Menú principal

Martes Marzo 31, 2020

Y, finalmente, el alcalde de Bogotá Gustavo Petro se decidió por la estrategia jurídica para enfrentar el proceso de revocatoria que cursa en su contra, e impugnará el acto administrativo de la Registraduría que avala las firmas necesarias para convocar a las urnas. Lo hará mañana viernes, justo el día en el que se le vence el plazo que tenía de 10 días hábiles para interponer el recurso de reposición al que tiene derecho.

Así se lo reveló la tarde de este jueves a La Silla un alto funcionario de la Alcaldía, muy cercano al Alcalde, quien nos leyó un aparte del escrito que radicarán los abogados del mandatario en la Registraduría. Puntualmente, la defensa de Petro pedirá “revocar en todas sus partes” la resolución de la Registraduría que avala los apoyos y además solicitará “la declaratoria de nulidad ajustada a derecho” de más de 200 mil firmas presentadas con datos insuficientes, erróneos o falsos.

De esa manera se pone fin, pues, a la incertidumbre de la Bogotá política que por estos días se preguntaba si Petro optaría por dilatar esa votación usando las herramientas jurídicas que le da la ley, o si se arriesgaría con una estrategia política no interponiendo nada y midiendo de una vez la aceptación de su mandato.

No fue una decisión fácil. El círculo cercano del Alcalde estaba (está) dividido entre quienes consideran que lo mejor es irse a las urnas, sabiendo que es casi imposible que los revocadores alcancen el umbral de un millón 200 mil votantes, y refrendar el mandato de Petro antes de que el Procurador lo vaya a destituir por el lío de las basuras, como ellos están convencidos de que sucederá. Y quienes creen que lo mejor es impugnar y aplazar la votación lo más que se pueda, entre otras cosas por considerar que la mayoría de los apoyos a la revocatoria no son válidos.

El Alcalde de Bogotá tenía una encrucijada en el alma. Foto: Juan Pablo Pino
Guillermo Asprilla era partidario de la impugnación. Foto: Juan Pablo Pino
 

Un representante del primer grupo es el secretario de Gobierno Guillermo Alfonso Jaramillo. Aunque sabe que son procesos distintos, el Secretario cree que una cosa es que el Procurador intente tumbar a Petro vía destitución o suspensión en las actuales circunstancias, y otra cosa muy distinta es que la sanción disciplinaria caiga sobre un Petro con el mandato refrendado en las urnas. “Si nosotros logramos que los bogotanos validen la gobernabilidad de Petro va a ser muy difìcil que la Procuraduría nos tumbe”, así se le ha oído decir a Jaramillo, según le contó uno de sus asesores cercanos a La Silla.

“El Secretario es un hombre político y piensa que si la gente quiere a este Gobierno no va a votar la revocatoria”, dijo esa misma fuente.

Para reafirmar su posición, Jaramillo está teniendo en cuenta los estudios internos que ha hecho la Alcaldía sobre el Gobierno Petro, los cuales señalan (como lo ha dicho La Silla en varias historias) que los revocadores no alcanzarían el umbral necesario de un millón 200 mil votantes en la revocatoria.

Ese pulso entre la gente lo ha podido tomar Jaramillo de primera mano gracias a los “consejos de seguridad humana” que se ideó y que se están realizando casi todas las semanas en distintas localidades desde mayo pasado. Se trata de encuentros entre el Alcalde acompañado de todo su gabinete y el pueblo para hablar de sus problemas y necesidades.

Algunos funcionarios de la Alcaldía dicen que esos consejos de seguridad han sido más eficaces para efectos de la revocatoria que la llamada “primavera” petrista de Guillermo Asprilla (antecesor de Jaramillo), quien se inventó unos encuentros pro Petro en las localidades, debido a que los primeros no son para hablar bien de Petro sino para exponer los problemas de la comunidad.

“En los consejos de seguridad nos ganamos nuestro varillazo a veces, pero eso sirve para tomarle el pulso a la comunidad y para exponerles nuestras propuestas”, dijo una fuente que prefirió reserva de su nombre.

Guillermo Alfonso Jaramillo hubiese preferido irse a las urnas de una vez.
?Foto: Juan Pablo Pino
El representante Miguel Gómez es el principal promotor de la revocatoria. Foto: Juan Pablo Pino
Luis Fontalvo, abogado del Alcalde ante la Registraduría.
Foto: Juan Pablo Pino

En resumen, Guillermo Alfonso Jaramillo cree que irse a las urnas -con el fracaso de la revocatoria casi asegurado por los números- es quitarse un peso de encima.

Pero además, en ese grupo de los que prefieren ir de una a las urnas consideran que es un buen momento para medir la aceptación de la Administración teniendo en cuenta que el apoyo a la revocatoria ha disminuido como lo reveló una encuesta, y lo contó recientemente La Silla.

En una orilla distinta, el exsecretario Asprilla le dijo a La Silla que es partidario de la impugnación, mucho más teniendo en cuenta el informe de los grafólogos que, por parte de la defensa de Petro, certificaron que la mayoría de las firmas presentadas para solicitar la revocatoria no cumple los requisitos y que las válidas no alcanzan para hacer el llamado a las urnas.

El equipo de abogados del Alcalde piensa igual. “Es inevitable poner estos recursos porque este ya no es un problema de los derechos políticos del Alcalde, sino de los derechos políticos de todos los que votaron por él”, le dijo a La Silla un asesor del mandatario.

Hay que recordar en este punto que la Registraduría ya había sacado un primer acto administrativo avalando las firmas. Ese acto quedó sin efectos luego de que el Alcalde ganara una tutela pidiendo respeto al debido proceso. Después de obtener ese triunfo, el mandatario había trinado sorpresivamente que iba a pedir a la Registraduría que llamara a las urnas, la impugnación de mañana evidencia que tenía una suerte de encrucijada en el alma frente a si usar la herramienta o no.

El fallo de esa tutela fue el que ordenó que unos grafólogos por parte de la defensa revisaran las firmas. Esos grafólogos dijeron que la mayoría de las firmas era inválida. Sin embargo, la Registraduría posteriormente sacó el acto administrativo que mañana será impugnado.

El recurso de reposición será interpuesto ante el Registrador distrital, quien tendrá un plazo de dos meses para pronunciarse. La defensa de Petro también tiene derecho a interponer el recurso de apelación ante el Registrador Nacional (no pudimos precisar si lo hará mañana también), quien tiene igual periodo para pronunciarse y decir en última instancia si las firmas necesarias son válidas o no.

En contra del pronunciamiento del Registrador Nacional no procede ningún recurso, por lo que si él también certifica los apoyos el llamado a las urnas en un término máximo de dos meses será inminente.

Estos tiempos son claves porque si la revocatoria se vota antes de diciembre y Petro pierde su mandato el Presidente llamaría a nuevas elecciones. En cambio, si este escenario se da después de diciembre el nuevo alcalde sería nombrado por el Presidente de terna enviada por el movimiento Progresistas. Es decir, después de diciembre los progresistas se quedarían con las riendas de la capital. Eso según el Estatuto Orgánico de Bogotá, aunque una ley posterior dice que el encargo se daría a partir de junio del año entrante, por lo que hay una duda jurídica al respecto.

La tradición jurídica dice que casi siempre un superior jerárquico (en este caso el Registrador Nacional) se pronuncia a favor de lo que dijo inicialmente su funcionario.

Si ese es o no el caso ahora, lo sabremos en unos dos meses.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-08-23 11:35

Sí, el mismo. Las provocaciones, las medias verdades, y las ofensas a los otros foristas que vienen de este usuario (porque es uno) violan las normas de este foro.

Vie, 2013-08-23 12:20

LSV es muy astuta gato, necesita idiotas útiles, y cómo salir del mejor?.

Vie, 2013-08-23 14:19

Jajaja este viejo baboso si de verdad está bien rayado, semejante exposición para decir “... yo no soy idiota útil”, Claro que si no vez que te extendéis más que verdolaga en playa sin necesidad alguna. Jajaja.

A propósito gato, seriamente, desde cuándo en el psiquiátrico hay internet?.

PD : El dolor de la pérdida de DIDUNDI te va matar gatito. Sorry...miauuuuu!

Vie, 2013-08-23 14:23

Tan inteligente y no se conoce ni el mismo, jejeje, no se preocupe gatico a los sabios les pasa eso : saben tanto que no saben nada.

Páginas

Añadir nuevo comentario