Menú principal

Viernes Abril 03, 2020

Federico Renjifo Vélez es el ministro de Minas, depsués de haber sido por cuatro meses Minsitro de Interior. En abril de 2012 el presidente Juan Manuel Santos lo designó en reemplazo de Germán Vargas Lleras, quien pasó al Ministerio de Vivienda. Se venía desempeñando como secretario general de la Presidencia, cargo en el que fue reemplazado por Juan Mesa Zuleta. Renjifo es uno de los hombres más cercanos a Santos y tiene una amplia trayectoria en el sector financiero.

Nació en Cali en una familia de la élite caleña. Es hijo del político liberal Marino Renjifo Salcedo, quien fue alcalde de esa misma ciudad, gobernador del Valle y senador. Es abogado de la Universidad Javeriana, y allí también hizo una especialización en Ciencias Económicas. Su trayectoria ha sido una combinación de política electoral en el liberalismo y cargos directivos en el sector financiero y en el Estado.

Empezó su carrera en el sector bancario, como subgerente de la Sucursal Andes del Banco de Bogotá. De allí pasó a Serfinansa, donde fue gerente comercial, y para 1981 alcanzó la presidencia de la Compañía Financiera Internacional, cargo que ocupó por once años, con una corta interrupción.

Durante la década de los años 80 Renjifo también incursionó en política. Fue concejal de Cali durante dos períodos consecutivos por el Partido Liberal, y entre 1987 y 1988 fue viceministro de Desarrollo Económico del entonces ministro Fuad Char.

De allí se lanzó en 1989 como candidato liberal a la Alcaldía de Cali, como candidato del continuismo de la administración liberal saliente de Carlos Holmes Trujillo, pero perdió frente al conservador Germán Villegas Villegas.

En 1991 sonó como candidato al Congreso pero finalmente tuvo la bendición oficial de su partido para la gobernación del Valle, y el apoyo de dirigentes claves de ese departamento como Carlos Holmes Trujillo, Luis Fernando Londoño Capurro. Pero tuvo que competir contra otros siete aspirantes, incluyendo otros dos liberales liberales, Armando Holguín Sarria y Ernesto Cortés.

Finalmente, Renjifo quedó de segundo detrás del conservador Carlos Holguín Sardi; obtuvo casi mil votos contra más de 135 mil de Holguín. Quedó posicionado como uno de los líderes del liberalismo vallecaucano, sin maquinaria ni votos propios, pero sí con muy buenas relaciones, lo que llevó a que se mencionara como posible aspirante a la Alcaldía de Cali para las elecciones de 1992.

Sin embargo, de 1992 a 1994, durante la presidencia de César Gaviria, regresó a un cargo público como viceministro de Minas y Energía de Guido Nule Amín, político liberal y padre del contratista condenado por el Cartel de la contratación en Bogotá, Guido Nule Marino.

Luego trabajó en el Banco de Colombia, primero como asesor y luego de presidente ejecutivo. Estuvo en esos cargos de la mano de los banqueros Isaac y Jaime Gilinski, quienes se hicieron al control de ese banco. Pero duró menos de un año en la presidencia del Banco; salió sorpresivamente cuando se empezaba a rumorar que los Gilinski le venderían el banco al Sindicato Antioqueño.

Luego sonó para dirigir la Asociación Bancaria y para terminar el período del entonces suspendido Mauricio Guzmán en la alcaldía de Cali, mientras trabajaba como coordinador político de la fallida campaña presidencial de Juan Manuel Santos; finalmente se lanzó de nuevo a la política electoral como segundo renglón de Juan Martín Caicedo al Senado.

En 1999 sonó como reemplazo del entonces suspendido gobernador del valle Gustavo Álvarez Gardeazábal, gracias al apoyo de senadores como Carlos Hilguín Sardi, José Renán Trujillo, Juan Martín Caicedo y Claudia Blum (es decir, los representantes de la clase política y la élite empresarial del departamento); se alcanzó a filtrar una información según la cual habría sido ternado, pero finalmente no lo fue.

Sin dejar nunca su vena política, y mientras trabajaba en el sector financiero, Renjifo participó en la constituyente liberal de 2000 que buscaba reformar los estatutos de ese partido. A mediados de ese año el presidente Andrés Pastrana designó a Juan Manuel Santos como Ministro de Hacienda, y éste designó a Renjifo como su viceministro general. En ese cargo conoció a su actual pareja, la Alta Consejera Presidencial Catalina Crane.

Con el cambio de gobierno en 2002, Renjifo salió del gobierno y pasó a presidir la Asociación de Fiduciarias de Colombia, hasta que Santos se lo llevó a su gobierno, primero como secretario general de Presidencia y luego, desde 2012, como ministro del Interior. Como lo contó La Silla Vacía, Renjifo ha estado vinculado al Partido de la U pero es parte del ala santista, pues no sólo participó activamente en la campaña del Presidente sino que es uno de sus amigos más cercanos.

A la cabeza del Ministerio del Interior, Renjifo lidió con el manejo burocrático en la que es la segunda etapa legislativa en el Congreso. Tuvo en sus manos la suerte de proyectos como la reforma a la justicia, el fuero militar, la reforma tributaria y el marco legal para la paz. Pero apenas unos meses después, el 31 de agosto de 2012, Santos lo designó Ministro de Minas.

Actualmente Renjifo es miembro de las juntas directivas de Finesa S.A., Ecopetrol, Banasan, Frutesa y Autorregulador de Mercado de Valores (AMV).