Menú principal

Lunes Diciembre 06, 2021

 

Ayer era un día definitivo para el Partido Verde. Antanas Mockus le había planteado a Peñalosa –simplificandolo– que escogiera entre él o Uribe, un dilema que visto desde las toldas peñalosistas era escoger entre perder o perder la Alcaldía de Bogotá. Al final la solución a la que llegaron fue vista por la mayoría de los miembros del partido como un gana-gana: Peñalosa podrá hacer alianzas –con Uribe, por ejemplo– para asegurar su triunfo en Bogotá y Mockus podrá hacer público su rechazo a este tipo de movidas y así seguir siendo coherente con su discurso de legalidad. Con esta fórmula, los Verdes pasaron de "la unión hace la fuerza” a “la fuerza está en el disenso”.

Después de ocho horas de reunión en las que 21 de los 23 miembros de la Dirección Nacional del Partido Verde tuvieron la palabra, la decisión colectiva fue que ante todo los verdes necesitan ocuparse de ganar la Alcaldía de Bogotá, consolidarse en otras regiones del país y cumplirle a su “ola” los compromisos que hicieron desde la campaña presidencial.

En eso todos estuvieron de acuerdo, pero el apoyo de Uribe era un punto que los dividía. Antanas Mockus, la gerente de su campaña Liliana Caballero y los congresistas Ángela María Robledo y John Sudarsky, de la facción visionaria del Partido, se oponían a recibir el apoyo de Uribe. El ex candidato a la Alcaldía y blogger de La Silla Vacía Juan Carlos Flórez también. Ellos mantuvieron su veto a Uribe y lo que llaman las “costumbres de ilegalidad” de lo que fue su gobierno.

Los que provienen del antiguo Verde Opción Centro, que en la pasada reunión se habían opuesto a esta alianza, cambiaron de opinión y Sergio Fajardo no fue. Con eso, se rompió el empate que existía y que había paralizado al partido durante varios meses.

No es claro qué hizo cambiar de opinión a Carlos Ramón González, el jefe de esa facción, dado que nada ha cambiado desde entonces. Pero lo cierto es que varios en el partido suponían que él estaba cañando cuando se opuso a esa alianza con Uribe y que lo que quería era “hacerse valer” dentro de un partido en el que tienden a privilegiar la opinión de los cuatro ex alcaldes sobre la de los dueños originales de la personería jurídica del partido (y lo logró). Los otros congresistas de esta tendencia que también están en la Dirección Nacional, en todo caso, difícilmente podían oponerse a realizar alianzas con la U, por ejemplo, cuando en lugares como Cesar apoyarán a un candidato conservador que va en alianza con La U.

 

El objetivo es ganar

 

                                                                                       
Los cinco "disidentes" del Partido Verde. Antanas Mockus, Liliana Caballero, John Sudarsky, Angela María Robledo y Juan Carlos Flórez (en orden descendente) lograron que se les respetara su derecho al disenso y por ello mantienen su veto a Álvaro Uribe y a sus "costumbres de ilegalidad". Aceptaron las alianzas, pero advirtieron el peligro que corre el partido de unirse con personas nvolucradas en escándalos de corrupción, politiquería y atentados en contra de la vida. 
                                                                       (Fotos: Laura Rico)                                                                        
Con solo cinco votos de 21, la posición de Mockus fue ampliamente derrotada por una visión más pragmática.
 
La mayoría de los miembros de la Dirección consideran que la mejor forma de salvar al Partido Verde es ganando porque, si pierden en Bogotá, que ha sido el escenario por excelencia de los tres ex alcaldes de Bogotá, así se mantengan muy “puros”, el partido desaparece de la escena política.
 
Y, para ganar, necesitan que los estratos uno, dos y tres voten por Peñalosa. Peñalosa registra muy mal en las encuestas en los barrios más pobres, incluso en aquellos que él desmarginalizó cuando era Alcalde, ya que se le recuerda más por sus políticas contra los vendedores ambulantes. En cambio Álvaro Uribe es admirado en los barrios populares por el 75 por ciento de las personas (un dato que esgrimieron en la reunión de ayer para derrotar la posición de Mockus).

Las encuestas muestran que el apoyo de Uribe a Peñalosa es muy poco significativo en votos: los que le suma son casi equivalentes a los que le resta. Pero no tenerlo de su lado sí podría hacerle daño, ya sea porque se podría lanzar él mismo –con lo cual arrasaría– o porque le sumaría a otro.

Argumentaron que el respaldo de Uribe no implica que Peñalosa vaya a traicionar sus principios (ya que el ex alcalde sólo se hace caso a sí mismo) y reiteraron que no solo para ganar sino también para gobernar se necesitan alianzas.

Citaron como ejemplo lo que pasó en el Concejo de Bogotá, durante la elección del nuevo Contralor, donde los verdes se aliaron con La U, Cambio Radical y otros concejales para elegir al que consideran el mejor nombre.

Todos coincidieron en que Peñalosa es el mejor candidato para Bogotá y que el Partido tiene la responsabilidad de ayudar a sacar a Bogotá de la crisis en la que se encuentra. De esta manera, le dieron vía libre a Peñalosa para que “convoque, lidere y adelante” conversaciones para construir alianzas.

Sin embargo, los que se opusieron lograron que esos acuerdos vayan después a la dirección general donde serán examinados. No quieren que por convocar coaliciones terminen violando los principios del “no todo vale” y “los recursos son sagrados”.

Mockus, los visionarios y Flórez también lograron una autorización expresa para manifestar su disenso. “Nuestro disenso está en que podamos mantener y expresar nuestro veto a Uribe y a todos los que vulneren las apuestas del Partido Verde”, explicó la representante Ángela María Robledo.

“El Partido Verde tiene la opción, no de pedir transparencia a los otros, sino de darle transparencia a sí mismo”, dijo Flórez a La Silla Vacía.

La primera expresión de su disenso la hicieron anoche mismo. Los visionarios emitieron un comunicado en el que advirtieron su veto a Uribe. Y reiteraron que siguen rechazando la corrupción y la ilegalidad.

"Alertamos sobre el riesgo que conlleva aceptar el apoyo de personas involucradas en escándalos de corrupción, politiquería y atentados en contra de la vida. Esto pone en riesgo el ideario del Partido Verde y, peor aún, el riesgo de perder el respaldo ciudadano", dice el comunicado firmado por Mockus, Ángela Robledo, John Sudarsky, Liliana Caballero y Juan Carlos Flórez. "Recibir un apoyo de este tipo, dejaría al Partido Verde sin piso moral", añade la declaración.

 

En la práctica

 

La dirección general del Partido Verde, en su totalidad, dio su respaldo irrestricto a Enrique Peñalosa como candidato para la Alcaldía de Bogotá. A su lado estuvieron (en orden descendente) Lucho Garzón, Jorge Londoño, Alfonso Prada y Carlos Ramón González, y once miembros más de la dirección General. Al candidato lo autorizaron para adelantar acercamientos y construir alianzas con otros partidos y movimientos.

Este disenso tendrá un alcance principalmente simbólico, porque así ellos saquen comunicados de protesta, en la práctica Peñalosa y el Partido Verde podrán aliarse con Uribe, cuyo gobierno apeló al todo vale y, cuya utilización de los recursos no fue siempre ‘sagrada’, como lo comienzan a indicar los escándalos de corrupción destapados por su sucesor.

Pero este gesto sirve para que Mockus pueda quedarse dentro del Partido y sentir que sigue siendo fiel a su discurso de legalidad. Quizás sirva también de salvavidas para miles de militantes verdes que se sienten traicionados si sus líderes terminan cogidos de la mano de quien creen que encarna muchos de los vicios en contra de los cuales nació el Partido Verde, ya que tendrán quién exprese ese punto de vista al interior del partido. Y, en todo caso, le servirá a Peñalosa como herramienta de negociación para evitar que lo manoseen.

Con esta decisión de permitir el desacuerdo público sobre puntos fundamentales, el Partido Verde espera poder desuribizar la campaña y finalmente ponerse a hablar de sus propuestas para la ciudad y para el país, cosa que no ha hecho en el último año.

“Nuestro punto de partida no es Uribe, es lo que la ciudad está esperando de nosotros”, dijo a La Silla el concejal Antonio Sanguino.

Otros miembros del partido, como Sergio Fajardo, también esperan que superado este impasse -o por lo menos oficializado el hecho de que no se superará-, el Partido Verde se desbogotanice y comience a organizarse en el resto del país donde también hay aspirantes a concejos, asambleas y alcaldías.

Que el partido pueda moverse en la dirección programática y manejar el disenso interno frente al apoyo uribista como una fortaleza y no como un lastre dependerá del tono que utilice Peñalosa para relacionarse con el ex Presidente y con los partidos con los que quiera establecer una alianza.

Juan Lozano, el jefe del partido de la U, dijo hace unas semanas a La Silla Vacía que si ellos apoyaban a Peñalosa, querían que fuera una alianza formal, con los dos logos del partido en el tarjetón y todo. Con razón, el Partido de la U, que cuenta con la fuerza política más poderosa de la ciudad y la bancada más grande en el Concejo, pero que no tiene candidato, no quiere tener un tratamiento de segunda.

Pero Peñalosa ha dicho que él quiere ser el candidato de los verdes y no de dos partidos. A los verdes no les conviene tener ambos logos, no solo por sus implicaciones simbólicas, sino porque eso le cerraría las puertas a alianzas con otros partidos como la Alianza Social Indígena o incluso Cambio Radical y el Partido Liberal, que podrían terminar uniéndose a Peñalosa si sus candidatos no logran despegar.

La U todavía no se ha manifestado sobre la decisión de los Verdes y es improbable que La U logre un consenso como partido alrededor de Peñalosa. Pues mientras la cúpula lo quiere (Lozano, Armando Benedetti, Uribe y Miguel Gómez se han manifestado a favor de Peñalosa) y en cierta forma lo necesita para cobrar una victoria en Bogotá como propia, las bases y los dueños de la maquinaria se oponen. Pero varios de esos concejales que manejan los votos uribistas en los barrios, en todo caso, terminarán presos más pronto que tarde por sus nexos con el Cartel de la Contratación.

Lo que sí podría lograr el que el Partido Verde haya dejado la puerta abierta para que Peñalosa entable esas alianzas con personas de la U, es neutralizar las aspiraciones de Paulo Laserna y William Vinasco, que han sonado como posibles aspirantes para el partido de la U. Esto se sabrá en los próximos días porque La U hará una consulta interna para escoger sus ediles en las próximas semanas y para ese momento el jefe del partido ya quería poder anunciar quién sería su candidato.

Por ahora solo una cosa está clara: el Partido Verde le da la bienvenida oficial al apoyo de Uribe y a la vez institucionaliza la posibilidad de que una parte del mismo la rechace. Será el nuevo experimento político de Mockus.

Perfiles relacionados: 
Enrique Peñalosa Londoño
Álvaro Uribe Vélez
Luis Eduardo Garzón
Ángela María Robledo
John Sudarsky Rosenbaum
Alfonso Prada
Antanas Mockus
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-05-13 10:10

lo que pasa es que a los pulpos de colombia sí les conviene madurar los tres huevitos para en tres años el paraco mayor, si es que no está en la cárcel, donde debería estar por hampón, para así cocinar su tercera presidencia, a pesar de que la corte constitucional tumbó la 2a reelección. pero como estamos en el país de jesús y de sus santos, entonces cualquier milagro en favor del este señor se puede gestar.

grave, de toda gravedad que lucho garzón, emulando al oportunista y narciso gustavo petro, aprueben las alianzas con quien sea, independientemente de sus prontuarios y criminales antecedentes.

pero el pueblo no es pendejo y sabrá tomar las decisiones que más le convengan al país, muy a pesar de la compra de votos que ya se da, caso de fuar char jr, el "mejor" alcalde de colombia.

!QUÉ DESGRACIA¡

Cordialmente, El Maestro

Vie, 2011-05-13 10:00

Bueno un voto menos me abstengo de votar por el exponente que vendio la flilosofia del partido verde y se unio al excrementisimo señor expresidente de la corrupcion y el todo se vale. bOICOT EN LAS ELECCIONES VOTEMOS EN BLANCO PARA SACAR A PEÑALOSA DE LA ESCENA POLITICA DEL PARTIDO VERDE

Vie, 2011-05-13 09:41

Felicito al Dr Mockus por anteponer principios y convicciones filosóficas a la rebatiña de los votos por "el todo vale" y alabo fervorosamente el apoyo al profe Mockus de personas con principios y honestidad en su quehacer político como: Angela Robledo, Jhon Sudarsky, Liliana Caballero y Juan Carlos Flores..........¡¡¡¡¡¡VISIONARIOS POR COLOMBIA!!!!!!

Vie, 2011-05-13 10:54

Si, es cierto, además me pregunto yo, cuántas losas van cambiadas en la troncal?. Alguien le habrá hecho seguimientos a ese tema? Incluso alguien habrá verificado de las losas nuevas cuántas se han vuelto a romper? Es que la pésima calidad es increíble. Si uno mira la antigua autonorte o la 26 construidas por gurropin (el general) se puede dar cuenta de la magnífica calidad pues duraron décadas sin que se quebraran. Por qué ahora no son capaces de hacerlo asi? Porque ya se puede ver que sobre la 30 ya están haciendo reparaciones.... y no sé si sobre la 80 pues nunca paso por ahi. Por otro lado, dios los crea y ellos se juntan........

Vie, 2011-05-13 09:14

Desde ya les juro que no votaré por los verdes! Esas alianzas a ultransa con cualquiera, solo por votos, deja mucho que pensar de los principios de ese partido. Ya se vendieron, porque Uribe no va gratis ahi. Él ya definió su cvy. Cuánto le costaría a la ciudad en caso de que Peñaloza ganara las elecciones? No quiero no imaginarmelo.

Vie, 2011-05-13 09:58

Me uno a su boicot

Vie, 2011-05-13 08:30

No, definitivamente no me convence. Los medios si importan. A Uribe no le gustan los verdes, ni le gusta Peñalosa, lo que quiere es decir que él eligió al alcalde de Bogotá. A Peñalosa, tal vez tampoco le gusta tanto Uribe (o yo que sé en este punto), pero lo único que le interesa es volver a ser alcalde de Bogotá. Conclusión: el partido verde NO es una propuesta diferente, ni una forma distinta de pensar la politica, es más de lo mismo, disfrazado de: lo mismo.

Vie, 2011-05-13 08:17

http://www.youtube.com/watch?v=j1BdZmHhUxQ Por eso ya uno no cree en nada un miembro del partido verde, cuya ideología es promulgar el respeto por la vida, como puede hacer alianzas con este paraco mafioso, definitivamente puede mas el estomago que los ideales Peñalosa estas mal, les dejo el videito del angelito de Álvaro Uribe Vélez después les subo otros por que son muchos y cuando rió suena piedras lleva.

Vie, 2011-05-13 08:16

que tristeza, que el partido verde, en el cual los jòvenes tenemos puesta la esperanza, no sea capaz de sostener el mensaje que dabamos en las elecciones presidenciales, de no al todo vale, y que el fin no justifica los medios, y aqui el fin es ganar la alcaldia de bogota, pero los medios no pueden ser alianzas a cualquier costo.
hasta cuando????

Vie, 2011-05-13 07:55

Con la U ni a la esquina !!! Pues figuro votar por Gina Parody o por alguno que represente el partido de Petro. Adriana Cordoba no esta ahora en el partido Verde , pues deberia unirse a alguno de los anteriores

Vie, 2011-05-13 06:35

Es cierto si se alian con Uribe les cobra esta alianza con creces y comienza la corrupción y la persecucion de cualquiera que no este de acuerdo con Uribe ,pero si no no tienen suficientes votos ,porque la mayoria de los votantes son de provincia y todavía votan a la antigua ,no investigando si el candidato se merece el voto del ciudadano.Todavía oye uno a la gente que la corrupción de gobierno de uribe es la maravilla,increible pero cierto,y no es gente sin estudio !!

Vie, 2011-05-13 06:29

Voto en blanco. Nada que hacer.

P.D. No olvidar la relación que existe entre Peñalosa y el Paraco Mayor desde antes de la llegada de los Verdes con la participación de figuras de la administración Peñalosa en la de Uribe.

Vie, 2011-05-13 06:38

Empiezan a aparecer las divergencias en el Partido Verde. Las conveniencias por encima de los principios. Lo electoral, principalmente y no la consolidación de un proyecto político.

Ahí no se llegó a un acuerdo, sino que se dio visto bueno para seguir manteniendo las divergencias, es decir, aplazando las determinaciones definitivas. Y también todo dependerá del ambiente político que se respire, una vez comiencen todas las campañas de los diferentes partidos.

MOCKUS es original, a PEÑALOSA en esta campaña le interesa, ante todo asegurar el triunfo en su propósito de llegar de nuevo a la ALCALDÍA mayor de Bogotá.

Son las dos posiciones que polarizan en el Partido Verde.

GARZÓN se inclinó por PEÑALOSA. Es probable que en el inmediato futuro se le llame a declarar por el caso de los contratos con los NULE.

Lo de FAJARDO no se sabe, pero todo parece indicar que FAJARDO está distanciado de los verdes. Es probable que añore su COMPROMISO CIUDADANO POR COLOMBIA.

Vie, 2011-05-13 16:31

Peñalosa?? pasión por la educación?? será que esas dos cosas pueden estar en la misma frase?? Siii claro...perdón pero para usted qué es igualdad en la ciudad? que esté bonita y ya, así la gente no tenga ni qué comer? Seguramente fue él el que remodeló y construyó más colegios, incluyó el preescolar en la educación pública, implantó comedores y refrigerios, se preocupó por la cobertura y gratuidad en la educación, creó SALUD AL COLEGIO en donde los alumnos con menos recursos tienen acceso a programas de prevención y tratamiento en cuanto a salud mental, salud oral, salud sexual y reproductiva, desplazamiento, medio ambiente y muchos más. Trabajo en educación pública y por eso sé que el no tiene nada que ver con eso...lo único que hizo fue el Tansmi(que es un robo) y llenar la ciudad de bolardos y "esconder" los habitantes de la calle en el Bronx porque él nunca habló de Resocializar ni nada de esas cosas, sólo los arrinconó allá para que la ciudad no se viera fea.

Vie, 2011-05-13 10:26

Qué ingenuidad, por lo decir mala fe (yo también he estudiado los libres del Bolardo, he visto hundirse la avenida Caracas -y soportado sus trancones-, le he pagado cientos de pasajes a Sidauto disfrazada de Transmilenio, he visto que no se hace el metro por una u otra excusa y me sigo deslumbrando con las cientos de toneladas de cemento usadas para sofocar -de manera muy respetuosa del medio ambiente, claro- el humedal Juan Amarillo). Los libros y la conferencias de don Bolardo, muy bonitas. Pero todo se queda en palabras. Si de verdaderos urbanistas se trata, Rogelio Salmona hubiera sido alcalde, pero echar globos no cuesta nada. Mientras, que los "ambientalistas" (ambientalistas de concreto fluido) gobiernen con el instigador de los falsos positivos, los puertos mineros en las playas protegidas y la tala de bosque en los pàramos. Que gobiernen, a no ser que logremos imperdirlo... pero para eso no contamos con usted, Iguanaranja (bonito sobrenombre para tan corta mentalidad).

Vie, 2011-05-13 10:03

aCERTADA? nO JODAS NO NOS CREA TAN ESTUPIDOS

Páginas

Añadir nuevo comentario