Menú principal

Viernes Diciembre 03, 2021

El paro de hoy adquirió una nueva connotación una vez se volvió urbana, mostrando su cara más oscura.

En Bogotá varios sindicatos y centrales obreras marcharon, junto con campesinos de Usme y estudiantes de la Mane. Pero la marcha terminó convertida, en varios lugares y momentos, en una batalla entre encapuchados y policías. Hubo actos de vandalismo por parte de varios manifestantes. Vidrios rotos, bancos y restaurantes saqueados, calles sucias y repletas de grafitis y hasta manifestantes gravemente heridos fue el saldo de esta jornada de protesta.

En Medellín el panorama no fue muy diferente. Aunque la marcha en apoyo al paro transcurrió con normalidad, finalizando la jornada varios manifestantes se enfrentaron con la fuerza pública y el Esmad agredió a varios periodistas. Los fotoreporteros no estaban mezclados con los protestantes, no estaban en medio de los distrubios. Sin embargo, un grupo de varios periodistas que se desplazaban hacia una zona en la que se estaban registrando disturbios, fueron directamente atacados por el Esmad. Varios terminaron heridos.

Estas son las imágenes que capturó La Silla Vacía de ese lado oscuro de la protesta.

x
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Las marchas fueron muy grandes, e inicialmente tranquilas. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    En Bogotá, los manifestantes dejaron graffitis, como es usual. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Así quedaron algunas vitrinas por los graffitis. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Algunos manifestantes empezaron a taparse las caras y romper vitrinas. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Pero las marchas superaron los graffitis y terminaron con jóvenes de cara tapada lanzando piedras. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    El Esmad, como es usual, apareció y terminó enfrentádo a los manifestantes más violentos. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Tanquetas, gases lacrimógenos y chorros de agua marcaron los choques. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Además del Esmad, llegaron escuadrones de policías en moto. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Un policía se lleva a un joven. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Al final, algunas zonas parecían campos después de la batalla. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Las tanquetas se quedaron custodiando lugares después de los choques. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    El Esmad tampoco se fue después de los primeros desórdenes. De hecho, hubo varios momentos de choques. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Así terminaron los alrededores de la Plaza de Bolívar. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Y también resultaron afectados locales comerciales, especialmente sedes bancarias. Foto: Juan Pablo Pino
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Varios de los graffitis fueron contra los bancos. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Miembros de la estación de policía la Candelaria, bajo el mando del Mayor Andres Segura, agredieron a los medios verbalmente luego pasaron a los golpes, disparos de granadas aturdidoras y gases lacrimogenos para impedir el trabajo de la prensa.. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Durante las manifestaciones, varios periodistas resultaron heridos victimas de los abusos de la policía y el ESMAD. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    No aparece en imágenes pero Alejandro Farias, enviado especial de la agencia alemana de prensa DPA, quedó tumbado por varios minutos en el piso después de que un miembro del ESMAD arrojara una granada aturdidora justo en el lugar en el que estaba el periodista. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    La tensión fue creciendo. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Numerosos grupos del ESMAD patruyaron las calles de Medellín disparando gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento contra grupos de periodistas y población civil. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Esteban Vanegas, fotógrafo de El Colombiano, identificado además con un chaleco de prensa fue agredido por unidades de la policía que intentaron impedir su trabajo. Los periodistas nos vimos rodeados de miembros de la policía en varias ocasiones. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Andrew Calle fue alcanzado por una proyectil de gas lacrimógeno que impactó en su rostro dejandolo inconsciente.Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Oscar Montoya, camarografo de hora 13 fue golpeado brutalmente con un baston policial que rompió su cabeza.. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    Bayron Garcia Correa de Caracol tv (foto con tapabocas) también fué golpeado por la policía mientras intentaba curbir las manifestaciones.. Foto: Federico Ríos
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    ¿Hubo una intención de la Policía de atacar a los periodistas para evitar que informaran?
  • interactive_pictures-field_interactive_pictures
    El mayor Andrés Segura discute con el fotógrafo Luis Eduardo Noriega de la Agencia EFE, después de que otros miembros del ESMAD golpearon al periodista en cercanías de la estación de policía. El mayor Segura intentó detener el cubrimiento de los medios gritando que debíamos apuntar las cámaras hacia el otro lado. Foto: Federico Ríos
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2013-09-01 20:45
Patruyaron????? :s
Sáb, 2013-08-31 10:03
No estoy de acuerdo con la forma en que se refieren a los ataques que presuntamente el ESMAD realizo a algunos periodistas, no estuve alli por supuesto, pero para referirse a este tema se debe profundizar. Lo que me imagino que sucedio es que los periodistas estaban donde no debian, y los Policias en un momento de defensa no tienen tiempo de pensar, y mucho menos de preguntar, hola Señor es Usted periodista?
Lun, 2013-09-02 00:52
Esta es la opinion mas @^%$&^#@ que he leido, aparte de las del Troll (gatonoseque miercoles),.."los periodistas estaban donde no debian"?....por favor, extrema incongruencia!!!,..y los policias "en momento de defensa"?.... "no tienen tiempo de pensar"?....no puedo creer que en pleno siglo 21 alguien pueda "pensar" asi.
Dom, 2013-09-01 13:53
Los ven con cámaras, tomando fotografías de los hechos, además los policías no estaban "defendiéndose", estaban atacando.
Dom, 2013-09-01 13:55
"Esteban Vanegas, fotógrafo de El Colombiano, identificado además con un chaleco de prensa fue agredido por unidades de la policía que intentaron impedir su trabajo. Los periodistas nos vimos rodeados de miembros de la policía en varias ocasiones." Una de las fotografías.
Vie, 2013-08-30 22:16
En las tomas generales de tv se vio a los periodistas en medio de la policía y los vándalos, no se puede acusar a la fuerza pública por cumplir su deber de proteger las propiedades de los hechos vandalicos, porque los manifestantes de verdad no estaban cubiertos y no fueron violentos; estos jóvenes se cubren precisamente porque ya saben a lo que van a causar destrozos y a robar los comercios, estos no son los campesinos, ni las personas que apoyan el paro agrario.
Vie, 2013-08-30 22:05
Estuve en la plaza de Bolívar apoyando un PARO PACIFICO, sin embargo en algún momento un grupo de no mas de 15 Vándalos y Desadaptados (incontrolables que no escuchaban razones para mantener una movilización pacifica) perjudicaron la imagen de esta movilización y la convirtieron en disturbios solo por deporte, minutos después me vi envuelto en una nube de lacrimógeno.
Vie, 2013-08-30 12:17
Las Farc, las Farc, las Farc, ehhhhhhhhhhhhhhh está en todo las Farc?, entonces quien maneja el País?,que nos aclaren esto. De nada sirve ,cerrojos, alarmas y vigilantes en la puerta cuando el "ladrón" está dentro de la casa,no estarán buscando el "ahogado" rio arriba?.
Vie, 2013-08-30 12:06
El Gobierno está pelando el cobre rápidamente. Lo delicado de la situación es que se olvide que este es un ACUMULADO de problemas: no es responsabilidad directa de J.M. Santos, no es solo Uribe Vélez. Tiene que ver con cómo se sueña un país. Respecto a la Policía... bueno, ya con todas las cámaras que han mostrado su lado más violento, la noción de "democracia" (¡POR FIN!) a algunas personas les queda un poco más cortada a la escala que es: no es tan amplia ni tan sólida como se han imaginado. Bien. Ahora, podemos empezar a madurar. :)
Vie, 2013-08-30 11:56
La militarización de Bogotá demuestra el MIEDO del gobierno. Reprimir, es lo único que saben hacer bien, y es para lo que menos neuronas se necesitan
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Febrero 24, 2016 - 00:23
0
6640

En medio de versiones confusas, el hoy director de Gestión Riesgo de Santander y copresidente del Centro Democrático en el departamento, Ramón Ramírez, ha salido a defender la nota de Caracol Noticias en la que lo señalan de recibir más de $60 millones como miembro de la Unidad de Trabajo Legislativo del Senador Alfredo Ramos sin trabajar en ella. 

Primero dijo que durante todo el año pasado sí había continuado haciendo las labores por las que le pagaron legalmente desde agosto de 2014 (luego de su fallida candidatura a la Cámara) a enero de 2015 (fecha en la que le pidireron la renuncia, según las declaraciones del mismo senador Ramos, por malo); luego dijo que estaba trabajando para todo el Centro Democrático y no solo para el senador Ramos y completó diciendo que despachaba desde Santander. 

Ramírez  fue elegido en mayo de 2015, en la víspera del arranque de la campaña electoral de ese año, como copresidente del Centro Democrático, y pese a que al menos en el papel era funcionario público, participó activamente de todas las campañas a las que se sumó ese partido, incluida la de Didier Tavera, quien como contraprestación lo nombró en el cargo que hoy tiene.

Sin embargo, Ramírez, por estar cobrando salario en el Congreso como UTL, no podía hacer campaña política. Es decir, además de responder por haberse quedado con un salario que presuntamente no debía, (en eso coinciden desde el Senador, hasta la Oficina de Control Interno del Congreso que remitió la investigación a la Contraloría), la Procuraduría también podría entrar a mirarlo por participar en política y al mismo tiempo ser funcionario en el Congreso.

Sobre eso Ramírez también cambió la versión, y pese a que en toda la campaña el año pasado le dio declaraciones a medios en Santander, entre esos a La Silla, como copresidente del Centro Democrático, ahora dice que no hizo política; y las fotos en diferentes campañas se las atribuye a reuniones privadas.

En conversación con La Silla sobre su participación en política, se defendió preguntando si había dado algún discurso. Este medio encontró que sí lo hizo en un acto de adhesión de la campaña de Iván Aguilar (el entonces candidato del uribismo que fue sacado de la contienda por la Gobernación tras un fallo del CNE) a la de Didier Tavera.

Este es el primero de los nombramientos de Tavera que empieza a tambalear por presuntas irregularidades; falta ver si lo mantiene o si lo retira mientras los entes de control lo investigan. 

Ramón Ramírez (tercero de derecha a izquierda) durante la adhesión de una facción del Centro Democrático a la campaña liberal de Carlos Ibáñez por la Alcaldía de Bucaramanga. Foto tomada de redes sociales. 
Ramón Ramírez junto a candidatos al Concejo de Floridablanca en el cierre de campaña de Héctor Mantilla, en Floridablanca. Foto tomada de redes sociales.
Ramón Ramírez (primero de izquierda a derecha) junto a otros miembros de Centro Democrático en Santander y Danny Ramírez, alcalde de Piedecuesta. Foto tomada de redes sociales. 

 

Conversación de La Silla con Ramón Ramírez a través de whatsapp. 
Martes, Febrero 23, 2016 - 13:04
0
7879

Ayer, luego de varias reuniones, el ministro consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, terminó de ultimar detalles con el general Rafael Colón, de la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA), y llegaron a los 20 municipios de la primera fase de desminado para este año. La Silla conoció cuales son. Aquí está la lista.

Martes, Febrero 23, 2016 - 10:58
1
4215

Desde el 25 de enero, cuando la Corte Constitucional le reactivó una orden de captura por sus vínculos con los paramilitares, al médico zenú Pedro ‘el Indio’ Pestana no le han faltado las manifestaciones de apoyo entre los miembros de esa etnia indígena, en Córdoba y Sucre, donde los últimos 15 años ha construido su fortín político. Este fin de semana, los militantes de su grupo aprovecharon las corralejas que se celebraron en el municipio sucreño de San Antonio de Palmito, que hace parte del área de influencia del ‘Indio’, para expresarle su respaldo público.

En esa población del Golfo de Morrosquillo, algunos habitantes visten desde la semana pasada camisetas con el mensaje “De corazón soy pestanista y martinista”, en honor a Pestana y a su socio político Antonio Martínez Hernández, también indígena y requerido por la justicia por nexos con los paramilitares.

Ese apoyo “de corazón” se trasladó a las corralejas, que terminaron ayer. Allí los pestanistas y martinistas salieron al ruedo con pancartas en honor a los dos políticos prófugos, como lo muestran estas fotografías.

 

A Pestana y a su socio Martínez, el Tribunal Superior de Bogotá los condenó a seis años de prisión en 2009 porque en 2006 acordaron con el ex jefe paramilitar alias Don Antonio trabajar desde la etnia zenú a favor de las autodefensas. Pero, no han estado ni un solo día en prisión porque argumentaron haber pagado su condena en una cárcel indígena, en San Andrés de Sotavento. Ese argumento la Corte Constitucional lo dejó sin validez en enero pasado y de inmediato les ordenó a las autoridades la captura de ambos y su traslado a una cárcel ordinaria.

Como contó La Caribe, Pedro Pestana es un súper poder en Córdoba y Sucre porque ha consolidado una engrasada maquinaria electoral en los municipios de San Andrés de Sotavento, Chimá, Tuchín, Momil, Sampués y San Antonio de Palmito, gracias a la IPS Manexka, que fundó en 1998. Esa entidad le presta servicios de salud a unos 250 mil indígenas, quienes elección tras elección se convierten en potenciales votos para los candidatos respaldados por Pestana.

Pestana tiene hoy una curul en el Senado y otra en la Asamblea de Sucre, a través de sus hermanas Yamina y Ana, respectivamente; participación en el gabinete del gobernador de Sucre Edgar Martínez con la secretaria administrativa Acela Calderín, un diputado en Córdoba y la Alcaldía de Tuchín.

Páginas