Menú principal

Viernes Diciembre 03, 2021

 

La columna de Ramiro Bejarano en el diario El Espectador de ayer se titula "Perseguidos sin causa". Es un nuevo capítulo en la pelea que se armó desde que el diario El País de Cali decidió cancelar la columna que el abogado venía escribiendo durante más de cuatro años en el periódico más importante del Valle del Cauca. Aunque el tema central de la columna de ayer no es su retiro, Bejarano aprovecha la historia de dos perseguidos por su pasado para declararse una víctima de “la más brutal agresión de unos intocables ‘momios’ caleños”.

Para Bejarano, su despido obedeció a que no se dejó calumniar por Alfredo Carvajal, otro columnista de El País y quien, además, es miembro de la junta editorial de ese diario y parte de lo que el columnista denomina "la oligarquía caleña".

El conflicto entre Bejarano y el diario se disparó por una columna en la que Carvajal hace referencia al libro escrito por Enrique Gómez Hurtado sobre el asesinato de su hermano Álvaro Gómez. En ella, el expresidente del Grupo Carvajal acusa a Bejarano de haber intentado -cuando era director del DAS- detener la confesión del tesorero Santiago Medina sobre la entrada de plata de los narcos a la campaña de Ernesto Samper. La semana siguiente, Bejarano le respondió acusándolo por haber ocultado una reunión de empresarios vallecaucanos con las Farc para que ese grupo guerrillero secuestrara políticos y no empresarios.

Hasta ahí era una disputa entre dos editorialistas. Pero luego el director de información de El País, Diego Martínez, terció a favor de Carvajal y recriminó a Bejarano por utilizar las páginas editoriales como si fueran un estrado judicial desde donde se podían lanzar acusaciones contra las demás personas. A su vez, Bejarano le respondió diciéndole a Martínez que no tenía sentido recibir las críticas de alguien que por sus reacciones violentas se había “vuelto judicialmente notorio”.  Esa fue la gota que rebosó la copa.

Para Martínez, esa acusación hacía referencia a una consulta jurídica que él le había hecho hace unos años a Bejarano como abogado y por lo tanto, el abogado estaba violando el secreto profesional. Bejarano dice que él no hizo referencia al pasado judicial de Martínez sino a sus arranques de ira, pero además criticó que Martínez Lloreda le "impute un asunto que todo el Valle conoce y que el periodista Humberto Pava Camelo todos los días le recuerda", le dijo Bejarano a La Silla Vacía.

Precisamente fueron unas declaraciones radiales de Pava hace seis años las que motivaron la consulta de Martínez a Bejarano. Pava lleva años diciendo  -y lo volvió a hacer la semana pasada- que el Director de Información de El País tiene una condena judicial por homicidio. Martínez consultó a Bejarano sobre la posibilidad de denunciar a Pava por calumnia, pero como Martínez en efecto fue condenado hace años por un accidente de tránsito, la condena sí existía y por eso Bejarano sugirió no demandar.  Para Martínez fue una consulta profesional pero Bejarano dice que nunca emitió un concepto formal y que la conversación que tuvo con Martínez al respecto no fue en calidad de abogado.

La directora de El País, María Elvira Domínguez, la cancelación de la columna de Bejarano no tiene nada que ver con sus opiniones sobre Carvajal sino con el hecho de que el abogado habría utilizado su columna para revelar información que estaba cubierta por el secreto profesional después de la consulta que le hizo Martínez.

Dijo que el diario que dirige defiende el principio del respeto a los columnistas y es abierto a las diferentes opiniones pero en este caso específico ella consideró que había una falla de su columnista. “Actué como me dictan mis pensamientos, respeto la opinión de ellos pero yo tenía mi opinión, y algunos podrán estar de acuerdo aunque otros no”, recalcó. "El País defiende principios y no personas".

Tanto Bejarano como Cecila Orozco, quien renunció en solidaridad a la columna que venía escribiendo en El País desde hacía más de cinco años, dicen que en varias oportunidades desde la Dirección de Opinión de El País les hicieron observaciones sobre sus columnas y que no es cierto que la autonomía sobre los escritos fuera total. En el caso de Orozco, ella dijo en su carta de renuncia que por lo menos en tres ocasiones el director de Opinión, Luis Guillermo Restrepo, la había llamado para hacer sugerencias a sus columnas. Una de ellas, sobre Alfredo Carvajal, pero ella no había aceptado. Y en el caso de Bejarano, el mismo Restrepo lo llamó para hacerle observaciones sobre tres o cuatro columnas, una de ellas sobre Rodrigo Guerrero, el hoy alcalde de Cali cuando todavía era candidato.

La Directora de El País niega tajantemente que el periódico haya intentado interferir en el contenido de las columnas.

El País es un periódico de propiedad de la familia Lloreda y con estrechos nexos políticos con el Partido Conservador y la élite caleña. De hecho, en las dos campañas territoriales de 2003 y 2007 el ex director de El País, Kiko Lloreda, fue candidato a la Alcaldía. En las pasadas elecciones, el periódico apoyó abiertamente al alcalde electo Rodrigo Guerrero y también ha tenido un cubrimiento muy favorable del gobernador encargado, el también conservador Francisco José Lourido.

Bejarano había escrito más de media docena de columnas contra Lourido, a quien criticaba fuertemente por los cuestionamientos judiciales que le precedían y también porque su nombramiento dependió del vicepresidente Angelino Garzón y la clase empresarial vallecaucana. También había escrito algunas columnas contra el alcalde electo de Cali, Rodrigo Guerrero.

Esta pelea ya lleva más de un mes, pero sigue abierto el debate sobre la delgada línea que existe entre el derecho que tiene todo medio de comunicación -dentro de su autonomía empresarial- de escoger sus columnistas y el derecho a la libertad de prensa y a que los ciudadanos puedan tener acceso a una pluralidad de opiniones.

Esta es la cronología de esta historia: Haga click en cada fecha para conocer lo que ocurrió cada día.

 
23 de noviembre
Alfredo Carvajal Sinisterra escribe la columna titulada ¿Por qué lo mataron?
La columna de Alfredo Carvajal Sinisterra comenta el libro que escribió Enrique Gómez Hurtado sobre el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido hace 16 años. El título de la columna es el mismo del libro "¿Por qué lo mataron?”, en el que la conclusión es que existen muy pocas probabilidades de esclarecer el crimen debido a la forma en la que se ha desarrollado el proceso de investigación. La columna hace referencia a la época en la que ocurrió el asesinato, cuando Ernesto Samper era Presidente y se destapó el proceso 8.000, en parte por la confesión de Santiago Medina, tesorero de la campaña. Dice Carvajal que ese testimonio se logró pese a los obstáculos que crearon algunos miembros del Gobierno, entre ellos el ex director del DAS, Ramiro Bejarano, a quien acusa de haber intervenido "amenazándolo y prometiéndole beneficios, si mantenía silencio". Y asegura que, después de su confesión, Bejarano y el entonces Ministro del Interior Horacio Serpa le enviaron a Medina un intermediario para que se retractara, otra vez con amenazas y ofrecimientos.

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2011-12-22 20:30

Reciba doctor Bejarano todo el apoyo,ud.es un hombre ilustre,honesto,un gran maestro;invito a los comentaristas de éste portal investigar ¿quién es Ramiro Bejarano?.

Mar, 2011-12-20 11:41

Las revelaciones del libro de Enrique Gómez respecto a q Bejarano trató de impedir q Medina hablara lo q sabía, cuando estaba en el calabozo del DAS son ciertas. Se, de buena fuente, q eso pasó. Además, en el gobierno de Samper todos los funcionarios de primero y segundo nivel tenían q estar firmemente alineados con los intereses de Samper en en Proceso 8000. Si no, caían en el quemadero y entraban a sufrir los odios administrados por Jacky. Bejarano hizo lo q se esperaba de alguien de ese nivel en ese gobierno. Por eso sigue hasta hoy en el llavero de la Casa del Elefante. Si bien no creo que Samper haya mandado a matar a Alvaro Gómez, si es creible que narcos, militares, el DAS y políticos con intereses oscuros hayan hecho el trabajo para protejerse a sí mismo más q a Samper, a quien solo podría beneficiarlo el quitarse a ese Sam Benito de Alvaro Gómez, de encima. Pregúntenle mas bien al Mayor Osorio, el jefe de Seguridad de Samper y el dueño de muchos "peligrosos" secretos.

Mié, 2011-12-21 12:45

Ramiro usted salio del periódico el Pais por decir la verdad,como verdad es que Jhon Maro Rodriguez ha sido el mejor Alcalde que ha tenido Cali. El pueblo lo necesita ya que es el único que no ha sido cuestionado por malos manejos de los dineros públicos,ni por compadrazgos con la clase politiqueara durante su mandato

Lun, 2011-12-19 22:55

Son diarios que están siempre a favor del sistema."El político que esté libre de pecado,que tire la primera piedra".

Lun, 2011-12-19 13:17

EL CIRCULO VICIOSO,CORRUPTO DEL PAIS,MANEJANDO LOS HILOS DE LA POLITICA NACIONAL,¿QUE MAFIA TAN BERRACA,AQUI EN ESTE CIRCULO CREO QUE NADIE SE SALVA,POBRE MI PATREIA COLOMBIA ,QUE PADRES TAN CORRUPTOS TIENE.

Lun, 2011-12-19 13:01

Si bien los que sacaron a Ramiro Bejarano de El País no lucen muy transparentes que digamos, tampoco lo son los del entorno de Samper... haber estado en el Gobierno de Samper y nada menos que en el turbio DAS, no es que nos deje muy buen sabor de Bejarano... ya se había desatado el escándalo de la financiación narca a la campaña de Samper y Bejarano no marcó distancia... nada de raro que ese Gobierno si tuviera que ver con el magnicidio de Alvaro Gómez como lo insinúa su hermano Enrique, sin que eso aclare las dudas sobre el clan laureanista, sobretodo respecto a su comportamiento en la época de la violencia... en resúmen, esto parece un lio entre gente turbia... se ve turbiedad para el lado que se mire... para el lado de la gente de El País y sus amigos y para el lado de la gente de Samper y sus amigos... ambos lados parecen tener cosas que esconder...

Lun, 2011-12-19 11:30

creer que los diarios dicen siempre la verdad, es estar engañados para ellos protegen la gente de mala CALAÑA que ostenta dinero,que están metidos en la política. y que por recomendaciones callan cosas que a otros no les convienen. pero cuando de gentes pobres u ordinarios como se ha llegado a comentar; escriben las cosas como no son, se equivocan y difícilmente hacen una reposición de términos o enmiendan el daño hecho que deber ser pagar sanciones económicas por daño de honra y buen nombre de las personas afectadas y en el caso de sus clan dejan bien paradas a las personas.

Lun, 2011-12-19 11:19

Aunque en El País escriben algunos liberales ( la columna dominical de Mauricio Cabrera es excelente ), este es un diario muy conservador.Todos los actos de corrupción y violencia del gobierno anterior fueron minimizados. Así mismo pasa con la catastrófica administración del alcalde Ospina: se hacen los de la vista gorda debido a la multimillonaria pauta que el alcalde les ha dado sobre todo para tapar el cobro ilegal por valorización de las 21 "megaobras" las cuales favorecen especialmente a los estratos 5 y 6, sin embargo todos los caleños las deben pagar (los estratos 1, 2 y 3 suman el 84% de la población caleña).En cambio al ex-alcalde Jhon Maro Rodríguez , el único alcalde elegido popularmente honesto y decente,le armaron una matriz de opinión negativa desde que se posesionó,todo porque no derrochó recursos públicos en pauta innecesaria.

Lun, 2011-12-19 11:17

¿Y después de esta evidencia los directivos de El País van a seguir sosteniendo esa explicación tan chimba? ¿Y desde cuándo ellos evalúan por su propia cuenta si un columnista vulneró la confidencialidad con una de sus fuentes? Excelente este recuento, Dora.

Lun, 2011-12-19 11:02

No es porque se haya ahogado una orquesta, es porque a algun dirigente politico o camarada le han repartido mal, solo en ese tipo de eventos, es que los colombianos del comun corroboramos nuestras historicas percepciones.

Muy triste, porque existe supuestamente toda una infraestructura organizacional en el estado colombiano y es lamentable ver como la calidad de vida va en detrimento mientras que estos dirigentes cada dia hacen complot para repartirse y usufructuar el patrimonio de los colombianos, es logico, la delincuencia existe por la misma desiontitucionalizacion del estado, con poderes permisivos, incidentes y tolerantes. Dios es el mayor testigo. y esta novela es fruto de las consecuencias.

Lun, 2011-12-19 10:46

Todos los funcionarios involucrados en gobierno de Samper, de acuerdo a definicion utilizada son miomios, todos taparaon y se acomodaron en un gobierno totalmente ilegitimo por su forma de triunfo. Esta controversia le sirve al pueblo para que algun dia tome conciencia en lo unico que puede........ EL VOTO, pues toda la dirigencia politica tiene rabo de paja. solo que a unos se les saca a la luz publica y otros estan agachados.

Lun, 2011-12-19 10:35

Este hecho paso sin pena ni gloria por la justicia colombiana, a pesar de haberse denunciado en libro de Manuel Vicente Peña, y recogido del mercado rapidamente. Logicamente, nosotros los ciudadanos del comun diariamente tenemos que presenciar la flagrante corrupcion en la dirigencia politica y es mas que logico que por todo esto se tapen fechorias entre un gobierno y otro, los que deciden hablar si lo hacen por etica son silenciados o contrariamente hablan por venganza en malas reparticiones. Sinceramente los Colombianos estamos a merced de delincuentes politicos y del comun.

Lun, 2011-12-19 10:10

la silla vacia debiera publicar tambien la columna de Bejarano para que asi la gente de otras ciudades pueda juzgar si la respuesta al Dr. Carvajal no fue completamente salida de tono y contexto.

Lun, 2011-12-19 11:16

está en la línea de tiempo.

Lun, 2011-12-19 11:56

si, pero la pusimos aqui.

Lun, 2011-12-19 09:39

Quisiera saber si ya salio un pronunciamiento de la S.I.P. condenando la expulsion de Ramiro Bejarano Guzman.

Lun, 2011-12-19 09:26

Yo no entiendo como el Sr. bejarano pontifica desde sus columnas semana tras semana y responde como vivora al que ose mencionar su nombre.
Como director del turbio DAS, en el mas turbio de los gobiernos, nunca vio, oyo ni olio los elefantes...los sentidos solamente se le aguzaron cuando su otro compinche perdio dos veces la presidencia con Alvaro Uribe.
Sobra decir que sus sentidos son selectivos, pues aun hoy en dia no le ve nada malo al actuar de algunos de sus partidarios, tipo Piedad Cordoba o por ejemplo los ministros del miti-miti, Heyne Mogollon, foncolpuertos, etc.

Lun, 2011-12-19 08:31

Creo cada vez más, que Bejarano es el Jose Obdulio de los antiuribistas. Aunque no comparto lo hecho por El Pais, si creo que las declaraciones del abogado deben tomarse con beneficio de inventario.

Añadir nuevo comentario