Menú principal

Sábado Abril 04, 2020

Lunes, Junio 9, 2014 - 12:00

¿En qué debería pensar la gente al votar este domingo?

Tras una movida campaña electoral con hackers, declaraciones en la Fiscalía, acuerdos en La Habana y muchas acusaciones de guerra sucia, finalmente entramos en la recta final. Más allá de si gana Juan Manuel Santos u Óscar Iván Zuluaga, ¿cuál es la cosa en la que debería pensar la gente al ir a las urnas este domingo?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios

Senador, Polo Democrático
Mié, 2014-06-11 10:24

Que miren la totalidad de lo que proponen los dos candidatos y no solo los aspectos puntuales y coyunturales.

Porque es evidente que son lo mismo en los asuntos fundamentales o medulares. Ambos representan, en lo esencial, el continuismo.


Investigador, PIK -Instituto Potsdam de Investigación en Cambio Climático (Alemania)
Mié, 2014-06-11 11:36

Así es senador, el programa básico ya está elegido. Precisamente por eso en esta elección se trata de fijarse en las diferencias.

Las segundas vueltas están hechas para eso. Me parece que hay mucha ingenuidad en su argumento. Votar no contamina la conciencia. Un asunto muy distinto es hacer claridad acerca de qué se vota y por qué.

En este caso, no parece algo menor lo que está en juego. ¿O sí?


Abogada independiente y directora Fundación Civisol
Mié, 2014-06-11 11:13

Que su voto es histórico pues define si Colombia sigue en democracia institucional o termina como régimen autoritario personalista.

Este domingo se decide si Colombia tendrá división de poderes legislativo, ejecutivo y judicial, con una verdadera rotación del poder presidencial y la autoridad estatal que surge del derecho, o si prefiere abandonarse a un autoritarismo ególatra y sembrador de discordia. Debe pensar si quiere acolitar la ambicion desmedida de quien fuera ya dos veces Presidente, ahora -además- convertido en Senador, y quien busca, adicionalmente, fungir tras bambalinas como Presidente de Colombia para acumular y controlar el grueso del poder del Estado Colombiano en sus manos, o prefiere la democracia real y no solo aparente.

Este domingo se decide si vamos o no por la perpetuación de Uribe en el poder. Un plan que originalmente contaba con Arias (el Uribito) y que le tocó confiarle a Santos y le salió malogrado por aquello que algunos ven como traición y otros llamamos autonomía presidencial, criterio propio y librepensamiento. Un cambio imprevisto en sus planes que lo tiene enfermo y obsesionado con castigar a Santos y rotar todo poder hacia Zuluaga, su nuevo y ya demostradamente leal figurín. Tanto, que cuando fue Ministro de Hacienda, fue también el defensor del otorgamiento de Zonas Francas de impuestos a Residuos Ecoeficiencia, el negocio de Aseo Urbano de Reciclables de la familia presidencial Uribe Moreno, representada para estos efectos por los “emprendedores” hijitos del entonces Presidente Uribe. Por ello Zuluaga, el cuidador actual del puesto presidencial del Uribato, se empeña en transmitirle paz y tranquilidad respecto de su despersonalización y genuflexión. Por eso sale en el afiche de su candidatura presidencial junto a él, odia y gesticula como él, e incluso, hasta habla con acento ya no del Eje Cafetero, sino en cadencia Antioqueña como él. Y todo, mientras se viabiliza el retorno de Alvaro Uribe (via reforma por Asamblea Constituyente) y/o Tomasito delega sus multinacionales negocios de basura, se desprende de su trillado velo de empresario y se activa de frente en política para irse dotando de legitimidad dentro de la Corte Uribista, ante el pueblo y para ambientar su relevo en el Uribato... y, claro, se prepara Jeronimo.

La gente debe pensar que su voto del domingo es histórico no sólo por razones de preservación de nuestro entable democrático en Colombia, sino porque habrá de definir, también, el rumbo inmediato de la paz; esa de la que habrán de gozar sus hijos y nietos, o no.


Ex magistrado de la Corte Constitucional y ex candidato presidencial, Polo Democrático
Mar, 2014-06-10 14:34

Que no se le cierre el camino a la solución del conflicto armado por la vía del diálogo.

Zuluaga dice que las Farc son el mayor cartel de narcotráfico del mundo, una posición que no es cierta y que ciega la posibilidad de lograr un acuerdo que yo veo muy próximo.

Un acuerdo no significa la paz, pero sin embargo es un paso muy importante en ese camino.


Periodista de El País (España)
Lun, 2014-06-09 13:30

El votante debería tener principalmente una cosa en la cabeza: si quiere que se juegue hasta sus últimas consecuencias la apuesta del presidente Santos por la paz, sin ninguna garantía de que salga bien.

O prefiere que mueran de muerte natural las conversaciones de La Habana, que es lo que ocurriría por mucho que Zuluaga suavice aparentemente su posición sobre el proceso, para derrotar a las Farc por las armas.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: