LA SILLA VACIA

Por la Alcaldía de Bucaramanga compiten cuatro candidatos.  

El liberalismo juega con un dirigente que tiene mucha cancha en la política local y ya fue alcalde en los 90. Avalado por el partido de La U, con el apoyo de Opción Ciudadana y de Santander en serio, asume la contienda un concejal que hasta hace unos meses no tenía mayor peso electoral. Como aspirante del emergente partido Mais, disputa el poder un ex vicerrector de la UIS que hace apenas unos días perdió a gran parte de su estructura de campaña y finalmente, sin maquinaria pero con el respaldo de su propio patrimonio, se le mide a las urnas un poderoso y rico empresario de la región. 

Estos son quienes aspiran a administrar la capital santandereana.