Menú principal

Jueves Octubre 17, 2019

 

 

Después de una semana de que La Silla Vacía contó que Mockus y Parody cocinaban una alianza, anunciaron que Gina la encabezaría.

 

Hay una frase del filósofo Federico Nietzsche que Antanas Mockus admira. Nietzsche decía que entre más abstracta sea la verdad que se quiera enseñar, más se deben atraer hacia ella incluso los sentidos. Por eso, Mockus apela a los símbolos que llegan donde sus palabras no. Su último gesto fue convencer a Gina Parody que ella sería una mejor candidata para la Alcaldía de Bogotá. Un gesto generoso o un gesto resignado, dependiendo quién lo mire, pero un gesto definitivamente mockusiano.

“Hay un esfuerzo por sacar lo mejor de cada uno adelante, por poner una especie de lupa de educándonos y educando a la sociedad nuestra en la dirección de apreciar lo positivo”, dijo Mockus, al explicar la decisión de respaldar la candidatura de Parody, días después de intercambiar cartas argumentando por qué el otro era mejor. “Cuando la gente siente sus virtudes reconocidas se esfuerza por mantenerlas y desarrollar esas actitudes. Es construir sobre lo construido pero en el ser humano.”

En su entrevista con La Silla Vacía un mes atrás, Mockus había dicho que uno de los propósitos de lanzarse de nuevo era “hacer pedagogía en cada acto de Gobierno: todos aprenden, todos enseñan y adquiere sentido el planteamiento de una nueva forma de hacer política”. Este fue uno de esos actos.

En los días anteriores a la reunión del viernes, los dos equipos de campaña se habían reunido para conciliar los puntos programáticos que aún los distanciaban. Y en la reunión del viernes, que tardó nueve horas, antes de anunciar la decisión al público, Mockus volvió a leer la carta que le había escrito a Gina Parody con sus razones sobre por qué ella debería encabezar la alianza y dijo que sentía en lo que había escrito que él ya la veía a ella en el ejercicio de gobierno. Y que sentía que era positivo para la ciudad darle paso a un nuevo liderazgo y a que una mujer llegara a la Alcaldía.  Luego la abrazó un rato y la decisión quedó tomada.

“Esto es ante todo un golpe de corazón”, le dijo Mockus a El Tiempo cuando el periodista le preguntó si buscaba con esto otro golpe de opinión.

Las razones detrás

Es probable que, como casi todo lo de Mockus, su decisión fuera el resultado de un proceso emocional.

Mockus se lanzó de nuevo al ruedo con la expectativa de cómo lo iba a recibir de nuevo la gente. Y lo cierto es que la campaña nunca logró arrancar del todo. Las impugnaciones a sus candidatura no tuvieron un piso legal pero lo enredaron. Y aunque su programa de gobierno, a diferencia del de su campaña presidencial, estaba detallada y creativamente elaborado, no logró volver a desatar la emoción de la Ola Verde.  Quizás la gente solo se enamora locamente una vez, o por lo menos del mismo.

Sin plata suficiente para hacer una campaña de gran envergadura, su triunfo esta vez se veía difícil y lo sería más una vez empezaran los debates televisivos en los que Mockus no logra ajustarse del todo al formato de respuestas de 15 segundos. 

En este contexto, su alianza con Gina Parody es una salida no solo digna sino coherente con su trayectoria y su filosofía. Parody se había esforzado por presentarse desde el primer día de su campaña como la “nueva Mockus” apelando a frases de Antanas y posicionandose como la nueva representante de la ‘política antípolítica’ que inventó Mockus hace dos décadas.

Después de aceptar que la unían a él sus posturas éticas para hacer política, explicó Gina en una entrevista con La Silla Vacía hace unos meses: “Mi gran diferencia con Mockus es que él no pasa al campo del cómo. Nosotros tenemos los principios y también la capacidad de llevarlos a cabo”, dijo.  Se veía como una Mockus ejecutiva.

Y aunque comenzó su carrera política de manera convencional dentro del uribismo y aupada como la consentida del expresidente Álvaro Uribe y de la columnista María Isabel Rueda, quien le abrió las puertas en los medios de comunicación tradicionales, Parody ha demostrado que hace la tarea y que es valiente y que está dispuesta a perder ciertas cosas con tal de mantener unos ideales. Así lo demostró cuando renunció a su curul en 2009 en medio de una presión insostenible por parte de Uribe para que apoyara su segunda reelección a la que ella se oponía.

Parody tiene una trayectoria limpia, libre de escándalos, y fue una pieza clave en todo el destape de la parapolítica, cuando un tercio de sus colegas estaban en el bolsillo de Mancuso y Jorge 40. Aunque también durante esta campaña ha tenido dos episodios que no reflejan la absoluta transparencia que siempre demostró Mockus en su carrera política: la filtración por parte de su campaña de una encuesta interna que El Tiempo publicó sin decir que era pagada por ella y que marcaba un alto porcentaje en intención de voto que no había marcado antes ni volvió a marcar después; y la financiación de la venida de Rudolph Guiliani, el ex alcalde de Nueva York, cuya tarifa no baja de los 100 mil dólares por conferencia pero que a ella supuestamente se la regaló.

De todos los candidatos en esta contienda, ella es sin duda la que más sinergías filosóficas y políticas tiene con Mockus. No solo por los valores que comparten sino porque se aproximan a los problemas sin una posición marcadamente ideológica aunque ambos son de centro derecha. Por esto esta alianza va más allá de la cosmética y también de cualquier arreglo burocrático (que no lo hubo).

El impacto de la alianza

Así las cosas, Parody, que marcaba ligeramente menos que Mockus en las encuestas de intención de voto, se convirtió en la cabeza de una candidatura que Mockus espera que sea de “dos cabezas”, así como la suya para Presidente fue en un principio de “cuatro cabezas”, como la bautizó el encuestador Napoleón Franco en el documental “La Ola Verde”, para explicar su disparada en las encuestas.

Pero como pasó en la contienda presidencial, en la recta final de la campaña, los debates de televisión se vuelven un factor fundamental de la campaña, y por más que Parody y Mockus quieran andar como siameses, la candidata será Gina y será ella a quién los bogotanos elegirán o no.

El gesto de Mockus, sin embargo, le puede dar a Parody el empuje suficiente para convertir su candidatura en una verdadera tercería.  Mockus, el Dalí de la política, tiene una extraña capacidad de cambiar los marcos de la discusión y el solo hecho de acompañarla en sus recorridos durante el próximo vez permitirán ver a Parody bajo otra luz.

La pregunta es si esto será suficiente para darle la pelea a Enrique Peñalosa y a Gustavo Petro.

Si una fracción de los votos de Mockus se le suman a Parody, esta alianza rescatará el centro y la pondrá en el juego que ya no se podrá polarizar. Y si Gina mantiene su estrategia, intentará hacer ver a Peñalosa como el representante de la derecha, del establecimiento no solo político sino económico, y como un técnocrata como ella pero menos libre de seguir sus propias convicciones dadas las alianzas que ha entablado.  Y a Gustavo Petro, como el representante de una izquierda populista y poco moderna.

Pero ellos tienen también con qué defenderse frente a Parody. La experiencia administrativa de Peñalosa supera con creces la de Gina, cuyo desempeño profesional ha sido en el Congreso. Y el valor de Petro, que ha seguido dando la pelea a pesar de las chuzadas, del hostigamiento y de los insultos de Uribe, superan el coraje de Parody que ante la presión y el peligro ocasionado por sus valientes denuncias se fue del país dos años a estudiar a Harvard y desapareció del escenario político dejando su curul al siguiente de su lista, quien votó a favor de la reelección que ella se oponía.

Si esta alianza funciona electoralmente el más perjudicado será Carlos Fernando Galán, quien no logró convencer a David Luna de que se le uniera y quedó de director de un partido altamente cuestionado. Si Mockus y Gina suman sus votos -algo que rara vez sucede de manera matemática- Galán quedaría de cuarto.

A Antanas Mockus le encantan los experimentos sociales. Y los resultados de este último gesto, cargado de simbolismo y de lecciones sobre la generosidad en la política, se sabrán en un par de semanas cuando las nuevas encuestas lo midan. Lo malo (o lo bueno) para sus seguidores es que este gesto significa muy probablemente el fin de su creativa vida política electoral.

Perfiles relacionados: 
Gina Parody d Echeona
Antanas Mockus
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2011-10-06 13:04

Los votos no se suman y menos los de Mockus cuyo centro es el voto conciente e independiente pero a medida que pasan los días se ve más clara La Alianza y Gina se perfila mejor, espero la encuesta del Domingo 30.

Lun, 2011-10-03 23:54

Me equivoqué por un punto, casi le atino a los números en la más reciente encuesta, después del matrimonio Parody-Mockus: http://www.cmi.com.co/?n=71071

Lo dicho: si no gana Petro, gana Peñalosa. A los demás no les va a alcanzar.

Mar, 2011-10-04 07:20

las encuestas son casi la teja y el bulto de cemento que le regala los corruptos a sus electores y sale mas barata.

Mar, 2011-10-04 17:13

carlos, la ASI le dio permiso a Mockus para hacer esta alianza. Y por lo menos lo que sabemos es que no hubo ninguna discusión de plata de por medio.

Lun, 2011-10-03 19:45

Señorxs: para realmente comprender el tamaño del asunto con la Capital.

http://razonpublica.com/index.php/recomendado/2428-bogota-metropoli-en-c...

Ahí se va el tema completo.

Lun, 2011-10-03 20:12

peñalozas es un delincuente de cuello blanco, es un criminal de la peor calaña que no contento con dejarnos esto: http://www.eltiempo.com/colombia/bogota/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8... ahora piensa acabar la naturaleza con la construccion de la ALO destruyendo 4 humedales de la ciudad. Y si llega a ganar quienes voten por el seran sus complices y tan criminales como él.

Lun, 2011-10-03 20:02

Bastante manido ese argumento en los debates. Entender la política como ejercicio de administración es sólo una forma de concebirla y un modelo que ha venido acentuándose desde el siglo pasado. ¿Le suena eso de gobernar?

Lun, 2011-10-03 14:47

Aunque esta alianza es tentadora, sigo pensando que Peñalosa, aún cuando se haya unido con Uribe, tiene lo que necesita Bogotá en este momento... Para empezar Gina propone hacer la línea del metro por un lugar donde predomina la especulación, más que la realidad, y otras medidas populistas. Claro, que el campeón en populismo,sin duda alguna,es Petro.

Lun, 2011-10-03 23:58

"Populismo" es hacer creer que "la mano invisible" del mercado va a generar equidad social. En el cuarto país con mayor inequidad del planeta, no puede llamarse populismo la opción por la equidad.

Lun, 2011-10-03 23:04

¿Bogotá necesita a alguien que le da la bienvenida a la corrupción? Pensé que todos los bogotanos estábamos hartos de los tratos clientelistas de Moreno (que Peñalosa con su alianza uribista promete continuar)

Lun, 2011-10-03 20:14

lo que necesita la ciudad es un metro por la caracas publico y subsidiado. bogota necesita a @AurelioAlcalde.

Lun, 2011-10-03 14:06

Gina es una persona competente pero, a mi parecer, sólo ha hecho dos aportes a la política colombiana: uno, la ley de infancia que, dicho sea de paso, anda de reforma en reforma y no parece calzarle del todo a nuestro sistema jurídico; y dos, alejarse del uribismo sólo cuando fue inminente que estaba saliendo a la luz su verdadera cara.

Pregunta: ¿Qué ha hecho Gina o Mockus en contra de la corrupción, además de preciosas arengas y dar un paso al lado para alejarse de los corruptos y no "entecarse"?

No quiero una alcaldesa bravita a la hora de hablar y pusilánime a la hora de actuar.

Lun, 2011-10-03 20:18

¿Y dentro de lo que le compete a un alcalde qué se puede hacer? De Mockus recuerdo las depuraciones de las secretarías distritales y el barrido en la Policía, que por aquél entonces - primera alcaldía- era la gran mafia del distrito. ¿De qué otra manera podría actuar el ejecutivo local en este sentido, además de las campañas simbólicas que tanto se recuerdan?

Lun, 2011-10-03 23:51

Cuando la bandera de uno es la anti-corrupción, definitivamente resulta muy mediocre pasar de agache en todos los episodios de corrupción que han asolado a Colombia durante los últimos 8 ó 10 años, y luego salir otra vez a asumirse como el abanderado de la anti-corrupción. Personalmente, prefiero los estadistas con vocación histórica a los gerentes con decencia, que efectivamente, Mockus la tiene.

Lun, 2011-10-03 12:21

No sé si Petro sea realmente el nuevo Samuel Moreno, como decía un columnista en la Revista SEMANA hace pocos días, pero esto sí sé: se da la oportunidad en bandeja de plata para exigir como precio por el voto un manejo responsable de los recursos ecológicos de la ciudad con miras a evitar agua contaminada para los alimentos (i) y más inundcaciones (ii) al candidato que se prefiera.

¿En lo personal? Peñalosa hoy me da asco. Uribe me da arcadas -y su 'recomendación' por la radio por parte de AUVélez está como la copia vil de la campaña mexicana de cierto político llevada a cabo durante la candidatura de JMSantos-.

Así que para los que crean que existe posibilidad de elección, voten por Gina&Mockus.
Pero yo pienso que es una gran farsa. Ninguno se interesó realmente por las inundaciones, ninguno plantea menos segregación racial como forma de elevar el piso cultural de la ciudad. Realmente, a nadie le importa Bogotá.

Lun, 2011-10-03 11:57

Para mí es clarísimo que si no gana Petro, gana Peñalosa. A los demás no les va a alcanzar.

Lun, 2011-10-03 11:04

Ni las encuestadoras ni los candidatos a la alcaldía pueden medirlo; en una alta probabilidad el trabajo de calle de los aspirantes a concejo y JAL por la ASI darían una aproximación; como precandidato a JAL retirado me atrevo a decir, que un 20% de los Mockusianos no darán su voto a Gina, pero esa alianza podría lograr aceptación entre los indecisos y algunos verdes, que compensarían esa baja mockusiana; aunque los votos no son transferibles, si creo que puede cerrarse la brecha de intención de voto frente a Peñalosa y Petro, y dependerá mucho del trabajo juicioso que Gina y Antanas hagan en la calle, y ante los medios enviando el fuerte mensaje sobre la irresponsabilidad de convertir la campaña en una subasta irresponsable de promesas que no se pueden cumplir, y sobre todo la integración de los planes de gobierno que estará en la mira de Mockusianos y estrategas Petristas y Verdes (JJ Rendón).

Lun, 2011-10-03 10:52

Tras el legado de Antanas hay una lección pedagógica (como toda acción emanada de el). si bien es cierto que a Gina se le acusa de haber sido una "consentida" en el congreso, su salida del país para no votar la segunda reelección, y el presunto juego de pagar encuestas a su favor, la aceptación de Gina como "heredera" del Mockusianismo en Bogotá es la lección de reto y confianza ejemplo para el mundo; es como la magdalena a la cual Jesús dice "ve y no peques más", y cuando le enseña a sus apóstoles la ley del amor y delega la misión de multiplicar ese mensaje. El discurso de Gina (http://ginaparody.com/2011/10/discurso-de-gina-parody-dirigido-al-equipo...) parece ser una expiación de sus culpas, y si ese mensaje es bien difundido puede calar en los electores si se suma a otro criterio que dió lugar a esta alianza (la campaña no puede convertirse en una subasta de promesas irresponsables, y yo no le juego a eso. Antanas)

Lun, 2011-10-03 10:37

El efecto en las urnas de esta alianza realmente es imposible de medir ya que no tiene precedentes (no se puede tomar como referencia lo sucedido en el partido verde dado el contexto y tipo de maquinarias involucradas); depende en gran medida de la capacidad de Gina por transmitir con precisión en los medios, los elementos que dieron lugar a la misma y el papel que va a jugar Antanas, no solo en la campaña sino en el marco de un proyecto político independiente de cara a las presidenciales. Las encuestas en lugar de medir una intención de voto inciden en la intención de voto ("no voy a perder mi voto" parece ser la "cultura" electoral) por eso las elecciones se polarizan entre dos candidatos y había que hacer algo al respecto, no aceptar la presión de las maquinarias políticas (en contra de una segunda reelección en el caso de Gina y la larga cadena de acciones de Antanas, últimamente en el PV) sería uno de los factores que permitió esa unión. Una lección pedagógica ETICO-POLICA.

Lun, 2011-10-03 04:48

Solo Petro a la alcaldia, no mas inchorenecias parodicas, no mas falsas e incumplibles promesas. no parody

Lun, 2011-10-03 00:37

CONJETURA

De caribeño ancestro procedente
la rola javeriana queda en ascua
para ser alcaldesa antes de pascua
y en el turno de prima Presidente.

Antes, ganar el cargo, sumar gente,
Erradicar la corrupción inicua
Precaverse de cierta casta ubicua
Y gobernar con un tinte excelente.

No todo se limita a conjetura
A un sendero de buenas intenciones,
Gina tiene de todo, no es incauta,

Si aquilata el equipo y las razones
Logrará que al final suene la flauta
Y el éxito corone la aventura.

Ricardo Rodríguez Asensio
@RIGUEZ_A

Mar, 2011-10-04 00:19

Kathy: En otro lugar aludo con tardanza a tu amable referencia y a "CIRCUITOS PRESIDENCIALES" (Santos - Garzón). Ando un poco embolatado y trato de sacarle tiempo a la Silla, para no perderle el rastro a los excelentes informes, así como a los comentarios renovados de nuevos seguidores de este portal. Kathy, siempre registro las polémicas con olor marino y fundamentos serios. Cordial saludo: @RIGUEZ_A

Mar, 2011-10-04 00:23

Corrección: "... comentarios agudos de nuevos seguidores..."

Páginas

Añadir nuevo comentario