Menú principal

Jueves Diciembre 02, 2021

?     

El derrumbe de Universidad Nacional será tema a partir de ahora de un debate de control político en el Congreso. Derrumbe, no en sentido figurado, sino literal.

De los 152 edificios de la universidad, 26 están en estado de vulnerabilidad. Uno de cada cinco edificios está por caerse, según la información en la cual basarán su debate de control político a la ministra de Educación María Fernanda Campo los representantes Ángela María Robledo y Carlos Eduardo Amaya, que harán esta mañana.

El ala sur del edificio de Cine está cerrado; el techo de la facultad de Derecho está desbaratado; el edificio de la facultad de Arquitectura está convertido en un depósito; el edificio de Enfermería está cerrado.

La Silla Vacía està cubriendo en vivo este debate por la importancia que tiene esta universidad para el país. Lo pueden seguir acá o en Twitter en nuestra cuenta @lasillaenvivo.

 

  

   

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-11-20 18:32
Si se inventaron el 4 por mil para apalancar la banca, la desvergonzadamente rica banca de un país pobre, en donde los que no tenemos tuvimos que darle más a los que si tenían, porque carajos no trasladan este impuesto, a mejorar la infraestructura de la educación pública? Creo que lo pagaríamos con más gusto si fuera para este fin.
Mié, 2013-11-20 15:54
La Universidad Nacional hoy vive de su fama. Curiosamente, los mismos que más alegan que le da la espalda al país otra universidad [Los Andes], son los primeros en darle la espalda a la UNal. Poca conciencia de lo público, como decía Garzón: "claro porque, ¡como esto no es mío!". Patético.
Jue, 2013-11-21 20:47
Error: La Nacional conserva su prestigio académico, las cifras hablan. Pasa que, estando forzada a autofinanciarse por la disminución presupuestal, baja también de nivel académico; al recargar de trabajo a su planta docente, en lugar de ampliarla. Esto responde a la lógica neoliberal donde se valora la rentabilidad y no el conocimiento en general. De seguir la tendencia, se querrá eliminar las carreras humanistas [poco lucrativas], pero sin las cuales ya no se podría hablar de Universidad, sino de Instituto. Entonces, mantienen en su mínimo a estas carreras, para no perder el grado de universidad, sin el cual no podrían cobrar igual. Hay una calaña antigua que corroe la universidad: empleados [profesores, directivas, administrativos], que roban el salario que devengan del Estado, por eso, no la liquidan [una gallina que pone huevos de oro]; mas, junto a ellos, hay personas honestas que son las que han mantenido el nivel del conocimiento, [email protected] son los responsable de su prestigio.
Jue, 2013-11-21 22:08
@ANX ¡Gracias por contestar! A esto me refiero por la fama: la UNal no es hoy por hoy el sitio de avanzada del desarrollo social del país que alguna vez alcanzó a ser. Hace mucho, MUCHÍSIMO tiempo en la Ciudad Blanca lo que se respira es endogamia y ostracismo. En las carreras de Artes Liberales (p.e.) eso es lo que pasa: del Conservatorio para afuera, es selva. O si salen, es para becas y cargos. Pero, ¿las instalaciones, la depuración de planta, la noción de lo público? Naaada. Y así con varias cosas. Es una moda hoy por hoy aplicar a cursos en la UNal: me encanta que entren. Pero se cierran ahí. Las bellezas que afirman muchos de los estudiantes de plásticas sobre los temas sociales son de irresponsabilidad temeraria y cinismo comprado... los más, poca experiencia de campo han desarrollado con lo que no sea la burbuja de la academia. Así que, vamos. Tal vez no sea agradable, tal vez hayan factores de presupuesto, pero no se puede negar que son víctimas de su propio invento.
Mar, 2013-11-19 20:52
Ingresé como estudiante de la Universidad Nacional en Bogotá hace 23 años. En ese entonces no tenía claridad sobre mi vocación. Me retiré. Cuando deseé retornar, no pude hacerlo, los estatutos no permitían estudiar otro pregrado sino pasados 10 años desde el primer ingreso. Mantuve viva mi ilusión. Hoy, he conseguido regresar a la Universidad Nacional en Bogotá, como estudiante de un postgrado, sintiendo alegría por hacerlo; mas, la realidad no se parece a lo que soñé. Es muy triste decir "es lo que hay": costos semejantes a los de la universidad privada [en algunos casos más elevados], edificios ruinosos que como enfermos van cayendo, el campus invadido -por usuarios que pagan- en los escenarios deportivos y culturales que antaño fueron gratuitos -o casi-, empleados que vegetan robando su salario devengado al Estado mediante la Universidad... Sé que no soy el único, que ve morir este sueño, y que hay quienes ya no podrán llegar a tenerlo.
Mar, 2013-11-19 15:40
El Estado prefiere dejar caer la Universidad Pública. Existen los comentarios generalizados que esto hace parte de la estrategia de Renovación Urbana y se dice que se pretende sacar la ciudad universitaria a las afueras de Bogotá para generar un espacio de expansión urbana en esa zona, tan apetecida por constructores como Sarmiento Angulo. O sea, se prefiere decir que es mejor construir la Ciudad Universitaria a las afueras de Bogotá que tratar de mantener algo que se ha llamado eufemísticamente, "bien de interés cultural". Si las cosas siguen así, entonces dentro de unos lustros podremos decir que allá se tendrá la Ciudadela Sarmiento Angulo. Para más información sobre la situación de la UN: “La ministra no es consciente de lo que pasa en la U Nal” http://bit.ly/1bXYov5
Mié, 2013-11-20 18:43
¿Violencia y caos? Cae en una falacia de generalización al decir que el actuar de unos grupos responde a las consecuencias generales de la existencia de las 3 universidades. A ver si aprendemos dialéctica.
Jue, 2013-11-21 06:43
Rigor es que toda generalización es falsa, señor Schrodinger, si no lo es el en el mundo de las partículas donde ni siquiera se puede determinar la posición y la cantidad de movimiento simultaneamente y no puede tener certezas mucho menos puede hacer generalizaciones de lo que no es físico. Haciendo generalizaciones como las que usted hace sin tener en cuenta las "nuances", cae en un engaño lógico.
Mar, 2013-11-19 11:21
Creo que la sociedad colombiana no debe inmutarse con el estado de la Universidad nacional, cuando en el esquema de seguridad de un solo individuo llevamos gastados en tres años la suma de US 28 millones de dólares, en numeros redondos, porque al año la seguridad de uribe vélez en pesos colombianos nos vale 15 mil 347 millones. Con esas cifras, que importa que el sistema hospitalario sea de muerte, la universidad pública se caiga a pedacitos o que el estado gaste semejante platal en la seguridad del austere uribe vélez
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Febrero 5, 2016 - 12:21
0
5307

María Victoria Calle será la nueva presidenta de la Corte Constitucional. Y lo será un poco a regañadientes porque ya le había tocado asumir este cargo durante casi todo el año pasado después de que el polémico magistrado Jorge Pretelt se hubiera visto obligado a renunciar a la presidencia y no quería serlo ya en propiedad durante un año más.

Pero le tocó porque si no aceptaba se daba una situación muy complicada: como los presidentes se van eligiendo en orden alfabético, el siguiente en la línea era el magistrado Luis Guillermo Guerrero.

Esto, en principio, no representaría un problema si no fuera porque su vicepresidente sería el también polémico magistrado Alberto Rojas, cuya permanencia en la Corte, como contó La Silla, tiene que ser decidido por la sala plena en las próximas semanas salvo que la nueva presidente lo engavete.  

Si no era Rojas, la siguiente en la lista sería la magistrada Gloria Ortiz. El problema de Ortiz es que es sobrina política del magistrado Guerrero, con lo cual la dupla directiva de la Corte quedaría entre parientes.

Ante tanto enredo, Calle tuvo que aceptar la presidencia.

Con esa decisión a regañadientes, Calle volverá a ser una de las encargadas de armar el Consejo de Gobierno Judicial, la nueva junta directiva de la Rama que creó la reforma de Equilibrio de Poderes y que debe definir la creación o eliminación de juzgados o el presupuesto de la justicia.

El año pasado ella participó, junto con los ex presidentes del Consejo de Estado (Luis Rafael Vergara) y de la Corte Suprema (Leonidas Bustos), en el fallido proceso para armar ese nuevo Consejo, que hundió el Consejo de Estado por varias irregularidades.

Viernes, Febrero 5, 2016 - 00:27
0
6542

Luego de una campaña que estuvo marcada por denuncias de “ríos de dinero”, el golpe para la mayoría de los que se quemaron en las urnas fue de grandes proporciones. La Silla buscó a los excandidatos a los principales cargos en los dos santanderes y se encontró con que los aterrizajes dieron para todo: mientras que unos cayeron de pie en los nuevos gobiernos, otros se reencaucharon en  el sector privado y retomaron negocios familiares, y algunos empezaron a prepararse para la nueva contienda electoral.

En Santander

Iván Aguilar: Después de haber abandonado su campaña propia por la Gobernación de Santander tras un fallo del CNE que lo sacó del juego electoral por doble militancia, y de haberse sumado a la aspiración de Didier Tavera,  Iván Aguilar aterrizó en el equipo de asesores del nuevo mandatario. Aguilar va a ser el enlace entre la administración y el Instituto para el Desarrollo de Santander, Idesan.

Carlos Fernando Sánchez: El excandidato a la Gobernación de Santander apadrinado por el parapolítico Hugo Aguilar, quien quedó en el último lugar en votación, llegó a la  Fundación Cardiovascular como coordinador de proyectos. El aterrizaje lo dejó en la dirección de todos los planes de expansión que tiene esa entidad, una de las más poderosas de la salud en el país, y que incluye la construcción de los hospitales internacionales. No tiene planes de volver a la política.

Leonidas Gómez: El candidato independiente Leonidas Gómez no paró la campaña después de elecciones y continuó con su movimiento Dignidad Santandereana. Aunque desde que inició el 2016 ya no se está moviendo tanto, retomó su columna en Vanguardia Liberal y fue ubicado en la edición de los domingos. Algunos de los que lo acompañaron en su aspiración aterrizaron en puestos públicos en la Alcaldía de Bucaramanga. Gómez está planeando su aspiración para 2019.

Holger Díaz: El excandidato a la Gobernación de Santander que se impulsó con el apoyo del círculo de poder del exgobernador de Santander Richard Aguilar Villa, volvió al sector privado y en una empresa que montó con su suegro está desarrollando proyectos, según le dijo a La Silla, sobre investigación en salud.  Díaz también volvió a la academia e inició una maestría en neurolingüística. No piensa volver a la política por ahora.

Carlos Ibáñez:  Luego de ser candidato del Partido Liberal, y según las encuestas, el más opcionado para llegar a la Alcaldía de Bucaramanga, Ibáñez se retiró de la política activa y volvió a ejercer como  abogado. Según le dijo a La Silla, está adelantando consultorías y se convertiría en docente . No obstante, no está completamente apartado del escenario político y señaló que por ahora “está mirando los toros desde la barrera”. Tras su derrota, su hija, Juanita Ibáñez, fue nombrada como asesora del despacho del gobernador de Santander, Didier Tavera.

Sergio Isnardo Muñoz: El excandidato a la Alcaldía que buscó el aval de diferentes partidos  y finalmente aterrizó en el Mais, volvió al sector público y cayó en la Gobernación de Santander como secretario de Planeación, cargo que había abandonado para hacer su campaña. Las volteretas de Muñoz en los partidos dieron para tanto, que como ya lo había contado La Silla, llegó al gabinete de Didier Tavera como cuota del representante  a la Cámara Liberal, Miguel Ángel Pinto, quien aspira a lanzarlo en las elecciones de 2019 como el candidato de los rojos a la Alcaldía de Bucaramanga.

Jhan Carlos Alvernia: Aunque perdió las elecciones, Jhan Carlos Alvernia no abandonó la política y como presidente del Partido de La U en Bucaramanga sigue reuniéndose con ediles y líderes políticos. A través de sus redes sociales está comentando sobre hechos de la ciudad. Alvernia también volvió al sector privado en las empresas de su familia, que como ya lo contó La Silla en alianza con la Unidad Investigativa de Vanguardia Liberal,  están relacionadas con la contratación de personal en hospitales a través de figuras cuestionadas.  También inició una maestría en Desarrollo Sostenible y medio ambiente.

Jaime Vargas: El hermano de Fernando Vargas, exalcalde de Bucaramanga destituido por la Procuraduría en 2011, quien arrancó su campaña con el aval de la ASI y se retiró a mitad de camino para unirse a la aspiración de Ibáñez,  regresó a la Universidad de Santander ( UDES) como director de investigación y consultoría. Esa institución educativa es de propiedad de su hermano y en ella ha trabajado por más de 10 años.

Celestino Mojica: Otro de los candidatos que se retiró a mitad de la carrera por la alcaldía de Bucaramanga fue Celestino Mojica, quien renunció a su aspiración para unirse a la candidatura de Jhan Carlos Alvernia como su jefe de campaña. Después de quemarse en las elecciones Mojica continúo como Vicepresidente Nacional de Opción Ciudadana y volvió a litigar. 

En Norte de Santander

Milla Patricia Romero Soto: La candidata de Álvaro Uribe Vélez a la Gobernación de Norte de Santander, Milla Patricia Romero, se desempeña como directora del partido Centro Democrático en el departamento.

Judith Maldonado Mojica: La sorpresa de las elecciones en Norte de Santander por cuenta de la inesperada votación que alcanzó (78 mil votos), Judith Maldonado Mojica, se encuentra de gira por el departamento de Norte de Santander en reuniones de agradecimiento. Así lo ha hecho evidente en sus redes sociales con videos, fotos e invitaciones a dichas reuniones en diferentes municipios, en las que también hace alusión a la Corporación Construyendo Poder, Democracia y Paz.

Jorge Enrique Acevedo Peñaloza: Aunque su esposa está librando la batalla con el Concejo de Cúcuta por la Contraloría, Jorge Acevedo, quien obtuvo la segunda votación en Cúcuta, le dijo a La Silla que por el momento no se encuentra vinculado a la función pública y que está trabajando en una firma de ingeniería  en la que licita con el Estado en proyectos que tienen ejecución fuera de Norte de Santander. También aseguró que su aspiración política sigue en pie y se lanzará nuevamente a la Alcaldía en cuatro años.

Carlos Eduardo Luna Romero:  Luego de liderar la campaña liberal por la Alcaldía de Cúcuta, que entre todas fue la que más respaldos de congresistas tuvo, Carlos Luna volvió a la Cámara de Comercio de Cúcuta, esta vez como presidente ejecutivo. Tal y como contó La Silla, diferentes sectores políticos de la ciudad aseguran que en su elección pesó el respaldo de los Cristo, aún cuando existen cuestionamientos porque Luna no tiene título profesional.

Jairo Humberto Cristo Correa: El excandidato del partido ASI, Jairo Cristo le dijo a La Silla que además de estar terminando un doctorado en Gestión Pública y Política Social en la Universidad de Baja California, está asesorando a algunos municipios del departamento (no precisó cuáles) para la presentación de proyectos pero sin ningún tipo de contrato oficial.

Wilfredo Grajales Rosas: Luego de que la candidatura del sacerdote Wilfredo Grajales fue rechazada por el partido Alianza Verde (el cual él mismo fundó en Norte de Santander) y el Mais la acogiera, los 7 mil votos que obtuvo lo dejaron en el quinto lugar en la carrera por la Alcaldía de Cúcuta. Sin embargo fue el primero de los candidatos quemados en Norte de Santander que cayó parado: Enrique Peñalosa lo nombró como director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud, Idipron en Bogotá.

Rafael Humberto Romero Moreno: Aunque no pudimos hablar con el excandidato a la Alcaldía de Cúcuta por la Unión Patriótica, varias fuentes aseguraron que volvió a desempeñarse como docente universitario en la Universidad Libre en Cúcuta.

 

 

Jueves, Febrero 4, 2016 - 15:37
0
2723

Con la salida hoy de Carlos Coronado de la gerencia de Transcaribe, el alcalde de Cartagena Manolo Duque se quita un peso de encima porque la permanencia del funcionario se le había vuelto un problema. Las últimas semanas, los concesionarios del sistema masivo le reclamaban al mandatario que actuara para que se diera un cambio en la gerencia. Sin embargo, Manolo la tenía cuesta arriba porque esa decisión no dependía exclusivamente de él sino de la junta directiva de Transcaribe.

La junta sesionó hoy en Cartagena, entre las 11 de la mañana y las tres de la tarde, con la presencia de la ministra de Transporte Natalia Abello, para evaluar lo que le hace falta al sistema para el inicio de su operación comercial. 

Durante la última hora de junta, los cinco miembros (dos por la Alcaldía, incluido el alcalde, y tres por el Gobierno Nacional, entre ellos la Ministra) debatieron sobre la permanencia de Coronado, quien al mediodía les había entregado su carta de renuncia. Lo hizo un día después de que los concejales le pidieran que se apartara del cargo, especialmente porque los dejó plantados en el debate de control político al que lo habían citado. 

A eso se suma que, mientras la junta sesionaba, a las afueras de la Alcaldía los transportadores hacían un plantón para pedir un nuevo gerente. Manifestaron que Coronado nunca fue lo suficientemente claro con ellos sobre los recursos de la chatarrización, por lo que no sienten que estén dadas las condiciones para sacar sus buses de las calles cartageneras y entregárselos a Transcaribe para que los vuelva chatarra.

La Silla supo que el alcalde Duque aprovechó esa coyuntura para argumentar ante los otros cuatro miembros de la junta que la permanencia de Coronado era insostenible. Decidida la salida del funcionario, ahora Transcaribe deberá citar a una reunión extraordinaria, en menos de dos semanas, para elegir al nuevo gerente.  

Como contó La Caribe, Coronado llegó a ese puesto designado por el entonces alcalde Dionisio Vélez, aliado del mandatario barranquillero Alejandro Char y del vicepresidente Germán Vargas Lleras. Y aunque desde el comienzo se dijo que su estadía en la gerencia sería temporal, mientras la junta directiva escogía al gerente en propiedad, Coronado había manifestado en privado su interés de ser el titular, le dijeron dos fuentes de Cartagena a La Caribe. 

Páginas