Menú principal

Lunes Mayo 17, 2021

Después de que se filtró la noticia sobre la renuncia protocolaria de todo el gabinte de Santos, la especulación política ha llegado a su tope.  Personas allegadas a Palacio dicen que allá están pegados a la radio oyendo las elucubraciones para ‘medirle’ la temperatura a la opinión pública y con base en eso hacer los cambios de gabinete. Estos son los tres posibles escenarios que La Silla Vacía ve sobre lo que puede pasar con esta primera crisis ministerial:

 

Con la pedida de la renuncia protocolaria de todo el gabinete, Santos crea una incertidumbre muy parecida a la creada por Gustavo Petro en Bogotá (aunque con menos daño colateral por el doble rasero que utilizamos los medios frente a ambos) y al final termina sacando a tres ministros y haciendo enroques con otros. Nada sustancial cambia y se agudiza la idea de que el Gobierno no tiene muy claro hacia dónde va.

En este escenario sacaría al Ministro de Transporte Miguel Peñaloza (que después de lo revelado por Daniel Coronell ya está aislado dentro del gabinte); a la Ministra de Educación María Fernanda Campo (que perdió legitimidad para discutir una reforma a la educación sin generar una nueva movilización liderada por la Mane); posiblemente a la Ministra de Salud Beatriz Londoño, quien a pesar de estar haciendo cosas importantes, sigue defendiendo la Ley 100 cuando ya la mayoría de los actores del sistema creen que toca cambiarla y el Congreso ya dijo que sacará una reforma a esa ley con o sin el Gobierno.

Por otro lado, el Gobierno haría unos intercambios: intercambiaría al Ministro del Interior Federico Rengifo a Comercio Exterior, donde tiene experiencia, con Sergio Díaz Granados, que tiene experiencia en el Congreso.

Movería a Frank Pearl a un cargo más afín al que había venido desempeñando en el gobierno de Uribe. De pronto movería a Rafael Pardo al Ministerio de Defensa, aunque al parecer Pardo ha dicho que le interesa quedarse en Trabajo, y al Ministro de Defensa lo devolvería a la Secretaría General.

En este escenario, Santos cedería a las presiones de los partidos políticos con el fin de fortalecer la Unidad Nacional, que se ha visto golpeada después de la debacle de la Reforma a la Justicia.

Después de dos semanas de reuniones con las bancadas con los partidos de la Unidad Nacional en las que el tema central fue la queja sobre los ministros de los otros partidos, Santos decide sacudirse del extremo santismo de su gabinete y anclar su equipo políticamente.

Esto implicaría traer personajes menos técnicos y con mayor representación política que garanticen que Santos conserve sus mayorías en el Congreso, que las citaciones de control político en el parlamento se reduzcan al mínimo, que pueda sacar adelante las reformas y las elecciones de funcionarios como el Procurador que aún le hacen falta. De paso, que pueda allanar el camino para su reelección creando un frente más solido contra el uribismo.

En este escenario, entrarían personajes con más peso político propio y con mayor capacidad de capotear a Uribe como Horacio Serpa, Humberto de la Calle, Lucho Garzón y hasta Antonio Navarro ha sonado.  También saldrían algunos pastranistas del gabinete (como el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, que al parecer se quiere ir y María Fernanda Campo) para dejar entrar conservadores de otra línea que evitar la tentación de los azules de migrar hacia el uribismo. Saldría Beatriz Londoño, contra quien Roy Barreras -y en general la U- ha hecho mucha presión para que la saquen, porque lo dejó sin cuotas en el sector salud.

También intentaría desbogotanizar el gabinete, traer un costeño y seguramente un paisa (suena el fajardista Federico Restrepo).
 

Este es el escenario que han tratado de posicionar desde Casa de Nariño: la idea de que la crisis ministerial es una fuga hacia el tema de la paz. Esto, en parte, es una respuesta a lo que dijo el expresidente Uribe de que el Gobierno estaba ya adelantando negociaciones en Cuba.

En este escenario, el gobierno necesitaría traer personas que tengan un anclaje político y un peso personal suficiente para frentear las múltiples críticas que generaría el arranque de un proceso de paz con las Farc después de lo que ha sucedido en el Cauca, sus ataques a la infraestructura petrolera y unos secuestros recientes que tienen a la élite bogotana y paisa en shock. Y que también tengan cierta experiencia en procesos de paz. Se necesitaría gente con 'cuero' porque el uribismo se iría con toda contra el Gobierno si se confirma que ya están negociando un proceso de paz.

En esta línea, entraría gente como Lucho Garzón, quizás en un puesto ligado a la aplicación de Ley de Víctimas; Frank Pearl pasaría a un cargo al que le pueda dedicar tanto tiempo a la 'paz' como le dedica hoy pero sin tener que descuidar un ministerio tan fundamental como el de Ambiente; Rafael Pardo seguramente pasaría a un cargo más estratégico para una negociación como Defensa o Interior; podría entrar Horacio Serpa a Interior y Humberto de la Calle, aunque ambos tendrían la desventaja de transmitir la idea de que el gobierno de Santos es “un regreso al pasado”. Antonio Navarro también suena aunque es improbable que el exgobernador entre al Gobierno cuando está tratando de impulsar una tercería.

Igual, por ahora, son puros escenarios producto de la elucubración, más que de información concreta y verificada a la que haya tenido acceso La Silla.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Miguel Esteban Peñaloza Barrientos
María Fernanda Campo Saavedra
Beatriz Londoño Soto
Federico Renjifo Vélez
Sergio Díaz-Granados Guida
Frank Joseph Pearl González
Rafael Pardo Rueda
Horacio Serpa Uribe
Luis Eduardo Garzón
Antonio Navarro Wolff
Juan Camilo Restrepo Salazar
Federico Restrepo Posada
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2012-08-24 17:21

No hay nada nuevo,la polítiqueria de siempre con otros nombres.

Vie, 2012-08-24 12:54

Un giro total de 360°.

Jue, 2012-08-23 22:21

Si la apuesta es por la PAZ, hecha de una forma inteligente y realista, el escenario se torna interesante y ESPERANZADOR, digno de todo el apoyo pues, la arremetida violenta de los SEÑORES DE LA GUERRA será despiadada.

Añadir nuevo comentario