Menú principal

Miércoles Noviembre 25, 2020

 

El ex alcalde paisa Luis Pérez intentó inicialmente conseguir el aval de La U y no lo logró. Luego intentó obtener el del Partido Liberal y se chocó con la oposición de Rafael Pardo. Pero aún con esas dos puertas cerradas, la entrada de Pérez a la contienda por la Alcaldía de Medellín patea el tablero para las próximas elecciones y baraja de nuevo las perspectivas de todas las campañas.

Aníbal Gaviria es el principal rival de Pérez a la Alcaldía. Aunque aún no tiene el aval oficial del partido, su campaña está avanzando y lidera las encuestas.
Sergio Fajardo, del Partido Verde, arranca como favorito su campaña a la Gobernación. Aunque no compite con Luis Pérez, los apoyos que Pérez consiga pueden ser decisivos en la elección departamental.
 
Alvaro Vásquez, ex gerente del Idea de Luis Alfredo Ramos, es uno de los precandidatos a la Gobernación por el Partido Conservador. Para muchos es uno de los más opcionados, junto con César Eugenio Martínez, para conseguir esa designación. Pero la consulta que los enfrentará promete dejar roto al partido.
Carlos Mario Estrada, candidato de la U a la gobernación, viene del sector privado. Eso quiere decir que tiene poco reconocimiento público pero no tiene imagen negativa. Espera tener apoyo de otros sectores políticos.

Pérez es un político curtido. Fue alcalde de Medellín entre 2001 y 2003, avalado por el Partido Liberal. Antes había ocupado varios cargos públicos como liberal: fue rector de la Universidad de Antioquia a principios de los años noventa y en 1993 fue nombrado director del Icfes por César Gaviria

En 1997 fue el candidato oficial del Partido Liberal a la Alcaldía, tras vencer por dos puntos a Armando Estrada Villa en una encuesta telefónica, pero perdió contra Juan Gómez Martínez. Tres años después, ganó una consulta liberal y, con el apoyo de todos los grupos liberales, derrotó a Sergio Naranjo. 

El paso de Pérez por la Alcaldía de Medellín fue muy polémico, puesto que así como tuvo muchos detractores que lo acusaron de politiquería, corrupción y hasta complicidad con el paramilitarismo, tuvo hasta el final de su mandato niveles altos de aprobación en las encuestas por las obras que realizó y porque mucha gente percibió que había cumplido sus promesas de gobierno.

"Yo soy una persona muy controvertida”, le dijo Luis Pérez a El Colombiano hace cuatro años.

Los que lo defienden, recuerdan lo que hizo: creó, con dineros de la ciudad, el Banco para Pobres, que hoy en día se llama Banco de Oportunidades; congeló durante dos años las tarifas de energía a través de la EPM; lideró la inversión de esta empresa en Colombiamóvil – OLA y realizó varias obras públicas de importancia (como la Plaza de la Luz, la doble calzada a las Palmas, el cerramiento del estadio, el debatido techo de la Plaza de Toros o el primer Metrocable).

También apoyó la debatida Operación Orión, en la que el Ejército, bajo la dirección de Álvaro Uribe y el general Mario Montoya, ocupó la comuna 13 para enfrentar las milicias guerrilleras tanto del Eln como de las Farc que dominaban este sector de la ciudad.

Las guerrillas fueron desalojadas pero el operativo fue duramente criticado por organizaciones de derechos humanos por el exceso de fuerza que provocó la muerte de por lo menos 11 personas (y, según algunos, hasta 70 desaparecidos) y porque, según el extraditado jefe paramilitar 'Don Berna', contó con apoyo de los paramilitares. Pérez desestimó en su momento las críticas de ser autoritario y militarista, como en su momento reseñó El Tiempo, y consiguió un lote en plena comuna 13 para establecer una guarnición militar –y no policial– que controlara el orden público.

Pérez también enfrentó críticas por politizar la EPM, cuya gerente debió renunciar por haber comprado una vajilla con dineros públicos. Y este tema de la EPM, empresa que es defendida por muchos medellinenses como orgullo de la ciudad, lo persigue aún, porque para muchos esa politización atentó contra la viabilidad de la empresa.

La otra crítica permanente a su administración fue el despilfarro, como una moto Harley Davidson que compró su director de Metroseguridad, Isaac Gaviria, con dineros públicos. También fueron recurrentes los rumores de corrupción, hasta el punto de que algunos lo llaman Luis XV, o Luis 15, haciendo referencia al nombre del Rey Sol -que en realidad fue Luis XIV- y al 15 por ciento que supuestamente cobraba para entregar contratos. Esos rumores nunca se comprobaron. Lo que sí es un hecho es que dejó maltrechas las finanzas de la ciudad, aumentando el déficit.

Con una imagen positiva del 59 por ciento, según las encuestas en 2007, y la aceptación en algunos sectores políticos y populares, Luis Pérez se volvió a lanzar a la alcaldía hace cuatro años. A pesar de que contaba con el apoyo del entonces presidente Uribe, con recursos propios provenientes de sus negocios de parcelación y construcción, perdió frente a Alonso Salazar, que contaba con el aval de la ASI, el apoyo del popular alcalde Sergio Fajardo, de el ala liberal de Anìbal Gavuiria y de una pequeña disidencia conservadora, y quien representaba una forma fresca de hacer política.

La campaña fue dura, con fuertes acusaciones de lado y lado. Pérez primero hizo una alianza con la representante Rocío Arias, condenada luego por parapolítica, y luego se declaró partidario de la reelección de Álvaro Uribe, lo que lo alejó del Partido Liberal. Finalmente se lanzó por firmas, pero con el apoyo de políticos de diferentes partidos, incluyendo el oficialismo liberal, los conservadores, Cambio Radical y una parte de la U.

Pérez, además, utilizó una estrategia que le valió renovadas críticas de politiquero: creó el "pagaré social", un documento por el que se comprometía a construir obras como parques barriales y canchas de fútbol a cambio de los votos de la comunidad beneficiada. Aún con todo eso, sacó 242 mil votos, perdiendo frente a Salazar por más de 30 mil votos.

Pero esa derrota, y la imagen de politiquero y oportunista que en general los medios muestran de él, no marcaron su salida de la política: en las pasadas elecciones fue el coordinador de la campaña de Santos en Antioquia. Y, hace tres semanas, inscribió su precandidatura en el Directorio Liberal de Medellín. Con eso, alborotó el avispero y cambió todo el panorama.

La candidatura liberal a la alcaldía

Con la inscripción de Pérez en el Partido Liberal, las cosas se pusieron muy complicadas. Hasta ese momento, la precandidatura del ex gobernador y ex candidato a la Vicepresidencia Aníbal Gaviria se tenía como un hecho, pero Pérez trató de disputarle el aval tácito que tenía de Pardo alegando que tenía el apoyo mayoritario de los políticos liberales en el directorio municipal.

En efecto, tiene el apoyo más o menos firme de grupos como el que lideraba el condenado César Pérez García, el de la Universidad de Medellìn encarnado por el representante a la Cámara Iván Darío Agudelo (quien lo acompañó en su inscripción), el de Mauricio Parodi, el de Luis Fernando Duque, el de Piedad Córdoba y el llamado grupo de la Universidad de Medellín. Pero no tenía el aval de la dirección del Partido y Pardo desde un principio le dijo que no se lo daría.

Había expectativa sobre qué iba a pasar pues Pérez había anunciado que se inscribiría 'por encima de Pardo' pero el jueves pasado se venció el plazo para que los partidos le anunciaran a la Registraduría en qué municipios y departamentos iban a realizar consultas, y el Partido Liberal no incluyó a Medellín dentro de esa lista. El viernes, el Partido informó que “la solicitud de reintegro al Partido que hizo el Sr. Luis Pérez, no será considerada de forma favorable por la Dirección Nacional”.

Este portazo del oficialismo liberal no hunde las aspiraciones de Luis Pérez. "Tengo también plan C y D. Tengo una excelente relación con el Partido Conservador. Tengo una excelente relación con Cambio Radical y con La U y tengo la experiencia en presentarme por firmas", le dijo a El Colombiano el martes pasado, cuando le preguntaron si tenía un plan B. Afirma que su candidatura aspira a replicar el modelo de la Unidad Nacional en Medellín, y por eso ha buscado apoyos de conservadores, liberales, radicales y de la U. Es posible que Cambio Radical le de su aval el martes; si no, iría por firmas.

Además, dice que tiene listo un camino en caso de que ningún partido lo avale: le contó a La Silla Vacía que “unos amigos míos que son empresarios han recogido 420 mil firmas". Es decir, Luis Pérez sigue adelante sí o sí. Y ya tiene el apoyo del polémico asesor venezolano J.J. Rendón.

Y, si se mantiene la tendencia de las encuestas, se enfrentará a Aníbal Gaviria en las elecciones de octubre.

Las otras fichas del ajedrez

En el Partido Liberal, el concejal Bernardo Alejandro Guerra mantiene su aspiración de convertirse en el candidato oficial, a pesar de que es conciente de que tiene un apoyo minoritario dentro del directorio municipal. Para discutir el tema, está prevista una reunión el miércoles 4 de mayo con Rafael Pardo y Aníbal Gaviria.

Los conservadores no tienen candidato para la Alcaldía y en La U existe un ramillete de aspirantes que parecen tener pocas opciones; en Cambio Radical no es claro si Ómar Flórez se va a lanzar y la precandidatura de Jorge Melguizo por el Partido Verde se ve muy débil. Por eso varios analistas y políticos consultados opinan que la alcaldía se definirá entre Gaviria y Pérez, como han mostrado las encuestas.

La senadora conservadora Liliana Rendón  ha apoyado públicamente a Luis Pérez y se dice que también contará con el respaldo de otros grupos políticos, como el del gobernador Luis Alfredo Ramos y el de Óscar Suárez Mira. Además, según Pérez, el grueso de Cambio Radical lo apoya, y esperaría conseguir apoyos en la U. 

Gaviria tiene una buena parte de la opinión de su lado y tiene su periódico El Mundo. Aunque tiene una maquinaria más débil que la de Pérez, tiene su propio grupo político, que es el más fuerte entre los liberales en Antioquia y probablemente tendría el apoyo del Partido Verde y del conservatismo de su amigo Juan Gómez Martínez y el apoyo de el diario El Colombiano.

La pelea será cerrada y lo que nadie duda es que habrá una gran polarización. Esta polarización le podría abrir la puerta a una tercería y ese es el espacio que espera ocupar el futuro candidato de La U. Pero por ahora está enredado incluso el mecanismo para definir a su candidato

En Medellín se dice que el preferido del ex presidente Uribe, Darío Montoya, llegó con muchos bríos, confiado en que el apoyo de Uribe bastaría para ungirlo, pero se estrelló con la realidad de la política regional. Juan Felipe Campuzano, el hasta hace poco conservador Gabriel Jaime Rico y el concejal de La U que apoyó a Fajardo y a Salazar, Federico Gutiérrez están disputándole la candidatura.

Por ahora, todos se disputan el guiño de Uribe, pero también se preparan para afrontar las encuestas o los debates que definirán al candidato. Aunque se ha hablado de varios mecanismos, aún no es seguro cuál se escogerá. El último acuerdo, que ya tiene más de una semana y que fue suscrito por Uribe, fue hacer seis debates y dos encuestas, y que los parlamentarios y los directivos de la U decidan a partir de los debates y las encuestas. Pero, lo más seguro ahora es que sólo habrá dos debates. Los más fuertes parecen ser Rico, que ha sido concejal de Medellín y candidato a la alcaldía, y Gutiérrez, también concejal. Campuzano viene de quemarse en su aspiración al Senado y es visto como muy de derecha por algunos, mientras que Montoya nunca ha sido elegido a ningún cargo, ni tiene tracción propia en la región y varios de su equipo han comenzado a renunciar. 

También hay otras candidaturas, que aparecen más débiles. Jorge Melguizo es precandidato del Partido Verde, pero se rumora que retirará su aspiración por sentir poco respaldo en el Partido, que siente que ya está jugado con Gaviria; Jacqueline Toloza es la carta del Mira, después de fracasar en su intento por llegar a la Cámara por ese mismo movimiento; el Polo Democrático aún está definiendo quién será su candidato. En todo caso, estas tres opciones serán, a menos que algo extraordinario ocurra, actores de reparto. 

El efecto en la Gobernación

La llegada de Luis Pérez, y su empeño en lanzarse a la alcaldía de Medellín, también incide en las perspectivas a la Gobernación.

Ni el Partido Liberal, ni Cambio Radical tienen candidatos a la gobernación. Respecto del Partido Liberal, se ha hablado insistentemente de un apoyo oficial a la candidatura de Sergio Fajardo, pero hasta el momento esa alianza no existe oficialmente y varios liberales ya han dicho bajo cuerda que no le harían campaña al candidato del Partido Verde, que va punteando en las encuestas. Cambio Radical también está aún pendiente de definir sus apoyos.

En el Partido Conservador al parecer se va a replicar la escisión entre quienes apoyarían a Aníbal Gaviria y los que se inclinan por Luis Pérez. En este momento existen varios precandidatos: el ex congresista Carlos Ignacio Cuervo, el ex congresista conservador ramista Óscar Darío Pérez, el ex gerente del Idea de Luis Alfredo Ramos, Álvaro Vásquez , el presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia Roberto Hoyos, el diputado Cesar Eugenio Martínez y Sebastián Moreno.

Todo indica que habrá una consulta entre ellos y, aunque el nombre de los favoritos aún no está claro, en lo que concuerdan todos los analistas es en que ese proceso reforzará la fractura del conservatismo antioqueño. Pero si Luis Pérez lográ aglutinar a varios de ellos, todo puede cambiar: el grupo del gobernador Ramos apoya a Álvaro Vásquez y el de Olga Suárez Mira le hace fuerza a Cesar Eugenio Martínez, pero los dos apoyan a Pérez.

Esa convergencia para la alcaldía se puede traducir en que el partido se mantenga más unido para la gobernación, y su candidato tenga más fuerza.

Aparte de este candidato, los otros tres ya se conocen: son Carlos Mario Estrada de la U, Sergio Fajardo del Partido Verde y Rodrigo Saldarriaga del Polo Democrático Alternativo. Fajardo y Saldarriaga arrancan en extremos opuestos, el primero como gran favorito y el segundo, al parecer, sin opciones de lograr la gobernación.

Estrada, hijo del político liberal Armando Estrada Villa, con una larga trayectoria empresarial y buenos contactos en los círculos políticos, ya logró ganar la batalla dentro de la U, que el 5 de mayo le dará su aval oficial y lo va a apoyar en su totalidad. Y, según le dijo a La Silla Vacía, también obtuvo una victoria en el Grupo Empresarial Antioqueño, cercano a Fajardo, pues los empresarios le hablaron de ayudar "equitativamente" a las campañas. Pero todo depende de lo que pase en la consulta conservadora y de cómo juegue Luis Pérez.

Estrada le dijo a La Silla Vacía que espera recibir apoyos conservadores. Pero para eso necesita que la candidatura azul no cuaje -y que un apoyo conservador masivo a Pérez no facilite esta unión.

Si esta unión no se da, con Pérez como catalizador, el grupo conservador que pierda la consulta saldrá a buscar a quién apoyar. Si el de Luis Alfredo Ramos se queda sin candidato propio, es muy poco probable que apoye a Fajardo, de quien ha sido rival. Y más, si Fajardo y Gaviria finalmente van en llave, como todo parece indicar, porque Gaviria y Ramos son enemigos políticos y están en plena batalla. En ese caso, Estrada tendría una gran oportunidad para sumar apoyos de grupos conservadores y hacer que su candidatura crezca.

Si los que tienen que salir a buscar a quién apoyar fuera del conservatismo son Fabio Valencia y Juan Gómez, su apoyo podría ir a Estrada o a Fajardo. O dejar a sus seguidores en libertad.

Las movidas de Luis Pérez en otros sectores también pueden incidir en los apoyos. Si hay alianza entre Fajardo y Gaviria, es poco probable que los grupos liberales que apoyan a Pérez vayan a acatar una orden de hacerle campaña a Fajardo. Lo mismo podría ocurrir en Cambio Radical, donde hay sectores que ven con simpatía a Pérez y que difícilmente aceptarían apoyar a Fajardo. Estos liberales y radicales podrían reforzar una candidatura conservadora o la de Estrada, según cómo evolucione la campaña. Lo que es claro es que los apoyos que se afirmen en la campaña de Pérez le van a hacer campaña a algún rival de Fajardo.

Así las cosas, en la movida paisa el tablero está por construirse de nuevo.

Perfiles relacionados: 
Sergio Fajardo
Luis Alfredo Ramos Botero
Alonso Salazar Jaramillo
Gabriel Jaime Rico
Federico Gutiérrez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2011-09-19 11:05

yo tambiem vote en el pasado por Alonso Salazar y me arripiento completamente, de acuerdo al panorama actual si voy a votar por LUPE

Mar, 2011-05-03 13:53

Creo que la candidatura de Rodrigo Saldarriaga la da una buena alternativa para alejarse de estos candidatos sobre los cuales rondan tantos rumores sobre la parapolítica en el Departamento, incluido Fajardo. Saldarriaga sacó 60.000 votos la vez pasada y es un personaje de la cultura en la región.

Dom, 2011-05-01 21:39

1.- Este señor Perez que fué gobernador de Antioquia no es el mismo que salió en Semana fotografiado con modelos de dudosa re-puta-ción en la playa y que le demostraron que hizo viajes en aviones privados y gastos por cuenta del erario?
2.- No fué el mismo que regalo una costosa vajilla a no se quien por cuenta de la Gobernación tambien?
No soy antioqueño ni voy a votar por él pero SI me acuerdo de estas perlitas...!!!

Dom, 2011-05-01 20:40

Lupe siempre fue un alcalde populista. En EPM todo el mundo sabía que la plata se estaba filtrando por todo lado y el haciendo obras como la carcajada arquitectónica de la plaza de toros o el hermoso elefante blanco que es la plaza de Cisneros y todos los abuelitos eran dichosos al ver que se construian cosas en la ciudad. Abrá que ver con que sale para la próxima campaña, repetirá lo de la calzada elevada para la avenida el poblado o surgirá con algo novedoso como un tren subterraneo?

Dom, 2011-05-01 18:03

Lo que deja claro esta nota es que por ninguna parte se habla de propuestas, ni de programas, ni de proyectos, ni de beneficios a los ciudadanos. Todo el interés reside en las componendas, los arreglos, el transfuguismo, las presiones, las influencias y las mafias. También transluce que mientras a Samuel Moreno le hacen un proceso y "le montan la perseguidora" (seguramente merecida) por peculado y sobornos, a otros, que han hecho lo mismo antes, los han dejado bastante tranquilos, a tal punto que se siguen reencauchando y la gente votando por ellos...

Dom, 2011-05-01 14:23

Ahora J.J. Rendón está apoyando a Luis Pérez.

Páginas

Añadir nuevo comentario