Menú principal

Domingo Abril 05, 2020

 

Los candidatos independientes Gina Parody y Antanas Mockus están en conversaciones con miras a una eventual alianza que tiene muchos puntos a favor pero también varios obstáculos por superar.

 

Este viernes vence el plazo para retirarse del tarjetón electoral, por lo cual si va a haber alianzas lo más seguro es que se produzcan esta semana. Y una que se está cocinando es entre Antanas Mockus y Gina Parody. Antes del sábado se sabrá si cuajó o no.

Según una fuente de una de las dos campañas, el domingo por la noche se reunieron para explorar las posibilidades de una alianza y sopesar los pros y contras de unirse alrededor de Mockus o de Parody. Una fuente de la otra campaña confirmó que Adriana Córdoba, la esposa de Mockus, y Parody están discutiendo los términos de una eventual unión. 

La discusión entre los dos candidatos, y la de cada uno de ellos con su círculo más cercano, gira alrededor de la conveniencia de una alianza y de alrededor de cuál de los dos hacerla.

Si finalmente se unen sería una alianza que iría más allá del cálculo electoral y la cosmética, pues las afinidades entre los dos candidatos son muchas. Incluso más que entre Mockus y Petro, cuya perspectiva de unión a corto plazo, es nula.

Antanas Mockus fue el primer candidato independiente y Gina Parody es la última candidata independiente. De alguna manera Gina le apostó a ser la ‘Mockus’ de esta campaña cuando el excandidato del Partido Verde no aparecía entre los contendores para consolidar una tercería sólida tal como lo había hecho Noemí Sanín en 1998. Pero esta estrategia se le dañó cuando entró Mockus en escena. Aún así, y aunque Mockus ahora represente a la Alianza Social Independiente y Gina haya militado con la U, ambos comparten hoy la misma aproximación 'antipolítica' a la política.

Tanto Mockus como Parody se aproximan a la política desde una postura moral, para algunos moralista. Gina se salió del Partido de la U cuando no resistió la presión del expresidente Uribe para alinearse con un partido en el que los parapolíticos tenían una buena representación. Mockus se salió del Partido Verde cuando le pareció que la unión con Uribe violaba sus principios éticos.

Ambos confían mucho en el ciudadano y poco en las estructuras políticas. Ahora Mockus está respaldando a algunos concejales como Juan Carlos Florez, pero él nunca ha creído en construir un verdadero aparato político. Parody ni siquiera tiene concejales. Dicen que no harán concesiones burocráticas. Su fe, por decirlo de algún modo, está en que los ciudadanos son libres para decidir el rumbo político. Por esto mismo, sus votos son de ellos solos. A diferencia de los de Carlos Fernando Galán o David Luna, cuyos concejales y ediles al final se irán con el que vaya ganando de los otros.

Por último, en términos programáticos, ambos creen en los técnicos y son poco ideologizados. Tienen una aproximación similar en el sentido en que para cada problema hay que buscarle la solución sin importar si ese postulado se identifica con la izquierda o la derecha. En la mayoría de asuntos son el verdadero centro, pero en temas como la seguridad, son ambos más de derecha que de izquierda.

En conclusión, en términos programáticos, ninguno de los dos tendría que hacer concesiones si se unen pues las identidades ideológicas y de práctica política entre ambos existen.

La conveniencia política

Según una encuesta interna en la que ambas campañas creen, si se unen alrededor de Antanas subiría al 21 por ciento en intención de voto y se unen alrededor de Gina, ella lograría alrededor del 19 por ciento. 

Si esta encuesta refleja la realidad, significaría dos cosas: que dado el margen de error de las encuestas, están en tablas, por lo cual no es evidente quién se uniría a quién. Y que si se unen, tendrían un verdadero chance de disputar la Alcaldía. Esto, suponiendo que los votos sí se trasladan de un personaje a otro, lo cual tampoco es obvio. En la Gallup de hace 15 días, salía que si Mockus se retiraba Gina solo aumentaría en un 2 por ciento su votación, no preguntaron el escenario sin Parody.

La pregunta difícil, como siempre, es alrededor de cuál de los dos se deberían unir, si finalmente deciden hacerlo.

La ventaja de unirse alredededor de Parody es que siendo joven, mujer y carismática, Gina trae un elemento de novedad en la campaña que puede jugar a su favor. Ella maneja mejor que Mockus la televisión –que sigue siendo un factor definitivo en las campañas-, tiene una imagen positiva mayor que la de Mockus y su imagen negativa es muy inferior a la del candidato de la ASI lo que le da un margen más amplio para crecer. Además, ella ya tiene montado todo un equipo de campaña, que funciona bien y tiene un músculo financiero del que carece Antanas.

La ventaja de unirse alrededor de Mockus es que él ya fue un alcalde exitoso dos veces, y las encuestas muestran que los bogotanos en este momento de caos y crisis valoran la experiencia administrativa, de la que Gina realmente carece aunque diga que en la empresa de su familia ha hecho “desde archivar hasta ser miembro de la junta directiva”.

Mockus, con el apoyo de Gina, entraría de una a competirle a los otros dos veteranos de la contienda en igualdad de condiciones, pues tiene la transparencia de Gustavo Petro y el conocimiento y la experiencia de Enrique Peñalosa en manejar la ciudad.

Además, Mockus tiene a su favor que tiene un mayor reconocimiento que Parody (95 vs 75%, según la última Gallup), que es un plus en una campaña tan corta, y que además, aunque sea por unos pocos puntos, que no necesariamente superan el margen de error, aparece siempre por encima de ella en las encuestas. En la desagregación por localidades realizada por Carlos Lemoine para el Centro Nacional de Consultoría, Mockus le gana en todas las localidades menos en Usaquén, Puente Aranda y Teusaquillo, donde Parody le saca máximo tres puntos. Y es probable que si Mockus se une a Parody, muchos de sus votos migren hacia donde Petro y no necesariamente hacia donde Gina.

La pregunta es si a los dos les conviene más salirse de la contienda y apoyar al otro o quedarse y competir hasta el final.

Para Mockus retirarse y apoyar a Parody sería un paso difícil. Primero, porque el candidato y los que lo rodean tienen la idea –acertada o no- que esta es su última oportunidad política. Después de su tormentosa salida del Partido Verde y de su tormentosa entrada a la Alianza Social Indígena (en menos de dos meses ha lidiado con tres impugnaciones), retirarse sin realmente haber arrancado en forma su campaña no sería el cierre más espectacular de su vida política. Aunque por otro lado, apoyar a Gina sería una forma consecuente de entregar su legado político de transparencia e independencia (pero no de originalidad).

Para Gina Parody salirse de la contienda y apoyar a Mockus tampoco sería una decisión fácil por una sencilla razón y es que no necesita hacerlo. Tiene plata para llegar hasta el final y si mantiene el 8 o 10 por ciento de intención de voto terminaría con 150 mil votos, que son suyos y que representan más de tres veces los que tenía antes de arrancar. Como su ambición es ser Alcaldesa de esta ciudad, es un buen cace para arrancar su campaña para dentro de cuatro años, suponiendo que se dedique todo ese tiempo a seguir haciendo campaña. Si no, nadie se acuerda de quién llegó al final de terceras o de cuartas.

Un talón de Aquiles de Parody es su falta de experiencia ejecutiva y se podría pensar que ayudar a ganar a Mockus y convertirse en su mano derecha en la Alcaldía podría ser un escenario ideal para ella. Pero quienes la conocen dicen que jamás ha tenido un jefe (salvo María Isabel Rueda cuando arrancó su carrera) y que no la ven de Secretaria de nada. Aunque por otro lado, apoyar a Mockus le ayudaría a consolidar su imagen de política independiente y transparente, que todavía no ha logrado consolidar del todo dado su pasado de consentida del expresidente Uribe y de cara del uribismo urbano.

En su campaña, ya están contratando capacitadores de testigos, lo que haría pensar que por lo menos sus planes iniciales sí eran llegar hasta el final.

Si, a pesar de todos los peros, ellos se unen alterarían la dinámica de la campaña. Muy posiblemente evitarían que la carrera se polarice –una estrategia que le conviene tanto a Petro como a Peñalosa y que también se lograría si Galán y Luna finalmente se unen- y le darían una opción real a la centro-derecha, con el cual, según todas las encuestas, es la corriente con la que más se identifican los bogotanos.

Perfiles relacionados: 
Antanas Mockus
Gina Parody d Echeona
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2011-09-27 17:38

gracias por la edición. ya lo cambiamos, qué haríamos sin ustedes...

Mar, 2011-09-27 16:28

Una Goda con rabo de paja (rabo de la U), y un Godo que una vez mostró el Rabo, y se lo sacó a los Verdes por culpa de la U; cómo se llamaría el partido de estos dos? El mejor nombre se lleva una silla Rimax. Buen Chisme, yo siempre he dicho que la Silla Vacía es la revista Cromos de la política.

Mar, 2011-09-27 17:31

El partido de los "espaldones". Los colaboradores de Gina pagaron una encuesta y la filtraron a El Tiempo como si fuera una encuesta independiente, pero fue a espaldas de ella. Mockus le dio la espalda a Bogotá para lanzarse como candidato, le dio la espalda a los verdes para lanzarse como candidato a la alcaldía, le quería cuidar los huevitos a Uribe y hasta a criticado a Santos porque "él", Mockus, se los hubiera cuidado mejor, pero también le está dando la espalda al uribismo... Los espaldones de Colombia!

Mar, 2011-09-27 16:35

No crearían un partido. es una alianza electoral para las elecciones. Que se han reunido para discutir la alianza es un hecho, no un chisme. Que se concrete o no ya dependerá del desenlace de estas dicusiones. Explícanos a qué te refieres con que la Silla es el cromos de la política. ¿Es un piropo o un insulto?

Lun, 2011-10-10 00:47

Muy tarde por acá por que se me ocurrió revisar la participación hasta ahora. Bueno Juanita, tal vez es mitad piropo, mitad crítica. Crítica por que a veces muchos post dan la sensación de ser análisis sin serlo y todo se queda en el agrandamiento de lo que muchos llaman "la coyuntura" (me encantaría poder dar un ejemplo particular que lo ilustrara y seguramente intentaré en otra oportunidad). Pero a la final será más piropo por que siempre vengo a este sitio con la esperanza de encontrar algún trasfondo nimio o no, que sirva para confirmar o no una sospecha, o simplemente para enterarse de algo que en el futuro puede dar alguna conexión. El chisme no es tan malo como parece: es la forma hispánica con la que adornamos los hechos.

Páginas

Añadir nuevo comentario