Las masacres paramilitares - El Salado -

Se calcula que solo entre 1982 y 2007 se registraron en nuestro país 2.505 masacres. Como resultado de esta práctica de terror implementada por las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), 14.660 colombianos perdieron la vida a manos de estos grupos al margen de la ley.

Estos datos convertidos en cifras, ofrecidos por el Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, quizá no alcanzan a reflejar en su plenitud la tragedia de todas aquellas familias y poblaciones que fueron víctimas de estos actos criminales. Pero al menos hacen evidente ante el mundo entero la magnitud de lo ocurrido en nuestro país en las últimas décadas.

Aunque  cada una de las masacres cometidas por los paramilitares debería permanecer en la memoria nacional, hemos decidido incluir solo una de ellas como símbolo de ese capitulo bárbaro de la historia reciente. Y la elegimos porque refleja de manera muy precisa el imperio del terror establecido por las AUC en diversas zonas del país y las prácticas de terror e intimidación propias de esos grupos.

Como pieza para esta muestra, incluimos el documental El Salado: Rostro de una Masacre. Publicado por el CNRR y en el que se a través de entrevistas con los sobrevivientes, se reconstruye, desde la perspectiva de las víctimas, lo ocurrido en febrero de 2000 cuando miembros del Bloque Norte de las AUC, bajo el mando de Salvatore Mancuso y Rodrigo Tovar Puppo, se tomaron la población durante tres días y torturaron y asesinaron a más de cien personas, cifra que estableció la Fiscalía en 2008.