Menú principal

Lunes Septiembre 27, 2021

Ayer publicamos una nota en la que señalábamos que Alejandro Arias, el periodista samario que se ganó el premio Simón Bolívar por fotografía en internet con las imágenes de la minera Drummond tirando carbón al mar, no fue quien tomó esas fotos. Tras la publicación, una de nuestras fuentes, cuya identidad habíamos protegido por solicitud suya, nos desmintió públicamente. Se trata de Aníbal Pérez, presidente de la Asociación de Trabajadores Enfermos de Drummond, quien nos dijo inicialmente que Arias no había tomado las fotos y que de hecho su organización se las había entregado primero a otro medio. Esa era solo una de las evidencias de nuestra afirmación sobre la autoría de las fotos.

Horas después de publicada la historia, Arias publicó en su blog un comunicado firmado por Aníbal Pérez en el que asegura que la información de esta nota es "absolutamente falsa y carente de verdad" y que la periodista Laura Ardila Arrieta "manipuló y editó las informaciones entregadas".

Pérez había hablado con nosotros on the record, dando su nombre y cara, en un primer momento, pero (pocos minutos después de que La Silla llamara a Arias para consultarlo) se comunicó con nosotros para pedir que protegiéramos su identidad porque Arias les llevaba unos casos de enfermos de la Drummond como abogado. Así que decidimos publicar la historia con su testimonio, pero sin mencionarlo con nombre propio. Sin embargo, ante el comunicado en el que nos desmentía, y en el que rompía su pacto de confianza con La Silla y estaba poniendo en entredicho nuestra credibilidad, decidimos revelar su nombre.

Después de revelada esa información, encontramos nuevos datos que explican el cambio de Pérez.

El periodista Gabriel Padilla, de Santa Marta, se comunicó con La Silla hoy lunes por la mañana para contarnos que él entrevistó a Aníbal Pérez el pasado sábado en video. En ese video, Pérez explica que Arias no fue el autor de las fotos y que pensaba incluso demandarlo ante la Fiscalía. Este es el video.

Ayer, después de la publicación de La Silla, Aníbal Pérez le escribió por el chat del celular al periodista Padilla para que no sacara el video. Pérez le dijo a Padilla que estaba en el apartamento de Alejandro Arias y le solicitó que no sacara el video porque “aquí vamos bien usted y yo”. Estas son las fotos del chat entre Padilla y Pérez:

Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 1 Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 2 Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 3 Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 4 Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 5 Chat entre Gabriel Padilla y Aníbal Pérez parte 6

Gabriel Padilla es el periodista que grabó el audio en el que el alcalde de Ciénaga, Luis ‘Tete’ Samper, señala a Alejandro Arias de supuestamente estarlo extorsionando. En respuesta a ese audio, como contó La Silla en la historia de ayer, Alejandro Arias denunció a ese Alcalde, a Padilla, a Cecilia Orozco (directora de Noticias Uno, medio en el que Padilla ha hecho free lance) y a varios tuiteros sólo por haberle dado retuit al audio.

Pero no es el único espacio en el que Pérez ha contado esa misma versión de los hechos. En una conferencia que hizo en la Universidad de Alabama (el mismo estado donde está la casa matriz de Drummond) en noviembre pasado, contó que las fotos le habían llegado por unos pescadores.

En esa charla, que fue reseñada en el periódico universitario The Crimson White, contó que los pescadores le pasaron un CD con las fotos y que había recibido una amenaza telefónica poco después para que no las publicara.

Con este video y las fotos del chat entre Padilla y Aníbal Pérez, La Silla no tiene más que decir al respecto. Ya será el jurado del Premio Simón Bolívar quien evalúe si Arias debe conservar su premio o no.

 
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2014-02-24 16:46

Lo de la situación con Drummond y las violaciones que esta multinacional comete es una historia y la de la foto otra. Acá se está hablando de ética profesional y del presunto engaño que Arias ha construido para quedarse con el crédito de las fotos. LSV tiene todo el derecho a revelar la fuente cuando otros dicen por otro lado que es el medio el que se ha inventado todo.
De acuerdo con el comentarista Pablo. La valentía fue de otros y eso también se debe reconocer. @LinaCWills

Lun, 2014-02-24 17:48

GMolano,

Tienes razón en que la foto sigue manteniendo todo su valor al denunciar la terrible contaminación por parte de la Drummond. Eso nadie, y mucho menos La Silla que fue el primer medio nacional que le dio eco a la denuncia de Arias, lo ha puesto en duda. Lo que está en duda aquí es si el bloguero se ganó el Premio Simón Bolívar con una foto que no tomó él. A algunas personas, como tú, eso le puede parecer intrascendente. Pero nosotros cubrimos los medios y nos parece que ese premio tiene un valor.

Lun, 2014-02-24 17:56

Pero es más un asunto de la organización de los premios que de un medio como éste, así su directora haya sido jurado.

Mar, 2014-02-25 11:39

Diego, es que la Silla cubre cómo se ejerce el poder. Y los medios ejercen poder, por eso los cubrimos. En esa medida, creo que este tema sí entra dentro de nuestro ámbito.

Mar, 2014-02-25 16:30

Juanita, usted es brillante, pero vea, esta noticia aparece después de varios informes de LSV en las cuales eran objetivos y presentaban a partidos serios como verdaderas alternativas, caso el Polo.; y fíjese, posteriormente sale ésto, que según lo que dice el Gatodeschildren(?), todo es resultado de que la izquierda no es alterantiva. Sincermente, y con todo el respeto que sumercé se merece, ésto parece mandado a hacer por alguien o algo" que tiene intereses de hacer quedar mal al POlo y peor aún, quitarle valor a la denuncia mediante las fotos, para que en la memoria del país quede solamente un chisme sobre las fotos.

Lun, 2014-02-24 15:33

LSV preocupada?

Y no es para menos, el nudo se armó con su historia-con argumentos de un posible mitómano-una en la q no hablaron inicialmente de Pérez -’’una fuente de la asociación’’-solo hasta hoy.

Al final nadie sabe nada de quien tomo las fotos, lo más probable un trabajador de la misma Drummond q necesariamente toca proteger. De resto se reduce a lo de siempre, el botín económico; ahora el mismo Padilla en un ataque de honestidad, publica un chat donde tampoco queda bien parado cuando le dicen: ‘’aguante el audio q aquí vamos bien Ud. y yo’’, esa expresión no se la dicen a alguien q no haya tenido algún acuerdo previo.

Xq Pérez les mintió?. Como saben q no está mintiendo también Padilla con el chat?. …me perdonan, ….pero igual es periodista, hay famas de famas que se adquieren así como la de los abogados,.no son todos,.. pero....

DIDUNDI Dom, 2014-02-23 12:11
Entre la ’fuente NN’,la asociación, el PRESIDENTE y Arias hay algo raro.

y Padilla?.

Lun, 2014-02-24 15:14

Es lamentable el manejo que LSV decidió darle a este episodio, además del tono y desafortunadas respuestas que recibí de la periodista autora por Twitter. Rescato a otros periodistas de LSV que respondieron de manera amable y con disposición a una disertación ética. Yo creo que este episodio para LSV es igual de grave que el que vivieron con lo de Cano, también que es una situación de difícil decisión: una encrucijada, un dilema moral de esos que tanto les gusta a los filósofos. Pero a mis ojos, profesional habría sido de LSV desde el inicio hubiera logrado conseguir las pruebas para dar a conocer esta noticia y la denuncia sin tener que involucrar, nombrar y mucho menos revelar a la fuente ni dar detalles íntimos que ahora están publicando, para mostrar su punto y no reconocer su responsabilidad. En mi opinión nada de esto tiene justificación. Es muy triste y decepcionante para mi. Agradezco tener este espacio para manifestarlo.

Lun, 2014-02-24 15:12

Que vergüenza que Un periodista engañe a su gremio y mucho más cuando denuncia a quienes creen que la información del primer artículo de la Silla es verdadero por la argumentación en él expuesta. Pero el colmo que Arias extorsione al falso Premio de Periodismo; definitivamente en este país no se pueden hacer olas! Juanita, creo que Usted manejo correctamente la protección de la confidencialidad; espero que haya reunión URGENTE del Jurado del Premio Simón Bolívar para declarar desierto esta distinción hoy espuria.
Que no vayan ahora a decir que Usted defiende a la Drummod; ese es otro asunto que no tiene discusión y sobre el cual tenemos todos hasta la empresa, certeza del impacto ambiental!

Lun, 2014-02-24 15:03

Ummm. Esto huele a que el derrame de carbon tan diligentemente fotografiado, no es mas que un complot contra la Drummond. Es un saboteo dirigido con el fin de ocasionar el daño que efectivamente le causaron a la empresa, dirigido probablemente por Asotredp, algunos trabajadores desleales y posiblemente el sindicato. El lenguaje mafioso de “aquí vamos bien usted y yo” y otras perlas publicadas en este post lo demuestra. Supongo que los abogados de Drummond estaran preparando sus alegatos para que sea reestablecido el buen nombre de la empresa y resarcido los daños causados.

Lun, 2014-02-24 16:00

Si así fuera, no creo que la Drummond hubiera esperado hasta ahora para defenderse. ¿Cuál sería su alegato? ¿Que las pruebas están viciadas? Lo hubieran alegado desde el principio, pero los abogados de la Drummond, supongo, son más avispados que los amigos de las teorías conspirativas.

Sospecho que quienes mejor conocen todo este entramado son los detectives de la Drummond, para quienes estas revelaciones periodísticas no deben tener nada que ellos no supieran ya, incluidos los datos personales de los autores de las fotos (que el público todavía no está seguro).

Pero a la Drummond, y a los organismos de control, les debe tener sin cuidado quién carajos tomó las fotos. El hecho es que existen y no han sido desvirtuadas, por el contrario, confirmadas por la misma Drummond. Los alegatos van por otro lado y no van a cambiar de rumbo.

Y sobre la oportunidad de las fotos cabría otra explicación: Fueron tantos los eventos que algún día hubo una cámara a la mano para fotografiar uno.

Lun, 2014-02-24 17:50

Que la Drummond hizo ese descargue en alta mar no está en duda por nadie. Ni siquiera por parte de la Drummond.

Lun, 2014-02-24 20:25

Drummond a reconocido que ocurrio un accidente, nunca a aceptado que sea una practica habitual de su operacion, verter carbon al mar. Los medios apoyados en estas fotografias iniciaron el bullying mediatico y lo mostraron asi.

Anexo entrevista al presidente de Drummond en Colombia donde deja abierta la posibilidad de apelar la multa por el accidente. Creo que la polemica abierta por la procedencia de las fotografias y el tratamiento de noticia espectaculo que se le dio y que de alguna manera presiono a Minambiente a tomar decisiones apresuradas servira para establecer que tan objetiva y apegada a la ley fue la multa impuesta a raiz de un accidente de operacion.

http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-13381052...

Lun, 2014-02-24 14:01

Creo que del artículo anterior, extendido mediante los comentarios y las respuestas, y agregado con este, deja varios puntos en claro:

1. Hay dos casos que no se pueden mezclar: Uno es la denuncia y el otro es el concurso y el premio. Para el primero, todo esto es irrelevante. Para el segundo, es muy relevante.
2. Todo esto no le cuelga una lápida a nadie, por lo menos no una nueva.
3. No hay manera de que Drummond utilice todo esto a su favor, pues en ningún momento se ha cuestionado la autenticidad de las imágenes. Pero si así fuera, tampoco sería razón válida para envolatar el asunto ético. No todo vale.
4. Se entregó un premio espurio, no por culpa de quien lo entregó, sino de quien se postuló y ganó.
5. Las fotos siguen mereciendo un premio. Parece que quien lo recibió no lo merece.

Sobre la discusión periodística acerca del tratamiento a las fuentes, mejor se la dejamos a los periodistas. Y si hay una disputa ajena entre ellos, también serán ellos quienes la aclaren.

Lun, 2014-02-24 13:54

El comentario de "ccdc" no tiene cabida, claro que es una noticia relevante, generar cultura no se basa solo en mostrar los escándalos más grandes de la política o entidades reconocidas.
Las historias que ocultan los premios a fotógrafos y sus obras de arte (Fotografías) no son de sorpresa para el mundo, desde hombres que plagian, hasta quienes de manera antitética logran capturar esas imágenes que conmocionan a los hombres, es por ello que la noticia no pierde relevancia, no sólo porque sea un tema colombiano sino porque ARTE y como tal debe ser noticia, algo que la sociedad actual nos quiere vender al hacernos pensar que todo lo que tenga que ver con la cultura no tiene relevancia.

Lun, 2014-02-24 16:57

Mientras no aparezca el autor de la imágen de la barcaza no es posible hablar de plagio, es como si se acusara a alguien de cometer un homicidio pero el cadáver no existe.

Lun, 2014-02-24 18:00

El punto es que para concursar debía ser el autor de la foto. Si no era no podía hacerlo https://pbs.twimg.com/media/BhRI8-ECIAAjJLG.jpg

Lun, 2014-02-24 13:50

Me parece increíble hasta donde es capaz de llegar este periodista. Drummond sigue siendo culpable, eso nadie lo discute ni la misma Drummond. Aquí lo que está en juego es la ética del periodista, la de Arias, que por lo que se observa, ha movido cielo y tierra por mantener como de su autoría una foto que la investigación misma muestra, no pudo haber tomado el. Para mi no es creíble que desde una lancha se haya podido tomar una foto con blackberry y con un angulo como si estuviera a mas de 5 metros. No pudo ser el.

Además Arias se ensaño el mismo con su propia imagen. Puso en tela de juicio su credibilidad por la forma misma en la que, no solo viola los derechos de autor del dueño de la foto que en Colombia y todo el mundo es un DELITO, sino que deja en el aire si Perez recibió dinero para firmar a favor de Arias, que también es un delito.

Mis abuelos me enseñaron que las malas costumbres no se cogen de la noche a la mañana, por eso me pregunto, ¿será esta la primera vez?

Páginas

Añadir nuevo comentario