Menú principal

Sábado Julio 11, 2020

Hace una semana el ministro de Ambiente Gabriel Vallejo firmó un decreto que permite que las truchas y las tilapias sean considerados como especies locales, lo que para muchos expertos pone en riesgo la biodiversidad del país, aunque le facilita la vida a los cultivadores de esos peces.

El decreto, que también firmaron los ministros de Agricultura Aurelio Iragorri y de Comercio Cecilia Álvarez-Correa, busca fomentar la acuicultura. Para ello, declara esas dos especies como peces domésticos (a pesar de que la trucha llegó a Colombia en los años 30 y la tilapia en 1986) lo que, según los científicos, significa que para criarlas ya no se necesitará licencia ambiental.

Eso le facilitará la vida a quienes las crían, que hoy tienen otras restricciones que revisan las CAR: no pueden liberarlas a la naturaleza, tienen que hacer las piscinas lejos de cuerpos de agua y tienen que pedirle a las corporaciones autónomas un permiso conocido como concesión de agua.

Con el decreto, las CAR saldrían del panorama y solo los vigilaría la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca.

El lío es que esa decisión, en el caso de truchas y tilapias, va en contravía de la opinión de los expertos y del mismo gobierno.

Hay al menos cuatro libros publicados por el gobierno Santos- que señalan que la trucha y la tilapia son especies de alto riesgo y a que la introducción de especies invasoras (como eran consideradas hasta ahora) es la segunda mayor causa de pérdida de biodiversidad en el país. Y en una resolución en 2008, el Ministerio de Ambiente incluyó dos tipos de rucha y dos de tilapia dentro de una lista de las 20 especies invasoras de mayor cuidado.

Además, la medida dejaría sin piso el protocolo de análisis de riesgo para especies introducidas y trasplantadas, que elaboraron en 2011 los institutos de investigación del Gobierno y varias universidades.

“Es ética y moralmente un adefesio y no debió firmarla el ministro de Ambiente, que debe proteger la biodiversidad. Viola todas las normas de control y manejo de biodiversidad, que pasan a un segundo plano en función de una decisión de intereses económicos, y viola la Convención Internacional sobre Biodiversidad”, le dijo a La Silla el biólogo marino Francisco Gutiérrez, profesor especialista en acuicultura de la Universidad Jorge Tadeo Lozano que hizo su tesis doctoral sobre especies introducidas y foráneas.

Perfiles relacionados: 
Gabriel Vallejo López
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2015-09-19 14:25
las CAR estan en la obligacion ambiental y de sustenibilidad de proteger la bidiversidad,,,,por favor señores,,,ayudemos tambien nosotros a protegela bidiversidad,,,,no a las especies nuevas,no,,,
Jue, 2015-09-17 22:15
La silla vacia dice: Como proyecto periodístico, lasillavacia.com es un espacio de información veraz, debate y pluralismo ideológico cuya idea es aportar a la construcción de la historia del país presente desde una óptica independiente, amplia y ajustada a los criterios de verificación a los que toda información debe responder. Es preocupante tanta desinformación, es bien sabido que en este país la acuicultura que es de interés nacional en casi todos los países del mundo, en Colombia no se puede desarrollar por que la entidades ambientales decidieron que la trucha después de 76 años de haber sido introducida al país (1939) por el gobierno para solucionar problemas de seguridad alimentaria y desarrollar la acuicultura y la tilapia introducida en 1978 con los mismos propósitos, en 2008 en Minambiente las declaró exóticas invasoras por que pueden dañar los ecosistemas. Sera que que durante los 76 años y los 37 años respectivamente el daño no lo hicieron.
Vie, 2015-09-18 08:35
El tema es mucho más profundo que hablar de truchas y tilapias. Con la aplicación de este Decreto se vuelven nugatorias todas las normas que exigen licencia ambiental para las especies introducidas, es decir, se abre la puerta a que pueda entrar cualquier especie foránea a nuestro territorio, ¿que puede significar esto?, que en el futuro se declaren como domesticadas especies de peces modificados geneticamente, más voraces y destructivos que los que existen en el momento. Es una muestra clara del afán causado por la ambición al dinero al no importar poner en peligro de extinción miles de especies de organismos nativos de nuestro país. ¿Para qué entonces nos ponen a ver Magia Salvaje? Para que en unos años solamente queden documentos históricos de las riquezas en biodiversidad que teníamos antes de competir en la producción de especies invasoras. Yo no quiero peces nativos en libros, quiero que sigan manteniendo el equilibrio natural de los ecosistemas que dejaremos a la descendencia!
Jue, 2015-09-17 16:05
Los asuntos técnicos o científicos pasan a un segundo plano cuando se trata de tomar decisiones que implican dinero. Los ministros y los funcionarios de las corporaciones lo hacen sin que les tiemble la mano y sin reato de conciencia alguno. Luego, cuando hayan salido del cargo, se dedicarán a escribir columnas en las que el tema principal es cuestionar todas las políticas ambientales del gobierno de turno y a dar consejos de cómo detener los desastres ambientales, que extrañamente olvidan, que fueron propiciados por ellos mismos. La eterna incoherencia de nuestra gente que una cosa es lo que piensa, otra lo que dice y otra, muy distinta, lo que hace. Valdría la pena que fueran citados estos dos ejemplares al senado, claro, si es que alguno de nuestros senadores sabe del tema. Lo dudo. No solo lo de la citación, sino también que algun congresista conozca del asunto.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Sábado, Marzo 7, 2009 - 14:14
0
10016

Tan solo un día después de terminar su período como magistrado de la Corte Constitucional, Jaime Araújo anunció en su blog que se lanzará como candidato a la Presidencia de Colombia. Los que lo conocen no se sorprendieron pues nunca ocultó en sus fallos sus inclinaciones de político.

Páginas