Menú principal

Viernes Abril 03, 2020

Aunque la medalla José Ignacio de Márquez, que es la condecoración más importante de la Rama Judicial, se entrega por “la contribución al enriquecimiento de la jurisprudencia al prestigio de la administración de justicia”, este año se la ganaron en su máxima categoría dos de los responsables de que la Rama ande en un caos gerencial.

Los presidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos, y del Consejo de Estado, Luis Rafael Vergara, fueron elegidos por las salas plenas de sus cortes (que son las que deciden los ganadores) para obtener la medalla en la categoría oro, la más alta.

Esa elección se explica porque en esa categoría solo pueden ser designados magistrados de las Altas Cortes y la tradición es que se la ganen los presidentes de todas ellas.

Esta vez la Constitucional no se la entregó a nadie porque su presidente, Jorge Pretelt, no está actuando como tal. Además, la Cámara de Representante lo acaba de acusar ante el Senado por el escándalo de Fidupetrol. Y la Sala Plena decidió tampoco dársela ni a María Victoria Calle, la presidente encargada

Calle, junto con Vergara y Bustos, ha liderado el proceso para conformar el nuevo Consejo de Gobierno Judicial. Los tres, y sobre todo Bustos, han llevado ese proceso de tal forma que hoy el nuevo Consejo está paralizado y la Rama sale a vacaciones sin gerente. Pero, eso sí, no se queda sin medalla.

Perfiles relacionados: 
José Leonidas Bustos Martínez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2015-12-22 07:43
Yo te elijo, tú me eliges, yo te elogio, tú me elogias. El título de "honorables" aplicado al que llega a una posición comprando y debiendo favores es una farsa que disuena en un mundo que pretende haber salido del feudalismo. ¡Ah patria nuestra!!!
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Sábado, Marzo 7, 2009 - 14:14
0
9984

Tan solo un día después de terminar su período como magistrado de la Corte Constitucional, Jaime Araújo anunció en su blog que se lanzará como candidato a la Presidencia de Colombia. Los que lo conocen no se sorprendieron pues nunca ocultó en sus fallos sus inclinaciones de político.

Páginas