Menú principal

Jueves Septiembre 23, 2021

?     

El derrumbe de Universidad Nacional será tema a partir de ahora de un debate de control político en el Congreso. Derrumbe, no en sentido figurado, sino literal.

De los 152 edificios de la universidad, 26 están en estado de vulnerabilidad. Uno de cada cinco edificios está por caerse, según la información en la cual basarán su debate de control político a la ministra de Educación María Fernanda Campo los representantes Ángela María Robledo y Carlos Eduardo Amaya, que harán esta mañana.

El ala sur del edificio de Cine está cerrado; el techo de la facultad de Derecho está desbaratado; el edificio de la facultad de Arquitectura está convertido en un depósito; el edificio de Enfermería está cerrado.

La Silla Vacía està cubriendo en vivo este debate por la importancia que tiene esta universidad para el país. Lo pueden seguir acá o en Twitter en nuestra cuenta @lasillaenvivo.

 

  

   

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-11-20 18:32
Si se inventaron el 4 por mil para apalancar la banca, la desvergonzadamente rica banca de un país pobre, en donde los que no tenemos tuvimos que darle más a los que si tenían, porque carajos no trasladan este impuesto, a mejorar la infraestructura de la educación pública? Creo que lo pagaríamos con más gusto si fuera para este fin.
Mié, 2013-11-20 15:54
La Universidad Nacional hoy vive de su fama. Curiosamente, los mismos que más alegan que le da la espalda al país otra universidad [Los Andes], son los primeros en darle la espalda a la UNal. Poca conciencia de lo público, como decía Garzón: "claro porque, ¡como esto no es mío!". Patético.
Jue, 2013-11-21 20:47
Error: La Nacional conserva su prestigio académico, las cifras hablan. Pasa que, estando forzada a autofinanciarse por la disminución presupuestal, baja también de nivel académico; al recargar de trabajo a su planta docente, en lugar de ampliarla. Esto responde a la lógica neoliberal donde se valora la rentabilidad y no el conocimiento en general. De seguir la tendencia, se querrá eliminar las carreras humanistas [poco lucrativas], pero sin las cuales ya no se podría hablar de Universidad, sino de Instituto. Entonces, mantienen en su mínimo a estas carreras, para no perder el grado de universidad, sin el cual no podrían cobrar igual. Hay una calaña antigua que corroe la universidad: empleados [profesores, directivas, administrativos], que roban el salario que devengan del Estado, por eso, no la liquidan [una gallina que pone huevos de oro]; mas, junto a ellos, hay personas honestas que son las que han mantenido el nivel del conocimiento, [email protected] son los responsable de su prestigio.
Jue, 2013-11-21 22:08
@ANX ¡Gracias por contestar! A esto me refiero por la fama: la UNal no es hoy por hoy el sitio de avanzada del desarrollo social del país que alguna vez alcanzó a ser. Hace mucho, MUCHÍSIMO tiempo en la Ciudad Blanca lo que se respira es endogamia y ostracismo. En las carreras de Artes Liberales (p.e.) eso es lo que pasa: del Conservatorio para afuera, es selva. O si salen, es para becas y cargos. Pero, ¿las instalaciones, la depuración de planta, la noción de lo público? Naaada. Y así con varias cosas. Es una moda hoy por hoy aplicar a cursos en la UNal: me encanta que entren. Pero se cierran ahí. Las bellezas que afirman muchos de los estudiantes de plásticas sobre los temas sociales son de irresponsabilidad temeraria y cinismo comprado... los más, poca experiencia de campo han desarrollado con lo que no sea la burbuja de la academia. Así que, vamos. Tal vez no sea agradable, tal vez hayan factores de presupuesto, pero no se puede negar que son víctimas de su propio invento.
Mar, 2013-11-19 20:52
Ingresé como estudiante de la Universidad Nacional en Bogotá hace 23 años. En ese entonces no tenía claridad sobre mi vocación. Me retiré. Cuando deseé retornar, no pude hacerlo, los estatutos no permitían estudiar otro pregrado sino pasados 10 años desde el primer ingreso. Mantuve viva mi ilusión. Hoy, he conseguido regresar a la Universidad Nacional en Bogotá, como estudiante de un postgrado, sintiendo alegría por hacerlo; mas, la realidad no se parece a lo que soñé. Es muy triste decir "es lo que hay": costos semejantes a los de la universidad privada [en algunos casos más elevados], edificios ruinosos que como enfermos van cayendo, el campus invadido -por usuarios que pagan- en los escenarios deportivos y culturales que antaño fueron gratuitos -o casi-, empleados que vegetan robando su salario devengado al Estado mediante la Universidad... Sé que no soy el único, que ve morir este sueño, y que hay quienes ya no podrán llegar a tenerlo.
Mar, 2013-11-19 15:40
El Estado prefiere dejar caer la Universidad Pública. Existen los comentarios generalizados que esto hace parte de la estrategia de Renovación Urbana y se dice que se pretende sacar la ciudad universitaria a las afueras de Bogotá para generar un espacio de expansión urbana en esa zona, tan apetecida por constructores como Sarmiento Angulo. O sea, se prefiere decir que es mejor construir la Ciudad Universitaria a las afueras de Bogotá que tratar de mantener algo que se ha llamado eufemísticamente, "bien de interés cultural". Si las cosas siguen así, entonces dentro de unos lustros podremos decir que allá se tendrá la Ciudadela Sarmiento Angulo. Para más información sobre la situación de la UN: “La ministra no es consciente de lo que pasa en la U Nal” http://bit.ly/1bXYov5
Mié, 2013-11-20 18:43
¿Violencia y caos? Cae en una falacia de generalización al decir que el actuar de unos grupos responde a las consecuencias generales de la existencia de las 3 universidades. A ver si aprendemos dialéctica.
Jue, 2013-11-21 06:43
Rigor es que toda generalización es falsa, señor Schrodinger, si no lo es el en el mundo de las partículas donde ni siquiera se puede determinar la posición y la cantidad de movimiento simultaneamente y no puede tener certezas mucho menos puede hacer generalizaciones de lo que no es físico. Haciendo generalizaciones como las que usted hace sin tener en cuenta las "nuances", cae en un engaño lógico.
Mar, 2013-11-19 11:21
Creo que la sociedad colombiana no debe inmutarse con el estado de la Universidad nacional, cuando en el esquema de seguridad de un solo individuo llevamos gastados en tres años la suma de US 28 millones de dólares, en numeros redondos, porque al año la seguridad de uribe vélez en pesos colombianos nos vale 15 mil 347 millones. Con esas cifras, que importa que el sistema hospitalario sea de muerte, la universidad pública se caiga a pedacitos o que el estado gaste semejante platal en la seguridad del austere uribe vélez
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Jueves, Febrero 11, 2016 - 11:37
1
10476

El médico Wilder Lagares Gullozo acaba de ser reelegido gerente de la ESE de Magangué ‘Río Grande la Magdalena’, por decisión del alcalde local Pedro Alí. Lo curioso es que hasta hace unas semanas, Alí prometía públicamente intervenir la entidad por mal funcionamiento y presunta corrupción.

Así lo señaló el mandatario apenas lo eligieron (como consta en un video colgado en facebook). Y lo reiteró, ya posesionado, en un enérgico discurso ante el Concejo de la ciudad. Frente a los cabildantes, Alí le habló directamente a Lagares y dijo que lo que no es viable “hay que revisarlo y liquidarlo”.

Pero no es lo único que llama la atención en la reelección del funcionario. En el decreto en el que Pedro Alí lo vuelve a designar gerente, por postulación de la junta directiva de la ESE en donde Alí es presidente, se asegura que Lagares sacó cinco sobre cinco en una evaluación que hizo la junta en 2014 a su gestión.

Una fuente conocedora nos explicó que, con la crisis en el sistema de salud, no es muy usual que un gerente del sector en el país alcance ese máximo puntaje. Además, en la ESE de Magangué se vienen presentando reiterados reclamos de trabajadores por retrasos en los pagos de los salarios y de las prestaciones sociales. Esto último nos lo contó Óscar Torres, directivo en Bolívar del sindicato nacional de trabajadores de la salud (Anthoc): “No entendemos cómo (Lagares) obtuvo esa calificación”, dijo el líder sindical.  

Wilder Lagares llegó hace cuatro años a ese cargo luego de un concurso de méritos, pero en Magangué no son secretas sus movidas políticas. En las recientes regionales, por ejemplo, llevó a Leidy Polo al Concejo.

Polo es considerada la concejal de Lagares y obtuvo el aval de Cambio Radical gracias a la gestión del representante de ese partido, Hernando Padauí, de quien es aliada. El grupo de Polo votó por Padauí a la Cámara, por Nadia Blel (la hija del parapolítico Vicente Blel) al Senado y por Pedro Alí a la Alcaldía.

Como lo contó La Silla Caribe, el Alcalde de Magangué llegó con recursos y movimiento propios, pero apoyado por el charismo y Cambio Radical y por buena parte de la estructura de la condenada empresaria Enilce López alias 'La Gata'.

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 19:45
0
6580

Ayer, en su primera reunión de bancada del año, La U tomó la decisión de jugársela por la Defensoría del Pueblo.

Roy Barreras, co-presidente del partido, le dijo a La Silla que por unanimidad los 50 congresistas que estaban en la reunión de ayer acordaron pedirle al Gobierno la cabeza de esa entidad que quedó vacante tras el escándalo de Jorge Armando Otálora. Para eso, le pedirán que elija la terna que deberá presentar a la Cámara entre las hojas de vida que ellos pongan a su consideración.

“Sería un reconocimiento a la bancada más importante de la Cámara. Esperamos que el Presidente tenga la deferencia de considerar nuestra mejor propuesta”, agregó el representante de La U Didier Burgos a La Silla. “Tomamos la decisión de reclamar este reconocimiento a la bancada de La U”.

Por ahora suenan entre sus candidatos el secretario del partido, Carlos Negret, el ex candidato al concejo de Bogotá e hijo del senador Géchem, Eduardo Géchem. También el ex secretario del Partido, Oscar Rueda (aunque según Burgos se está postulando para la embajada China). Aunque algunos quisieran ver allí también al ex ministro Sergio Díaz Granados, esa aspiración no parece muy viable. 

A finales del año pasado La U se le rebeló al Presidente parándose de dos plenarias en las que discutían proyectos importantes como la ley de Zidres y el cupo de endeudamiento con el fin de que les de mayor representación en el Gobierno. Su presión se suma a la de los conservadores, que como contó La Silla, quieren mantener bajo su ala a la Procuraduría si finalmente cae Alejandro Ordóñez.

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 17:13
0
4466

Las dos fuerzas que de unos años para acá se enfrentan por el poder en La Guajira hoy están unidas por la magia de los acuerdos burocráticos y en medio del drama nacional por la crisis del pueblo wayuu.

Se trata de La Gran Alianza que llevó al desprestigiado Kiko Gómez y a Oneida Pinto al poder (liderada por el exsenador Jorge Ballesteros) y Nueva Guajira (cuya cabeza más visible hoy es el actual presidente de la Cámara Alfredo Deluque). Desde ayer ambos movimientos convergen en el gabinete de la gobernadora Pinto, a quien Nueva Guajira enfrentó en las pasadas regionales con el exalcalde de Maicao Ovidio Mejía.

Oneida, cuyo partido es Cambio Radical, le entregó a Nueva Guajira la dirección del Instituto Departamental de Cultura, en cabeza del publicista Rubén Magdaniel Pabón. El nuevo funcionario ya había estado en esa silla durante el gobierno de Jorge Pérez Bernier, otro de los líderes de ese grupo. Y había sido también precandidato a la Alcaldía de Riohacha para las regionales de 2011.

Este acuerdo político lo lideró el diputado de La U y de Nueva Guajira Gabriel Pinto Redondo.

Un miembro de Nueva Guajira y otro de La Gran Alianza le aseguraron a La Silla Caribe, por separado, que ante los problemas que hay en ese departamento, especialmente la sequía y la muerte por desnutrición de niños wayuu, hay un ambiente generalizado de "jalar para el mismo lado" y dejar atrás las históricas rencillas políticas.

Sin embargo, otros guajiros del mundillo político creen que detrás de esa "paz política" hay una estrategia de la recién llegada mandataria y su grupo para neutralizar a la oposición y evitarse críticas entregando puestos.

Páginas