Menú principal

Viernes Enero 28, 2022

?     

El derrumbe de Universidad Nacional será tema a partir de ahora de un debate de control político en el Congreso. Derrumbe, no en sentido figurado, sino literal.

De los 152 edificios de la universidad, 26 están en estado de vulnerabilidad. Uno de cada cinco edificios está por caerse, según la información en la cual basarán su debate de control político a la ministra de Educación María Fernanda Campo los representantes Ángela María Robledo y Carlos Eduardo Amaya, que harán esta mañana.

El ala sur del edificio de Cine está cerrado; el techo de la facultad de Derecho está desbaratado; el edificio de la facultad de Arquitectura está convertido en un depósito; el edificio de Enfermería está cerrado.

La Silla Vacía està cubriendo en vivo este debate por la importancia que tiene esta universidad para el país. Lo pueden seguir acá o en Twitter en nuestra cuenta @lasillaenvivo.

 

  

   

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-11-20 18:32
Si se inventaron el 4 por mil para apalancar la banca, la desvergonzadamente rica banca de un país pobre, en donde los que no tenemos tuvimos que darle más a los que si tenían, porque carajos no trasladan este impuesto, a mejorar la infraestructura de la educación pública? Creo que lo pagaríamos con más gusto si fuera para este fin.
Mié, 2013-11-20 15:54
La Universidad Nacional hoy vive de su fama. Curiosamente, los mismos que más alegan que le da la espalda al país otra universidad [Los Andes], son los primeros en darle la espalda a la UNal. Poca conciencia de lo público, como decía Garzón: "claro porque, ¡como esto no es mío!". Patético.
Jue, 2013-11-21 20:47
Error: La Nacional conserva su prestigio académico, las cifras hablan. Pasa que, estando forzada a autofinanciarse por la disminución presupuestal, baja también de nivel académico; al recargar de trabajo a su planta docente, en lugar de ampliarla. Esto responde a la lógica neoliberal donde se valora la rentabilidad y no el conocimiento en general. De seguir la tendencia, se querrá eliminar las carreras humanistas [poco lucrativas], pero sin las cuales ya no se podría hablar de Universidad, sino de Instituto. Entonces, mantienen en su mínimo a estas carreras, para no perder el grado de universidad, sin el cual no podrían cobrar igual. Hay una calaña antigua que corroe la universidad: empleados [profesores, directivas, administrativos], que roban el salario que devengan del Estado, por eso, no la liquidan [una gallina que pone huevos de oro]; mas, junto a ellos, hay personas honestas que son las que han mantenido el nivel del conocimiento, [email protected] son los responsable de su prestigio.
Jue, 2013-11-21 22:08
@ANX ¡Gracias por contestar! A esto me refiero por la fama: la UNal no es hoy por hoy el sitio de avanzada del desarrollo social del país que alguna vez alcanzó a ser. Hace mucho, MUCHÍSIMO tiempo en la Ciudad Blanca lo que se respira es endogamia y ostracismo. En las carreras de Artes Liberales (p.e.) eso es lo que pasa: del Conservatorio para afuera, es selva. O si salen, es para becas y cargos. Pero, ¿las instalaciones, la depuración de planta, la noción de lo público? Naaada. Y así con varias cosas. Es una moda hoy por hoy aplicar a cursos en la UNal: me encanta que entren. Pero se cierran ahí. Las bellezas que afirman muchos de los estudiantes de plásticas sobre los temas sociales son de irresponsabilidad temeraria y cinismo comprado... los más, poca experiencia de campo han desarrollado con lo que no sea la burbuja de la academia. Así que, vamos. Tal vez no sea agradable, tal vez hayan factores de presupuesto, pero no se puede negar que son víctimas de su propio invento.
Mar, 2013-11-19 20:52
Ingresé como estudiante de la Universidad Nacional en Bogotá hace 23 años. En ese entonces no tenía claridad sobre mi vocación. Me retiré. Cuando deseé retornar, no pude hacerlo, los estatutos no permitían estudiar otro pregrado sino pasados 10 años desde el primer ingreso. Mantuve viva mi ilusión. Hoy, he conseguido regresar a la Universidad Nacional en Bogotá, como estudiante de un postgrado, sintiendo alegría por hacerlo; mas, la realidad no se parece a lo que soñé. Es muy triste decir "es lo que hay": costos semejantes a los de la universidad privada [en algunos casos más elevados], edificios ruinosos que como enfermos van cayendo, el campus invadido -por usuarios que pagan- en los escenarios deportivos y culturales que antaño fueron gratuitos -o casi-, empleados que vegetan robando su salario devengado al Estado mediante la Universidad... Sé que no soy el único, que ve morir este sueño, y que hay quienes ya no podrán llegar a tenerlo.
Mar, 2013-11-19 15:40
El Estado prefiere dejar caer la Universidad Pública. Existen los comentarios generalizados que esto hace parte de la estrategia de Renovación Urbana y se dice que se pretende sacar la ciudad universitaria a las afueras de Bogotá para generar un espacio de expansión urbana en esa zona, tan apetecida por constructores como Sarmiento Angulo. O sea, se prefiere decir que es mejor construir la Ciudad Universitaria a las afueras de Bogotá que tratar de mantener algo que se ha llamado eufemísticamente, "bien de interés cultural". Si las cosas siguen así, entonces dentro de unos lustros podremos decir que allá se tendrá la Ciudadela Sarmiento Angulo. Para más información sobre la situación de la UN: “La ministra no es consciente de lo que pasa en la U Nal” http://bit.ly/1bXYov5
Mié, 2013-11-20 18:43
¿Violencia y caos? Cae en una falacia de generalización al decir que el actuar de unos grupos responde a las consecuencias generales de la existencia de las 3 universidades. A ver si aprendemos dialéctica.
Jue, 2013-11-21 06:43
Rigor es que toda generalización es falsa, señor Schrodinger, si no lo es el en el mundo de las partículas donde ni siquiera se puede determinar la posición y la cantidad de movimiento simultaneamente y no puede tener certezas mucho menos puede hacer generalizaciones de lo que no es físico. Haciendo generalizaciones como las que usted hace sin tener en cuenta las "nuances", cae en un engaño lógico.
Mar, 2013-11-19 11:21
Creo que la sociedad colombiana no debe inmutarse con el estado de la Universidad nacional, cuando en el esquema de seguridad de un solo individuo llevamos gastados en tres años la suma de US 28 millones de dólares, en numeros redondos, porque al año la seguridad de uribe vélez en pesos colombianos nos vale 15 mil 347 millones. Con esas cifras, que importa que el sistema hospitalario sea de muerte, la universidad pública se caiga a pedacitos o que el estado gaste semejante platal en la seguridad del austere uribe vélez
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Jueves, Enero 28, 2016 - 15:16
1
10198

El Consejo Superior de la Judicatura acaba de desactivar el riesgo de que quede paralizada la administración de la Rama Judicial, al elegir a la ex Fiscal General y ex secretaria General de Gustavo Petro, Martha Lucía Zamora, y al ex Auditor General Iván Darío Gómez (ambos de origen liberal) como magistrados de la Sala Administrativa.

Esa Sala sigue siendo la que define el presupuesto de la Rama, arma las listas de las que se eligen los magistrados, crea y suprime juzgados, a pesar de que la reforma de Equilibrio de Poderes la eliminó, porque nada que se puede conformar el Consejo de Gobierno Judicial para reemplazarla: como el Consejo de Estado tumbó casi todo lo que hicieron los presidentes de las Altas Cortes el año pasado para crearlo, la Sala Administrativa seguirá funcionando, seguramente hasta fines de año.

El lío es que se iba a paralizar en marzo, pues en ese momento termina su período uno de sus magistrados actuales, Ricardo Monroy Church. Como la sala necesita cuatro votos para tomar cualquier decisión, los tres restantes no iban a poder definir nada.

La decisión la tomó la Sala Plena del Consejo Superior por nueve votos contra dos (se opusieron Édgar Carlos Sanabria y Monroy Church, los dos de la Administrativa). También para evitar que se paralice decidieron ratificar los cuatro encargos de la Disciplinaria y eligieron de presidente a Pedro Agustín Suárez, de la Administrativa, y como vicepresidente a Julia Emma Garzón, de la Disciplinaria.

Jueves, Enero 28, 2016 - 13:44
0
3506

A la polémica que se desató por cuenta del proceso de elección del contralor en Floridablanca, que finalmente fue anulado por orden de una jueza de ese municipio, se sumó una nueva denuncia contra los integrantes de la anterior mesa directiva del Concejo.

Luego de que se conociera que Servitem (la empresa contratada para adelantar la convocatoria) no era idónea para preseleccionar a los candidatos, y de que se hiciera público que dos de los aspirantes que se colaron en la terna tenían vínculos familiares, la veedora Laura Yaneth Ardila denunció ante la Fiscalía y la Procuraduría a tres exconcejales por presuntas irregularidades en la fallida convocatoria.  

Se trata de Heriberto Vera Pedraza, Reynaldo Flórez Villamil y Salvador Molina Saavedra, a quienes Ardila señaló de no acatar la orden de suspensión que había sido ordenada por el juzgado pese a que, según la veedora, la conocían.

Los hechos se remiten al 31 de diciembre, día en el que pese a que se suspendió la convocatoria de contralor, la mesa directiva publicó la resolución que daba a conocer la terna.

Adicionalmente, Ardila señaló en su denuncia que el entonces presidente del Concejo, Heriberto Vera, habría presentado la contestación a la tutela que suspendió el proceso el 4 de enero de este año, fecha para la que ya no era concejal y en la que había perdido la facultad de pronunciarse en ese caso.

Al respecto el exconcejal le dijo a La Silla que si bien la contestación fue radicada hasta el 4 de enero, él la firmó el 31 de diciembre, día para el que todavía ejercía funciones como concejal.

“La entregué al mensajero a las 3 de la tarde (el 31 de diciembre) pero él no la alcanzó a radicar porque el juzgado estaba cerrado y le tocó hasta el lunes, 4 de enero. Pero en el Concejo está la prueba de que yo mandé al mensajero con eso el mismo 31”, indicó.

Jueves, Enero 28, 2016 - 12:55
12
11299

Desde que salió la última edición de la revista Semana, algunos uribistas han usado la foto del artículo "Tolima Grande: los poderosos de la justicia" para reforzar su idea de que la justicia está bajo las garras comunistas. La Silla averiguó de quién es el cuadro y encontró que es del dueño de Semana, Felipe López.

López compró el cuadro de gran formato de la revolución rusa, que protagoniza Lenin y en el que también aparecen Stalin y Trotsky, en una subasta en París y es el que adorna de pared a pared el comedor de su oficina. 

"Cuando se firme en La Habana, alguien tiene que hacer un almuerzo para el posconflicto con Iván Márquez y Timochenko," dice con su tradicional sentido del humor. "Yo quiero tener algo que los haga sentir cómodos". 

Así, resulta que el cuadro delante del cual aparecen fotografiados los presidentes del Consejo de Estado, Danilo Rojas y de la Corte Suprema, Leonidas Bustos;  el Ministro de Justicia, Yesid Reyes, y el Fiscal General Eduardo Montealegre, es del último bolchevique que queda en la élite bogotana.

Páginas