Menú principal

Lunes Junio 27, 2022

La salida de Juan Manuel Ospina de la dirección del Incoder resultó ser una confesión de su parte sobre los problemas que enfrenta la ejecución de una de las banderas del Presidente Santos, la restitución de tierras a las víctimas del conflicto.

Hubo dos versiones, ambas revelaban el mismo problema, que los temas no caminan. Juan Camilo Restrepo, Ministro de Agricultura, responsabilizó a Ospina porque marchaba a 10 kms por hora cuando debía hacerlo a 100 y Ospina responsabilizó a Restrepo porque no se había comprometido suficientemente con el éxito de los programas. Sea de ello lo que fuere, la conclusión es la misma, los temas de tierras, como lo habían señalado algunas personas, van más despacio que lo que los propios anuncios oficiales lo señalan.

La situación siguió con una serie de malentendidos que no pasarían de ser anécdotas si no estuviéramos hablando de la mayor apuesta política de Santos. El anuncio de la designación de Alejandro Reyes, uno de los académicos que más ha estudiado los efectos del conflicto en la tenencia de la tierra en Colombia, confirmado por él mismo, fue desmentido unas pocas horas después de haber sido difundido por casi todos los medios de comunicación en su versiones en la Internet. Se supo que varios asesores del Ministro se disputan el derecho de ocupar el cargo.

La situación en el sector está hecha un caldero y la posición de Restrepo al interior del Gobierno, a pesar de que recibió el respaldo total del Presidente, no es menos tensa. El Ministro de Agricultura ha tenido altercados con el Ministro del Interior a propósito de la consulta que se debe realizar con las comunidades negras e indígenas del proyecto de ley de desarrollo rural, que sorprendentemente dos años después de iniciado el Gobierno no ha llegado al Congreso. Restrepo se precipitó a apoyar a José Antonio Ocampo en su candidatura a la dirección del Banco Mundial, lo que molestó al Ministro de Hacienda y a la Canciller, quienes no apoyan a Ocampo sino que estiman que ha sido desleal con el gobierno al promover, a sus espaldas, su candidatura.

Restrepo reclamó al Presidente por la posibilidad de que Lucho Garzón fuera nombrado como Consejero Presidencial para la restitución de tierras y sentenció públicamente que no permitiría que el tema se le entregara a un sector político.

Restrepo aspira a que en la reforma tributaria se incluyan incentivos especiales para el campo, pero el Ministro Echeverry no ha acogido las propuestas, por lo que Restrepo resolvió ventilarlas públicamente y proponerlas en cuanto escenario dispone.

El Ministro de Agricultura es uno de los funcionarios del Gabinete Ministerial con mayores méritos profesionales, personales y académicos. Es una especie de decano del Gabinete, pero está encrispado y sus posiciones, en lo económico, se contraponen a las del equipo encargado de fijar esa política al interior del Gobierno.

Más allá de la pelea interna, el asunto revela un inadecuado diseño institucional que dificulta la ejecución de la ley de víctimas en esta materia y que obliga al Gobierno, no solo a buscar un reemplazo de Ospina (que deberá ser una mujer, a menos que el Presidente decida seguir incumpliendo la ley de cuotas), sino especialmente a rediseñar el esquema. Parece haber sido un error haber creado una unidad de restitución al interior del Ministerio de Agricultura, que redunda en algunas de sus funciones con el Incoder, sin que cuente con el soporte técnico y presupuestal que se requiere y no parece haber sido correcto excluir de la Unidad de atención de víctimas el tema de la restitución, dado que es este el elemento central de la reparación.

Mientras todo eso ocurría, en el campo seguía pasando lo mismo que hace algún tiempo, que matan a los líderes del proceso de restitución de tierras. El asesinato de uno de ellos, Manuel Ruiz y de su hijo, es un golpe duro al proceso de restitución y de ejecución de la ley de víctimas. Ruiz era líder de una de la comunidades emblemáticas de este proceso, Curvaradó en el Chocó. Era objeto de protección especial ordenada por organismos internacionales. La situación de riesgo había sido advertida recientemente  por la Corte Constitucional. Es decir que se trata de un verdadero desafío al Gobierno y a las víctimas. La noticia cogió al Gobierno en medio de una confrontación interna que agrava los hechos.

El periódico El Colombiano que ha criticado fuertemente la convocatoria que el Gobierno ha hecho a los campesinos para apoyar la ley de víctimas, escogió el asesinato de Ruiz como la muestra de lo inconveniente que es agitar el ambiente en este momento. Pocas han sido las voces que –ante estas circunstancias– apoyan el proceso. El representante Guillermo Rivera, uno los principales impulsores de la ley en el Congreso, propuso un acto de solidaridad con las víctimas y hechos concretos para mejorar su protección. Es posible que deba esperar a que termine la Semana Santa para que reciba alguna respuesta, los destinatarios de la propuesta están de vacaciones con sus esquemas de seguridad completos.

El fin de la semana de descanso coincidirá con el 9 de Abril, la fecha que la ley señaló como el día de las víctimas. Habrá actos simbólicos, pero hay que pasar de la retórica a la acción. La reparación de la víctimas es la mayor deuda histórica que esta generación tiene, por lo que responder en forma concreta a la pregunta que están proponiendo un grupo de organizaciones, constituidas en una alianza por las víctimas, es también un deber ético: ¿Y yo, en qué puedo ayudar?

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Ospina Restrepo
Juan Camilo Restrepo Salazar
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2012-04-05 21:26

La complejidad de la restitución de tierras supone que esta no debe hacerse con afanes y deseos de mostrar resultados a corto plazo que casi siempre son una mentira... 20 años de despojo no pueden resolverse en un período de gobierno. Los líderes vienen siendo asesinados de manera sistemática, por lo menos los más conocidos de Antioquia, desde 2008, ante la mirada indiferente del Ministerio del Interior que al hacer los estudios de seguridad los rechaza pero cada vez que muere uno promete tomar medidas que a la postre se quedan en nada... Hasta cuando? Hasta que no quede ninguno que pueda dar cuenta de quién tiene sus tierras?

Mar, 2012-04-03 01:10

285.000 mil millones de pesos cuesta la licitación que abrió la unidad de protección
hay muchos esquemas de protección a cargo del ministerio del interior y la empresa de VIGILANCIA; VISE . que como dijo el ministro del interior, deben ir a proteger los lideres rurales, y no a POLITICOS EN LAS CIUDADES- los escolatas se necesitan es el CAMPO para evitar la muerte de lideres y victimas del despojo de tierras- de quienes desde el DELITO del narcotráfico, BACRIM y aun guerrilla, no desean que se democratice la tierra para producir alimentos,

Sáb, 2012-03-31 20:11

Bueno y el jugador de póker, no pudo con su propio gabinete? Cada uno anda como rueda suelta, dando declaraciones contradictorias, peleando entre ellos. Será que después de semana santa habra crisis ministerial? o Santos preferirá que las cosas anden manga por hombro sin aceptarlo, para no perder puntos en el rating que reclama por los golpes a las FARC? Después como buen publicista, saldrá a hablar del Dalai Lama para distraer al pais? Y minetras tanto no habrá restitución de tierras, acaso algunas de manera simbólica, las víctimas no serán restituidas y el país seguira así por otros 200 años de independencia?

Sáb, 2012-03-31 08:54

La renuncia de Ospina demuestra que robledo tiene la razón http://www.youtube.com/watch?v=nLsfxLasrx0

Añadir nuevo comentario