Menú principal

Domingo Junio 20, 2021

El presidente Juan Manuel Santos ya escogió su timonel para la Agencia Nacional de Minería: la abogada vallenata Silvana Habib Daza, que nunca ha trabajado en el sector que tendrá que regular, pero que ha sido la mano derecha de la súper ministra de Presidencia María Lorena Gutiérrez.

Habib, una abogada de la Universidad Santo Tomás, lleva trabajando tres años con Gutiérrez y es –según un funcionario del Gobierno- “la persona que le ayuda a resolver todos los líos a la persona que le resuelve todos los líos a Santos”.

Como directora para temas del sector privado en Presidencia, venía liderando la reglamentación del artículo del Plan Nacional de Desarrollo sobre los 80 proyectos de interés nacional (Pines) que el gobierno quiere priorizar en minería, hidrocarburos e infraestructura. Entre ellos están los proyectos de minas de oro de La Colosa y Gramalote de Anglogold Ashanti, Buriticá de Continental Gold y las de las tres mineras en la zona de Santurbán o la ampliación de las minas de carbón del Cerrejón, Drummond y Prodeco y de níquel de Cerromatoso, proyectos que tienen que interactuar permanentemente con la ANM.

Ahora tendrá a su cargo todos los procesos técnicos del sector que -como contó La Silla- vienen frenados, como fiscalizar todos los títulos mineros en el país, evaluar las nuevas solicitudes y velar por el cumplimiento y la prórroga de los contratos de explotación que existen.

Antes de eso Habib trabajó con el ex ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra, como su asesora de despacho a cargo de los temas en el Inpec y la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes, y fue gerente jurídica de Fiduprevisora.

Perfiles relacionados: 
Tomás González Estrada
María Lorena Gutiérrez Botero

Otros confidenciales recientes

Sábado, Marzo 7, 2009 - 14:14
0
10878

Tan solo un día después de terminar su período como magistrado de la Corte Constitucional, Jaime Araújo anunció en su blog que se lanzará como candidato a la Presidencia de Colombia. Los que lo conocen no se sorprendieron pues nunca ocultó en sus fallos sus inclinaciones de político.

Páginas