Menú principal

Miércoles Abril 08, 2020

Miércoles, Octubre 2, 2013 - 12:15

¿Deberíamos reelegir a Santos?

??
Octubre 2 de 2012

?

Hoy se realizó el debate Si o No, el Poder de los Argumentos organizado por la Universidad Javeriana y La Silla Vacía alrededor de la pregunta: ¿Deberíamos reelegir a Santos?

Los contendores fueron Simón Gaviria, representante a la Cámara del Partido Liberal por Bogotá y jefe del mismo partido, quien defendió el si. Por el no, Marta Lucía Ramírez,  ex ministra de Comercio Exterior y de Defensa, ex senadora y ex embajadora, y ahora precandidata presidencial por el Partido Conservador.

El debate lo ganó Ramírez, porque logró que más miembros del auditorio cambairan de posición hacia el no, qunque fue una victoria muy estrecha. Antes del debate el 76 por ciento optaba por esa posición y al final el 77 votó por el No.

Estos fueron los argumentos de los contendores:

LOS QUE HICIERON LAS PREGUNTAS FUERON:

Patricia Muñoz Yi

Directora de la Especialización en Opinión Pública y Mercadeo Político de la Universiad Javeriana.

 

Nicolás Morales Thomas

Director de la Editorial Pontificia Universidad Javeriana

 
 
SI

Simón Gaviria

Jefe del Partido liberal y ex presidente de la Cámara de Representantes.

Seguridad

Los número 1 y 2 de las Farc cayeron. Alias 'Mono Jojoy' y de alias Alfonso Cano. Según el Presidente Santos, Colombia es un país más seguro, 45 jefes de frente han sido capturados o dados de baja, entre otros logros.

La desmovilización, producto de la constante presión de las Fuerzas Armadas, se ha constituido en otro avance. La cifra de desmovilizados llegó a 981 este año. En promedio, 115 guerrilleros dejan la guerrilla por mes. Por cada guerrillero que es dado de baja, cuatro se entregan, de acuerdo con un informe entregado la semana pasada por el Ministerio de Defensa.

En el periodo Santos han sido dados de baja, capturados y desmovilizados 7.810 subversivos. Al igual que 7.221 integrantes de bandas criminales.

En agosto del presente año, el Presidente Santos aseguró que gracias a los más de 400 mil soldados y policías que actualmente se encuentran en servicio estamos experimentando los niveles más bajos de homicidios y de secuestro en el país.

Precisamente, estamos en La Habana sentados porque se ha mantenido una política fuerte contra los grupos al margen de la ley.

Según el Jefe del Estado,  "Colombia ya no es el primer productor de cocaína ni de hoja de coca –no más el año pasado los cultivos cayeron en un 25 por ciento–, y los grandes carteles con sus grandes capos dejaron de existir".

El gobierno Santos ha intervenido y desmantelamiento 25 "ollas" en 20 ciudades.

Educación gratuita para todos

La educación se volvió gratuita para todos los niños pobres. El Gobierno Nacional asumió  el 100% de los costos educativos de unos 8,5 millones de estudiantes de preescolar, media y bachillerato, lo que significa que "los padres de familia de todo el país no tendrán que pagar ningún costo por concepto de matrícula, pensiones y servicios complementarios en las instituciones educativas oficiales del país".  

La inversión será de 8 mil millones de dólares, cifra con la que se garantiza "cubrir todos los gastos para dar gratuidad a todos los alumnos del sistema educativo oficial desde el grado 0 hasta el grado 11".

Los créditos Icetex se pusieron con cero tasa de interés para estratos bajos. Se reestructuraron los créditos educativos del Icetex, con el fin de hacerlos más asequibles a todos los jóvenes colombianos, beneficiando a 333 mil estudiantes de los estratos 1, 2 y 3 con una tasa de interés real igual a cero durante toda la vida del crédito.

Acaba de firmarse un convenio entre el Ministerio de Educación y el Sena para crear 100 mil nuevos cupos en educación superior. Más recursos del presupuesto y regalías. El Gobierno destinó 265 mil millones de pesos del presupuesto, adicionales a lo transferido al inicio del Gobierno, para fortalecer el funcionamiento de las universidades públicas del país.

La ampliación de la cobertura de la educación superior pasó del 37 por ciento al 42 y medio por ciento entre 2010 y 2012.

Se ha reducido la deserción estudiantil en Colombia del 13 por ciento al 11

por ciento, lo que significa que 40 mil jóvenes no abandonaron sus estudios

en las distintas universidades del país. En lo que va corrido de su mandato, Santos ha entregado 650 mil computadores y tabletas a los niños y niñas de Colombia.

Inversión extrajera

Durante los tres años del gobierno Santos se batieron récords en inversión extranjera y exportaciones. En junio del presente año crecieron en 5,6% con relación al mismo mes de 2012, al pasar de 4.563 millones de dólares a 4.829 millones de dólares, según cifras entregadas por el DANE el pasado 8 de agosto. De acuerdo con la entidad, este crecimiento obedeció al aumento en 11,5% en las exportaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas.

El Dane también reportó que que durante junio se exportaron 23,8 millones de barriles de petróleo crudo, frente a 20,8 millones en el mismo mes de 2012. Según el Departamento de Estadística, Estados Unidos participó con el 33,5%, del total de las exportaciones.

Respecto a la ejecución presupuestal, el Gobierno Santos alcanzó en el 2012  la ejecución más alta de la historia nacional. Los ministerios y los departamentos administrativos reportaron una cifra récord en esa materia que fue del 93.81 por ciento durante el 2012.

Sobre construcción de kilómetros de dobles calzadas, la Agencia Nacional de Infraestructura reportó que a marzo de 2013, se han puesto en funcionamiento 1.049 kilómetros con estas especificaciones.  La meta del Gobierno, a agosto de 2014, es superar los 1.800 kilómetros.

Manejo de la economía

Después de 25 años se rompe el desequilibrio social. Es la primera vez que estamos logrando reversar la tendencia de aumento de desempleo con empleo para la gente.

El desempleo bajó a 9,3% en agosto, siendo la más baja en los últimos 12 años, según cifras del DANE. El país tiene la  tercera economía de mayor crecimiento en América Latina, solamente  por debajo de Perú (4,8%) y Chile (4,1%), pero superando a Brasil  (1,9%), Argentina (1,9%), México (0,8%) y Venezuela (0,7%). Se crearon más de 2 millones de empleos (2.337.367) al comparar  la cifra de ocupados de julio 2010 con la última cifra de julio de 2013.

En infraestructura se va a hacer más en los próximos tres años que lo que se hizo en los últimos 20. Se invertirán 47 billones de pesos. Una cifra histórica.

Heredamos un déficit fiscal de 18 billones de pesos y entregamos un superávit de dos billones. Resultado de estos buenos índices, es que pasamos de ser la quinta economía de América Latina a la tercera.

La aplicación de la ley de víctimas y restitución de tierras, de la cual ya se han beneficiado 300 mil personas a través de indemnización administrativa y por restitución de tierras ya hay 200 sentencias proferidas por los juzgados especializados en el tema.

Poder quitarle las tierras a las Farc, a los narcos y a los paramilitares para devolvérselas a los campesinos es un proyecto ambicioso.

Los que hoy rechazan los diálogos hablando del derecho a las víctimas, son los mismos que en su momento se opusieron férreamente a la ley de víctimas. Ejemplo de incoherencia.

Tomó el riesgo de buscar la paz

Nos hemos gastado 207 billones de pesos en la guerra en los últimos 20 años. No podemos seguir alimentando este conflicto. Es hora de lograr un dividendo de paz.  De enfrentar los retos del siglo XXI.

Hasta el momento, producto de los diálogos de La Habana, se ha acordado una reforma rural integral, basado en cuatro pilares: dar un salto en el acceso y uso de la tierra, establecer programas especiales de desarrollo con enfoque territorial en las zonas más necesitadas, promover planes sociales y de infraestructura en toda la Colombia rural, y fomentar la seguridad alimentaria y nutricional. El fin del conflicto es una apuesta sensata. Esta posibilidad de dialogar con las Farc no se logró por debilidad. Es el resultado de la mano fuerte, de la constante persecución de nuestras Fuerzas Armadas.

¿Qué opciones tenemos?

En las próximas elecciones habrá candidatos de izquierda. Está la posibilidad de tener otro gobierno de izquierda como Samuel Moreno o Gustavo Petro o Hugo Chávez.

La otra opción es  elegir a alguien del Centro Democrático, en este caso con la probabilidad del rompimiento de los diálogos y de seguir en la guerra. Pero también está la posibilidad de seguir construyendo una Colombia más justa. Más colegios, en lugar de fusiles o metralletas.

Hoy es una Colombia que está siendo más segura y con más igualdad. La Colombia que quiere Juan Manuel Santos es una: una Colombia en paz.

Tenemos que decidir entre mantener el rumbo o hacer un giro hacia la izquierda o hacia la derecha.

.

NO

Martha Lucía Ramírez

Ha sido Ministra de Comercio Exterior y de Defensa, senador y embajadora. Actualmente es precandidata presidencial del Partido Conservador.

Muy buenos días a todos. A los organizadores de La Silla Vacía, de la que soy lectora asidua, y a la Universidad Javeriana, de la que fui alumna de Derecho hace sólo unos pocos años.  Gracias por invitarme a esta estupenda iniciativa. Y un placer estar con el Director del Partido Liberal, Doctor Simón Gaviria, en este debate.

Introducción

El Presidente Santos no debe reelegirse. Yo no creo que la reelección sea algo conveniente para Colombia.

Pero, ¿Hay alguien que quiera en realidad la reelección del Presidente Santos?

Prácticamente nadie. Los colombianos están insatisfechos, preocupados y desconfían del gobierno y del estado. Un 77% rechaza la reelección.

¿Y qué decir de los partidos que dan apoyo al gobierno? ¿Alguien duda de que si no fuera por los puestos burocráticos y la mermelada estarían ahí?

Todo el mundo en este país sabe que el Presidente está desgastado, a fuerza de cometer errores.

Cuando algo no va bien, lo razonable es cambiar. Y un 75% de los colombianos considera que las cosas no van por buen camino.

Cuando algo no va bien, lo arriesgado es persistir en el error. Y un 50% piensa que las cosas van a ir igual de mal, mientras que un 33% cree que empeorarán. La reelección es algo que está cada vez más lejos y  sólo resta ver cómo los apoyos del Presidente se van disolviendo como el azúcar en el café.

La casa de todos, que es Colombia, está completamente desordenada. Y este desorden tiene su causa en la gestión del Presidente.

Colombia no quiere la reelección y tiene motivos sólidos.

Institucionalidad

En tres años de Santos se ha desordenado el sistema político y el de partidos, debilitándose. Nuestra democracia es hoy más débil que hace tres años. Porque la unidad nacional se ha convertido en una amalgama de politicos y sin un proyecto ambicioso de país. 

El estimulo ofrecido por el Gobierno a los miembros de la unidad Nacional ha estado mas relacionado con prebendas burocráticas que con grandes temas prioritarios para el desarrollo, mejoramiento de la calidad de vida y oportunidades para los ciudadanos o fortalecimiento institucional.

Es decir, el Gobierno ha dado mas espacio a los intereses particulares que a los grandes temas nacionales.  Vemos desdibujar a los partidos políticos en su discurso y presentación de posiciones políticas diferenciadas.

Sin ninguna duda alguna los ciudadanos desean un cambio y hoy un 73% de la población no confía en el gobierno.

Mientras que hace tres años la desfavorabilidad del congreso era de un 44%, hoy es de un 75%. Mientras que hace tres años la desconfianza en la justicia era del 53%, hoy es de un 78%. Mientras que hace tres años la desfavorabilidad de los partidos era del 48%, hoy es del 73%. Los datos hablan. Es difícil generar tanto desorden en tan poco tiempo.

Empleo

La política de empleo es un completo desorden también.

Mientras los datos económicos correspondientes al último semestre proporcionados por el DANE, muestran que la economía tiene un crecimiento positivo del 4.2%, el empleo se está destruyendo en sectores clave. 

No se ha sabido aprovechar el crecimiento económico para dar un verdadero impulso al empleo indispensable para el bienestar de los colombianos.

Y les doy cifras del DANE relativas al último semestre (Publicado a finales de septiembre)

Agricultura: La expansión en la agricultura fue del 6,2%, mientras que el empleo agrario cayó un 2,4%.

Construcción, aún creciendo un 9,7%,  destruyó un 9,5% de los puestos de trabajo.

Sector financiero: Redujo su tasa de empleo en un 0,2% a pesar de representar una expansión de 5,9%.

Industria manufacturera: se contrajo en un 1,6% y provocó la caída de un 5,4% del empleo.

El principal objetivo económico debe ser el empleo y el bienestar de los colombianos.

El empleo, y no los subsidios a que nos tiene acostumbrados este gobierno, es lo que más puede dignificar la vida de los colombianos.

Si nuestra economía crece pero esto no se traduce en creación de puestos de trabajo, la desigualdad aumentará. Y por esto, un 60% de los colombianos piensa que la economía va por mal camino. El temor al desempleo es lo que mas angustia a los colombianos porque les afecta a ellos y a sus familias.

El Presidente Santos no ha tenido en cuenta que las verdaderas prioridades nacionales están en el hogar de cada colombiano y no en los edificios ministeriales.  El empleo es la garantía de la seguridad económica y de la vejez y por ello debe ser la prioridad nacional.

El agro

provocado un gran paro nacional, con altercados de orden público, disturbios e inseguridad.

¿Por qué? Porque no ha existido una política seria para el campo, que aproveche nuestro potencial agroalimentario , solucione los problemas de pobreza en el campo y dé mejores posibilidades de desarrollo a la agroindustria para generar exportaciones y empleos contribuyendo a la riqueza nacional y a la estabilidad en el ingreso de miles de familias.

El Gobierno Santos ofreció en su inicio aumentar el área sembrada en alimentos pero 3 años  después seguimos en cerca de 5 millones de hectáreas sembradas de un potencial de 15 millones y lo peor, en los planes del Gobierno solo se espera ampliar el área sembrada a 7 millones de hectáreas en el año 2022 ¡Ya para qué!

Por ello los campesinos tenían razón al protestar Pero ¿Qué hizo el Presidente?  Taparse los ojos y negar que el paro existiera. Les dijo a los campesinos que su protesta no existía, y el país se desordenó del todo.

Seguridad

Pero algo más preocupante aún es que la gente se siente más insegura en las calles. Un 69% desaprueba la gestión en seguridad. Y este tema es, junto con el desempleo, lo que más preocupa a la gente. En el primer semestre del 2013 las cifras de secuestros, homicidios y extorsiones han tenido el mayor crecimiento de los últimos 10 años.

¿Alguien cree que con las noticias de dar de baja a los guerrilleros de las Farc se solucionan las deficiencias de una política de seguridad ciudadana que diariamente nos trae noticias de jóvenes estudiantes muertos por el robo de un celular? ¿Alguien cree que ante la angustia de los padres por la seguridad de los hijos cabe la improvisación? 

San Andrés

Y si hablamos de defensa del territorio nacional, vemos que el Gobierno Santos ha sido tan errático que hoy cualquiera podría desafiar nuestra integridad territorial sin que haya un verdadera Unidad Nacional para la defensa de nuestra soberanía. 

La Comisión de Relaciones Exteriores esta prácticamente desmantelada y mientras nos hablan de la inaplicabilidad del fallo de la Corte Internacional, nuestros pescadores ya no pueden pescar en luna verde ni la Armada expulsar barcos de otras banderas de las aguas que eran nuestras hasta el 18 de Noviembre. Entonces qué es lo que no se aplica?  Para defender la dignidad de Colombia se requiere pulso pero también hablarle al país con claridad.

Proceso de paz

Finalmente, el proceso de paz. El mayor ejemplo de desorden provocado por errores de planeación en un tema estratégico para el futuro democrático y competitivo de nuestra Nación.

El primer error fue adelantar el proceso antes de situar a las farc en una posición más débil. Íbamos por el camino correcto. Pero había que continuar afectándolos en el campo militar, judicial y económico. Cerrándoles el acceso a los ingresos del narcotráfico, la extorsión y los secuestros los estábamos debilitando. Pero ahora no solo mantienen esos recursos sino que los han ampliado con la minería ilegal.

La negociación de paz iba a llegar porque así lo escribimos en la Seguridad Democrática, pero el Presidente tuvo un afán que sumado a la falta de requisitos para sentarse a la mesa hoy mantienen el reclutamiento de niños para las filas guerrilleras y la colocación de minas en los campos como una practica normal dizque porque se esta negociando en medio del conflicto.  Creo que eso es irresponsable.

Hoy las Farc están jugando con los tiempos pues saben que el Presidente está  entre la espada y la pared: entre la negociación de la Habana y las urgencias de su reelección..

El Estadista debería optar entre la terminación negociada del conflicto con garantías de verdad, justicia, reparación y No repetición, pero el político tiene actitudes y mensajes ambiguos y opta por la combinación de todas las posiciones para obtener su reelección.

 Lo cierto es que en estos 3 años el país no ha avanzado en la terminación del conflicto, pero las Farc si ha logrado uno de sus propósitos: reivindicarse como supuesto actor político ante la comunidad nacional e internacional que ya se olvida que lo declaró grupo terrorista con las consecuencias que ello tiene a nivel internacional.

Fíjense, que incluso el Partido Liberal no ve clara esta negociación y por eso han manifestado apoyo al Presidente para pararse de la mesa.

Final

Amigos de La Silla Vacía, alumnos y profesores de la Universidad Javeriana, Doctor Gaviria: El Presidente no debe reelegirse porque si en tres años el país ha pasado del optimismo y la autoestima a la desconfianza , el desorden y el desconcierto,  no cabe imaginarse el desorden que pudiéramos ver  en cuatro años más de Gobierno direccionado por las encuestas y no por los valores ni convicciones.

Colombia tiene todo lo necesario para vivir una década de oro y muchas más de progreso y bienestar. Pero para todo, lo primero es poner la casa en orden. Y esta tarea crucial no puede dejarse en manos de quien ha sido el artífice del desorden nacional.

Intervención final

Colombia es una gran nación, que necesita recuperar orgullo y confianza. Este país se forjó por luchadores que tenían una visión. Y debemos recuperarla. Para ponernos juntos a trabajar por el futuro de esta gran Nación que es Colombia.

Podemos inaugurar un nuevo capítulo de nuestra historia, como antes lo hicieron los héroes de la libertad de la patria.  Podemos hacerlo inspirados en la misma visión que a ellos les llevó a perseguir un sueño y una quimera.

Tenemos toda la fuerza necesaria: La riqueza natural, los recursos energéticos y el valor de cada colombiano.

Este país quiere ser más. Y puede serlo.

Pero primero hay que poner la casa en orden, para ver con claridad el camino y trazar un rumbo seguro, de confianza, donde la improvisación y las aventuras arriesgadas tengan cabida.

Primero poner orden en la casa para después fijar las prioridades: Seguridad, empleo, fortalecimiento de la democracia y de la justicia. Desarrollo industrial, desarrollo agrario. Educación, salud y cohesión social.  Porque nuestras prioridades nacionales deben ser las de las casas colombianas.

Es necesario ordenar la casa para trabajar por lo que los colombianos quieren, piden y necesitan. Estar seguros en las calles, tener un empleo digno, educación para sus hijos y salud y protección para su vejez.

Se debería haber ordenado la política industrial y no se ha hecho.

Se debería haber fortalecido la justicia y no se ha hecho.

Se debería haber impulsado la educación, la formación y el emprendimiento y no se ha hecho.

Se debería haber relanzado el campo y la agroindustria y no se ha hecho.

Porque sólo lo que no se intenta es imposible. Sólo cuando no se sabe a dónde se quiere llegar es imposible encontrar el camino.

Yo estoy convencida de que un nuevo rumbo es necesario y quien lo pilote debe estar comprometido con los colombianos por encima de con sus propios intereses.

Es ahora cuando se puede abrir un tiempo nuevo. Y los colombianos deberemos elegir entre más de lo mismo o por dar la confianza a algo nuevo.

Porque seguimos teniendo en nuestras manos la capacidad y la fortaleza para dar a Colombia un gran impulso que nos permita ganar el futuro.

Sin miedos, sin desconfianza.

Con esperanza y con claridad.

Creo que lo que necesitamos es un cambio tranquilo, un cambio eficaz. Pero definitivamente un cambio.

La reelección es la continuidad de lo que no ha funcionado. El cambio es darle una nueva oportunidad a Colombia.

 
VEA LOS DEBATES ANTERIORES:
 
 

¿Es Petro un buen alcalde?

Contendores: Guillermo Asprilla y Carlos Fernando Galán.

 

¿Conductores borrachos a la cárcel: sí o no?

Contendores: Gloria Stella Díaz y Juan Carlos Esguerra.

Hilos temáticos: 
Encuestas: 
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-10-04 16:02

Este pasquín digital es una forma en la que yo me puedo divertir a diario cuando deseo desinformarme de la realidad del país, solo para reír un poco

Jue, 2013-10-03 03:05

Muy buena la transmisión. Felicitaciones LSV

Mié, 2013-10-02 21:50

NO entiendo como Santos permite que Simonsito lo haya representado,pero igual mi respuesta es ninguno de los dos,o entre el mal,....el menos pior: Santos.

Añadir nuevo comentario