Menú principal

Martes Septiembre 21, 2021

En septiembre del año pasado estalló un escándalo de marca mayor en Cartagena cuando se conoció que, sin ninguna publicidad y con el alcalde titular Campo Elías Terán incapacitado, el Distrito le había prorrogado por cuatro años más los contratos a los operadores de las basuras que se quedarían hasta el 2018 con el negocio que mueve unos 40 mil millones de pesos al año.

Cuando algunos concejales comenzaron a cuestionar los otrosíes que autorizaban dicha prórroga, los medios locales reaccionaron y en medio de la polémica, el alcalde Terán -aún incapacitado- dijo que él no había dado la orden de firmarlos. 

Bajo el mandato encargado de Felipe Merlano se firmaron los primeros otrosí. 
Jorge Lequerica es el secretario general de la Alcaldía.
Carlos Otero fue ratificado por el Presidente Santos como alcalde encargado de Cartagena.
El fallecido alcalde titular Campo Elías Terán. 

El mandatario (e) Felipe Merlano terminó indagado y posteriormente absuelto por la Procuraduría, pero la funcionaria que firmó las prórrogas (Diana Figueroa, jefe de la oficina de Servicios Públicos) fue destituida e inhabilitada por 12 años en primera instancia por extralimitarse en el ejercicio de sus competencias.

Los polémicos otrosíes fueron suspendidos por orden de otro alcalde encargado que llegó después: Bruce Mac Master, pero los contratistas aceptaron hacerlo con la condición de que la posibilidad de la prórroga volviera a ser tenida en cuenta.

Hoy el fantasma de la ampliación de los contratos que tienen las empresas Pacaribe y Urbaser (ahora llamada Aseo Urbano) es de nuevo una realidad, como lo pudo confirmar La Silla Vacía.

Resulta que otro alcalde encargado, el actual mandatario Carlos Otero, instaló unas mesas de trabajo desde enero pasado con los contratistas y más o menos en una semana les dará respuesta sobre su petición de prorrogar los contratos (o hacer unos contratos adicionales).

Una alta fuente de la Alcaldía con acceso a los detalles de esta negociación le dijo a La Silla que lo más seguro es que les diga que sí, pues los negociadores por parte de la administración están convencidos de que la ampliación de los contratos está justificada.

Además de los argumentos de los contratistas, la fuente añadió que hay otra razón de peso para que esta prórroga sea prácticamente una realidad: los contratos se acaban en junio del año que viene, la estructuración de una nueva licitación le tomaría al Distrito al menos dos años y aún no se ha hecho nada.

Es decir, con cara o con sello Pacaribe y Urbaser seguirían en el negocio, a menos de que alguna de estas dos empresas se niegue o la Administración en junio de 2014 declare la libre competencia y cualquier empresa pueda entrar a las calles a recoger las basuras (en Cartagena este servicio se presta por ahora bajo el esquema de Áreas de Servicio Exclusivo, como en Bogotá).

Toda suerte de intereses

El de las basuras en Cartagena, como es usual en el resto del país, es un negocio con toda clase de intereses y en este caso los involucrados mencionan los del empresario Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca, quien tiene la operación del relleno sanitario de Cartagena y -también a través de un polémico otrosí- logró que el Distrito autorizara un cambio en la estructura financiera del contrato de la empresa Caribe Verde que le permitiría devengar más dinero del pactado inicialmente, algo que no es permitido, como se lo dijo a La Silla al ser consultado Fabio Castellanos, entonces jefe jurídico del Distrito. Luego de hacer un estudio integral, Castellanos encontró que el otrosí era irregular y emitió un concepto a la Alcaldía con copia a la Procuraduría General dando detalles de este otrosí e indicando el camino a seguir para corregirlo y que no se siguiera "vulnerando la ley". 

"Yo realicé un estudio integral tanto para el otrosí del relleno, como para los otrosíes de recolección y encontré que los tres eran irregulares y así se los comuniqué a Bruce Mac Master, a Carlos Otero y a la interventoría", dijo el exjurídico. Luego de los oficios de Castellanos -según dice la interventoría del contrato- el otrosí fue suspendido y hoy también se encuentra siendo objeto de estudio para ver si se pone en ejecución en una mesa de trabajo entre Caribe Verde y el Distrito.

Dos miembros de los consorcios Pacaribe y Urbaser, por separado y pidiendo reserva de sus nombres, le dijeron a La Silla que Hilsaca estaría interesado en quedarse con el negocio de las basuras y que por eso le convendría que se declarara la libre competencia para entrar a las calles.  Confirmar ese dato no es posible si, efectivamente, no se declara la libre competencia. Y además el empresario Hilsaca se comunicó con La Silla para decir que no estaba interesado en participar en el negocio de las basuras ni en ningún otro en Cartagena: "No tengo ningún interés en esta ciudad".

Por otro lado, a los actuales operadores los han relacionado con los García, debido a que el principal asesor de una de estas compañías en Cartagena (Pacaribe) es el empresario Gerardo Rumié, quien ha sido socio histórico de esta familia, como lo señala la revista Semana en un informe.

Como asesor de los concesionarios de aseo, Rumié ha pedido a la Alcaldía la revisión de los contratos de aseo en distintas ocasiones y además se ha reunido con los interventores. Sin embargo, uno de los voceros de estas empresas le negó categóricamente a La Silla que los García tengan algo que ver con ellos.

Como sea, también llama la atención que el funcionario que está liderando la revisión de los actuales contratos de las basuras sea el secretario general Jorge Lequerica, señalado de ser de cercano a la casa García.

Lequerica fue candidato de La U al Concejo con el apoyo de los García y junto a ese clan político lideró la campaña de Juan Manuel Santos en la ciudad. Aunque él niega que los represente a ellos en el Gobierno.

Jorge Lequerica fue nombrado secretario general por Carlos Otero, el mandatario encargado a quien también señalan de ser cercano a los García (aunque él también lo ha negado) y quien incluso fue candidato de esa casa política para ser gerente de Transcaribe.

Las razones de los operadores

A los dos operadores de las basuras en Cartagena, que firmaron sus contratos en 2006, se les multiplicaron los usuarios por cuenta entre otras cosas de la llegada masiva de desplazados a Cartagena, las frecuencias y los servicios especiales debido a las múltiples cumbres que se hacen en la ciudad y por las temporadas altas de turismo.

En pocas palabras -y según ellos- les cambiaron las condiciones de la prestación del servicio y tuvieron que comprar más camiones cuyo valor -según ellos- no alcanzarán a amortizar de aquí a que acabe la concesión, y se supone que la amortización de los equipos es una de las condiciones de un buen contrato de aseo.

Esos son los principales argumentos que están usando estos empresarios para pedir al Distrito que les prorroguen los contratos. Diego Caicedo, de la junta directiva de Pacaribe, le dijo a La Silla que las cuentas que tienen les dan para pedir una ampliación de mínimo tres años en la duración de los contratos.

“Pacaribe (que tiene dos de las tres ASES de la ciudad) pasó de tener siete frecuencias de recolección de basuras a tener 21 porque le toca recoger en el Centro Histórico que es de las zonas más sucias, además de que nos toca hacer muchos servicios especiales en todas las cumbres de mandatarios. Eso nos obligó a comprar más camiones. Las toneladas recogidas han crecido en un 40 por ciento y ahora debemos ir más veces al relleno sanitario sin que las vías sean las mejores”, dijo Caicedo.

Posición similar a la de uno de los dueños de Urbaser, quien contó que el Distrito les debe unos mil millones de pesos por concepto de subsidios de aseo, debido a que ellos recogen las basuras en los estratos 1 y 2 que deben recibir esa ayuda por parte de los estratos altos.

Pacaribe dice que, por estas condiciones en los contratos, es víctima de un “desequilibrio contractual”, pero que a pesar de ello ambas empresas han prestado correctamente el servicio todos estos años. De hecho, la encuesta de Cartagena Cómo Vamos dice que el 86 por ciento de los usuarios de la ciudad está satisfecho con la recolección.

Sin embargo, hay que aclarar que los operadores cobran por todos estos servicios adicionales que hacen.

El futuro

Jorge Lequerica, secretario general de la Alcaldía, le dijo a La Silla que, en cualquier caso, no cree que revivan los polémicos otrosíes y que lo que se está estudiando es la posibilidad de hacer unos contratos adicionales, que implicarían igual una prórroga.

¿Le tocará hacerlos a Otero? Quién sabe pues en el último año Cartagena ha tenido cinco mandatarios en medio de una crisis administrativa que promete acabarse cuando se realicen elecciones atípicas en julio de este año.

En cualquier caso, sea quien sea el mandatario, políticamente será muy difícil para la administración explicar por qué se prorroga a dedo a unos contratistas y no se hace una licitación. La Silla supo que la idea de Carlos Otero es hacer esta explicación en ruedas de prensa y con visitas a los medios para que no se reviva el escándalo de septiembre pasado por los otrosíes.

Entre sus argumentos estará la crisis administrativa que padece la ciudad desde que el fallecido Campo Elías Terán se enfermó.

Nota de la editora: después de publicada esta historia se comunicó con nosotros el empresario Alfonso Hilsaca para decir que no tiene ningún interés en el negocio de las basuras en Cartagena ni en ninguna licitación en esa ciudad. "No tengo ningún interés en esta ciudad", aseguró y añadió que hace cinco años no participa en ninguna licitación. Por otro lado, un miembro del consorcio Urbaser llamó para decir que esa empresa no está interesada en una prórroga a su contrato y que si está sentada en la mesa es para que el Distrito les pague lo que les adeuda.

Actualización: Tres meses después de publicada esta historia la Procuraduría General de la Nación absolvió en segunda instancia a Diana Figueroa, mencionada en esta historia como la entonces jefe de servicios públicos de Cartagena. La Procuraduría dijo que la funcionaria sí tenía competencia para la firma del otrosí y que no se trató de una firma de contratos adicionales.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-05-18 22:12

Donde encuentro las normas de la pagina? Me borran los comentarios porque no le gusta lo que digo? LO QUE DIGO ES LA VERDAD

Sáb, 2013-05-18 22:13

El Inquisidor, las reglas de usuarios están justo en la parte inferior de la página. Aquí te pego la regla que estás violando: "La participación de los usuarios se regirá por la calidad y la veracidad de sus aportes, quienes consignen insultos o acusaciones sin pruebas o fundamentos, serán eliminados de nuestra base de datos de usuarios registrados y, por tanto, perderán todos los derechos que ello les concede". En tus anteriores comentarios insultantes en otras notas, la directora de La Silla te había respondido que no permitimos esa clase de insultos y menos sin pruebas. Si tu no eres capaz de tener un debate respetuoso en este foro, pues deberías buscarte otro medio en el que sí permiten tu tipo de comentarios.

Sáb, 2013-05-18 22:11

A la periodista le he leído mejores
Aquí toca temas diferentes confundiendo al lector cuando relaciona la recolección de las basuras con su depósito final, guardadas proporciones equivaldría a relacionar en el caso de la electricidad el que transporta y la comercializa con el que la produce
Parece manejar alrededor del tema verdades con mentiras, e inexactitudes con rumores de dudosas fuentes de intereses definidos, lo que no le hace bien a la imagen de una publicación tan seria como la Silla Vacía.
Por ejemplo cuando afirma que el actual alcalde estudia prórroga de contratos existentes no entiendo como involucraría nuevos contratantes en esta figura.
De igual manera al citar como fuente dos miembros de los consorcios Pacaribe y Urbaser, parece estar jugando dos bandas primero criticándolos y luego dando fe a sus palabras.
Al final el lector queda confundido sobre si en realidad quieren modificar contrato o renovarlo a una casa política que lo tiene
Es como escuchar a Dios y al Diablo

Sáb, 2013-05-18 22:12

Los comentarios de El Inquisidor fueron borrados por violar las normas de nuestra página

Sáb, 2013-05-18 22:10

No obstante en Bogotá existe un Procurador General que con sus declaraciones enrarece el ambiente que pueda facilitar la paz: sostiene, respecto de las conversaciones Gobierno-Farc en Cuba "Lo que allí se pacte no tiene ningún valor jurídico. Tiene un valor político. Y eso tiene que institucionalizarse, ya sea con un referendo o con actos legislativos"; expresa en lo que tiene que ver con la inclusión de los beneficios para los militares condenados por falsos positivos que "Afirmar lo contrario sería violar el principio de igualdad, porque excluiría crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado, estableciendo crímenes de guerra de primera y segunda categoría". Pero a la vez dice que quiere terminar su período en la Procuraduría para afrontar el reto de "la lucha contra la corrupción, la defensa de las víctimas, la protección de los derechos fundamentales...". ¡ Cuál cinismo !.

Muchos casos de corrupción hay en los 32 departamentos y en los miles de municipios.

Sáb, 2013-05-18 22:10

En la Costa Atlántica hay un clientelismo diabólico; las procuradurías regionales y provinciales excepcionalmente actúan.

Sáb, 2013-05-18 22:09

A Petro le cayeron todos los medios capitalinos que ya sabemos en un afan de desprestigiarlo, lo que sucede en cartagena no tiene la misma connotación para estos mismos medios.

Añadir nuevo comentario