Menú principal

Domingo Octubre 20, 2019

 

 

La Ministra de Educación, María Fernanda Campo, no ha podido hacerle frente a la protesta estudiantil suscitada por la reforma a la educación que propuso.
 
El presidente Juan Manuel Santos le propuso a los estudiantes en protesta que retiraría el proyecto de reforma a la Ley 30 si acababan el paro hoy, pero el paro sigue.

 

La Reforma a la Educación fue la prueba de fuego para María Fernanda Campo y no es exagerado decir que la Ministra salió quemada.

Desde que arrancó este gabinete, su nombramiento –junto con el de Rodrigo Rivera en el MinDefensa– fue uno de los criticados. No solo porque no tenía ninguna trayectoria en el sector educativo (lo cierto es que varios otros ministros tampoco tienen una experticia en su tema), sino porque venía a reemplazar a la ministra estrella de Álvaro Uribe, Cecilia María Vélez, que durante ocho años había impulsado un gran avance en cobertura y entonces la diferencia se notaba más.

Sin embargo, la comunidad educativa le dio un compás de espera. Para algunos, incluso, podría ser positivo que llegara alguien que pudiera tender puentes con el sector privado y que ayudara a los empresarios a comprender que era clave pararle bolas a la educación como pilar del desarrollo productivo y no como un acto caritativo de responsabilidad social. Pero ese compás de espera se agotó.

Desde abril cuando la Ministra presentó su reforma, Campo arrancó con el pie izquierdo.

Como lo contó La Silla Vacía en su momento, la reforma de la Ministra partía del supuesto de que la alianza sector público-sector privado era fundamental para mejorar la educación, porque básicamente no había de dónde más sacar plata para financiarla. Influenciada por una corriente que ha ido ganando tracción en el continente, impulsada por varias multinacionales de la educación, consideraba que la clave de su reforma era permitir las universidades con ánimo de lucro.

Como era previsible para cualquier persona con un mínimo conocimiento del sector, toda la academia -tanto pública como privada- rechazó la propuesta. Consideró que la reforma propuesta por Campo no fortalecería la investigación de alta calidad y tampoco respondía a la crisis financiera de las universidades. Que más bien era una reforma para entregarle la suerte de la educación a las empresas privadas.

Proyectando la reforma

El contenido de la reforma era muy polémico y la forma como la Ministra manejó políticamente su presentación fue francamente torpe. Aunque desde un comienzo dijo que se trataba de una propuesta para discutir, la lanzó sin haber construido previamente ningún apoyo a la iniciativa, a la que se oponen tanto los rectores de las universidades públicas, como los de las privadas. Y ella sabía que se opondrían.

Lo sabía porque poco tiempo después de ser nombrada, en una reunión del grupo Empresarios por la Educación, la fundación en la que varias empresas apoyan a la educación básica y media, contó que tenía pensado retirar la reforma que había introducido la ex ministra Cecilia María Vélez para aumentarle el presupuesto a las universidades y reemplazarla con una propuesta “más integral” que incluiría el ánimo de lucro. Rectores que estaban presentes se le acercaron y trataron de disuadirla de dar semejante paso.

Aunque Campo ha organizado foros para discutir la reforma, estos parecían más diseñados para convencer a los otros de su lógica que para negociar una visión compartida con la academia. Y el problema es que la visión que tiene la Ministra de lo que debe ser la educación es diametralmente opuesta a la que hasta ahora ha manejado el sector educativo, en el que los principios de eficiencia no son los rectores.

Reformas anteriores como la Ley 30 fueron ampliamente discutidas y concertadas con maestros, sindicatos y estudiantes, porque así es la naturaleza de este sector. Por su misma vocación, es un sector crítico y deliberativo. Está compuesto, entre otras, por más de 500 mil maestros de educación básica, más de 25 mil colegios y 343 instituciones de educación superior. Y además es muy diverso, con universidades públicas y privadas, grandes y chicas, donde hay muchos intereses y puntos de vista en juego y donde sin una política de construcción de consensos y un alto nivel argumentativo es muy difícil generar credibilidad. Llegar con una actitud de gerente del sector privado –sin ningún tipo de respaldo técnico, ni político– a imponer una agenda polémica era la receta para el caos que propició.

Varias personas del sector consultadas por La Silla Vacía coincidieron que el tipo de liderazgo que ejerce la Ministra es muy problemático para el tema que maneja. “No convoca ni aglutina”, dijo una persona consultada. “Es más, desconvoca y desaglutina”.

Parte de su problema es que ella llegó al Ministerio sin ninguna trayectoria en educación. Campo, ingeniera industrial de la Universidad de los Andes, había sido Viceministra de Relaciones Exteriores en el gobierno de Andrés Pastrana, Presidente de la Anato y una muy exitosa Presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá por diez años. Y como no tenía experiencia en el sector, llegó al Ministerio sin un equipo con quién trabajar. Su mayor asesor –lo que da una idea de su perfil– era la firma de consultoría McKinsey, que puede saber de muchas cosas, pero que no genera mucha confianza en los actores del sistema educativo.

Campo tuvo que seguir trabajando entonces con el equipo que traía Cecilia María Vélez. Ya desde entonces el ambiente en el Ministerio era tenso por las exigencias de la ex ministra que, por lo general, eran tan altas que casi siempre eran imposibles de cumplir a satisfacción de Vélez. Pero como admiraban profundamente su conocimiento y su compromiso con la educación, lo soportaban. Con Campo, esa admiración ha sido difícil de construir. Sobre todo porque la Ministra ni siquiera se apoya realmente en su equipo, sino que se lanza sola contra el mundo.

Y el mundo la recibió con las marchas de protesta más grandes y más serias que se han organizado desde hace años. La falta de habilidad política que demostró Campo para presentar su propuesta logró lo que no se había logrado en años: unir a las universidades públicas y privadas, a los maestros y estudiantes, que en estas manifestaciones han demostrado un gran interés y habilidad por evitar que unos violentos vayan a arruinar la discusión de fondo de la propuesta.

Santos se quema la mano

El de Peñalosa

El revés de Peñalosa

 

Después de un viaje a Chile a mediados de agosto, el Presidente Santos volvió convencido de que las marchas estudiantiles eran un tema al que había que pararle bolas, porque se podían salir de madre. Y a la semana siguiente tomó la decisión de retirar del proyecto el componente del ánimo de lucro.

El Gobierno reversó la decisión cuando el proyecto llegó a la mesa de la Unidad Nacional y discutió con los dirigentes de la coalición el costo político que implicaba mantener esa reforma. Santos no sólo anunció que eliminaría la posibilidad de que las universidades tuvieran ánimo de lucro, sino que también erradicó todo lo que hacía mención en la reforma a la inversión privada.

Es decir, eliminó de la reforma lo que la Ministra Campo había dicho que era el eje sustancial de la misma. Y además quedó la sensación de que lo hizo sin ni siquiera consultarlo antes con ella, pues el mismo día que el Presidente anunció el retiro de esta propuesta el Viceministro de Educación, Javier Botero, defendía el proyecto de ley en la Cámara de Representantes, como lo contó Semana.

Ya sin el ánimo de lucro y sin  haber logrado un consenso con la comunidad educativa, la Ministra Campo radicó en el Congreso su reforma, pero allá tampoco intentó construir un consenso. Ni siquiera con su propio partido, el de La U.

Por eso, cuando el Partido de La U pidió retirar el proyecto, después de que ya lo hubieran pedido los representantes verdes Ángela María Robledo y Carlos Andrés Amaya y el senador del Polo Camilo Romero, Santos ahí mismo cedió (una fuente del Congreso le aseguró a La Silla que Santos mandó el mensaje a los de La U que lo pidieran, aunque Juan Lozano dijo que por lo menos él no había recibido ese mensaje). No valía la pena darse un lapo político por una reforma que ya había quedado totalmente desperfilada.

Pero aún con la decisión tomada de retirar el proyecto, pues habían llegado mensajes de los estudiantes al Congreso diciendo que levantarían el paro cuando lo retiraran, la Ministra Campo siguió retando a los estudiantes que si no volvían ya a clase les cancelaba la matrícula. Una actitud que poco construye un puente para generar un diálogo constructivo sobre el futuro de la educación superior. Entonces Santos -que en un esfuerzo por reforzar el poder de la ministra había dicho que “la reforma va  o va”- tuvo que echar otro reversazo más y decir que no había amenazas de por medio y a recordarles que si levantaban el paro retiraría el proyecto.

La pregunta ahora es si la Ministra Campo tendrá la credibilidad y la legitimidad para discutir y concertar una nueva reforma educativa. Es posible que el presidente y el Congreso simplemente intenten dejar agonizar el tema y pasar la página. Pero los estudiantes tratarán de impedir que esto suceda y ya se dieron cuenta que tienen la fuerza para que el tema se mantenga en la agenda. ¿Lo tendrá la Ministra?

Perfiles relacionados: 
María Fernanda Campo Saavedra
Juan Manuel Santos Calderón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2011-11-15 00:30

La ignorancia cuesta mucho a los Colombianos en un solo sector el agropecuario hay ausencia de bancos de germoplasma que permitan apoyar la producción nacional, nuestra labor se limita a replicar técnicas de producción que son apropiadas en microclimas de otros regiones del mundo poco apropiadas para nuestro país.
Entre tanto la investigación sigue desfinanciada solo un 0.07%, igualmente el tamaño de las instituciones publicas dedicadas a la educación estan limitadas´por su ineficiencia,el caracter profesionalizante de la universidad en Colombia y su enorme restrición presupuestal.
Las regalias de nuevo se le entregaron a la clase política para que las dilapide en gobernaciones y alcaldias. Entre tanto, la educación en todos lo niveles sigue desfinanciada en todos los niveles y el presidente y la ministra tiene el descaro de hablar de competitividad, con una educación de mala calidad para la mayoria.

Mar, 2011-11-15 00:30

La ignorancia cuesta mucho a los Colombianos en un solo sector el agropecuario hay ausencia de bancos de germoplasma que permitan apoyar la producción nacional, nuestra labor se limita a replicar técnicas de producción que son apropiadas en microclimas de otros regiones del mundo poco apropiadas para nuestro país.
Entre tanto la investigación sigue desfinanciada solo un 0.07%, igualmente el tamaño de las instituciones publicas dedicadas a la educación estan limitadas´por su ineficiencia,el caracter profesionalizante de la universidad en Colombia y su enorme restrición presupuestal.
Las regalias de nuevo se le entregaron a la clase política para que las dilapide en gobernaciones y alcaldias. Entre tanto, la educación en todos lo niveles sigue desfinanciada en todos los niveles y el presidente y la ministra tiene el descaro de hablar de competitividad, con una educación de mala calidad para la mayoria.

Mar, 2011-11-15 00:30

La ignorancia cuesta mucho a los Colombianos en un solo sector el agropecuario hay ausencia de bancos de germoplasma que permitan apoyar la producción nacional, nuestra labor se limita a replicar técnicas de producción que son apropiadas en microclimas de otros regiones del mundo poco apropiadas para nuestro país.
Entre tanto la investigación sigue desfinanciada solo un 0.07%, igualmente el tamaño de las instituciones publicas dedicadas a la educación estan limitadas´por su ineficiencia,el caracter profesionalizante de la universidad en Colombia y su enorme restrición presupuestal.
Las regalias de nuevo se le entregaron a la clase política para que las dilapide en gobernaciones y alcaldias. Entre tanto, la educación en todos lo niveles sigue desfinanciada en todos los niveles y el presidente y la ministra tiene el descaro de hablar de competitividad, con una educación de mala calidad para la mayoria.

Lun, 2011-11-14 21:43

¡Vitrinazo y repercusión internacional! ¡Vamos madurando!

http://www.buzzfeed.com/mjs538/photos-of-colombian-students-protesting-a...

Dom, 2011-11-13 20:00

Si un ministro de educación no se puede comunicar con los estudiantes que hace en el ministerio, la verdad perece no tener vergüenza, cosas increíbles que pasan en este país, además que confianza pueden tener los estudiantes en una persona que no le importa los intereses de estos, yo creo que debe estar mejor de asesora para la privatización de los bienes y recursos del ESTADO, o de pronto gerente de un banco, pero de ministra de educación, si definitivamente le quedo grande

Dom, 2011-11-13 19:27

El señor Interor, al parecer un estudiante universitario, escribe DESMERITAR en lugar de DEMERITAR, en el mismo renglón escribe HAYAN HABIDO en lugar de HAYA HABIDO y en el segundo renglón continua con POSECION en lugar de POSESION.

Definitivamente se necesita una revolución educativa para que haya ( NO HAYAN ) mejores profesores y como resultado mejores alumnos.

Mar, 2011-11-15 21:36

Excuse usted semejantes errores de mi parte, el constate uso del ingles y mi celular (ya que lamentablemente el español paso a ser mi segunda lengua de uso) me lleva a olvidar ciertas reglas ortográficas, de las cuales no escudare mi falta.

Aunque si esta usted muy exigente, permítame enseñarle en un teclado mi facilidad para escribir y no sin antes recordarle que esto es un foro de opinión, donde la suya no tiene la mínima cabida en el tema tratado...
Nunca antes visto semejante osadía!, que un don nadie venga a corregirme.

Lun, 2011-11-14 09:52

Wow. Profundo.

Vie, 2011-11-11 22:45

Por fin! Señores no quiero desmeritar a una juventud que ya paso y de la cual no dudo hayan habido brillantes personajes, pero somos la juventud de ahora los que por fin tomamos posecion de lo que sera nuestro y trabajamos por que sea lo mejor posible para nosotros mismos.

Siento todo el orgullo (y a la vez con todo el respeto lo digo) que nosotros SI logramos lo que ustedes nunca fueron capaces de hacer y eso fue doblegar a la clase dirigente para que nos sirva y no nosotros les sirvamos a ellos.

Sin duda alguna este es un triunfo social y politico unico en Colombia y esperamos que nuestra fuerza no se torne en arrogancia mas adelante, esperamos que de la mano de un buen profesorado logremos una educacion abierta y de calidad para todos, lo que seguramente dara un real cambio en lo que llamamos y aclamamos en nuestro diario vivir "equidad"

Si buscan una clave para cesar la guerra que nos heredaron, es la educacion la mas clara de las respuestas.

Vie, 2011-11-11 20:17

A la ministra le toco un reemplazo muy difícil, pero empeora la situación que esta señora no tiene ni malicia sobre el tema de educación y tiene una actitud provocadora que tiene un excelente caldo de cultivo frente a una juventud rebelde y contestataria. Hay una enorme diferencia con la anterior ministra.

Vie, 2011-11-11 14:44

Me encanta, me encaaaaaaaaanta que se empiecen a dar cuenta de cosas que son tan, pero TAN obvias. ¿Qué más creen que iba a hacer la Ministra? Solo era mirar su historial y el perfil que maneja y YA. No había que hacerse más ideas, no había que soñar con los ojos abiertos... que no te guste la realidad no implica que haya que ponerle cucharaditas de edulcorante -a la final, igual de te va a matar-.

Y yo creo que la marcha no solo debe seguir por el bien del estudiantado, sino que debe seguir para de una vez por toda DEPURARSE de los parásitos sindicalistas y de izquierda que intentan, como bien han señalado varios, "apropiarse" la marcha.

"Ven, hijo--"
"No señor, USTED NO ES MI PADRE."

Y eso solo se logrará en la medida que se siga empujando esto hacia adelante.

No me cabe duda, en el fondo, que Santos lo hace por negocio. Así como buscará hacer el hotel, y matar negros en el Pacífico y SnAndrew: el tiene esta cosa de hacerse el razonable mientras calcula el golpe...

Vie, 2011-11-11 14:50

Santos está rodeado de tecnócratas -universidad aparte- que en su VIDA han pisado muchos terrenos en los cuales sus leyes y normas influyen. Pero es que son de casta, es que son de X Universidad, es que estudiaron con X personas... ¿a nadie le parece como jardín infantil en el cual los amiguitos son los únicos que juegan en mi equipo y los demás se mueren?
Por otra parte, lo de la ley 30 lo van a querer seguir empujando y Santos buscará hacerlo pasar si no es ahora, cuando se haga reelegir -ya sabemos que no tiene ascos para exprimir gente, ¿verdad usuarios fantasmas?, ¿verdad Familias en Acción?, ¿verdad Corp. Nuevo Arcoiris?-... el tema de fondo no es si se acaba el semestre o no sino hacia dónde va mi vida cuando termine mi grado y mi semestre. ¿Salen de la U, a qué, exactamente? ¿Con qué mentalidad los educan? ¿Cómo van con esas inteligencias múltiples? ¿Y la sensibilidad social y racial, qué?

Eso no cambia porque un gobernante diga "YO SÍ LO HAGO". Por eso, marcha.

Vie, 2011-11-11 22:49

Hombre Jalule, por lo general yo siempre voy al pie de la letra en lo que dices, pero esta vez dicierno en un pequeño eslabon de tu texto.

Es cierto que Santos esta poniendo mal algunas de sus fichas (y esta claro que no soy santista ni mucho menos uribestia) pero al menos prefiero a un sujeto tecnocrata del otro tema en la direccion, que a un levantado sin presencia ni inteligencia como lo solia hacer Uribe.

Aca ahora el juego es mostrar que queremos y que tenemos para tomar lo que queremos.

Vie, 2011-11-11 19:15

¡¿Tecnócratas?! Por favor. Acá no saben ni qué es eso. Lo que hay en en este país son yupies con título de economista que no saben ni dónde están parados. Cómo se nota que Santos ha conservado la linda costumbre uribista de nombrar ineptos y criminales en los cargos públicos.

Sáb, 2011-11-12 14:33

Si, Tecnócratas, aunque le duela. Saben tan bien donde están parados q tienen q limitar sus propósitos a la realidad y ajustarlos. ¿Ineptos? Quizás le aplique a Min Educación, no es su especialidad, pero en general hay buenas personas en el gabinete. ¿Criminales? Eso es una acusación temeraria y grave! No creo q le conste y si le consta, denuncie. ¡PAYASO!

Sáb, 2011-11-12 20:18

Generalmente no me molestaría en responder, pero igual ni me tomo esto tan en serio así que lo haré, cierto hay personas buenas en el gabinete, pero en el de la cocina Palacio, rescato a Vargas Lleras (con todo y lo que la ha embarrado), a Juan Camilo Restrepo y a Cardona, porque eso de lidiar con la ineptitud uribista de Uriel es pa' machos.
En fin, y sí son unos ineptos que tratan ajustar a fuerza una realidad que ni conocen, creen que tienen la última palabra pero la gente les ha dado un probada de lo contrario, son mediocres porque no son integrales e incapaces de articular lo cuantitativo con lo cualitativo, no miran el origen sólo inventan pañitos de agua tibia que con el tiempo son ineficaces y empeoran todo, ni siquiera son capaces de generar una herramienta por sí mismos máximo se limitan a copiar o a Chile o a EUA, y ni lo hacen bien.

¿Criminales? Quizás me excedí en tal denominación, pero es que después de nueve años de mediocridad, imbecilidad psicosis queda ¿no?

Lun, 2011-11-14 09:51

@Nsoren:
No, de hecho no se ha equivocado. Son bastante Cossa Nostra los tipos estos -y los hechos lo prueban... ¿qué carajo hace Frank Pearl en MinAmbiente?... follow the money y verás-. Yo no avalo a los tecnócratas "preferibles" a los de Uribe, porque y para ejemplo el ICBF que hoy muere en su más profunda definición, tecnócratas Uribe amasó y son de igual o mayor desconexión que la pléyade de tarados que orbitan hoy por hoy en el Gobierno. No uso el adjetivo tarado impunemente: muéstrenme un cambio social significativo que no sea botox periodístico y consideraré tal vez lo contrario.

Ah, no, eso sí le digo: si Cardona llegare a sacar la basura de Uriel a la vista completamente, el tipo ya no es un macho sino el primo pequeño de Hulk. *_*

En cortas: +1.

Vie, 2011-11-11 15:05

Y debe mantenerse.

La marcha está preguntándonos, EN SERIO, ¿qué tipo de país somos y cuál creemos que somos?, ¿educamos para cargar bultos de café como la burra de Juan Valdéz y educamos para que si se sale "del valle", "la costa", "la sabana", "villaito", no tengamos cómo analizar y quedemos paralizados en clichés?

Me encanta cuando hablan de que no hay dinero. ¿En serio? ¿Ya hicieron bien las cuentas de lo que les cuesta la corrupción, cierto? La misma con la que se aceita la Unidad Nacional santista... es por eso que no hay dinero para ello. Campos lo sabe. Santos -Pachito y Juan Ma (SI NO HA VISTO EL VIDEO DE PACHO SANTOS Y LUEGO SU TRAGARSE SUS PALABRAS, HÁGALO *YA* :) )- lo saben.

Es una mafia.
Es por ello que desde la cultura y la reevaluación y evolución, es posible sacarla a la luz. Pero no se engañen: es un parásito enquistado. Y no le va a gustar irse gratuitamente.

Vie, 2011-11-11 12:42

No creo que la señora ministra deba salir, el proyecto de ley 30 me parece bueno, no estoy de acuerdo con quienes dicen que va a privatizar la educación, en ninguna parte del documento hace esta afirmación y por el contrario abre el espacio a un modelo de inversión en investigación utilizado en varios países y que ha demostrado ser benéfico para el desarrollo de investigación en ramas de la salud, la agricultura y varias ramas de la ciencia que apoyan a su vez el desarrollo de la industria.
Buscar la competitividad no se logra negando el desarrollo, es mas el miedo a competir lo que tiene estancado a este país, que todo quiere regalado y con el mínimo esfuerzo.

Vie, 2011-11-11 12:54

La mirada debe ser otra, el documento se debe complementar con una reglamentación y definición de alcances en el tipo de asociaciones, el alcance y manejo de la inversión, la protección del patrimonio actual de las universidades y el debido control a este modelo de inversión.
El documento debe ser fortalecido, debe ser visto como una oportunidad para las universidades y no como un obstáculo al desarrollo de la educación, como quieren hacerlo ver los que están acostumbrados al viejo modelo que permite la permanencia de estudiantes improductivos que duran hasta 10 años en graduarse, quitandole el cupo a quienes si quieren estudiar.
el modelo viejo que permite despedazar las instalaciones de las universidades en aras de "proteger el derecho a la protesta".
No estoy de acuerdo con ese modelo viejo, cuna de empleados públicos ineficientes y rémoras del estado.

Vie, 2011-11-11 19:17

Cierto. Rémoras y parásitos como los que nombran los presidentes de turno o los que elige el "iluminado" pueblo.

Vie, 2011-11-11 09:54

Lo cierto en este punto es que si Santos tiene intención real de establecer una mesa de concertación con los estudiantes, es básico que esa mesa esté presidida por una Ministro(a) de educación que tenga sea beneficiario(a) al menos de un ápice de respeto por parte de los estudiantes, por su conocimiento en el sector o por su distancia total (no haber participado) en el diseño de la reforma a la ley 30. Por lo mismo es imperativo que la ministra Campo renuncie, porque hoy en día es evidente que la cartera le quedó grande y el paro estudiantil es grave, no sólo en términos económicos, sino también en términos sociales.

Vie, 2011-11-11 09:44

De principio la ministra tiene que salir, pero lo seguro es que santos le dará un compas de espera para que salga por otras razones distintas a la mencionada reforma, de tal suerte que santos quedará de todas formas con el sartén por el mango para meter nuevamente la reforma maquillada y disfrazada con "fórmulitas" que ocultan la verdadera intención de privatizar para reducir el gasto. La ministra argumentaba que el porcentaje presupuestal destinado a la educación era más alto que el destinado para la guerra. Lo que no explica es que el porcentaje de la educación está destinado a cientos de instituciones educativas y millones de estudientes lo que en resúmen significaría que cada uno recibirá solo algunos centavos, mientras que el destinado a la guerra está concentrado en la compra de armas de alto costo vendidas por los USA.

Vie, 2011-11-11 16:29

La burocracia corrupta de FECODE oportunista y cínica pretende presentarse hoy solidaria con la lucha de los estudiantes. Lo de los estudiantes es innovación, protesta fresca. Ellos llevan 20 años anquilosados en esos cargos directivos. Los directivos de los sindicatos regionales son principalmente rectores y supervisores que persiguen a los maestros.
Esa burocracia criminal utiliza los dineros que pagan los maestros como cuotas sindicales para hacer campaña política, utilizando los cargos sindicales como trampolín para candidatizarse al Concejo de Bogotá, a las Asambleas, a la Cámara de Representantes y al Senado.
Esos personajes no son unos angelitos ni unas hermanitas de la caridad. Estamos ante unos verdaderos monstruos de la corrupción. Ellos se oponen al desarrollo del país con justicia social. Se ha creado en el magisterio de educación básica por culpa de estos señores la cultura del bajo nivel de la calidad de la educación para los pobres, el conservadurismo y el fascismo.

Vie, 2011-11-11 16:28

La corrupta burocracia sindical de la FECODE es cínica al "oponerse" hoy al nuevo Estatuto Docente, elitista y cercenador de derechos sustanciales del nuevo profesional de la educación. Cando se debió actuar no actuaron. Ya han transcurrido 10 años.
La corrupta burocracia sindical de la FECODE antes de que apareciera la nefasta LEY 100 DE 1993, pactó con el Gobierno la Ley 91 de 1989 que privatiza el servicio de salud de los docentes: acabaron las Cajas seccionales de Previsión Social que prestaban los servicios de salud. Hoy reciben coimas tienen un asqueroso cartel de la contratación con las entidades privadas de bajo perfil que niegan el derecho a la salud de los docentes y atentan contra la vida de los maestros y de sus familiares. Para recibir mayores coimas hoy le están proponiendo al Gobierno que aumente el monto de la Unidad de Pago por Capitación del Magisterio que reciben esas entidades que niegan los derechos de los profesores.

Páginas

Añadir nuevo comentario