Una gran parte de los militantes del M 19 pasaron por las Farc y/o por el Partido Comunista, pero, primero se declararon disidentes y se fueron con esa nueva guerrilla y luego, cuando firmaron la paz con el Gobierno, fueron duramente cuestionados por las Farc y los movimientos de izquierda más radical. Traidores era el calificativo. Hace solo unos meses Andrés París dijo, cuando le preguntaron por Petro, que él creía que ni guerrillero había sido y todos los coqueteos del Alcalde para meterse en el proceso de La Habana habían sido literalmente despreciados por las Farc.

Esa historia cambió en forma radical en estos días, primero con la conformación de la lista al Senado de la Alianza Verde y después con la muy activa participación de los militantes de estos sectores en la movilización a favor de Petro. Las banderas rojas con la hoz y el martillo se destacaban en la concentración del lunes y su apoyo ha resultado crucial para llenar la Plaza de Bolívar estos días.

Pareciera que, tras la bajada de Navarro, Aída Abella fuera la candidata presidencial de este sector político.

ADENDA: Unos abogados, respetables algunos otros no tanto, se inventaron la teoría de que el Procurador no puede ordenar la destitución de Petro porque el artículo 323 de la Constitución dice que “en los casos taxativamente señalados por la ley, el Presidente de la República suspenderá o destituirá al alcalde mayor”. La tesis es tan rebuscada que no merecería ni un comentario si no fuera porque se ha vuelto la defensa central del Alcalde y algunos medios la han presentado como si se hubiera descubierto el salvavidas. Desafortunada y afortunadamente no es así, al menos por la tres siguientes razones.

Esa es una formula vieja, así funciona para todos los funcionarios destituidos por la Procuraduría. Ese órgano “ordena su destitución” y en el caso de los elegidos el Presidente o el Gobernador es quien los destituye, así como a los funcionarios no elegidos los destituye el nominador.

Eso que dice el artículo 323 que transcribí es lo mismo que dice para otros funcionarios como los gobernadores (para solo citar un ejemplo) y por tanto no es ni un gran descubrimiento, ni es una especie de fuero que tenga el Alcalde de Bogotá. El artículo 304 de la Constitución dice: “El Presidente de la República, en los casos taxativamente señalados por la ley, suspenderá o destituirá a los gobernadores”. El artículo 323 dice que el Presidente destituye al Alcalde en los casos señalados por la ley y uno de ellos es el de la solicitud del Procurador:

ARTICULO 44 del Estatuto de Bogotá DESTITUCION. El Presidente de la República destituirá al alcalde mayor:

1. Cuando contra él se haya dictado sentencia condenatoria de carácter penal.

2. Cuando así lo haya solicitado el Procurador General de la Nación, y

3. En los demás casos previstos por la Constitución y la ley.

Digo que afortunadamente esta no es la fórmula salvadora no porque quiera que destituyan al Alcalde Petro, con lo que estoy totalmente en contra, sino porque en medio del desespero han llegado a la absurda tesis de que es el Presidente el que podría hacerlo¿Se imaginan a ustedes, por poner un ejemplo, a Uribe con la facultad de destituir Alcaldes? ¿Cómo puede afirmarse sin sonrojarse que es más garantista que a un Alcalde elegido popularmente lo destituya el Presidente, que puede ser su enemigo político, a la Procuraduría que mal que bien debería ser un organismo independiente? La defensa de Petro pasó de la tesis –esa sí razonable- de que la destitución debería ser decretada judicialmente ¡a que podría se ordenada por el Presidente!

Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Antonio Navarro Wolff
Jorge Enrique Robledo Castillo
Alejandro Ordóñez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-12-14 15:46

Por primera vez en mi historia, me adhiero a lo planteado por el señor Riveros de comienzo a fin.

Sólo dos comentarios adicionales: yo creo que la CIDH sí le va a conceder las medidas cautelares y pienso que el Consejo de Estado finalmente va a aceptar el recurso de nulidad. Creo que Petro termina su mandato.

El llamado a la intervención del presidente Santos es una hábil jugada política. No creo que forme parte de la estrategia jurídica, sino que es una manera de llevar el asunto al terreno presidencial (que Santos iba pasando de agache en todo esto). Evidentemente Santos no puede hacer nada frente a la decisión del Procurador. Pero es posible que se pronuncie en el sentido de que va a posponer su firma hasta tanto no se surtan las instancias legales que aún tiene Petro por agotar.

Sáb, 2013-12-14 16:18

Señor HECTOR RIVEROS, le sugiero que lea la sentencia de la Corte Constitucional C-229/95 de mayo 31 de 1995, allí desde ex magistrados como Carlos Gaviria y Jose Gregorio Hernandez hasta Horacio Serpa, meten baza en el tema de destitución de alcaldes, concejales, gobernadores y de lo especial de la situación del único alcalde mayor de Colombia.

Sáb, 2013-12-14 17:18

Muy interesante esa jurisprudencia, pero no termino de ver claro el asunto. Sobretodo por esto: la procuraduría adelanta un proceso disciplinario que cumple con varias etapas en las que se aportan y controvierten pruebas. Luego emite su fallo. Y el Presidente no es una autoridad judicial, ni hay un procedimiento que le permita tomar en cuenta nuevas pruebas, o nuevos elementos de juicio. Sería prácticamente "su opinión" contra un fallo. A mí me parece que eso quebranta la institucionalidad. Por eso no creo que pueda actuar. Y si actúa, inevitablemente será demandado, a mi juicio.

Sáb, 2013-12-14 17:44

Tu planteamiento es certero, pero
ante nombres de tsnto respeto, pues ni modo. Sin embargo, en el caso específico de Bogotá, el Procurador, como mínimo se saltó al Presidente. ¿ Que dices? Ademas, la sentencia está bien madura, 28 años

Sáb, 2013-12-14 18:42

No se ha saltado al Presidente porque el fallo no está en firme. Tengo entendido que lo que sigue es: que Petro presente el recurso de reposición antes del 30 de diciembre. Que el Procurador lo niegue y más o menos finales de enero le entregue el texto final al Presidente para que Santos proceda. Mientras tanto, hay una buena probabilidad de que la CIDH le otorgue las medidas cautelares al Alcalde y lo de la Fiscalía también pinta bien. Eso sí le daría una buena razón a Santos para que o quede impedido por orden de la CIDH, o defina que no ratifica el fallo hasta tanto no se aclare el proceso penal contra el Procurador. Saludos.

Lun, 2013-12-16 15:16

Psss… señores yo de leyes nada, y menos me animo a tanta lectura, pero que el Godofacho se saltó al presidente no tengo duda, es más el mismo presidente lo permite ,lo motiva y hasta lo acepta cuando dice a través del minjusticia que el solo aplica y se limita a firmar el fallo de alguien que al parecer está por encima de todo el mundo: de las cortes ,del presidente y hasta del mismo pueblo; eso solo ocurre en Colombia.

.. Ah perdón..!, y en los países representantes del fascismo más puro.

Saben que es lo vergonzoso?, q la comunidad internacional sea la q le devuelva sus derechos a Petro y no precisamente la constitución colombiana, eso es de verdad aberrante y que pena me da ser de este país.

Sáb, 2013-12-14 18:59

Okay bat. Me parece sensata tu posición. Respecto de la CIDH, es enfática en cuanto a que un funcionario electo por voto popular no puede ser destituido por otro (salvo alguna sentencia penal) que como en el caso del procurador ordoñez maldonado, fue elegido a dedo por el Congreso, gracias a sus trapisondas. Por ultimo, es bueno recordar que Santos es la MÁXIMA autoridad administrative de Colombia.

Sáb, 2013-12-14 19:08

De acuerdo Sionix. Adicionalmente, el artículo 8 de la Convención de Derechos Humanos establece que no hay debido proceso si no existe doble instancia. Por eso es casi seguro que le concedan a Petro el amparo cautelar primero y una sentencia favorable si se llega hasta allá. Es cuestión solamente de que el fallo quede en firme porque no se te olvide que todavía el Procurador puede echar para atrás la decisión. Es improbable, pero puede hacerlo, diciendo, por ejemplo que hay nuevas pruebas: las declaraciones de Emilio Tapia. Por eso la CIDH no puede pronunciarse hasta que la sentencia esté en firme. Saludos.

Sáb, 2013-12-14 20:57

Mira gato, varias cosas. Primero, ya un tribunal le dio la razón a Petro en cuanto a que los operadores privados sí tenían la obligación de devolverle los compactadores a la ciudad. Segundo, vaya que el problema sí es lo que los terceros hayan hecho. Eso configura un delito. Y si me lo preguntas, te diría que Emilio Tapia habló por cortesía del Fiscal, que es quien en el fondo está realmente dándole un curso a todo esto. Tercero, tienes que mirar el precedente de López Mendoza contra Venezuela en la CIDH. Allí fallan en contra del Estado porque una autoridad administrativa destituye a un mandatario de elección popular. Lo mismo harán con Petro, llegado el caso. Saludos.

Sáb, 2013-12-14 21:38

Gato, la situación del procurador es esta: por el lado de la justicia internacional, está muerto. Por el lado de la justicia nacional, está jetiando. Y por el lado de la justicia indígena, donde lo vean, lo cogen a fuetazos.

Sáb, 2013-12-14 22:11

Ole, usted sí es más intenso que yo. Que ya es mucho decir. ¿No ve que en ese punto 2 está la vaina? Le pongo las mayúsculas solo para resaltar, no para gritar: "O CONDENA, POR JUEZ COMPETENTE, EN PROCESO PENAL". Obviamente la norma no incluye todos los casos en que NO opera, sino en los que opera. Y el único tipo de condena que menciona es la penal. Por lo tanto, una decisión administrativa no está contemplada. Pero si no le sirve mi explicación, mírela en esta columna del director jurídico de The Human Rights: http://elpais.com/elpais/2013/12/11/opinion/1386797388_324769.html

Sáb, 2013-12-14 23:32

Por supuesto que no existe un derecho a "no ser destituido". Sería absurdo que existiera. El ser o no destituido depende de si para hacerlo se respeta el orden jurídico o no. Si la destitución no se ajusta a la ley, queda sin efecto obviamente. En este caso la medida violó los artículos 8 y 23 de la Convención. Por eso es inaplicable.

Dom, 2013-12-15 00:31

Gato, tiene toda la razón. La suspensión de la medida de destitución vendrá por otra vía. Saludos.

Sáb, 2013-12-14 21:35

Artículo 19 de la Ley 80 de 1993: "DE LA REVERSIÓN. En los contratos de explotación o concesión de bienes estatales se pactará que, al finalizar el término de la explotación o concesión, los elementos y bienes directamente afectados a la misma pasen a ser propiedad de la entidad contratante, sin que por ello ésta deba efectuar compensación alguna." Está claro, como el agua. Lo de Emilio Tapia lo decidirá la justicia. El punto es que su testimonio no es la única prueba del asunto. La CIDH taxativamente señala en su artículo 23 los casos en los que puede ser destituido un mandatario de elección popular. No contempla las decisiones administrativas, sino PENALES, en etapa de sentencia ejecutoriada. Saludos.

Sáb, 2013-12-14 21:57

Listo, Gato. Si los señores, tras de ladrones, bufones, pactaron una leguleyada que va en contra del espíritu jurídico y del sentido común, pues que se queden con esas chatarras. Lo importante ahora es que la Fiscalía está actuando y serán considerados no solo el testimonio de Tapia ("casualmente" en negociaciones con la misma fiscalía), sino el montón de pruebas que entregó la defensa de Petro en el extraordinario documento con el que contestaron a las acusaciones de la Procuraduría.

Sáb, 2013-12-14 22:22

Gato: 1) No existe NINGUNA prueba de emergencia sanitaria. Todo lo contrario, hay una prueba en contra. Los días de la supuesta emergencia se monitoreó la ciudad en ese sentido y ningún indicador arrojó pruebas de contaminación en ningún sentido.2) Si el 18 de diciembre de 2012 Petro no hubiera tomado la decisión que tomó, automáticamente hubiera entrado a regir la libre competencia. Y ahí sí estaríamos otra vez dejándonos robar por sus amigos Vélez y Ríos. 3) Usted pone la discusión en términos disciplinarios. Pero su amigo el Procurador fue tan miope que nos puso en el terreno constitucional y de derecho internacional. Esa es la discusión vigente. 4) A juicio de importantes académicos la falta de Petro, si la hubo y se prueba, amerita una sanción que podría ser una multa. 5) De tomografías de mi abuelita o de la suya, o de la de quien sea, mejor ni hablemos. Eso es otro tema y tengo una historia que lo hago llorar si le cuento. La confiabilidad de esos exámenes es muy baja.

Sáb, 2013-12-14 23:38

1) Midió la Secretaría del Medio Ambiente y el informe lo hizo la Secretaría en persona. 2) Están ganando un cargo fijo porque el negocio con las tarifas se les acabó afortunadamente. 3) Es verdad. Pero es así por un defecto legal, no por otra cosa. 4) También es cierto. Pero a la luz del sentido común, parece razonable. 5) Mi teoría no es que echando a perder se aprende. Mi teoría es que nada garantiza la ausencia de errores. Y mucho más en políticas públicas. Tocaría prácticamente destituir a todo el mundo en algún punto de su mandato. Saludos.

Sáb, 2013-12-14 19:16

Bien Bat, un cordial saludo y espero que podamos seguir "confrontando". Mazal

Sáb, 2013-12-14 21:43

Encantada.

Sáb, 2013-12-14 18:22

jejeje

Sáb, 2013-12-14 17:08

jejeje

Sáb, 2013-12-14 12:47

Riveros parece no conocer en lo abosuluto lo que realmente sucede al interior de las dignidades. Son la suma de muchas expresiones que no del Polo, aun cuando este participa de manera activa en estos movimientos. Robledo se elegirá como el senador mas votado del país a pesar de que a Riveros le pueda generar incomodidad.

Sáb, 2013-12-14 13:01

Tiene razón los que dicen que Petro no limpio la ciudad, están totalmente acertados, porque eso de barrer aquí y allá y dejar la basura regada por toda la procuraduría, no tiene perdón de ningún dios.

Sáb, 2013-12-14 12:45

Se quiere hacer creer que Petro es un completo adefesio, sin embargo, algo debe tener cuando a las 4 horas de su destitución y sin ningún arreglo previo, la Plaza de Bolívar estaba a medio llenar para luego estar completamente abarrotada de gente, eso si, muchos de ellos del pueblo-pueblo. Ayer 3/4 partes del planeta sabia lo que el establecimiento le habia hecho a Petro y hoy hasta Obama por intermedio de Whitaker expresó su rechazo por alguien a quien muchos en Colombia lo consideran un guerrillero quien dicho sea de paso, la chusma le expidio un seguro de vida que hará difícil que el Estado lo trate de eliminar fisicamente. Algo cambió en Colombia y parece ser que por 1a vez sea en favor del populacho.

Sáb, 2013-12-14 12:57

Pero no tan inepto como para quien la Procuraduría es parte de la rama judicial

Páginas

Añadir nuevo comentario