Menú principal

Lunes Julio 26, 2021

El nombramiento no se ha hecho oficial, pero La Silla confirmó que el nuevo Embajador de Colombia en Washington será Carlos Urrutia-Valenzuela, socio princial de Brigard & Urrutia Abogados y reconocido miembro de la élite bogotana. Con esta decisión, Santos pone a otro de sus mejores amigos en una embajada y aunque sacrifica experiencia en diplomacia y política se la juega por consolidar el TLC. 

El presidente Santos estuvo en la fase final de aprobación del TLC con Estados Unidos luego de un arduo trabajo por parte de los embajadores de Uribe. Ahora, su reto será ponerlo en práctica y tener resultados de inversión extranjera para mostrar al final de su gobierno. Como uno de los principales temores de los inversionistas para entrar a Colombia es la falta de seguridad jurídica (que el Congreso saque normas que cambien las reglas de juego todos los días o que la Corte Constitucional las tumbe),  el papel del Embajador en Washington es crucial para explicarle al inversionista cómo acomodarse a las regulaciones, hacer transacciones en el país e instalar su empresa o negocio. En eso hay pocas personas más expertas que Carlos Urrutia.

Urrutia es el socio principal de Brigard & Urrutia Abogados, una de las más grandes firmas de abogados del país y la más reconocida a nivel internacional, según algunos rankings. Es líder en temas de transacciones internacionales, fusiones, adquisiciones, litigios y arbitramento, precisamente lo que necesitan saber las empresas que quieran entrar a Colombia.  Urrutia conoce perfectamente bien el tema del TLC. Uno de sus expertos en negociaciones internacionales fue Santiago Rojas, quien fue abogado senior de Brigard & Urrutia y ahora es  presidente de Bancoldex, y fue también negociador del TLC para Colombia. Por eso en ese campo, Urrutia tiene una gran fortaleza que puede llegar a ser clave para la estrategia de Santos.

El Presidente Juan Manuel Santos pertenece a la misma élite de Carlos Urrutia, quién apoyo abiertamente su campaña presidencial. 

Foto: Juan Pablo Pino

El abogado Carlos Urrutia-Valenzuela, reconocido internacionalmente por sus conocimientos en derecho comercial y financiero, será el próximo Embajador de Colombia en Washington. 

A principios de junio de 2012, y luego de dos años en el cargo, Gabriel Silva Luján anunció que dejaría la Embajada de Colombia en Washington pues había logrado lo que le correspondía, la firma del TLC con Estados Unidos. 

Su debilidad es su falta de experiencia política y diplomática para el otro reto que tendrá el futuro embajador, que es mantener la relevancia de Colombia en Washington. Ya con el TLC aprobado y la ayuda del Plan Colombia disminuyendo y Colombia dejando el Consejo de Seguridad de la ONU en diciembre, existe el riesgo que el país pierda total importancia ante Estados Unidos.

¿Quién es?

Carlos Urrutia-Valenzuela nació en Bogotá en una familia de alcurnia, hijo de Carlos Urrutia Holguín y María Teresa Valenzuela. La secundaria la hizo en Estados Unidos y despues inició sus estudios precisamente en Baltimore, cerca de Washington, en la Universidad de Johns Hopkins entre 1968 y 1970. Luego regresó a Colombia para terminar en 1974 su carrera de derecho en la Universidad de los Andes.

Aunque no tiene experiencia diplomática, no sería la primera vez que alguien de su familia ocupa un alto cargo representativo en el exterior. Su tío, Francisco Urrutia Holguín, fue el Embajador en Caracas cuando, tal como lo contó La Silla, Colombia perdió con Venezuela el Archipiélago de Los Monjes en 1952 y Embajador de Colombia en las Naciones Unidas entre 1953 y 1957.

Carlos fue el único de tres hijos que siguió el legado de su padre en la firma. Su esposa, Leonor Restrepo de Urrutia es conocida en el jet set como “Nany Urrutia” y tienen dos hijos. Uno de ellos, Carlos, también abogado y economista, trabaja en la Secretaría Privada de la Presidencia con Santos.

Urrutia tuvo un acercamiento fugaz al sector público, entre 1975 y 1977, cuando fue Secretario General y brevemente Secretario de Hacienda de la Gobernación de Cundinamarca de Hernando Zuleta Holguín.

Después de eso, entró como socio a la firma de su padre, Brigard & Urrutia Abogados y desde entonces ha estado allí, en donde es hoy el socio principal. 

La relación de Urrutia con Estados Unidos es muy estrecha. No sólo porque hizo allí parte de su carrera, sino porque conoce al detalle el derecho comercial de ese país. Es miembro del International Bar Association, del American Bar Association y del American Bar Foundation.

A nivel internacional, Urrutia ha estado en las grandes operaciones de la firma que le han dejado un sinnúmero de contactos en Estados Unidos, y cuenta con varias distinciones en derecho bancario y finanzas. En el lenguaje de los abogados, a Urrutia lo describen como "el abogado más senior de Colombia". 

Carlos Urrutia tiene un inglés impecable, domina el francés, manda a hacer sus vestidos en Londres, tiene grabadas las iniciales en sus camisas. Varias de las personas entrevistadas dijeron, ríendose, que era como "de la realeza".

Varias personas que han trabajado con él en la firma, lo describen como un excelente jefe, muy trabajador y un hombre serio pero amable con sus amigos, que a veces deja salir algo de un fino sentido del humor. Dicen que tiene un alto sentido ético y que al interior de la firma aplican un mecanismo conocido como “chinese wall”, que separa a las abogados de los negocios frente a los cuales puedan tener conflictos.

Esta "pared" puede no ser suficiente en este caso y para ocupar el cargo de Embajador, Urrutia tendrá que separarse (por lo menos formalmente) de la firma de la que lleva siendo socio ya 30 años. Sin embargo, así lo haga, es probable que los negocios que adquiera en adelante Brigard & Urrutia con nuevas compañías internacionales -así sean los mismos que lleva ganando hace años- sean mirados con algo de sospecha por los colegas de otras firmas pues para algunos empresarios trabajar con el bufete del Embajador en Washington puede ser un incentivo adicional.

El lunar

Aunque su fama es la de un "abogado impecable", hay un caso que llevó su firma que algunos cuestionan duramente y que está relacionado con el papel que jugaron como asesores de unos poderosos acreedores internacionales de los Nule.

Como lo contó La Silla Vacía, cuando la Superintendencia de Sociedades comenzó el proceso para liquidar las empresas de los Nule, descubrió que los primos habían vendido su participación a Solutions and Infraestructure Technologies Colombia S.A.S., que terminó de dueño mayoritario de la empresa MNV y como un socio importante de Gas Kpital Gr.

Con la asesoría de Brigard & Urrutia, Solutions and Infrastructure Technologies fue constituída con un capital suscrito de un millón de pesos y un capital pagado de cero pesos y con el propósito exclusivo de administrar las empresas de los Nule por parte de dos fondos internacionales: Invertotal y Hansa Holdings LTD. Ambos fondos se conocen como “fondos buitres” porque se especializan en prestar plata a empresas con dificultades a altas tasas de interés y si no logran pagar, se cobran la deuda como los chepitos más avesados.

Los Nule le debían a estos dos fondos alrededor de 80 mil millones de pesos desde el 2007 y estos tomaron el control administrativo de la organización para “adelantar reuniones con los distintos acreedores y partes interesadas en busca de soluciones”. Aunque lo que hizo Brigard & Urrutia fue defender los intereses de su cliente Hansa -como lo hace toda firma de abogados- algunos critican que una firma tan prestigiosa hubiera intentado blindar la plata de los Nule de otros acreedores, comenzando por Bogotá y otras ciudades y gobernaciones que les dieron anticipos para obras que no se han entregado y que por este acuerdo tendrían que "hacer cola" detrás de estos fondos. Además, para que los Nule firmaran el acuerdo, los Fondos les prometían que se quedarian con el 25% de sus empresas si se salvaban.

 

Urrutia y Santos

La relación entre Carlos Urrutia y Juan Manuel Santos es muy cercana y es de vieja data. De la misma generación, del mismo grupo social y del mismo club, son amigos desde la infancia.

Tanto así que, tal como lo contó La Silla, en febrero de 2010, antes de que Santos lanzara oficialmente su campaña y cuando el referendo reeleccionista de Uribe no estaba enterrado todavía, Urrutia junto con otros abogados prestigiosos como Juan Manuel Prieto (ahora embajador en Italia) convocaron a varios colegas a una reunión informal para escuchar a Santos en el Club San Andrés. Y no era cualquier evento. Los asistentes al evento debían aportar a la Fundación Colombia Unida 2010 entre 600 mil y 1.200.000 por persona y 8 millones de pesos por empresa. Fue la primera colecta pública de su campaña.

Más allá de eso, a Urrutia no se le conoce militancia o tendencias políticas en ningún partido. Su dedicación ha sido en un 100 por ciento al sector privado y empresarial.

Con la elección de Carlos Urrutia como Embajador en Washington Santos vuelve a apoyarse en su círculo y confiarle a la élite tecnócrata y bogotana, sus proyectos más queridos. Dejando de un lado favores o deudas políticas, con Urrutia, Santos se la juega toda por una estrategia comercial que le permita dejar huella.   

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Gabriel Silva Luján
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2012-07-09 09:15

Pienso que estos personajes, con mucho pedigrí trabajan mas para los intereses foráneos que para el país. Me gustaría un embajador mas nacionalista, algo impensable para alguien educado en EE.UU., es decir, que aunque conozca lo de allá, no que sea alguien que le indique a los inversionistas extranjeros, la mejor manera de tumbar al pais.

Lun, 2012-07-09 08:32

Por muy de "La Realeza", que sea, antes que el Sr. Urrutia, le acepte la Embajada de los EEUU al Dr. Santos, podria explicarnos a los bogotanos, en detalle cada una de las clausulas, del documento que firmo con los Nule.

Para que no haya malos entendidos podria hacer publico el contrato y comentarnos como quedaba Bogota y los bogotanos, con respecto a los anticipos que se les habia entregado, despues de la firma de este brillante documento preparado por su firma.

Lun, 2012-07-09 08:20

No es una cosa menor, la falta que cometio Brigard y Urrutia para defender a los fondos. En Colombia todo el mundo esta esperando como condenan a los Sres Nule y los hacen pagar todo la plata que se robaron, y mientras tanto esta prestigiosa firma de abogados con tal de salvar el dinero de sus clientes, no tuvo el menor reparo en preparar un documento que alguna vez presento Felix de Bedout en la W, que ayudaba a los Nule a mantener algo de sus companias, recibir unos sueldos escandalosos en dolares y no pagarle a sus demas acredeedores, tumbando a los Bogotanos, al Ministerio de Transporte, a algunos departamentos y todos los proveedores

Lun, 2012-07-09 07:58

Este nombramiento define al gobierno de Santos: un proyecto político para avanzar los interés de los empresarios, a expensas de cualquier interés público. Su ministro de Comunicaciones es otro ejemplo. El doctor Urrutia puede ser el señor más educado de Colombia y el más ilustrado, pero no queda duda de cuáles serán sus prioridades.

Lun, 2012-07-09 07:25

Que coherencia la del traidor de clase, uno más de sus amigotes nombrado. Dueño de una oficina dedicada a "facilitarle" el trabajo a las multinacionales en el pais. Es que Santos nos cree tontos. Que puede esperarse de este tipo de funcionarios?? Mas entrega, mas reparto transnacional, mas utilidades, mas truquitos empresariales, mas lagarteria lambiscona, etc.

Dom, 2012-07-08 23:46

Esto habla más del gobierno que todos los discursos presidenciales juntos. Era difícil, pero Santos lo consiguió: encontrar un embajador que pueda defender los intereses comerciales de EEUU mejor que sus propios diplomáticos, porque sabe bien cómo hacerlo y los gringos saben que él sabe. Ya sería grave que lo hubieran nombrado sólo por ser amigo de Santos, pero esto es añadir el insulto a la injuria.

Dom, 2012-07-08 23:50

Además me parece que LSV ha hecho una nota casi condescendiente, como de Teléfono Rosa.

Páginas

Añadir nuevo comentario