Menú principal

Domingo Septiembre 22, 2019

 

Dice el refrán que todo pícaro tiene suerte. El ex presidente Uribe parece genuina representación de esa sabiduría popular. Con un tercio de su antigua coalición legislativa, círculo familiar y gubernamental investigado por concierto criminal, corrupción o abuso de poder, el Presidente Uribe sigue casi incólume. Según la última encuesta Gallup, los colombianos le facturan la corrupción de su gobierno al gobierno actual. Y la mayoría descalifica el manejo que el actual gobierno está dando a los problemas que heredó y a otros nuevos como la ola invernal.

El nivel más alto de desaprobación que tuvo Uribe por el manejo de la corrupción en sus ocho años de mandato fue del 52 por ciento, en abril del 2010. Cuando Santos inició su gobierno, el 33 por ciento desaprobaba su gestión en esa materia. Hoy, el 58 por ciento la desaprueba. ¿Entre más destapa Santos peor le va? Posiblemente porque la opinión no distingue que la corrupción se destapa en este gobierno, pero viene del anterior. Y no lo distingue porque el gobierno Santos no lo dice. A la par que se destapan los escándalos, Santos le echa flores a Uribe y reitera su confianza en la transparencia de su equipo.

En respaldo ambos pierden. La imagen favorable de Santos cayó 10 puntos y la de Uribe 11. Pero el gobierno Santos se desgasta más y más rápido. La desaprobación de la gestión de Santos aumentó 13 puntos antes de cumplir su primer año de gobierno. Uribe sólo tuvo un aumento de esa magnitud en el séptimo año, durante su segundo mandato.

Las facturas que pasa la opinión a los gobernantes no tienen mayor trascendencia en las encuestas, sino en las urnas.  En las elecciones de octubre es donde de verdad se medirá quién asumió los costos de qué. En ese terreno está por verse la suerte del pícaro.

Por ejemplo, contra toda expectativa lógica, Uribe podría perder en su propio terruño. En Antioquia, el fervor por Uribe compite con el de Dios y la coalición uribista ha barrido en cuanta elección ha habido, excepto la Alcaldía de Medellín.

En ese contexto, los candidatos ungidos por Uribe en Antioquia deberían ir en coche hacía la victoria segura; en cambio, van en mula hacia la derrota posible. A pesar de los guiños de Uribe y del gobernador Ramos sumados, y del  respaldo de sus carteles de contratación, ningún candidato uribista a la Gobernación de Antioquia ha cuajado. Sergio Fajardo puntea sin mayores competidores, aunque con unas encuestas que sobreestiman la opinión de Medellín y subestiman la maquinaría clientelista en el resto del Departamento.

Para la Alcaldía de Medellín, el uribista ex director del Sena, Darío Montoya, nunca pegó, por más que Uribe se lo cargó al hombro y lo vendió puerta a puerta. La dura realidad obligó a Uribe a improvisar otros apoyos. Y la impopularidad del tema de corrupción lo ha obligado a abstenerse de apoyar públicamente a Luis Pérez. ¡Tal será el prontuario de Pérez que hasta Uribe le está haciendo el quite!

En la Alcaldía de Bogotá, el panorama luce más alentador, pero no definitivo, a favor del ex presidente. La intención de voto a una eventual candidatura de Álvaro Uribe en Bogotá pasó de cerca del 60 por ciento a finales del año pasado a 40 por ciento la semana pasada. Evidentemente, ningún otro candidato tiene tan alta intención de voto. Pero tampoco ningún otro ha perdido la tercera parte de su intención de voto en 6 meses. 

En caso de no presentarse, los 40 puntos de intención de voto por Uribe, más es lo que se dispersan que lo que se endosan. Enrique Peñalosa se quedaría con 10 de los 40 puntos, la incertidumbre sobre por quién votar se quedaría con 6; Laserna, Vinasco y el voto en blanco se quedarían con 4 cada uno. Y los otros 12 puntos se dispersarían de uno en uno para candidatos tan disímiles como Gustavo Petro o Gina Parody.

Las encuestas sobre el respaldo al actual gobierno y la intención de voto para octubre indican que Uribe es más eficaz endosando a otros su mala imagen que su respaldo electoral. Hace tiempo le escuché a Napoleón Franco la tesis de que la imagen positiva de Uribe estaba más relacionada con un sentimiento de gratitud, que con uno de aprobación. Lo que está por verse en las elecciones de octubre es si los electores le dicen a Uribe y sus candidatos “te lo agradezco, pero no”.

Perfiles relacionados: 
Álvaro Uribe Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-05-27 20:25

Inteligente análisis, aunque es bueno precisar que lo que no hay que subestimar no es el clientelismo de la maquinaria Uribista, sino su capacidad de amenazar, atemorizar y asesinar a quines se le oponen, que fué la base de su pretendida popularidad...Al fin y al cabo lo que eufemísticamente ahora se llaman Bacrim, son los paramilitares en contubernio con la milicia, que surgieron y se desarrollaron a su amparo a las puertas del Ubérrimo, frente a cuyas "realizaciones" (masacres, torturas, desapariciones, falsos positivos) palidece la misma guerrilla.

Vie, 2011-05-27 10:57

Uribe no debe defenderse de los oportunistas de ocasión....
ya quedo claro que se es culpable hasta demostrar la inocencia y no al contrario como lo manda la constitución....
Que viva el chisme, la plaza y la verdulería!!!
Peñarosca el mejor candidato....

Mié, 2011-05-25 17:30

Claudia, tienes toda la razón. La lista de LSV.com está CORTA. ¿Por qué? Subo tu observación porque considero que se debería completar esa lista.
@La lista de corrupción de Uribe hecha por La Silla se quedó corta. Falta la salud: dejaron que recursos que paramilitares y políticos quebraran el sistema, no actualizaron el POS por mantener la plata invertida en TES que financiaran al gobierno y no la salud de los más pobres. Falta el Incoder y el manejo del tema de tierras. Falta el club de la confianza inversionista donde a dedo regalaon miles de millones de impuestos. Faltan las zonas francas adjudicadas a los citicos y otros amigotes. Faltan las CAR entregdas como botin a los polítiicos. En fin la lista es larga. Más que para mantenerlo en el poder fue para alargarle el poder, comprando la segunda reelección. Pero sobre todo la enorme corrupción se derivó de la naturaleza ilegal, narcoparmailitar, del uribismo. Sentían que habían ganado la guerra a la guerrilla y..."

Mié, 2011-05-25 17:31

"(...) tenían derecho a quedarse con el botín, legalizar lo acumulado y volverse los nuevos ricos. Se sentían con derecho a Refundar la Patría. Y lo hicieron."

Jue, 2011-05-26 19:27

*bostezo* ¿Flamewar?

Mar, 2011-05-24 19:15

Claudia, al decir que Uribe es un pícaro, estás insultando a los pícaros....
Uribe encaja más en los términos de Hampón o Fascineroso como nombre-sustantivo y como apellido-adjetivo, no se le puede quitar el término paramilitar.

Mar, 2011-05-24 12:09

""Y no lo distingue porque el gobierno Santos no lo dice. A la par que se destapan los escándalos, Santos le echa flores a Uribe y reitera su confianza en la transparencia de su equipo"".......Ese fué nuestro gran error al elegir a Santos, pues al fin y al cabo tanto él como Uribe dormían juntos, arropándose con la misma cobija...
Es casi un imposible que Santos pueda deslindarse totalmente de Uribe, porque eso sería como hacerse un harakiri...De hecho, Santos dijo una frase hace unos días que nadie le puso la atención, cuando hablaba sobre la decision de reconocer el conflicto armado en Colombia: Que si no lo hacía, Uribe y él podían terminar en la cárcel....Perdonen, no sólo en cuanto al "conflicto armado". Por todo lo malo que se fraguó en ese desgobierno de 8 años, Uribe debería ir preso por responsable y Santos por complicidad. FElicitaciones a Claudia por tan descarnado artículo..De hecho, no recuerdo a muchos periodistas que hayan tenido la valentía de llamar PICARO a Uribe.

Mar, 2011-05-24 10:24

Señor jujogo: cordial saludo, los fincionarios que santos dejo no fue respeto me imagino que es por compromiso con uribe. hoy usted le sugiere que incumpla que los bote o sea le aconseja que haga trampa, conejo que le incumpla pactos, o sea me eliges y luego te pateo. asi como usted hay muchos en colombia queson tramposos pero piden crtistalinidad en los actos de otros. dsitinto si los sca por picaros o por otras motivaciones. de todos modo estoy segurisimo que santos no te oye ni a ti ni a nadie. pero por iniciativa de él es posible que incumpla pactos acuerdese que el gobiernandte nunca tien para paar los ofrecimientos que hace.

Mar, 2011-05-24 10:04

Señora no tengo la menor duda que usted se pasará el resto de sus días esperando la mala suerte de uribe, todo por que no hizo lo que usted esperaba. escoger la amargura como forma de vida no me parece la mejor. yo quisiera verla proponiendo soluciones para el pais y no cazando brujs en contravía de todo. Esa actitud la van a llevar a profesión, la contravía. corrupción ha habido desde cuando el mundo es mundo y no la borrarán por mucho que usted o yo lo quisieramos. con esto no digo que no se luche pero sin tanta amargura, hay otros temas queinteresan al país.

Mar, 2011-05-24 08:06

Claudita: Esperemos a ver quienes estarán felicies. En ese momento descubriremos la infamia de los gen eradores de opinión y la mezquindad de los dueños de los medios utilizados por estos para llenarse de dinero. Pobres generadores de opinión. Serán tan malevolos que solo esperan que el pueblño le dé la espalda a Uribe para solasarse. Que pocos principio. Sus sentimientos y odios personles por encima de la patria. Dan asco.

Mar, 2011-05-24 07:08

La lista de corrupción de Uribe hecha por La Silla se quedó corta. Falta la salud: dejaron que recursos que paramilitares y políticos quebraran el sistema, no actualizaron el POS por mantener la plata invertida en TES que financiaran al gobierno y no la salud de los más pobres. Falta el Incoder y el manejo del tema de tierras. Falta el club de la confianza inversionista donde a dedo regalaon miles de millones de impuestos. Faltan las zonas francas adjudicadas a los citicos y otros amigotes. Faltan las CAR entregdas como botin a los polítiicos. En fin la lista es larga. Más que para mantenerlo en el poder fue para alargarle el poder, comprando la segunda reelección. Pero sobre todo la enorme corrupción se derivó de la naturaleza ilegal, narcoparmailitar, del uribismo. Sentían que habían ganado la guerra a la guerrilla y tenían derecho a quedarse con el botín, legalizar lo acumulado y volverse los nuevos ricos. Se sentían con derecho a Refundar la Patría. Y lo hicieron.

Páginas

Añadir nuevo comentario