Menú principal

Miércoles Noviembre 13, 2019

La ex ministra de Cultura Paula Marcela Moreno anda muy cotizada por estos días. Después de que tanto Enrique Peñalosa como Óscar Iván Zuluaga le pidieran ser su fórmula vicepresidencial (y que ella declinara), acaba de ser nombrada en el consejo directivo de la Fundación Ford, una de las organizaciones filantrópicas más importantes del mundo.

Moreno -que fue la primera ministra afro en el país- lidera actualmente Manos Visibles, una fundación que promueve la inclusión social en comunidades afrocolombianas y que ha sido varias veces beneficiaria de la Fundación Ford.

La Fundación -que existe desde 1936- es uno de los súper poderosos del mundo de las ONG. Lleva más de medio siglo en Colombia y ha participado en proyectos tan exitosos como apoyar el crecimiento de la Universidad de los Andes o el nacimiento del ICA. Actualmente el grueso de su trabajo filantrópico está concentrado en la lucha contra la discriminación, la promoción del diálogo social en temas mineros y el empoderamiento de comunidades afrocolombianas e indígenas.

Entre sus beneficiarios en Colombia están Dejusticia, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), la organización afro Cimarrón, además de universidades como los Andes y Nacional. (También financia el cubrimiento periodístico que hace La Silla de temas mineros). Además apoya algunos proyectos gubernamentales, como los diálogos mineros que lideró Fernando Carrillo en el Ministerio del Interior y que murieron tras su salida del gobierno el año pasado.

Como una de las trece integrantes del consejo directivo, Moreno seguramente ayudará a seleccionar iniciativas que buscan mayor inclusión de comunidades afro en los países latinoamericanos.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2014-06-26 00:21
No sé por qué me recuerda a Condoleezza Rice.
Mié, 2014-06-25 13:14
Estoy de acuerdo con que el asunto debe ser de méritos. En estas dicsusiones de raza y gßénero, cunden chauvinismo y populismo. Sin embargo, yo opino que más que equidad o más que igualdad de oportunidades, el asunto es justicia. Creo que tú, al igual que Didundi, quie escribe, o cualquiera que use el lenguaje, tiene una estructura mental que le permite comprender unas cosas, pero también le impide comprender otras. Si se trata de igualdad, equidad o justicia, no veo entonces la necesidad de continuar una diferenciación que raya en la discriminación y en la ofensa, y que se aplicaría a todos por igual. De modo que no es un asunto de igualdad de equidad oportunidades, pues cada uno es diferente en su estructura mental, de necesidades, en dotes y en sus circunstancias. Es más un asunto de justicia: al que le falta, que se le dé, y al que le sobra, que dé más. Y que cada quien procure ser auténtico, y no igual a los demás.
Mar, 2014-06-24 16:00
A propósito del min justicia y la expresión: la primera ministra afro del país, hace tiempo me ronda una inquietud; es el min de justicia considerado no afro? Yo si creo q Paula es la 2a afro ministro, y felicitaciones.
Mié, 2014-06-25 08:36
Mi comentario quedo mal explicado, la verdad la intención era recalcar el cargo más importante al q ha llegado un afro en Colombia, y ese creo es el Minjusticia, precisamente como fiscal. Ahora: ‘’ él reconoce antepasados afro, pero no se identifica como tal’’; entonces la cuestión no es solo del color de la piel, sino de si nos identificamos o no?, en otras palabras ,si lo aceptamos. Pues aquí si veo muy mal parado al ministro con un trauma racial bastante fuerte. Nos tocara aceptar entonces q las curules d los afros ganadas por unos tal Jair acuñas-Bustamamantes, de verdad les pertenecen, xq ellos sin ser negros-tampoco blancos, x lo menos si se sienten así sea x oportunismo.
Mié, 2014-06-25 11:02
Señor Didundi, la consciencia de raza es casi tan difícil de desarrollar como la de clase. Sin utilizar el argumento marxista de alienación, en una sociedad donde el paradigma mestizo impone la ignoracia e invsibilización de las diversas etnias (a menos que hayas nacido en comunidades lo suficientemente cerradas como para hacerlo evidente), en una sociedad con "consciencia de blancos", que desmotiva la pertenencia a dichas etnias, es muy difícil reconocerse a sí mismo como una minoría. No es un "trauma" racial, pues no tiene efectos psicológicos como los de cualquier trastorno, sino un problema mucho más serio en cuanto a su aspecto sociocultural. En tal sentido, la exministra sigue siendo la primera afrocolombiana en ocupar un cargo tan importante en el país. Finalmente, el comentario de personas que utilizan curules especiales para su provecho no tiene lugar aquí. Y la relación entre esto y aquello no es, por lo demás, tan lógica como lo sugieres.
Mié, 2014-06-25 20:23
Señor Acidburn, este tema tiene de largo como de ancho, pero le resumo algo, uno puede cambiar de posición económica cuantas veces se lo proponga, pero de posición social jamás y menos de raza. El solo hecho de negarse y no reconocerse es ya un efecto psicológico. No nos vengamos con cuentos raros en este país como en la gran mayoría, la cuestión de raza está en el color y no precisamente en como hablas, ríes o lloras, como te vistes, caminas o bailas. Pero ya que les interesa el tema de color de piel,… x el momento veamos el color del alma: rreloj.wordpress.com/.../colombia-borro-de-la-historia-a-su-unico-presid. Pd: Hoy x Hoy el evento cultural + importante q se hace en Cali cada año, gira alrededor de la cultura negra del pacifico colombiano. ‘’FESTIVAL PETRONIO ÁLVAREZ’’. Agosto/2014
Mié, 2014-06-25 12:59
Acidbum, me pregunto si es importante reconocerse a si mismo como una minoría, como alguien que no es como los demás. De tu mensaje no me quda claro si tú insinúas que la diferenciación por raza es "buena o "mala". Qué quieres decir con "su aspecto sociocultural"?
Mié, 2014-06-25 11:11
Ay señor, su comentario neomachista no tiene mayor fundamento que su descuidada incomprensión de la crítica feminista activista. Es, en efecto, un orgullo la inclusión de la exministra en la directiva de la Fundación Ford, pero la presión argumentativa que hacen las activistas en favor de la inclusión de mujeres en altos cargos tiene su mérito también en relación a la mera posibilidad de esta inclusión. Por lo demás, no olvide que estamos en sociedades con orígenes claramente patriarcales, y es evidente que la falta de representación equitativa en los diferentes escenarios de una sociedad democrática es un problema.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Febrero 24, 2016 - 00:23
0
4467

En medio de versiones confusas, el hoy director de Gestión Riesgo de Santander y copresidente del Centro Democrático en el departamento, Ramón Ramírez, ha salido a defender la nota de Caracol Noticias en la que lo señalan de recibir más de $60 millones como miembro de la Unidad de Trabajo Legislativo del Senador Alfredo Ramos sin trabajar en ella. 

Primero dijo que durante todo el año pasado sí había continuado haciendo las labores por las que le pagaron legalmente desde agosto de 2014 (luego de su fallida candidatura a la Cámara) a enero de 2015 (fecha en la que le pidireron la renuncia, según las declaraciones del mismo senador Ramos, por malo); luego dijo que estaba trabajando para todo el Centro Democrático y no solo para el senador Ramos y completó diciendo que despachaba desde Santander. 

Ramírez  fue elegido en mayo de 2015, en la víspera del arranque de la campaña electoral de ese año, como copresidente del Centro Democrático, y pese a que al menos en el papel era funcionario público, participó activamente de todas las campañas a las que se sumó ese partido, incluida la de Didier Tavera, quien como contraprestación lo nombró en el cargo que hoy tiene.

Sin embargo, Ramírez, por estar cobrando salario en el Congreso como UTL, no podía hacer campaña política. Es decir, además de responder por haberse quedado con un salario que presuntamente no debía, (en eso coinciden desde el Senador, hasta la Oficina de Control Interno del Congreso que remitió la investigación a la Contraloría), la Procuraduría también podría entrar a mirarlo por participar en política y al mismo tiempo ser funcionario en el Congreso.

Sobre eso Ramírez también cambió la versión, y pese a que en toda la campaña el año pasado le dio declaraciones a medios en Santander, entre esos a La Silla, como copresidente del Centro Democrático, ahora dice que no hizo política; y las fotos en diferentes campañas se las atribuye a reuniones privadas.

En conversación con La Silla sobre su participación en política, se defendió preguntando si había dado algún discurso. Este medio encontró que sí lo hizo en un acto de adhesión de la campaña de Iván Aguilar (el entonces candidato del uribismo que fue sacado de la contienda por la Gobernación tras un fallo del CNE) a la de Didier Tavera.

Este es el primero de los nombramientos de Tavera que empieza a tambalear por presuntas irregularidades; falta ver si lo mantiene o si lo retira mientras los entes de control lo investigan. 

Ramón Ramírez (tercero de derecha a izquierda) durante la adhesión de una facción del Centro Democrático a la campaña liberal de Carlos Ibáñez por la Alcaldía de Bucaramanga. Foto tomada de redes sociales. 
Ramón Ramírez junto a candidatos al Concejo de Floridablanca en el cierre de campaña de Héctor Mantilla, en Floridablanca. Foto tomada de redes sociales.
Ramón Ramírez (primero de izquierda a derecha) junto a otros miembros de Centro Democrático en Santander y Danny Ramírez, alcalde de Piedecuesta. Foto tomada de redes sociales. 

 

Conversación de La Silla con Ramón Ramírez a través de whatsapp. 
Martes, Febrero 23, 2016 - 13:04
0
5833

Ayer, luego de varias reuniones, el ministro consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, terminó de ultimar detalles con el general Rafael Colón, de la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA), y llegaron a los 20 municipios de la primera fase de desminado para este año. La Silla conoció cuales son. Aquí está la lista.

Martes, Febrero 23, 2016 - 10:58
1
3192

Desde el 25 de enero, cuando la Corte Constitucional le reactivó una orden de captura por sus vínculos con los paramilitares, al médico zenú Pedro ‘el Indio’ Pestana no le han faltado las manifestaciones de apoyo entre los miembros de esa etnia indígena, en Córdoba y Sucre, donde los últimos 15 años ha construido su fortín político. Este fin de semana, los militantes de su grupo aprovecharon las corralejas que se celebraron en el municipio sucreño de San Antonio de Palmito, que hace parte del área de influencia del ‘Indio’, para expresarle su respaldo público.

En esa población del Golfo de Morrosquillo, algunos habitantes visten desde la semana pasada camisetas con el mensaje “De corazón soy pestanista y martinista”, en honor a Pestana y a su socio político Antonio Martínez Hernández, también indígena y requerido por la justicia por nexos con los paramilitares.

Ese apoyo “de corazón” se trasladó a las corralejas, que terminaron ayer. Allí los pestanistas y martinistas salieron al ruedo con pancartas en honor a los dos políticos prófugos, como lo muestran estas fotografías.

 

A Pestana y a su socio Martínez, el Tribunal Superior de Bogotá los condenó a seis años de prisión en 2009 porque en 2006 acordaron con el ex jefe paramilitar alias Don Antonio trabajar desde la etnia zenú a favor de las autodefensas. Pero, no han estado ni un solo día en prisión porque argumentaron haber pagado su condena en una cárcel indígena, en San Andrés de Sotavento. Ese argumento la Corte Constitucional lo dejó sin validez en enero pasado y de inmediato les ordenó a las autoridades la captura de ambos y su traslado a una cárcel ordinaria.

Como contó La Caribe, Pedro Pestana es un súper poder en Córdoba y Sucre porque ha consolidado una engrasada maquinaria electoral en los municipios de San Andrés de Sotavento, Chimá, Tuchín, Momil, Sampués y San Antonio de Palmito, gracias a la IPS Manexka, que fundó en 1998. Esa entidad le presta servicios de salud a unos 250 mil indígenas, quienes elección tras elección se convierten en potenciales votos para los candidatos respaldados por Pestana.

Pestana tiene hoy una curul en el Senado y otra en la Asamblea de Sucre, a través de sus hermanas Yamina y Ana, respectivamente; participación en el gabinete del gobernador de Sucre Edgar Martínez con la secretaria administrativa Acela Calderín, un diputado en Córdoba y la Alcaldía de Tuchín.

Páginas