Menú principal

Martes Diciembre 07, 2021

?

Frente al nuevo escándalo revelado por Semana, el presidente Santos no se ha pronunciado. Está en Hato Grande planeando su campaña. Foto: Andrés Piscov - Presidencia

Mientras desde Hato Grande, el presidente Juan Manuel Santos anuncia su eslogan de campaña “Unidos por la Paz”, en batallones del Ejército se fragua la estrategia para garantizar que esta nunca llegue. Todo esto –se asume- a espaldas de un presidente que parecía tener más control y mando de los militares cuando era ministro de Defensa que ahora que está en la Casa de Nariño.

A Santos siempre le ha gustado compararse con presidentes que han pasado a la historia. Churchill es su modelo preferido. Algunos, más locales, lo han comparado con Alfonso López Pumarejo, otros con Andrés Pastrana, dependiendo en qué orilla política se encuentren. Pero, si su actitud frente a los nuevos hechos de corrupción denunciados por la revista Semana sigue la misma línea de su respuesta frente al escándalo de Andrómeda, Belisario Betancur será su nuevo espejo.

Ya la columnista María Jimena Duzán, en su columna de esta semana, escrita antes de las revelaciones de cómo militares presos y acusados de falsos positivos reciben millonarios contratos para comprar su silencio y en el que directamente se encuentra vinculado el actual comandante general de las Fuerzas Militares, Leonardo Barrero, hizo alusión al ex presidente poeta.

“Por la forma como está trastabillando me recuerda lo que pasó en el gobierno de Betancur cuando la paz voló en mil pedazos por cuenta de que los militares se opusieron al proceso de paz como una mula muerta”, escribió.

La revista Semana denunció no solo que estaban chuzando a los negociadores de la Habana sino que millonarios contratos del Ejército han terminado en manos de acusados de falsos positivos como una forma de comprar su silencio frente a los generales. El comandante de las Fuerzas Militares estaría involucrado.
El expresidente Belisario Betancur hizo muchos esfuerzos por negociar la paz. Pero los militares se los boicotearon. Foto: Semana

Inmediatamente después de las revelaciones de Semana sobre cómo negociadores en la Habana estaban siendo chuzados desde una fachada de inteligencia del Ejército, Santos se reunió con la cúpula militar y la Policía.

A la salida de dicha reunión, el Presidente dijo que se debía investigar "qué fuerzas oscuras están detrás" de las 'chuzadas'. "Estas fuerzas oscuras están tratando de sabotear el proceso de paz, necesitamos saber si tienen contactos internos (en las Fuerzas Armadas). Eso quiero que lo investigue a fondo", dijo Santos. Al día siguiente, en cambio, comenzó a virar el discurso hacia que esas fachadas eran “totalmente lícitas”.

Por su parte, el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, no centró su mensaje en lo grave que sería este hecho para un gobierno comprometido con un proceso de paz sino que optó por desvirtuar esfuerzos pasados para ponerle coto a la corrupción dentro de las Fuerzas Militares, sobre todo por parte de su propio jefe: “Yo no estoy dispuesto a tomar decisiones absurdas como se tomaron en otros tiempos, donde botaban a la gente sin dejarlos hablar, sin que existieran investigaciones”, dijo.

Aunque no se refirió a casos específicos, se entendía que se refería al relevo de  27 militares, incluidos tres generales, cuando estalló el escándalo de los falsos positivos o al despido ipso facto a dos generales de la Policía y diez oficiales más cuando en 2007, la revista Semana también reveló que estaban haciendo chuzadas ilegales.

Ambas decisiones frenaron la comisión de estos delitos en ambas instituciones, pero, a juzgar por sus palabras, al Ministro de Defensa le pareció que había sido una injusticia.

Las nuevas chuzadas
Aunque la Revista Semana dijo que tenía pruebas de que negociadores en la Habana habían sido chuzados, el Inspector del Ejército dijo que con base en los testimonios de los involucrados se concluía que no había habido interceptaciones ilegales. Y que tocaba esperar a que la Fiscalía desencriptara los computadores. Foto: AP

Frente a las nuevas chuzadas, tanto Santos como su Ministro de Defensa ordenaron “las investigaciones a fondo” de rigor, y ya esta semana salió la primera. La del general Ernesto Maldonado, inspector del Ejército. El oficial del Ejército aseveró que la instalación de la 'fachada' en Galerías fue legal y no realizaba interceptaciones por fuera de la ley.

Según el comunicado del Inspector, “será la Fiscalía quien podrá determinar si (los equipos) fueron empleados en actividades ilícitas de interceptación.”

Según la nueva Ley de Inteligencia, el Ejército, bajo NINGUNA circunstancia puede interceptar comunicaciones.

No hay forma legal de hacerlo, como se infiere del comunicado del Inspector. Los militares pueden monitorear el espectro electromagnético pero no seguir comunicaciones específicas, así tengan una órden de operación. Esto solo lo pueden hacer los órganos con facultades de policía judicial como el CTI, y en esta fachada, nadie ha dicho que operara el CTI.

Lo que sí pudo concluir el Inspector es que “se presentaron errores de procedimiento y de contrainteligencia en el manejo de la fachada para proteger el secreto de la operación, teniendo en cuenta que personas ajenas al proceso tuvieron conocimiento del funcionamiento de la fachada. Esto evidencia fallas de control y supervisión.”

Tampoco pasó nada con la filtración de las coordenadas al expresidente Álvaro Uribe sobre el sitio exacto en el que una comisión de la Cruz Roja sacaría de las selvas del Meta y Caquetá, el 7 de abril de 2013, al jefe negociador de la guerrilla Pablo Catatumbo con destino a Cuba.

Después de que Pinzón ordenó una “investigación exhaustiva”, el juez 84 de Instrucción Penal Militar, Dagoberto López, concluyó “que fue imposible identificar la persona u oficial que le deslizó esos datos al expresidente Uribe. El juez sostuvo que no se aplicaron los protocolos de seguridad criptográfica cuando se difundió la información, ya que ésta se transmitió utilizando un pin de Blackberry”, según contó ayer El Espectador.

“Muy pronto el juez López descubrió que una información tan sensible terminó de mano en mano en el Ejército y que fue todo menos secreta. A su despacho llegaron registros de mayores, coroneles, sargentos, integrantes de la Aviación del Ejército, entre un largo etcétera de uniformados que procesaron los datos reservados,” cuenta el diario capitalino.

Es decir, que decenas de militares sabían estos datos, los comentaron en los corrillos, y el Ministro Pinzón nunca se enteró.

La Revista Semana, en esta edición, también cuenta –y muestra una grabación como evidencia- que algunos de los detenidos por los falsos positivos están por fuera de sus centros de reclusión y siguen saliendo de paseo. Cuando el año pasado, la revista denunció los “Tolemaida Tours”, el Ejército negó las irregularidades. Pero un mes después, una comisión creada por el Ministro de Defensa corroboró las denuncias de Semana.

Sin embargo, casi un año después, la revista muestra que a pesar del anuncio de Pinzón de tomar correctivos, la situación sigue idéntica.

Más control y mando cuando era Ministro

En las Fuerzas Militares hay más de 400 mil hombres y es difícil que un ministro esté al tanto de en qué anda cada uno de ellos. Pero ¿qué tantas cosas pasen por debajo de su radar?

Y que incluso, cuando una revista nacional como Semana, se las pone en el radar, él opte por envíar un mensaje de impunidad a la tropa (ya sea desvirtuando los castigos del pasado como el relevo de los generales tras el escándalo de los falsos positivos o no haciendo nada frente a escándalos como los Tolemaida Tours) hace ver al Presidente como un hombre débil, rehén de los militares.

Lo que más sorprende esto a gente que trabajó con Santos cuando él era ministro de Defensa es que si ha habido un civil que tuviera un verdadero mando sobre los militares fue él. Su respuesta contundente frente a los homicidios de civiles para presentarlos como bajas en combate le puso freno a estos crímenes dentro de la institución.

Sin embargo, como ya lo dijo La Silla, desde que asumió la Presidencia, Santos le ha dado a los militares lo que ni siquiera Uribe se atrevió a concederles, como una forma de evitar su veto al proceso de paz con las Farc.

Pero lo que ha venido revelando la revista Semana en los últimos días muestra que estas concesiones no han sido suficientes. Y que dentro de las filas militares hay un grupo –con conexiones directas a mandos del Ejército- haciendo cosas muy graves, que atentan directamente contra la negociación en La Habana y también contra la seguridad nacional, sin ningún control o sanción. Pedir un nuevo impuesto al patrimonio después de estas revelaciones de hacia dónde va a parar la plata de los contribuyentes será muy difícil.

Frente al último escándalo, el Ministro Pinzón no ha dicho nada. La Revista Semana entrevistó al general Barrero, comandante de las Fuerzas Militares directamente implicado en el escándalo, pero no dice nada sobre Pinzón, aunque es difícil creer que no lo llamó ante el tamaño de las acusaciones.

Tocará ver cuál es su respuesta una vez se entere y si nuevamente optará por mantener su “control y mando” a punta de no indelicar a los militares. El presidente Santos tampoco ha dicho nada, pero esto, de entrada, desvirtúa su eslogan de "Unidos por la Paz".

Como el ex presidente Belisario, lo que muestra este escándalo, es que él no ha logrado todavía convencer a los que están bajo su mando de que lo acompañen en este propósito.

Actualización 2. p.m.: El Presidente Santos, a través de un corto comunicado, catalogó de "inaceptables" los hechos de corrupción denunciados por la revista Semana y anunció que le dio instrucciones al Ministro de Defensa "para que de inmediato proceda con las decisiones contundentes y ejemplarizantes a que haya lugar, y las informe al país".

Por su parte, el Ministro de Defensa dijo desde Cartagena: “Sobre las denuncias de la Revista Semana en su último número, quiero decir que esas denuncias me parecen muy graves, no vamos a tolerar la corrupción en ningún caso ni en ningún sentido. En este momento se está haciendo un análisis juicioso para poder tomar las determinaciones que sean necesarias y que por supuesto de manera oportuna sabremos comentar y explicar, eso es todo lo que tengo que decir sobre ese tema”

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Juan Carlos Pinzón Bueno
Leonardo Barrero Gordillo
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2014-02-16 10:35

Uyyyyuuuy Juanita ese titular es claro, contundente, específico y muy pero muyyyyy desalentador.

El tema cada vez coge más fuerza, y la sensación q hay un gobierno militar disfrazado de civil es muy fuerte, y con la otra sensación-seguridad q hay otro civil camuflado apoyando esto q aún llaman libertades democráticas.

Tanta concesión a un estamento como este es muestra más de sometimiento q de control. Hasta el punto de no poder salir ni siquiera del mindefensa q sigue siendo su peor enemigo.

Dom, 2014-02-16 10:58

¿Didundi, si vos fueras el Presidente que harias ante este nueva situación con el Ejército?

Dom, 2014-02-16 13:47

Peor de lo que tenemos hoy difícil, una esperaría de un lider fuerte e inteligente, que este domingo 16 de febrero en
la noche le diga al país que va a hacer con la cúpula del Ejército incluido mindefensa, la cuestión es de manera INMEDIATA tomar decisiones políticas.

Dom, 2014-02-16 14:31

Ayyyyyy Sionix ,sera q hay Los cojones suficientes para tanto.

Pero esta practicamente en Una obligation de tomar acciones de tondo antes q sea trade.

Quien debe estar de placemes y reido de la pelota es Fu

Dos sipote de escandalos y el muerto ahi, ahi, ahi

Dom, 2014-02-16 12:56

Creo q menos pior de lo q estamos ahora.

Pero fresqueese q nunca he tenido vocacion de trafuga mentiroso y ladron,pero si de poeta y loco. Mas loco q poeta

Dom, 2014-02-16 12:20

Acabo de leer lo q pública semana, y es de verdad el carrousel de la contratacion militar,le salio competencia Y fuerte al de Bogota.

Esto no es fortuito Ni un Hecho aislado, Aqui lo q Hay es Una completa mafia de pesos pesados del ejercito, todo mundo commiendo callado, y todo a la espalda del fisiculturista pinzon?

Urge un congreso q sea x lo menos digno de lllevar la investidura.

Y a Esto le decimos: vamos por el camino correcto a paso lento pero firme,vamos bien.

Dom, 2014-02-16 11:25

Si de verdad quiero hacer patria y de paso hacer historia de la buena,amarrarme los pantalones si es q los tengo, y mandar al mindefensa p'l carajo q hace mucho huele feo ya va de podredumbre total.

Dom, 2014-02-16 10:29

Sera tan caótica la situación en el Ejército que desde anoche mismo el tiempo.com hizo eco del informe de semana y ahora la silla vacia hace lo propio. Solo por dignidad, el Ministro de Defensa y toda la cúpula de militares deben dar un paso al costado

Dom, 2014-02-16 10:44

Sí ónix, la situación más q caótica es de verdad delicada.

Quien realmente esta gobernando?

Son las FARC las q realmente no quieren La Paz?

Esto es yo es x la defensa y la dignidad del orgullo militar?

O simplemente sostener un negocio tan rentable q esta x encima de un genocidio de más de 50 años?.

Dom, 2014-02-16 10:54

Didundi, que en un lapso tan corto se den dos escàndolos tan colosales en el Ejercito, chuzadas y corrupción multimillonaria con contratos, pone nombre propio a quienes son REALMENTE los que no quieren ver al país en paz

Dom, 2014-02-16 11:35

A veces creo q a Santos le falta una dosis de guache como la q tiene FUribe,si algo hay q reconocerle al ex, es precisamente su mano firme.

Dom, 2014-02-16 10:27

Churchill no Roosevelt, es el modelo preferido del Presidente, o por lo menos sus discursos. En dos ocasiones se habla del Comandante del Ejército involucrado en las nuevas denuncias, creo que es un error, es del comandante de la FF.AA.

Dom, 2014-02-16 11:10

Roosevelt también ha sido uno de sus predilectos. Pero tienes razón que Churcill quizás es el preferido. y frente a lo de Borrero, tienes razón. ya corregí ambas cosas. gracias.

Páginas

Añadir nuevo comentario