Menú principal

Lunes Abril 12, 2021

¿Es inevitable que las FARC dominen también la agenda de esta campaña?

Con la propuesta del intercambio de cadáveres y sus últimos atentados, las FARC aparecen de nuevo en la primera plana del debate. ¿Serán capaces una vez más de mover la agenda de la discusión de la campaña presidencial que arranca? ¿Hay forma de evitarlo?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2009-04-01 21:15

La pregunta confunde. Pareciera indicar que las FARC, como organización, imponen la agenda electoral del país, cuando en realidad se está imponiendo desde la Casa de Nariño por el “jefe supremo”. Ahora, el hecho que al Presidente Uribe le interese mantener a las FARC EP (así se llaman, no es mi culpa) como eje del debate político de la Nación, bien sea para mostrar como la Seguridad Democrática hace inminente la derrota de la guerrilla o para atemorizarnos con el riesgo de que estos grupos se tomen el poder con ayuda de los “terroristas disfrazados de académicos”, es otra cosa.

Lo verdaderamente preocupante es que el Congreso de la República, actor democrático por excelencia llamado a definir la agenda de una Nación, esté manejando un perfil tan bajo, dejando que la agenda, intereses y prioridades del Ejecutivo se impongan sin contrapeso alguno, aun si tales prioridades no tocan temas tan delicados y urgentes como la crisis económica y social del país.


Ex senadora y ex Ministra de Agricultura
Mié, 2009-04-01 18:46

Son un tema de la agenda que el Presidente Uribe maneja a su antojo, y en el objetivo del uribismo de perpetuarse en el poder, las FARC siempre van a ocupar un papel protagónico en el debate político, dejando de lado los problemas más dramáticos que tiene el país y que se relacionan con la crisis económica y social.

No podemos seguir dejando que las FARC sean la excusa del Gobierno para no discutir los problemas reales del país, pero tampoco, que ese grupo siga manipulando a los secuestrados y jugando con la dignidad del pueblo colombiano.

Mié, 2009-04-01 16:45

Es inevitable, claro, no sólo porque esa organización armada ilegal buscará hacerse notar, desde lo político y lo militar, sino porque es una figura de terror necesaria para las pretensiones del presidente Álvaro Uribe y, en general, para los uribistas y los medios de comunicación afines a este proyecto, porque les permite tener un enemigo contra el que valen todo tipo de acciones, internas y externas, afincando su gesta de seguridad democrática. Lo importante aquí es preguntarse por los mecanismos para que se agende de manera definitiva en todos los sectores políticos, sociales y económicos la búsqueda de una salida negociada al conflicto armado. Es perentorio comenzar a trabajar por su posicionamiento. Si se logra, le pondremos fin al sufrimiento de los colombianos y, de paso, evitaremos que tanto las Farc como aquellos que las necesitan dominen las agendas de la próxima campaña electoral.


Gobernador de Antioquia
Mié, 2009-04-01 10:51

Si las FARC son el tema central de la campaña Presidencial eso significa que no hemos avanzado. Significa que estamos en el terreno de la violencia que sigue siendo el factor que nos une en Colombia. Significa que la política es la de la polarización. Significa que no le apostamos a las oportunidades que potencian nuestras capacidades. Significa que estamos en más de lo mismo.


Profesora, Universidad Externado
Mar, 2009-03-31 11:30

Las Farc sí hacen política. No para conquistar corazones sino para elegir y reelegir Presidentes.Tirofijo se montó en el anhelo de paz que Pastrana encarnó, y lo hizo Presidente. Abusó del Caguán, hasta crear el imperativo de la guerra. Uribe interpretó el nuevo momento y las Farc le siguieron la cuerda, con una guerra sucia que no termina. Otra vez ponía Tirofijo Presidente. Y lo reelegiría con idéntica dinámica. Siete años llevan Uribe y las Farc monopolizando el escenario de la política. Como si lo hubieran pactado en secreto. La redujeron a una polarización entre buenos y malos. Ni terceras fuerzas, ni matices.
Hoy vuelven las Farc al terror, a la táctica del asesinato selectivo (remember Enrique Santos); y a la propuesta de intercambio de cadáveres.
Pero la sitación es otra. Pobreza y desempleo exigen respuestas perentorias, desplazan la bandera de la guerra. Uribe tendrá que revolcar su agenda: menos guerra, más empleo. Y las Farc, resignarse a perder protagonismo.


Publicista y asesor político
Mar, 2009-03-31 11:03

Lamentable y afirmativamente no me cabe la menor duda. Por una sencilla razón; mientras en nuestro país continuen las condiciones de desigualdad social, económica, educativa y además el negocio de la droga los siga alimentando, las Farc encotraran caldo de cultivo para seguir su política de violencia irracional y de miedo continuo.
En la actual situación de incertidumbre que promueve con gran maestría y con gran conocimiento del escenario político y de sus protagonistas, el presidente Uribe juega también con los tiempos de las farc; cuando o cuando no hacen una atentado, así el gobierno aprovecha el miedo como instrumento de persuación política para buscar más apoyo por parte del electorado. Y si la situación es de tranquilidad por parte del grupo guerrillero, generaran algún espacio para que nuevas propuestas tengan algún eco. Sin embargo, las dos coyunturas tendran como protagonista a las Farc, por la sencilla razón que nuestro país vive aún un conflicto. Con fantasmas que dan miedo


Ex ministra de Defensa y ex congresista, Partido Conservador
Mar, 2009-03-31 09:41

El debate ya no debe ser qué hacer con las FARC pues ese camino está claro: hay que continuar aplicándoles toda la fuerza del Estado tanto en lo militar, como a través del poder judicial y por supuesto, tener un espacio abierto al diálogo pero sobre la convicción de que una negociacion es posible pero jamás bajo el supuesto de debilidad del Estado ni el riesgo de que puedan tomarse el poder por la fuerza, riesgo que por fortuna hoy ya no existe.

El debate político debe centrarse en las soluciones estructurales a la pobreza, a la desigualdad y a la inclusión de toda Colombia en las oportunidades que brindan los nuevos tiempos.
En todo caso, los logros de la Seguridad Democrática son suficientes para que nunca más elijamos bajo el miedo, sino por la búsqueda de la seguridad económica y la prosperidad democrática. Los avances logrados hasta ahora no justifican ni los atentados, ni una nueva eleccion en la que la agenda fundamental la ponga las FARC.


Ex congresista y ex facilitador de paz
Mar, 2009-03-31 08:16

Las Farc son tema inevitable en el próximo debate lectoral, como lo es, consecuentemente, la seguridad democrática. Es tema inevitable porque existen y se hacen presentes con actos terroristas puntuales. Con ello las Farc plantean y esperan que con un próximo gobierno, no con Uribe hoy, dialogarían. El efecto es contrario, por supuesto. Pero además, si el gobierno actual logra mayores triunfos político-militares antes de terminar mandato, también las Farc serán el tema, ya sea para rematar, ya para negociar su incorporación, ya por la mediación de gobiernos como el venezolano. La propuesta del intercambio de restos mortales es otro intento de ponerse en "la movida". De manera aparente se equivocaron de interlocutor al escoger al grupo de P. Córdoba. Pero es lo correcto para ellos que necesitan una o un gobernante proclive a sus posiciones. Por eso no se dirigen al Gobierno o la Iglesia, mediadora, sino a un grupo que suponen son sus cortesanos.

Mar, 2009-03-31 10:35

Me parece muy interesante su planteamiento. Sin embargo, pareciera que hablar con los Colombianos por la Paz les ha funcionado para abrir el espacio para la liberación de secuestrados. ¿Qué otro interlocutor fuera de la Iglesia y el Gobierno podría funcionar para el Gobierno y para los guerrilleros?


Ex congresista y ex facilitador de paz
Mar, 2009-03-31 14:28

Colombianos x la Paz no es el interlocutor apropiado para gestar y hacer la paz, porque no tiene esas fuciones, ni legal ni políticamente, aunque si tenga resultados en cuanto secuentrados. Tampoco los tendrá para "canje" porque está demostrado por las mismas Farc que para liberar plagiados o rehenes de guerra no se necesita "acuerdo humanitario". Tampoco porque el gobierno no aprueba esa procedimiento. De donde se deduce que CC x la P es una grupo habilitado por las Farc para obtener legitimación entre la opinión pública, perdida por sus actos criminales y por no hacer la paz, que solo se puede dialogar y firmar con el Estado.


Ex Consejero de Seguridad Nacional
Mar, 2009-03-31 10:11

Las Farc en la elección de los dos últimos Presidentes tuvieron una incidencia sin que ésta haya sido determinante. En la elección de Pastrana incidieron con la foto de Marulanda exhibiendo el reloj pastranista. Sin embargo el país votó contra el continuismo que implicaba Horacio Serpa. Luego en el 2002 incidieron en la elección de Uribe porque el país se expresó contra la falta de compromiso con la paz por parte de las propias Farc. No obstante el discurso de Uribe en el 2002 se basó en la antipolítica y fue bien recibido. Ahora será distinto. El hastío del país por lo que hacen las Farc está vigente y después de la Gran Marcha del 4 de febrero todo indica que se quedó para siempre. Veo entonces poco probable que la promesa de un proceso de paz incline las elecciones hacia un determinado candidato. Por otro lado me parece inaudito que Uribe (por razones personales) y el uribismo (por razones clientelistas) consideren que son la única opción. Basta con la promesa de cumplir la ley.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: