Menú principal

Sábado Abril 04, 2020

En el Partido Conservador nadie dice esta boca es mía, pero fuera de micrófonos muchos hablan de que la nueva molestia de los azules con el presidente Juan Manuel Santos tiene que ver con que en su equipo de reelección -el que encabeza el exministro Germán Vargas Lleras y que trabajará desde la Fundación Buen Gobierno- no hay ningún representante del conservatismo. Únicamente hay liberales, con excepción del general Óscar Naranjo, que no tiene partido.

El hecho fue leído por algunos congresistas conservadores como la exclusión del Partido Conservador del proyecto de reelección de Santos, y como un nuevo episodio de maltrato en el tratamiento “de tercera” que -según ellos han dicho- el Presidente le ha dado a la colectividad a lo largo de su mandato. Por eso desde el mismo viernes pasado, cuando el mandatario presentó su equipo de Buen Gobierno, empezaron a comentar en los corrillos su disgusto. Especialmente hablaron los que tienen más cercanía con el expresidente Álvaro Uribe, pero la molestia esta vez incluye también a santistas.

La carta que ayer la precandidata Marta Lucía Ramírez mandó a Efraín Cepeda, presidente azul, refleja la situación. Ramírez, que quiere ser candidata y es muy cercana al uribismo, insiste en que el Partido debe salirse de la Unidad Nacional para comenzar un nuevo proyecto con candidato presidencial propio, principalmente porque la alianza electoral gestada entre el Presidente y algunos sectores de esa Unidad Nacional no incluye a los conservadores. Pero también dice que si eso no es razón suficiente, lo hagan porque no es coherente apoyar a un mandatario que “ha recibido el apoyo de las Farc”. En clara alusión a los diálogos en La Habana, que es otro de los puntos que distancian a la colectividad de Santos.

A las pocas horas y también mediante una carta, el Partido le contestó a Ramírez que no se saldrán de la Unidad Nacional, pues apoyar a Santos y al proceso de paz es una decisión mayoritaria. Sin embargo, y aunque sea cierto que por ahora no se vayan del lado del Presidente, la tensión continúa, como se lo dijeron varias fuentes a La Silla.

Un Senador conservador dijo, por ejemplo, que este episodio del equipo de reelección muestra que “el Partido está cada vez más alejado de Santos”, quien prefirió poner en Buen Gobierno a amigos todos de tendencia liberal “pudiendo haber puesto también a Juan Camilo (Restrepo) o a (Juan Carlos) Echeverry”. Ellos dos exministros conservadores de Santos.

Otro senador agregó, por su lado, que el Presidente volvió a excluir a los conservadores de un equipo clave para él, tal y como pasó en el equipo que está negociando la paz.

¿Por qué lo hizo? Un congresista que conoce de cerca a Santos dijo que tal vez es arrogancia del Presidente. A su juicio, Santos siente que no necesita a los conservadores para reelegirse: ya neutralizó a los que hubiesen sido sus contrincantes más fuertes (Vargas Lleras y Naranjo) llevándolos a Buen Gobierno, y al resto de aspirantes los ve “como enanos”.

En el Partido Conservador hay miembros proclives a estar con Santos y hay otros que quisieran estar con Uribe. Hernán Andrade es más afín a Santos, pero le gustaría irse con candidato propio.

El presidente conservador, Efraín Cepeda, ha dicho que el Partido podría irse con candidato propio a las presidenciales de 2014, pero eso sólo se sabrá hasta que los azules voten en su convención nacional.

Según esa tesis, es posible que Santos no sólo vea que no tiene, al menos por ahora, grandes contrincantes para pelear la Presidencia sino que también sabe que el Partido Conservador no cuenta con una candidatura presidencial fuerte como para montar rancho aparte.

Sin embargo, los conservadores tienen unas bases electorales fuertes de las que sí va a necesitar el Presidente a la hora de reelegirse. Además, está el riesgo de que en las listas para Congreso los azules podrían hacer alianzas con el uribismo y quitarle curules a otros partidos de la Unidad Nacional.

Desde una orilla más positiva, un representante conservador piensa que la jugada de Santos y Buen Gobierno no fue partidista, que es casualidad que casi todos los amigos que buscó son de tendencia liberal y que más adelante el Presidente sí buscará acuerdos con los demás partidos.

Además, este congresista recuerda que el Partido “tiene limitantes” a la hora de poner figuras en un equipo como el que armó Santos para la reelección, en donde todos tienen buena imagen. “¿A quién hubiéramos puesto nosotros? ¿A conservadores cuestionados como Gómez Gallo? ¿A Ciro Ramírez? ¿A Fabio Valencia?”, se preguntó. Aunque exministros como Echeverry y Restrepo muestran que sí hay conservadores con buena imagen.

¿Contentillo con Estupiñán?
Marta Lucía Ramírez, que quiere ser candidata y es muy cercana al uribismo, insiste en que el Partido debe salirse de la Unidad Nacional para comenzar un nuevo proyecto con candidato presidencial propio.
Francisco Estupiñán es el candidato del conservatismo al Ministerio de Agricultura. Los azules también quieren que la presidencia del Banco Agrario siga en manos de ellos.

En cualquier caso, este nuevo disgusto conservador con Santos es uno más en la lista de molestias que tienen con el Presidente.

Como lo ha explicado La Silla, los conservadores sienten que este Gobierno no los ha tratado bien en términos de burocracia. Que los ministerios que supuestamente son de ellos, en realidad le pertenecen a amigos de Santos “sin mayores compromisos con la colectividad”, como dicen que era el caso de Juan Camilo Restrepo. Y que además, el programa de Gobierno de Santos ha sido más afín a las ideas liberales. Como esa tensión no es nueva, es improbable que determine la salida de los azules del Gobierno, como ya lo demostró la respuesta a Marta Lucía Ramírez.

Además los conservadores saben que el Presidente tiene una manera de reivindicarse: dejarles, como se los garantizó, el Ministerio de Agricultura. Especialmente si se los deja en cabeza de Francisco Estupiñán, presidente del Banco Agrario y candidato a ese cargo con todo el consenso entre los azules.

Para asegurarse de que Estupiñán sí llegue al Ministerio en representación del conservatismo, ayer en el Hotel La Ópera se reunieron unos 12 senadores (de 22) de ese partido con el posible ministro para darle “la bendición papal”, según le contó a La Silla uno de los asistentes. En el encuentro, los senadores le pidieron a Estupiñán que recuerde que “si llega, llega a nombre de nosotros”, con lo cual le quisieron decir que no se vaya a comportar como Juan Camilo Restrepo, quien no les dio juego burocrático y al final ya no quería ni recibirlos.

Si este nombramiento se da y Estupiñán no los deja viendo un chispero, algunos conservadores -que en su próxima convención nacional, que aún no tiene fecha, decidirán si van o no con candidato propio a las presidenciales- podrán dejar de lado el episodio de Buen Gobierno.

Como le dijo a La Silla un Senador conservador que asistió a la reunión de ayer: “No hay que darle trascendencia a lo del equipo de la reelección. Las relaciones con un Partido no se mejoran con eso. Se mejoran, por ejemplo, en un tema como el de Estupiñán”.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-05-24 13:50

Según las últimas noticias VARGAS LLERAS se destapo en contra del proceso de la Habana, algo ocurrió para atreverse a tanto, o es que sus ganas de presidencia son mas fuertes que ser jefe de debate, esta ultima intervención de Vargas nos deja casi que congelados. A LSV que nos cuente el chisme porfaa.

Vie, 2013-05-24 10:45

La unidad nacional no existe en el gobierno, solo aparece el partido libera directamente o como caballos de troya en otros partidos.

Jue, 2013-05-23 22:30

Vargas Lleras o Martha Lucía Ramírez:
Que entre Satán y elija.

P.d.: Dejar al Partido Conservador a cargo del Ministerio de Agricultura es dejar a un chancho cuidando nardos. Felicidades, Santos, por su idiotez ha asegurado una nueva generación de sangre y desplazamientos.

Jue, 2013-05-23 19:53

Las bases del Partido Conservador son claramente uribistas en la actualidad, pero muchos conservadores van a votar incondicionalmente por su partido por tradición personal o familiar como siempre lo han hecho, votando sin el cerebro, con el corazón. Van a votar independientemente de si el Partido toma el camino justo de escuchar a sus bases y forma una alianza con Uribe, o si prefieren la burocracia "pacifista" del socialista de Harvard.

Jue, 2013-05-23 19:46

Lo interesante, que ameritaria un análisis mas pulido no es pensar la relación Santos-conservadores (Esa se garantiza con burocracia, no por mediación ideológica, es la conclusión del articulo) sino que podría lograr Vargas Lleras si le toca ser candidato. ¿ Estarán los azules de su lado?

Jue, 2013-05-23 16:57

Estoy aburrido del mal uso que le dan en todos los medios al verbo reelegir cuando dicen frases como esta: "...va a necesitar el Presidente a la hora de reelegirse". Parece que piensan que reelegir es un verbo reflexivo, creen que el presidente se reelige el a sí mismo y ¡asi no es! Al presidente lo reeligen los ciudadanos, el presidente solamente se postula a una reelección.

Jue, 2013-05-23 18:15

Técnicamente tienes razón. Tratarémos de evitarlo. Gracias por la anotación.

Jue, 2013-05-23 16:24

El Candidato del Partido Conservador será SANTOS si éste en últimas se lanza a la reelección. No hay algún candidato con alguna posibilidad de triunfo en torno del cual se pueda construir esa candidatura. JUAN CAMILO RESTREPO es cercano a SANTOS y tiene un perfil que no es el que mejor responda a la línea ortodoxa de esa colectividad política. Línea ortodoxa que no lo es tanto cuando se trata de optar por el modelo económico de libre empresa.

Añadir nuevo comentario