Menú principal

Lunes Noviembre 18, 2019

?

Mañana arrancan tres semanas cruciales para el futuro del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien después de ires y venires decidió enfrentar así los dos procesos que tienen en riesgo su permanencia en el cargo: seguirá su arremetida jurídica contra el fallo de la Procuraduría que lo destituyó, mientras intenta que se refrende su mandato en las urnas en una revocatoria convocada para el próximo 2 de marzo. Como el Consejo de Estado y el Consejo Superior de la Judicatura tienen pendientes las tutelas contra el fallo, la tierra más firme por ahora es el proceso revocatorio.

Como lo contó La Silla, la petición del Alcalde a los petristas fue la de conseguir un millón de votos ese día por el No, pero su deseo -según un dirigente del progresismo, su movimiento- es que la campaña se haga con indignados y sin políticos que, en época electoral, quieren usar la revocatoria como caballito proselitista. Un asunto que habla bien de él pero ha generado malestar entre algunos de sus copartidarios que se sienten desplazados.

Al menos, eso evidencia lo dicho por un concejal progresista: “Petro dice que quiere que esto sea de las nuevas ciudadanías. Los organizadores de la campaña del No han dicho que esto no se lo pueden dejar a los políticos. No lo dicen de frente, pero nos niegan espacios en las manifestaciones, minimizan nuestra presencia, ni siquiera nos nombran en tarima y tampoco nos convocan”.

?

Tampoco cayó bien un trino, la semana pasada, del Alcalde declarando que él no pertenece a ningún partido político. “El Alcalde no cabe en la ropa con su popularidad (tiene una imagen favorable del 62 por ciento, según el Centro Nacional de Consultoría), y lo que algunos en progresistas están calculando es que va a querer surgir solo en las elecciones presidenciales de 2018”, nos dijo otro miembro de ese movimiento.

Sin embargo, en la campaña por el No le dijeron a La Silla que uno de los nodos que conforman la red de apoyo al Alcalde es, precisamente, el de fuerzas políticas. Este no es exclusivo de los progresistas, sino que cuenta con integrantes del Polo, del ala verde de la Alianza Verde, de la Marcha Patriótica y hasta del Partido Liberal, cuya representación aquí corre por cuenta de Daniel Quintero, candidato a la Cámara por el liberalismo que viene del Partido del Tomate.

“El espacio es abierto y puede llegar el que quiera. Eso sí, a todos los políticos que van a los eventos se les ha dicho que el Alcalde no debe estar en tarima con ningún candidato y eso a veces muchos no lo entienden. Cuando hay egos, cuesta entender que esto no es partidista sino plural”, le contó a La Silla Teresa Muñoz, exsecretaria de Integración Social de Petro que coordina la campaña por el No.

La Silla estuvo cubriendo, el viernes pasado, el primer gran evento de los impulsores del No en Fontibón y no vio a ningún candidato ni a nadie haciendo campaña a algún aspirante al Congreso. De hecho, consultó a uno bastante petrista que ni siquiera sabía en dónde era la cita. Tampoco los vio en la Casa del No, que es como llaman la sede de la red que defiende el mandato de la ‘Bogotá Humana’, al nororiente de Bogotá.

En cambio, sí vio un ambiente de total convencimiento de que alcanzarán las dos metas que se propusieron: que la revocatoria pase el umbral de 1 millón 234 mil votos para ser válida y lograr un millón de apoyos al No.

Las razones del optimismo no sólo tienen que ver con la disparada en popularidad que ha tenido Petro luego de su destitución, el 9 de diciembre por parte del procurador Alejandro Ordóñez, sino también con que Miguel Gómez -el representante uribista que quiere sacar a Petro vía revocatoria- no ha comenzado aún su campaña por el Sí y su iniciativa se ve desdibujada.

“Miguel Gómez invita a jugar un partido de fútbol, pero luego no se presenta”, le dijo a La Silla en la sede del No Augusto Reyes, del nodo de comunicaciones. “(Miguel Gómez) le está apostando a que no haya umbral”, calcula por su parte María Fernanda Carrascal, otra de las coordinadoras de la campaña.

“Hoy el fenómeno político se llama Gustavo Petro”, resume el sentir José Cuesta, el exfuncionario del Idpac (nombrado en el Gobierno de Samuel Moreno) y exmilitante del M-19 que lideró los plantones que por varias semanas se realizaron en la Plaza de Bolívar en rechazo a la destitución de Petro.

Cuesta está convencido de que el fallo del Procurador “corrió un velo para que la gente comprendiera y leyera mejor” al Gobierno de Petro, y de que una victoria contundente el 2 de marzo tendría la suficiente fuerza política como para frenar la destitución del Alcalde, aunque los dos procesos -revocatoria y sanción disciplinaria- sean distintos e independientes.

Mejor dicho, lo que ha vivido Bogotá por estos días, en palabras de Cuesta, es un “Woodstock político”.

El lanzamiento

La cita era a las 5, pero eran las 6 menos 10 y nada que empezaba el evento. Día: viernes 7 de febrero. Lugar: parque fundacional de la localidad de Fontibón. Era el primer gran evento de la campaña por el No. Aunque ya se habían hecho encuentros en Teusaquillo y Puente Aranda, esta vez se contaba con el afiche oficial de la empresa. También con la presencia, más tarde, de Petro.

Tal vez por la lluvia, a esa hora la plaza lucía vacía. En una banca de madera, bajo sendos paraguas, Eliécer Díaz y María Palomar levantaban con poco ánimo unos globos verdes y rosados con el logo del No. Eliécer tenía sobre el pecho un aviso en cartón que decía “se reparan sombrillas y parasoles” y al lado el motor de una licuadora vieja. Compartían asiento, pero no se conocían.

Eliécer estaba ahí porque es desplazado de Caldas, duerme bajo el puente de la Cali con 13, vive del reciclaje y le parece que Petro “les ha colaborado mucho a esos muchachos recicladores”. María iba pasando en un bus y se bajó al ver la tarima que anunciaba el evento. Tiene una hija con discapacidad y desde diciembre, a través de la Secretaría de Integración Social, recibe un bono mensual de 125 mil pesos por ser su cuidadora. Ella quiere y puede votar No en la revocatoria. Él quiere, pero no puede pues su cédula está inscrita en Caldas.

Son dos caras en la cadena de la campaña petrista. Acaso la más visible sea la de José Cuesta, que cuando llegó al evento (sobre las 6) fue recibido con vítores por los pocos presentes.

Él -quien además fue líder de la tutelatón contra el fallo del Procurador- y Teresa (aunque cada nodo que hace parte de la red tiene su enlace) tendrán a cargo las próximas tres semanas la apretada agenda de la campaña. La agenda decisiva, que incluye más eventos como el del viernes y otros como una bicicletón, liderada por Petro.

La estrategia, básicamente, incluye dos aspectos: las giras por las localidades con el acompañamiento de Petro y la entrega de afiches con el logo del No, pues la idea es lograr que todos los ciudadanos simpatizantes regalen su ventana a la campaña.

Eso sí: Petro -aclaran tanto Teresa como José- asisitirá siempre después de su jornada laboral. Como lo hizo el viernes, después de 7 de la noche, con un parque más robusto aunque no lleno del todo. Ahí ofreció una versión más corta de sus conocidos discursos en la Plaza de Bolívar, reiterando que “no pasarán” quienes en su concepto quieren acabar con la democracia en Bogotá.

Para que “no pasen” el mandatario cuenta ya con 48 nodos en red integrados por colectivos tan diversos como los animalistas, los sindicalistas, los ambientalistas, los indígenas, grafiteros, mujeres, LGBTI, deportistas, campesinos, personas con discapacidad, afros, recicladores, artistas de hip hop, ex M-19, putas, “canábicos”, “antimilitaristas”… cada uno con su respectivo enlace con Teresa y José, quien asegura que podrían ser unas 500 personas.

¿Quién financia las camisetas, los afiches, los CD, las tarimas, sus transportes…? Cuesta contesta que “la vaquita por la paz” (donaciones) que se hace en la red y advierte que “la única forma de entender este fenómeno no puede ser desde el paradigma del mercado, sino que hay que entenderlo desde la solidaridad”.

Solidaridad que, cuentan en la campaña, llevó espontáneamente y sin costo al joven artista que se ideó el concepto de la mano con el No pintado como logo de la campaña. Y que hizo que el cantante Ómar Martínez prestara su estudio para grabar un CD con canciones (también aportadas sin costo por distintos colectivos musicales) alusivas a que Petro no se va.

Solidaridad que no impidió, sin embargo, que José Cuesta recibiera dos amenazas a su celular en enero pasado. Gracias a la intervención de Petro, su caso fue objeto de estudio en un consejo de seguridad distrital que se realizó en la Alcaldía la semana pasada, con la presencia de la Fiscalía, del Alcalde y del propio Cuesta. Es la vez más reciente que se ha visto con el mandatario, según asegura.

Así se ha concretado la indignación que generó en muchos la destitución de Petro. Son los indignados de Petro. Con una meta a corto plazo bastante ambiciosa, si se tiene en cuenta que por Petro no votaron un millón de personas (sacó 723 mil votos) y que, por el contrario, un millón cien mil bogotanos no votaron por él. A largo plazo, la meta también suena ambiciosa: que el movimiento ciudadano perdure y le sirva de plataforma electoral, si se salva de la muerte política que le decretó el Procurador.

Fotos: Juan Pablo Pino

Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2014-02-09 14:10

No se menciona en este buen artículo (muy bueno, Laura), que parte del financiamiento de la campaña por el NO se está haciendo a través del recaudo de papel para reciclaje, que luego se vende. Tampoco indica que hay toda una red de figuras del espectáculo (Víctor Gaviria, Pepe Sánchez, Julián Román, entre otros) que han sumado su imagen a la figura del NO.

En Colombia nada es predecible. Hace poco más de un mes, decían que Petro iba a jugar a "ganar por W". Ahora quien está jugando a eso es Miguel Gómez, que actualmente cuenta con los buenos oficios de Pachito Santos, tan diligente él en todo lo que tiene que ver con Petro.

La campaña es muy limpia y transparente. Si ganamos será a pulso y como fruto de un trabajo incuestionablemente honesto.

Dom, 2014-02-09 17:30

Tienes razón. Dos datos sobre la campaña que se me quedaron por fuera. Entiendo que lo de recicladores apenas fue decidido (por un grupo de recicladores en asamblea) la semana pasada. Gracias Bat

Dom, 2014-02-09 17:59

Sí, claro, era un detallito apenas para complementar los datos. Nuestra realidad va muy rápido y siempre quedan cositas por ahí sin incluir. Saludos, Laura.

Dom, 2014-02-09 15:21

Bat, Jamás creí que al final termináramos agradeciendo al Godofacho y Cía. Ltda. por el lanzamiento exageradamente anticipado a la presidencia de Petro.

Hay formas muy tacitas de decir, incluso de no decir; la omisión de algunos datos y detalles hacen parte del juego de mi querida Laura. Pero lo logró, pudo ser peor feliz regreso.

A Pino,..díganlee que le faltó la foto cuando la plaza estaba ''...mas robusta''.

Dom, 2014-02-09 18:10

Así es Didundi. A mí todavía me sorprende que el Procurador, y los que están detrás, hayan caído tan bobamente en las redes de su propia soberbia. Es un error infantil en política. Sacaron a Petro del despacho para llevarlo a la plaza pública; sacaron a Petro del terreno disciplinario para ponerlo en el terreno constitucional. Mejodicho: mejor imposible.

También me sorprende la independencia ideológica de la gente que, digan lo que digan, no le come cuento a los medios de comunicación. Que yo sepa hay tres localidades en donde Petro tiene un arraigo profundo y que le pueden dar la victoria con relativa facilidad: Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar. En este caso va a hacerse visible que los pobres tenemos más poder, porque somos más. Y las demás ciudades de Colombia están mirando esto de cerca, aprendiendo que sí, que se puede.

Dom, 2014-02-09 20:29

La vaquita de la que hablan ojalá no sea la RES pública... y la manito la tenía lista desde el balcón, juicioso y premeditado... instinto político, pero pésimo administrador y funcionario ese Petro.

Dom, 2014-02-09 20:35

No hay que echar la sal, se positivo que como millos siempre hay solución y camino largo, falta la otra mitad, la del SI a la revocatoria, la opinión de los adeptos al inepto no va a cambiar, pero la nuestra tampoco... Petro No es Bogotá , Bogotá no es Petro.

Dom, 2014-02-09 14:59

Yo sí me lo imagino javciv. Pero todavía toca esperar unos añitos.

Dom, 2014-02-09 13:20

tanta cosa para terminar petro fuera de la alcaldia,haga lo q haga gaste lo q gaste eso ya esta listo. Petro se va

Dom, 2014-02-09 13:40

Petro viene de un depaeramento como Córdoba, plagado de paramilirares, y lo extraño es que el alcalde de Bogotá lucha por lo social, lo incluyente, ello genera piquiña y rasquiña en las estructuras mafiosas

Dom, 2014-02-09 15:48

Que comentario mas acertado, de verdad debería darles vergüenza y naturalmente ampollas que sea un costeño el que le ponga control a las arcas de la ciudad, ante el despilfarro de los ladrones de turno q están en jaque.

Lun, 2014-02-10 15:26

DIDUNDI, TE OFREZCO EXCUSAS POR PARECER COMO SI TE FUERA A RESPONDER, CUANDO REALMENTE VOY A PRESENTAR UNA CUENTA DE COBRO POR LO QUE PASÓ ESTA MAÑANA DEL 10 DE FEBRERO, CUANDO LA CÚPULA DEL FONDO GANADERO DE CÓRDOBA FUE CAPTURADA POR ROBARLES PREDIOS A LOS CAMPESINOS, EL PARAMILITARISMO EN MONTERIA SE NIEGA A MORIR, TAL COMO LO EXPRESÉ APENAS AYER.

Dom, 2014-02-09 12:54

Que Petro no pertenece a ningún partido? El único partido de Gustavo Petro, es el de la paz: por eso Gustavo Petro apoya la reelección de Santos. Invito a Claudia López, bloggera de este portal, a que nos explique esta singular "paradoja" (así como ella nos invito hace poco con su publicidad en la portada de La Silla Vacía a votar por ella al Senado, con el aval de la "Alianza Verde").

Dom, 2014-02-09 11:01

Petro ya tiene un canal de T.V más pauta en todos los periódicos como para que La Silla le tenga que promocionar su campaña por el "No". A la campaña por el "Si", que esa sí no tiene ni pauta, ni canal de T.V, ni el presupuesto del distrito, le habían podido hacer al menos un artículo. Estamos pintados.

Dom, 2014-02-09 12:36

jajaja! recuerdo cuando vi por primera vez a Enrique Gómez hurtado en Villa de Leyva, saliendo él de misa. Un camarógrafo lo esperaba afuera. Gómez caminaba con paso firme mientras el camarógrafo hacía la toma desde abajo y caminaba hacia atrás como podía, para no perder su foco. Así suelen resolver el problema de la estatura en los medios. Otro que es bien chaparro es Santos, y Uribe. Bolívar, dicen, también era chaparro.

En fin, no creo que eso sea verdad, pero gracioso.

Dom, 2014-02-09 11:30

Un canal público en el que Petro no tiene ningún programa, pero claro, cuando Samuel Moreno tenía el programa "Samuel a la Calle" que gastó mas de 1000 millones de pesos en propaganda a ese alcalde, ahí si no se decía nada...

Dom, 2014-02-09 10:26

De toda la nota, llama más la atención la desfachatez que tiene Petro en relación a que no pertenece a ningún partido político. ¿Será que la visión autoritaria y mesiánica que está construyendo le hace suponer que él puede estar incluso por encima de las instituciones y simplemente ser un "amado líder" para el país? Preocupante esta forma de construcción populista que podría traer muchos problemas en el país.

Dom, 2014-02-09 15:33

JDBM ,como apoyo de Petro reconozco tienes algo de razón, no deja de ser soberbio; pero igual es cuestión de interpretación, yo si creo que alejar al politiquero tradicional además de sr una jugada riesgosa, que naturalmente sacara ampollas, es mas bien limpia y honesta.

Mas q problema, es implementar formas de hacer política cada vez mas trasparentes.

Dom, 2014-02-09 14:23

Quién se va a molestar por una afirmación que básicamente es verdad, pero interpretada al acomodo del "pensador" de turno. Petro no tiene partido. A su alrededor hay más oportunistas que representantes del modelo de sociedad que ha propuesto el Alcalde. Personalmente me declaro petrista, no progresita, con todas las feas implicaciones de esto. Y me declaro así porque hasta el momento "no hay con quién" aparte de Petro, así estén en primera fila de las manifestaciones gritando, o se le acerquen en el balcón a darle amistosos abrazos. Quizás haya posibilidades de ampliar la propuesta desde los campesinos o los indígenas, pero no desde las fuerzas políticas que tan convenientemente apoyan y desapoyan a Petro. Los que llegan en privado a pedir puestos a cambio de su solidaridad, o se montan sobre los hombros del alcalde para sacar adelante sus propios intereses individuales.

Dom, 2014-02-09 15:51

Si Petro no tiene partido, entonces, él ha construído un esquema que ha sido el fundamental para los últimos gobiernos capitalinos (sin extenderme a otras regiones), y ha sido el de crear movimientos para su ambiciones personales o simplemente llegar, pedir un aval y luego olvidarse de los principios que constituyen el partido.

Además, cuando inició el proceso del Movimiento Progresista, a favor de Carlos Vicente de Roux, se tenía como plan la consolidación del movimiento político progresista (http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo-258686-petro-pres...)

Ahora que él se crea que está por encima del movimiento que creó y lo dejó donde está, deja muchas dudas de su integridad y muestra sus ambiciones políticas de tipo mesiánico. ¿Un Chávez para Colombia? Muy probable.

O bueno, tal vez la jugada retórica sea que el diga que no tiene partido porque progresistas es un movimiento político.

Dom, 2014-02-09 17:47

Me parece un poco simplista su opinión. Si vamos a hacer un análisis de lo profundo y no de lo aparente, lo que se aprecia es que todas las políticas de Petro apuntan a defender el interés público, de las mayorías. La paradoja está en que él es la cabeza visible de esa idea y no parece haber otros líderes en su movimiento que tengan la misma firmeza frente a ese modelo. En un comienzo existió la idea de crear ese nuevo partido, en torno a esos principios. Pero el poder es cosa seria. Muy seria. Entonces, por ejemplo, Antonio Navarro, o Guillermo Jaramillo, no son tan alérgicos al clientelismo como sí lo es Petro. Los concejales, sacando a De Roux, son... Bueno, no son lo ideal, dejémoslo ahí. Y en la administración distrital hay mucho colado por lealtad, más que por capacidad o claridad ideológica. Luego están otras personas, como José Cuesta, como Augusto Rodríguez y un puñado más, que sí son transparentes 100%, pero no tienen un liderazgo de proyección realmente. No es tan simple.

Dom, 2014-02-09 17:52

Lo que pasa es que progresistas ya no existe. Forma parte de esa mescolanza extraña de color verde pepiado, en la que muchos de los que votamos por Petro no nos reconocemos. Esa alianza la formaron las aparentes "cabezas" de ambos partidos, pero jamás consultaron a las bases y creo que eso les puede pasar factura en sus cálculos electorales.

Lun, 2014-02-10 00:17

No, gatito. Cuando digo "sus cálculos electorales", no me refiero a los tuyos, sino a los de ellos; a los de los que se aliaron pensando en elecciones. Yo creo que Petro en ese tema, básicamente "dejó jugar al moreno"; mejordicho, "al mono". Pero una vez abierto el juego real, Petro ha tomado distancia, como muchos de los que lo seguimos. Por lo menos mi voto en las parlamentarias no va a ser verdi-pepiado, así Petro invite a votar por esa opción.

Dom, 2014-02-09 14:15

O sea que, según tú, ¿qué debe hacer Petro? ¿No salir a defenderse públicamente?

Páginas

Añadir nuevo comentario