Menú principal

Sábado Diciembre 04, 2021

Camilo Gómez, que el año pasado fue la fórmula vicepresidencial de Marta Lucía Ramírez, está sonando como candidato conservador a la Gobernación de Cundinamarca.

Este sábado, durante una reunión en Cota con los directorios azules de 25 municipios del departamento, el ex Alto Comisionado para la Paz de Andrés Pastrana reapareció en una tarima azul. Gómez, que aún no ha decidido si se lanza, fue aclamado tras ser presentado con un elogioso discurso de la ex candidata presidencial conservadora. A su lado estaba la plana mayor de ese partido: el presidente del directorio nacional, el representante David Barguil, tres senadores con votos en el departamento (Fernando Tamayo, Jorge Hernando Pedraza y Hernán Andrade), el representante Orlando Clavijo y la ex congresista Carlina Rodríguez.

Gómez, un abogado bogotano que viene del corazón del pastranismo, tiene una larga trayectoria en el sector público pero jamás se había medido en las urnas hasta las presidenciales del 2014, cuando -con Ramírez- sacaron dos millones de votos en la primera vuelta.

Antes de su reaparición llevaba varios años dedicado a la consultoría legal, tras haber sido secretario privado de Pastrana tanto en la Casa de Nariño como en la Alcaldía de Bogotá, además de Superintendente de Sociedades de César Gaviria y uno de los ternados a la Procuraduría en 2008 (perdiendo con Alejandro Ordóñez). Pero es conocido sobre todo por haber sido el Alto Comisionado de Paz en la etapa final de las fallidas conversaciones de El Caguán, reemplazando a Víctor G. Ricardo (quien, curiosamente, sonó hace algunos meses como carta azul a esa misma Gobernación).

Gómez se convierte así en uno de los tres posibles nombres de los azules para llegar a una Gobernación que no tienen desde hace tres décadas. Los dos precandidatos oficiales son el empresario José Miguel Santamaría, que dirige la Corporación Pensamiento Siglo XXI (el think tank de los conservadores) y es hijo del ex gobernador Miguel Santamaría. Y el periodista Jorge Leyva, precandidato a la Alcaldía de Bogotá en 2010 y hijo del ex ministro Álvaro Leyva.

Sin embargo, toda la movida conservadora depende de la decisión de la ex congresista Nancy Patricia Gutiérrez, quien podría lanzarse por firmas o por el Centro Democrático pero que, para algunos, estaría obligado a hacerlo por Cambio Radical. Como la actual presidenta de Asomóvil es políticamente cercana a los conservadores y tiene mucha fuerza en el departamento, si se lanza los azules podrían terminar con ella.

Perfiles relacionados: 
Camilo  Gómez Alzate
Nancy Patricia Gutiérrez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2015-05-08 18:39
El doctor Camilo Gómez no es la persona idónea para ocupar el cargo de Gobernador de Cundinamarca por una razón muy simple, su labor como Alto Comisionado de Paz fue absolutamente desastrosa, ya que no percibió en ningún momento el juego truculento de las FARC hasta cuando su jefe el exPresidente Andrés Pastrana decidió romper con ese estrepitoso proceso. Muy seguramente si llegara a ser Gobernador del departamento volverían a reinar las FARC en Cundinamarca, las que desde ya le apuestan a Gómes y al hijo de Alvaro Leyva como sus cartas políticas. No conozco al doctor Santamaría, pero creo que será mucho mejor candidato y gobernador que los otros dos.
Mié, 2015-05-06 21:41
Todos los nacidos en Bogotá, cuando se nos pregunta de dónde somos, respondemos: bogotano. Nunca se nos ocurre decir que somos cundinamarqueses. Los hay antioqueños, vallunos, barranquilleros, pero solo para Bogotá y los bogotanos, Cundinamarca no es ningún referente. Así que la suerte de nuestro departamento nos es indiferente. Pero, solo por meter la nariz en algo en lo que poco me ocupo, formulo una pregunta: si los municipios suman más de 140, cómo puede aspirar el señor Camilo a ser ganador, con el apoyo de 25? No cree que le falta fuerza? Como negociador de paz, pasó sin pena ni gloria. No me extraña, entonces, que pocos lo conozcan.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Lunes, Febrero 8, 2016 - 17:18
0
2939

La polémica militarización de Barranquilla, que anunció desde noviembre el alcalde Alejandro Char, finalmente no comenzó el primero de enero. En cambio, arrancará el próximo lunes 15 de febrero. La Silla Caribe conoció detalles de la medida que tiene divididas las opiniones.

El Ejército entrará a las calles de La Arenosa con un grupo inicial de 150 militares de la Segunda Brigada. Y en llave con la Policía, los uniformados realizarán retenes móviles en la ciudad, especialmente en los barrios donde el Fondo de Seguridad del Distrito tiene identificada una mayor presencia de expendios de droga y pandillas.

Los puntos exactos donde se harán las requisas en las localidades más vulnerables, como las suroriente y suroccidente, no serán divulgados para evitar “poner sobre aviso a los delincuentes”, le dijo un vocero de la Alcaldía a La Silla.

Aunque Char había anunciado la llegada del Ejército para la primera semana de enero, detalles logísticos no hicieron posible que se cumpliera esa primera fecha. Por ejemplo, todavía el Distrito, la Policía y el Ejército están definiendo cómo asumirán el costo del combustible de las camionetas y motos en las que los uniformados harán los patrullajes.

También están por definirse el tiempo que durarán los militares en las calles y el número total de hombres, que podría llegar a los 200 a finales de febrero.

Como contó La Caribe, con esta medida, Char busca contrarrestar las peores cifras de homicidios que ha tenido esa ciudad los últimos cinco años, la mayoría de ellos por intolerancia y enfrentamientos por droga. Situación que es la gran ‘papa caliente’ que su grupo político no ha logrado enfriar estos ocho años que lleva en el poder.

Sin embargo, no han faltado las voces en contra de esa medida. El primero en mostrar su desacuerdo fue el director nacional de la Policía, general Rodolfo Palomino, quien dijo que los ejércitos “están para la guerra”, más en un país en conflicto armado desde hace cinco décadas como Colombia.

Mientras que líderes de opinión de Barranquilla como el ex alto consejero para la Prosperidad Samuel Azout argumentan que las medidas represivas no son la solución. “Los policías jamás podrán acabar con las pandillas; sí podrán la educación y las oportunidades para los jóvenes”, dijo Azout en un trino.

Lunes, Febrero 8, 2016 - 16:54
1
5075

Martin Stendal, el misionero que hace menos de un año fue detenido y al día siguiente liberado por supuestamente estar apoyando a las Farc, reapareció. Como contó The Guardian ahora está en La Habana y es una figura conocida por los negociadores de los dos lados.

Como contó La Silla hace un año, Stendal tiene una larga historia de activismo religioso en las selvas colombianas, que ha incluído ser secuestrado por las Farc, instalar antenas de radio en muchas regiones, hacer proselitismo religioso entre paramilitares y guerrilleros, y ayudar en procesos de desmovilización.

Ahora, en su yate anclado en La Habana, recibe jefes guerrilleros y generales como un facilitador no oficial de las negociaciones. Aunque él dice que solo es asesor espiritual, según The Guardian tiene incidencia del lado de las Farc.

Lunes, Febrero 8, 2016 - 12:32
3
6745

Por estos días, la fachada de la Alcaldía de Yopal está adornada con una particular valla que puso su actual alcalde, el cuestionado Jhon Jairo Torres Torres, mejor conocido como “Jhon Calzones”.

Es llamativa no solo porque Colombia es un estado laico y la valla, puesta en un edificio público, es claramente religiosa, sino porque el alcalde está usando un eslógan con la misma lógica del fallido Justo, Moderno y Seguro de Juan Manuel Santos: con sus iniciales.

El de Torres es una Yopal "Joven, Justa y Todos Trabajando", como muestra esta foto que publicó @Oyerista en Twitter

Torres llegó a la Alcaldía a pesar de que durante las elecciones estuvo preso por construir una urbanización ilegal llamada Ciudadela La Bendición, el mismo nombre del movimiento político que lo llevó a la Alcaldía y cuyo logo aparece a un lado de la valla. Aunque casi no puede posesionarse, logró que no leyeran la condena en su contra a tiempo, y ahora ha seguido demorando el proceso, con el argumento de que la confesión que sustenta la sentencia se debió a que recibió una mala asesoría.

Páginas