Menú principal

Domingo Enero 17, 2021

Desde antes de que el abogado Alberto Rojas fuera elegido por el Senado para ocupar la novena silla de la Corte Constitucional han salido a relucir varios datos polémicos sobre su pasado y no pocas declaraciones del futuro magistrado han quedado desmentidas por hechos posteriores. Sin embargo, hasta ahora el presidente Santos había logrado mantenerse ajeno a esta candidatura. Esto cambió ayer, cuando el ministro Fernando Carrillo dijo que el Presidente no lo posesionaría hoy como estaba previsto sino que esperarían a que el magistrado electo “se defienda para ver qué pasa”. La pregunta es si con este aplazamiento, Santos quiere ayudar a Rojas y convertirlo en un aliado suyo en la Corte o si le ha retirado su apoyo y dejará que se “caiga” solo.

En abril 10, Rojas fue elegido como el reemplazo del magistrado Humberto Sierra Porto por 61 votos de la Unidad Nacional en el Senado.

El día anterior a su elección, La Silla Vacía había denunciado que Rojas recibió 499 millones de pesos de Elec S.A, una empresa de uno de los mejores amigos de juventud del jefe paramilitar Salvatore Mancuso, y que no los había declarado a la Dian.

Cuando La Silla Vacía habló con él sobre esta posible evasión, Rojas inicialmente no recordó haber recibido este dinero pero luego confirmó que había sido un “error” de su contador. Después, dijo ante otros medios, que era parte de una persecución y que habían violado su intimidad al acceder ilegalmente a su declaración de renta.

Sin embargo, el viernes pasado, El Tiempo lo citó diciendo que había pagado a la DIAN los 49 millones de pesos que debía en impuestos, confirmando la denuncia de La Silla.

Obviamente, no lo confesó así. “Lo que hice fue declarar un dinero que no tenía por qué declarar. Esa declaración ya estaba consolidada y cerrada. Hice una adicional, con unos intereses y unos impuestos”, fue su explicación. Eso era formalmente verdad. Pero no porque no hubiera evadido esos impuestos como lo podría entender una persona desprevenida que leyera su declaración, sino porque en 2010 Rojas se acogió al llamado beneficio de auditoría.

Mediante este beneficio, la DIAN acorta sus plazos para verificar una declaración de renta a solo seis meses después de presentada, a cambio de que el beneficiario pague más impuestos. Después de ese plazo, la persona natural o jurídica queda “blindada” de futuras auditorías de la Dian. Como implica pagar más, es un beneficio al que normalmente se acogen solo las grandes empresas porque luego les sale más costoso hacer cualquier corrección tributaria. Pero es muy raro que una persona natural se quiera blindar así de futuras revisiones de la DIAN salvo que tenga algo que esconder, según varios expertos tributaristas consultados por La Silla.

Alberto Rojas lleva desde hace una década tratando de ser magistrado de la Corte Constitucional. Cuando finalmente lo logró, comenzaron a surgir informaciones periodísticas que lo dejan mal parado.
Con la elección de Rojas, la Corte conserva su mayoría liberal. Pero los escándalos alrededor del nuevo magistrado electo no favorecen a la prestigiosa corte.
Después de que La Silla Vacía denunció que Rojas no había declarado honorarios por 499 millones de pesos, Rojas pagó a la DIAN 49 millones de pesos en impuestos evadidos.
Después de que Rojas dijera en La W que Zulema Jattin había desaparecido de su vida. Pero La Silla publicó unas fotos en la que se veía al electo magistrado celebdrando junto a Jattin en un restaurante de Bogotá.

Reapareció Zulema

Al día siguiente de su elección, otra declaración pública de Rojas quedó en entredicho. El entonces candidato a magistrado le había negado a Julio Sánchez Cristo en la W que Zulema Jattin, investigada por parapolítica y otros delitos, fuera su jefe de campaña y así se lo ratificó a La Silla.

“Zulema ha desaparecido completamente de mi vida,” nos dijo Rojas. Lo dijo para desmentir la información de que Jattin había intercedido a su favor con el presidente Santos, pidiéndole que fuera neutral en la elección de magistrado y ofreciendo a cambio su apoyo a la reelección en la Costa, como ya lo había verificado este medio.

Pues bien, al día siguiente de su elección, La Silla encontró a Rojas celebrando su triunfo precisamente con la exsenadora, que está en libertad pero con un brazalete electrónico. Rojas no lo pudo negar pues La Silla publicó las fotos de los dos juntos. Simplemente dijo a otros medios que ese día un amigo lo había invitado a celebrar al restaurante El Armadillo y que allí se había reencontrado con ella después de meses de no haberla visto.

Sí ha defendido congresistas

Otra de las cosas que Rojas negó categóricamente es que fuera cierto que él hubiera prestado sus servicios a los congresistas que lo eligieron a cambio de prebendas, entre ellas, la de defenderlos gratis en procesos de pérdida de investidura ante el Consejo de Estado, como lo habían denunciado algunos medios.

Sin embargo, diez días después de su elección, la columnista María Jimena Duzán reveló que el abogado Diego Armando Carvajal Bríñez, que utiliza los mismos teléfonos que el magistrado electo Alberto Rojas y que por lo tanto cabe presumir que trabaja para él, había defendido a los congresistas Jesús Ignacio García, Enríquez Maya, Juan Carlos Restrepo y Luis Fernando Duque, ante una demanda ante el Consejo de Estado.

Todos estos congresistas habían sido miembros de la nefasta comisión de conciliación de la Reforma a la Justicia y también promotores de la candidatura de Rojas en el Congreso. Frente a este señalamiento, Rojas permaneció callado.

¿Revisó contrato investigado?

El 16 de abril, en su columna de El Espectador, Cecilia Orozco agregó otro dato sobre el pasado de Rojas, que pasó relativamente desapercibido pero que podría ser el mayor dolor de cabeza del magistrado electo en el futuro.

Contó que Rojas era el asesor jurídico de Zulema Jattin, cuando ella era presidente de la Cámara de Representantes e incurrió en un presunto peculado por apropiación y celebración indebida de contratos, por lo cual la Corte Suprema ordenó su aseguramiento.

Esta investigación penal fue abierta en marzo de 2011 por un convenio interadministrativo entre la Cámara de Representantes, de la que ella era presidente, y una universidad de la Costa. Si la Corte confirma que hubo “un torcido”, los ojos nuevamente estarán puestos en Rojas, quien como asesor jurídico de cabecera de Jattin, tenía el deber de revisar los contratos de la presidenta de la Cámara.

El reclamo de la viuda

Y para culminar, este fin de semana, Noticias Uno divulgó una nota de siete minutos, en la que la viuda y madre de tres hijos Isabel Cristina Marín, acusa en cámara al magistrado electo Rojas de haber cobrado fraudulentamente una indemnización a su nombre y haberse quedado con la plata. El magistrado Rojas no quiso hablar con el noticiero.

 

Después de que esto se volvió el escándalo de la semana y la Corporación Excelencia de la Justicia pidió al presidente Santos no posesionar a Rojas, el magistrado electo publicó un comunicado de doce puntos en el que denuncia “una campaña calumniosa en su contra”.

En su defensa, Rojas dice que la viuda había cedido sus derechos litigiosos a un tercero y que ahora se quería aprovechar de él. Y que el juez 21 Penal del circuito lo había absuelto y que la autenticidad del documento de cesión se había demostrado claramente y que la víctima omitía decir que sus pretensiones habían sido “desestimadas” por la justicia.

Es cierto que el juzgado 21 lo absolvió por estafa. Pero según los documentos publicados por Noticias Uno, hubo una resolución de acusación de la Fiscalía en su contra entre 2004 y 2009, y después de múltiples traslados atípicos del expendiente y de varias solicitudes de aplazamiento de la defensa de Rojas, el delito por falsedad material prescribió. Contrario a lo que dice Rojas, según el noticiero, el CTI sí verificó que la firma de la viuda con la cual se cobró la indemnización había sido falsificada. Frente a este punto, Rojas no se pronunció.

¿Ayudarle o ‘soltarlo’?

Según supo La Silla, la historia de la viuda inicialmente la tuvo en sus manos la unidad investigativa de El Tiempo pero la semana pasada, después de que hablaron con Rojas, las directivas del medio la frenaron y solo publicaron la información sobre que Rojas se había puesto al día con la DIAN. (La nota la firma la Unidad Investigativa, lo que no deja de ser extraño ya que es una mera declaración del magistrado electo)

Posteriormente, Rojas accedió a darle al periódico la entrevista que se publica hoy y en la que defiende su inocencia y asegura que "hay una gran organización detrás de ese montaje". El Tiempo no le contrapregunta a qué tipo de organización se refiere y tampoco le pide explicaciones sobre los detalles de las acusaciones en su contra. Simplemente le da la oportunidad de defenderse. Seguramente la W la replicará.

Una de las hipótesis, es que el gobierno esté esperando a ver la reacción que tengan estas explicaciones públicas de Rojas y si con esto baja la marea lo posesione el jueves o antes, como desearía Rojas.

Si Santos dice que las explicaciones de Rojas son sólidas y lo posesiona, le ayudaría a legitimar su elección y de paso, se ganaría a un magistrado que fue elegido por el Congreso sin su ayuda y luego de haberle quitado en el último momento la Contraloría en el 2010.

Pero corre el riesgo de que estas declaraciones en El Tiempo y en la W no logren influir a toda la opinión pública y que la indignación en las redes sociales –que ya están alebrestadas con la denuncia de viuda- siga creciendo y que sea amplificada en otros medios menos cercanos al Gobierno. Si esto llega a suceder, este caso corre el riesgo de volverse una mini- Reforma a la Justicia, segunda parte, que nuevamente golpee por sorpresa al Gobierno.

La otra hipótesis es que el gobierno haya decidido aplazar la posesión de Rojas para darle tiempo a los medios de confirmar los múltiples rumores que hay alrededor del magistrado electo y así ponerle presión para que renuncie o que quiera ganar tiempo para encontrar una fórmula jurídica que le permita no posesionarlo, lo cual no será fácil.

El riesgo para el Presidente de seguir este camino es que en cualquiera de los dos escenarios, Rojas llegará a la Corte con una espina grande en contra del Gobierno.

A favor de esta hipótesis está que el Partido Liberal sacó ayer un comunicado en el que dice que "respeta, desde ya, cualquier decisión que tome la Presidencia de la República en torno a la potestad que tiene de posesionar o no al nuevo Magistrado de la Corte Constitucional Alberto Rojas Ríos". Y agrega que "deberán ser los organismos de control los que califiquen la conducta de Alberto Rojas y acogerá cualquier decisión que se tome al respecto; y espera que Rojas Ríos pueda aclarar su actuación en los hechos denunciados".

Esta declaración es significativa por dos razones: por un lado, porque el Partido Liberal fue el que impulsó la candidatura de Rojas y con este comunicado estaría dejandolo solo. Y segundo, porque Rojas –que también es pereirano- es muy cercano a César y Simón Gaviria, el director del partido.

Al ‘desmarcarse’ los rojos del magistrado electo, Santos tendría mayor margen político para tomarse unos días antes de posesionar a Rojas, o para dejar que lo haga ante un notario, como ha advertido Rojas que lo hará si el Presidente no lo posesiona.

Esta última posibilidad está contemplada por la ley, pero no sería la forma más digna para arrancar su vida como un honorable magistrado de la Corte Constitucional. Sería no solo una posesión “por la puerta de atrás” sino que sin haber tomado la primera decisión, el magistrado ya tiene abierta en su contra una investigación de la Comisión de Acusaciones.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-05-18 18:04

Ese es nuestro país, entre mas delicuente sea una persona mas posiblidad tiene de legislar nuestras leyes y adaptarlas para que la impunidad siga siendo aliada de los que gobiernan y deciden en esta nación que no despierta.

Sáb, 2013-05-18 17:58

Es importante insistir en lo que dice Santiago. El artículo 232 de la Constitución dice que para ser magistrado de la Corte se requiere: "Haber desempeñado, durante diez años, cargos en la rama judicial o en el Ministerio Público, o haber ejercido, CON BUEN CRÉDITO, por el mismo tiempo, la profesión de abogado, o la cátedra universitaria en disciplinas jurídicas en establecimientos reconocidos oficialmente". Me parece que el Dr. Rojas no cumple con los primeros requisitos (haber desempeñado durante 10 años cargos en la rama judicial o el Ministerio Público). Por tanto, sólo podría acceder si tiene un tiempo igual de ejercicio profesional con buen crédito, bien sea como abogado o como docente. En este caso, en mi opinión hay buenas razones para cconcluir que no ha ejercido la abogacía con buen crédito, y él no las ha derrotado. La pregunta que quedaría sería si ha ejercido la docencia con esas calidades. Un hecho deshonroso en esa faceta, haría inconstitucional posesionarlo.

Sáb, 2013-05-18 17:59

creo que usted mismo se contradice, según su comentario todo lo que dice la constitución habilita al dr. Rojas para ser magistrado. mire su hoja de vida, y si lo dice por lo de la señora que los medios pusieron a llorar pues le cuento que eso fue hace mas de 20 años, y según usted lo que él necesita es portarse bien 10 años, aqui igual le dejo la hoja de vida del Magistrado:
http://www.albertorojasrios.com/curriculo.html
creo que si una persona ha sido postulada por la Corte Suprema de Justicia (magistrado), La corte constitucional (Contralor) y en este ultimo el Consejo de Estado (magistrado), es porque es una persona apta y tiene absolutamente todas las capacidades para llegar a esta dignidad.
un consejo: no crea todo el morbo que nos quieren vender los medios, pues es obvio que una vez mas se le dio importancia de más a la noticia fraccionada.

Sáb, 2013-05-18 18:02

La última parte de su planteamiento no la comparto. El hecho de que la Corte Suprema o el Consejo de Estado postulen a alguien a la Corte Constitucional, no tiene la virtualidad de hacerlo purgar todas sus faltas. Ud. me sugiere que el Dr. Rojas se ha 'portado bien' al menos durante 10 años (auqnue no asegura que lo ha hecho durante toda su vida profesional), y que eso es todo lo que necesita para ser magistrado. Puede que así sea. No obstante, la hoja de vida del Dr. Rojas no es prueba de que tenga esas calidades, pues nadie pone en su hoja de vida sus propias máculas. Lo que ocurrió con la viuda, según dice Ud., fue hace veinte años. Pero una verdad no deja de serlo por el tiempo que haya pasado. Y durante todo este tiempo (20 años) se abstenido de corregir la falta que le imputó la Fiscalía, lo cual es indicio de descrédito por todo ese tiempo. No creo en el 'morbo'. Creo en el hecho de que el Dr. Rojas no ha probado que le haya pagado al cesionario los derechos litigiosos.

Sáb, 2013-05-18 18:02

claro, no lo ha probado porque no ha hablado, creo que como en todo, todos tenemos derecho a defendernos, y si el dice que la viuda cedio sus derechos a un tercero, el cual ella firmo y lo autentico ante notario es porque debe tener un soporte que asi lo haga constar, debemos esperar que dice él de lo que se le acusa, además vale preguntarnos o por lo menos yo me lo pregunto, porque si hubo un juicio en el cual se beneficio al dr. Rojas y este se podia apelar! ¿Porque nunca se apelo? ¿porque justo un día antes de su posesión esto sale a la luz pública?, yo creo que esa señora no esta sola, creo que hay algo mas o ¿alguien más!?.
respecto a lo ultimo! que falta le imputo la fiscalía?

Sáb, 2013-05-18 17:56

En una Corte de otra época, como la que añoramos, si a los magistrados pretendieran ponerlos a hacer sala con un señor de esa clase, se presentaría una renuncia en bloque de toda la corte. Lo malo es que si eso sucediera en este momento, no pasaría nada e inmediatamente se llenarían las vacantes con otros tantos del mismo nivel y talante de Rojas

Sáb, 2013-05-18 17:56

Hace un tiempo ser magistrado de cualquiera de las cortes era sinónimo de respetabilidad, estaban conformadas por verdaderos juristas, que en ningún caso hubieran estado sometidos a cuestionamientos de esta clase. De un tiempo para acá las cortes, con honrosas excepciones, son un botín para la clase política, fortín de personajes de mediocre nivel jurídico, deseosos de cumplir expectativas personales y pago de favores dudosos. Este señor Rojas, aun si logra dar explicaciones medianamente razonables a todos sus líos, sólo por el hecho de tener que estar dando esas aclaraciones es un descrédito para una Corte como la que desearíamos. Es penoso a lo que ha llegado nuestra justicia.

Sáb, 2013-05-18 17:53

Les piso encarecidamente seguir insistiendo en el tema, pues las entrevistas en El Tiempo y La W no profundizan ni contrapreguntan. No podemos dejar que impunemente un sujeto de esa calaña llegue a la Corte Constitucional.

Sáb, 2013-05-18 17:50

que tristeza ver como este pueblo magno y bello se deja engañar por los medios de información. solo es necesario tener un poco de lógica para entender que una persona con una chequera como la del dr alberto rojas (por su declaración de renta), no necesita robarse 116 millones o dejar de declarar 500.¿por qué no se publicó toda esta información cuando era candidato a la contraloría? ¿será que el dr rojas si es el bandido que nos pintan? ¿o será un intento desesperado de aquellos delincuentes de cuello blanco que intentan impedir su posesión?

Sáb, 2013-05-18 17:52

Eduardo, lo de que no declaró los 500 que denunció La Silla, el mismo magistrado electo Rojas reconoció la veracidad de la información y fue a la Dian y pagó los impuestos que había dejado de pagar. No se si "necesitaba" hacer esa evasión pero no hay duda de que lo hizo. Esa información no la publicó La Silla cuando era candidato a la Contraloría porque no habíamos tenido acceso a ella. No sé qué delincuentes de cuello blanco estarían interesados en su no posesión. ¿Por qué? ¿Por la distancia que ha demostrado frente a personas investigadas por delitos como Zulema Jattin? explícanos.

Sáb, 2013-05-18 17:48

Que pobreza del partido liberal en el escrutinio de la hojas de vidas de sus candidatos,la coincidencia de origen de ciudad,nos permite saber quienes fueron los postulantes por el partido liberal,que verguensa como añoramos los prohombres pulcros de nuestro partido como LLERAS RESTREPOS,JORGE ELIECER GAITAN,GALAN,ECHANDIA,LOS LOPEZ,eran otros tiempos que no vieron nuestros hijos,da pesar el que dirige el partido que no lee lo que aprueban en el congreso mucho menos se detiene en una hoja de vida.

Sáb, 2013-05-18 17:46

Yo creo que no puede no hacerlo, por eso es tan sorprendente que el Presidente se haya metido en ese rollo.

Sáb, 2013-05-18 17:44

Que comportamientontan TAN ejemplar de ese abogado EXTERNADISTA. Un eficiente delincuente de cuello blanco. Alli están pintados!

Sáb, 2013-05-18 17:44

Si SANTOS posesiona a ROJAS RÍOS quedaría mal ante la opinión pública. Le va mejor que no lo posesione. Si el personaje llega a la Corte Constitucional, importa poco en Colombia que los máximos tribunales encargados de decir la última palabra en materia de constitucionalidad de todas las leyes y derechos fundamentales lleguen personas cuyo comportamiento en entredicho, indecente y dudoso salta a la vista.

Sáb, 2013-05-18 17:41

La Corte Constitucional vela por la integridad y supremacia de la Constitución; los Magistrados son funcionarios públicos que juzgan, es decir, tienen discernimiento entre lo bueno y lo malo.

¡NO! entiendo como en Colombia siguen pasando estas cosas; que postulan y eligen a un señor que no tiene la autoridad moral para ejercer estas funciones; un señor que le ingresan millones de un contrato y se le "olvida" declararlos ante la DIAN, un señor que sirve como asesor jurídico y "pasa por alto" revisar los contratos de la antigua presidenta de la Cámara, un señor que defiende a las viudas, firma por ellas y se queda con la indemnización monetaria.

Se puede "ver" que este señor está "ciego" y así quieren ponerlo para que guié a los 47 millones de ciegos colombianos.

¡No más Colombia! merecemos una renovación absoluta, una política con valores y personas integras que nos guien a la verdad.

Sáb, 2013-05-18 17:40

Esto está muy mal, hiede por cualquier lado. El electo no es más que otro cínico que se acoge a la manida persecución en su contra, cuando se trata de su propio accionar, la falta de respeto a la dignidad propia y a Colombia es inmensa, puede más su ambición, le corresponde declinar el nombramiento y perderse. La selección de magistrados a la Corte Const se había mantenido con altura, hasta el inefable Uribe, con la mano que introdujo, aunque Pastrana lo hizo con Vladimiro N. Hoy el Consejo de Estado y el Senado ya no tienen escrúpulos para ternar y elegir personajes de la mas pura politiquería para la C.C. El presidente con su actuar café con leche, de no asumir posición hasta que lo haga la opinión pública. Y el periodismo como ha quedado retratado, vaya manejo de El Tiempo y la W, a la verdad, de razón la soberbia ayer de "Julito" cuando descalificó la denuncia de la viuda por ser un anónimo dado que a él le remitieron un escrito así, desconociendo el trabajo de Blu y Noticias uno.

Páginas

Añadir nuevo comentario