Menú principal

Lunes Abril 19, 2021

?

Cuando todavía faltan ocho meses para las elecciones de octubre, varios concejales de Bogotá han anunciado que no van a buscar la reelección. Sin embargo, algunos de ellos tratarán de quedarse en el cabildo, así sea en cuerpo ajeno, apoyando a sus familiares.

Estos son los que se van y los que suenan para reemplazarlos porque por ahora los partidos no han entregado los avales:

Instrucciones: haga clic en las flechas para saber quién quiere llegar a reemplazar al Concejal que deja su curul.

LOS QUE SALEN

Liliana de Diago

La familia Diago, que hoy está en el concejo con Liliana de Diago por el partido de La U, ya tiene inscrita a su hija, Diana Diago en las listas del Centro Democrático al Concejo. Aunque ese partido todavía no le ha garantizado un cupo, si lo logra, -algo que se sabrá después de la convención uribista en abril- este sería la tercera persona con apellido Diago que aspira al cabildo. El primero fue Leo César Diago, concejal liberal entre 1998 y 2003 y quien estaba en el grupo político de Fernando Botero, el ex ministro de Defensa del expresidente Samper, condenado por el proceso 8.000. En el 2007, su esposa Liliana heredó su curul, pero cuando intentó repetir en el 2011 se quemó con 10.913 votos. Volvió al Concejo en octubre de 2013, cuando el ex concejal Andrés Camacho Casado renunció por el ‘Carrusel de Contratación’ en Bogotá. En el 2013, Julio Gómez también mencionó a la actual concejal, Liliana de Diago en el mismo escándalo.

 

Dario Fernando Cepeda

Otro de los concejales que por ahora no tiene muy claro si se va a lanzar o no para repetir la curul es Darío Fernando Cepeda, de Cambio Radical, otro de los mencionados en el ‘Cartel de Contratación’. Después de que su esposa Luz Marina Gordillo se lanzó el año pasado a la Cámara de Bogotá por el Partido Liberal y se quemó con 16.515 votos, el aval de Cambio para Cepeda está en entredicho. Sin embargo, cuatro fuentes distintas le confirmaron a La Silla que Gordillo se va a volver a lanzar, esta vez al Concejo y otra vez, por el liberalismo. Eso significaría un golpe para la lista de Cambio, cuyo mayor elector en 2011 fue Cepeda.

 

Germán García

García está en el concejo desde el año 2000, antes fue edil de la localidad de Engativá, donde tiene su fortín y es dueño junto con su familia de la Clínica Partenón. Su primo César es concejal de Cambio Radical desde 2011, pues la familia tuvo una división hace algunos años.

 

Orlando Santiesteban

Aunque todavía no es oficial si Javier va a reemplazar a su hermano Orlando Santiesteban, actual concejal del Polo, o si ambos se van a lanzar, el apellido Santiesteban quiere quedarse en el Concejo aunque desde polos opuestos. La familia Santiesteban tiene fortines políticos en Suba y en Engativá con el apoyo de las bases de maestros de los colegios privados de los que la familia es dueña. Orlando tiene una curul en el Concejo por el Polo desde el 2004 pero su reelección está en veremos porque hizo campaña abiertamente con Óscar Iván Zuluaga y el uribismo en las elecciones del año pasado y no es claro que el Polo le vuelva a dar el aval.

 

Severo Correra

El actual concejal de La U Severo Correa tiene a su hijo mayor, Carlos Andrés, en la Cámara de Representantes. Y ahora le ha dicho a personas cercanas a que no aspirará otra vez al Concejo en octubre y , en su lugar, pondrá a otro de sus hijos. Correa ha sido elegido consecutivamente desde 1990, primero como conservador y luego por La U en 2007, y fue uno de los concejales consentidos de la Administración de Samuel Moreno.

 
LOS QUE ASPIRAN

Otros confidenciales recientes

Jueves, Febrero 11, 2016 - 11:37
1
9765

El médico Wilder Lagares Gullozo acaba de ser reelegido gerente de la ESE de Magangué ‘Río Grande la Magdalena’, por decisión del alcalde local Pedro Alí. Lo curioso es que hasta hace unas semanas, Alí prometía públicamente intervenir la entidad por mal funcionamiento y presunta corrupción.

Así lo señaló el mandatario apenas lo eligieron (como consta en un video colgado en facebook). Y lo reiteró, ya posesionado, en un enérgico discurso ante el Concejo de la ciudad. Frente a los cabildantes, Alí le habló directamente a Lagares y dijo que lo que no es viable “hay que revisarlo y liquidarlo”.

Pero no es lo único que llama la atención en la reelección del funcionario. En el decreto en el que Pedro Alí lo vuelve a designar gerente, por postulación de la junta directiva de la ESE en donde Alí es presidente, se asegura que Lagares sacó cinco sobre cinco en una evaluación que hizo la junta en 2014 a su gestión.

Una fuente conocedora nos explicó que, con la crisis en el sistema de salud, no es muy usual que un gerente del sector en el país alcance ese máximo puntaje. Además, en la ESE de Magangué se vienen presentando reiterados reclamos de trabajadores por retrasos en los pagos de los salarios y de las prestaciones sociales. Esto último nos lo contó Óscar Torres, directivo en Bolívar del sindicato nacional de trabajadores de la salud (Anthoc): “No entendemos cómo (Lagares) obtuvo esa calificación”, dijo el líder sindical.  

Wilder Lagares llegó hace cuatro años a ese cargo luego de un concurso de méritos, pero en Magangué no son secretas sus movidas políticas. En las recientes regionales, por ejemplo, llevó a Leidy Polo al Concejo.

Polo es considerada la concejal de Lagares y obtuvo el aval de Cambio Radical gracias a la gestión del representante de ese partido, Hernando Padauí, de quien es aliada. El grupo de Polo votó por Padauí a la Cámara, por Nadia Blel (la hija del parapolítico Vicente Blel) al Senado y por Pedro Alí a la Alcaldía.

Como lo contó La Silla Caribe, el Alcalde de Magangué llegó con recursos y movimiento propios, pero apoyado por el charismo y Cambio Radical y por buena parte de la estructura de la condenada empresaria Enilce López alias 'La Gata'.

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 19:45
0
6002

Ayer, en su primera reunión de bancada del año, La U tomó la decisión de jugársela por la Defensoría del Pueblo.

Roy Barreras, co-presidente del partido, le dijo a La Silla que por unanimidad los 50 congresistas que estaban en la reunión de ayer acordaron pedirle al Gobierno la cabeza de esa entidad que quedó vacante tras el escándalo de Jorge Armando Otálora. Para eso, le pedirán que elija la terna que deberá presentar a la Cámara entre las hojas de vida que ellos pongan a su consideración.

“Sería un reconocimiento a la bancada más importante de la Cámara. Esperamos que el Presidente tenga la deferencia de considerar nuestra mejor propuesta”, agregó el representante de La U Didier Burgos a La Silla. “Tomamos la decisión de reclamar este reconocimiento a la bancada de La U”.

Por ahora suenan entre sus candidatos el secretario del partido, Carlos Negret, el ex candidato al concejo de Bogotá e hijo del senador Géchem, Eduardo Géchem. También el ex secretario del Partido, Oscar Rueda (aunque según Burgos se está postulando para la embajada China). Aunque algunos quisieran ver allí también al ex ministro Sergio Díaz Granados, esa aspiración no parece muy viable. 

A finales del año pasado La U se le rebeló al Presidente parándose de dos plenarias en las que discutían proyectos importantes como la ley de Zidres y el cupo de endeudamiento con el fin de que les de mayor representación en el Gobierno. Su presión se suma a la de los conservadores, que como contó La Silla, quieren mantener bajo su ala a la Procuraduría si finalmente cae Alejandro Ordóñez.

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 17:13
0
4175

Las dos fuerzas que de unos años para acá se enfrentan por el poder en La Guajira hoy están unidas por la magia de los acuerdos burocráticos y en medio del drama nacional por la crisis del pueblo wayuu.

Se trata de La Gran Alianza que llevó al desprestigiado Kiko Gómez y a Oneida Pinto al poder (liderada por el exsenador Jorge Ballesteros) y Nueva Guajira (cuya cabeza más visible hoy es el actual presidente de la Cámara Alfredo Deluque). Desde ayer ambos movimientos convergen en el gabinete de la gobernadora Pinto, a quien Nueva Guajira enfrentó en las pasadas regionales con el exalcalde de Maicao Ovidio Mejía.

Oneida, cuyo partido es Cambio Radical, le entregó a Nueva Guajira la dirección del Instituto Departamental de Cultura, en cabeza del publicista Rubén Magdaniel Pabón. El nuevo funcionario ya había estado en esa silla durante el gobierno de Jorge Pérez Bernier, otro de los líderes de ese grupo. Y había sido también precandidato a la Alcaldía de Riohacha para las regionales de 2011.

Este acuerdo político lo lideró el diputado de La U y de Nueva Guajira Gabriel Pinto Redondo.

Un miembro de Nueva Guajira y otro de La Gran Alianza le aseguraron a La Silla Caribe, por separado, que ante los problemas que hay en ese departamento, especialmente la sequía y la muerte por desnutrición de niños wayuu, hay un ambiente generalizado de "jalar para el mismo lado" y dejar atrás las históricas rencillas políticas.

Sin embargo, otros guajiros del mundillo político creen que detrás de esa "paz política" hay una estrategia de la recién llegada mandataria y su grupo para neutralizar a la oposición y evitarse críticas entregando puestos.

Páginas